domingo, 8 de marzo de 2015

Catali, ex jugador del Albacete en las listas del PSOE

Yo creo que es algo que nos empieza a ocurrir a muchos. El fútbol actual produce pereza e indiferencia. El duopolio Madrid-Barça subyuga todo el panorama futbolístico nacional, y a los que no nos mola esto, gente que antes podríamos tragarnos seis u ocho partidos semanales, ahora nos dedicamos a ver el de nuestro equipo y que nos dejen en paz. Esto hace, que pueda recordar torneos como la copa de la UEFA de hace diez años, pero no quién ha estado este año en el grupo de la Champions del Madrid. Recordar alineaciones y jugadores míticos de Compostela, Mérida, Osasuna... pero no la del Valencia de este mismo año. Igual es la edad. Igual es el fútbol. Igual soy yo solo. Pero a mí me pasa. 

Y por eso, reconcilia encontrarse con algunas historias. Si digo Francisco Javier Mármol Rodríguez, quizá no nos venga a nada a la cabeza. Pero quizá con el nombre de Catali, sí. El capitán del mítico Albacete. El equipo que ascendió bajo la dirección de Benito Floro de Segunda B a Primera División en apenas dos años, con una superioridad en ambas categorías que catapultaron un ascenso meteórico. Que conseguía que por vez primera Castilla la Mancha viera fútbol de la máxima categoría. Y a punto estuvo de asomarse a Europa, siendo 7ª en su debut en primera división. Ya lo había preconizado nuestro protagonista. Desde el balcón del Ayuntamiento, celebrando el ascenso a Primera lanzó la frase "Tiembla Europa, que llega el Alba".

Benito Floro consiguió incluso saltar al banquillo del Real Madrid y convertirse en el entrenador de moda (aunque luego su carrera posterior ha resultado bastante menos provechosa). Nombres como Zalazar, Coco, Oliete fueron los artífices de esa proeza. Y el que los capitaneaba desde el centro del campo era Catali. Un muchacho del propio Albacete y surgido de la cantera del club.

Salvando el toque nacionalista, y el nivel alcanzado, pero su recorrido me recordaba un poco al del lateral Nacho del Compostela. Catali, un muchacho de la tierra, que practicamente desarrolló la totalidad de si trayectoria deportiva en el Alba. Se convirtió en figura. Fue participe de los mejores años del club de su tierra. Se permitió incluso anotar goles tan destacados como el de la primera visita del Barcelona al Carlos Belmonte.  Barça que ese año ganaría la Liga y la Copa de Europa, con Cruyff en el banquillo y con gente como Stoichkov, Koeman, Laudrup, Zubizarreta... Ese Barça no pasó del empate contra el novato Albacete.  

Catali, dejó el club con 32 años. Pero no quiso irse muy lejos.  Apenas salió para comprometerse con otros equipos manchegos, el Toledo que por entonces estaba en Segunda División. Y luego una pequeña etapa en el equipo de la localidad conquense de Quintanar del Rey. Catali no abandonó las tierra de la Mancha. Y tampoco lo ha hecho después de ser futbolista. Entrenó al Atlético Tarazona, club de la tercera manchega. Regentaba un bar con su nombre en Albacete, trabajó para el club como técnico llegando a ser segundo entrenador de Pepe Murcia e incluso como entrenador interino algunas jornadas en la 2009-10, cuando el equipo luchaba por la permanencia en Segunda. 

Ahora, Catali ha aceptado una propuesta para formar parte de la lista del PSOE que se presentará al Ayuntamiento de Albacete encabezada por Modesto Belinchón y que ya ha anunciado que de salir victoriosos, Catali ejercerá de concejal de deportes. Albacete, había sido una ciudad tradicionalmente gobernada por los socialistas, pero que en 2011 acabaron muy alejados de la mayoría absoluta del PP. Veremos si Catali consigue contribuir a la victoria y volver como edil al Ayuntamiento donde celebró los ascensos como futbolista. 

1 comentario:

@rroyo_edgar dijo...

Buen artículo, me identifico bastante con el primer párrafo.