martes, 27 de diciembre de 2016

Equipos de fútbol con el águila bicéfalas en el escudo


Este año no podrá celebrarse, ya que el Talavera perdió la categoría la pasada campaña y no coincidirán en Segunda B, donde el Toledo, el equipo de la capital de provincia marcha en segunda posición, tratando de recuperar la división de plata por la que se codeó en los 90. Ambos equipos comparten una simbología clara en sus escudos. Una corona encabezando un águila bicéfala, y en el centro el nombre del equipo y un escudo, con un balón de fútbol en el caso del Toledo. Y una torre y dos vacas, cada una mirando a un lado, escudo de la ciudad de Talavera de la Reina. 

Como bien publicó la fantástica web Paladar Negro en su texto sobre símbolos compartidos preparó una bonita infografía sobre equipos que compartían el águila bicéfala en sus escudos. En ella se encontraba incluso el duelo griego entre PAOK de Salonica y AEK de Atenas, que incluso recibe el sobrenombre del clásico del águila bicéfala. 

No solo a nivel de clubes. Las Federaciones rusa, albanesa y montenegrina también cuentan con el águila bicéfala en sus respectivos escudos. Así como diversos clubes. El Konyaspor turco o los albaneses Mamurrasi, Çakrani, Domozdova. 


¿De donde procede esta simbología común que vincula a países tan diversos como España, Rusia, Albania o Montenegro en fútbol? Pero que también encontramos en municipios y ciudades de Alemania, Países Bajos Austria o Serbia. El águila de dos cabezas con las alas extendidas comenzó a ser utilizado por dinastía Paleólogo, que reinarían en el Imperio Bizantino los últimos tres siglos del mismo y se dotaron de dicho escudo. Sus enlaces con familias de Occidente comenzaron a extenderlo por Europa. En ocasiones se ha dicho que parte de su simbología pretendía representar ese punto de unión entre Oriente y Occidente.

Después el escudo fue empleado por diversas casas europeas. Carlos I lo introdujo en España y sería mantenido por la casa de los Austrias hasta el fin de su dinastía en el 1700. La Casa Real austriaca también hasta la proclamación de la República, y la separación de Hungría, tras la I Guerra Mundial. En Rusia se introdujo en el siglo XV a partir del zar Ivan III y se convirtió en uno de los símbolos nacionales. Con el trinfo de la Revolución Rusa fue apartado, hasta la desintegración de la URSS en que fue recuperado. Y esa influencia rusa hizo que se trasladase a otros estados como Serbia, Albania o Montenegro. En el caso de los equipos de fútbol griego, vino a partir de la llegada a las ciudades de Salónica y Atenas, de refugiados de Constantinopla procedentes de la guerra greco-turca (1919-1922). Ambos conjuntos, inspirados en ese origen bizantino, apostaron por incluir al águila de dos cabezas en sus escudos.

1 comentario:

El Chino dijo...

Futbol Y Pasiones Politicas y Paladar Negro, 2 pasiones <3