miércoles, 21 de enero de 2015

Walter Tull, el futbolista que se convirtió en el primer oficial negro de Gran Bretaña

Hace poco se cumplía y conmemoraba el inicio de la I Guerra Mundial. La Gran Guerra que devastó Europa y le hizo perder su condición de potencia mundial. El conflicto se estima que se llevó la vida de 10 millones de personas a los que unir un innumerable número de desaparecidos, mutilados, heridos y personas que jamás pudieron continuar sus vidas. Muchas historias que merecerían ser contadas y destacadas. Pero posiblemente, la que resulta más interesante para este blog sea la que representa Walter Tull. Un autentico pionero que fue derribando diversas barreras raciales hace ya 100 años.

Primero como deportista. Walter Tull había nacido en una ciudad de Kent, al sureste de Inglaterra. Su abuelo había sido un esclavo africano llevado a América. Su padre nació en Bárbados y decidió emigrar al Reino Unido para ganarse la vida como carpintero. Y allí nació en 1888, Walter Tull, y sus cinco hermanos. Pero Tull muy de joven comenzó a recibir importantes golpes. Su madre falleció de cáncer. Su padre volvió a casarse y de hecho, proporcionó una hermanastra más, pero a los pocos meses el padre también fallecía. Con la perdida de sus progenitores. Tull y varios de sus hermanos en edad escolar ingresaron en un orfanato en Londres y ahí tuvo que empezar a hacerse un hombre sin más ayuda.

Y ahí fue donde emergió el fútbol, que comenzaba a crecer a pasos agigantados, por supuesto en Inglaterra, pero también comenzaba a popularizarse en el resto de Europa. Tull tenía condiciones como delantero y una amplía facilidad con el gol. Empezó a destacar en conjuntos amateurs, principalmente el Clapton FC, con el que obtendría varios títulos de aficionados. Y finalmente, las ofertas profesionales comienzan a rondarle. Él se inclina por una del Tottenham Hotspur. Estamos en 1909 y Tull tiene 21 años. Al debutar con el equipo londinenses, Tull se convierte en el segundo jugador negro en jugar en la máxima categoría inglesa. Sin embargo, este condicionante racial en un deporte mayoritariamente de blancos le convierte en uno de los focos de las gradas rivales. Insultos, desprecios, comentarios hirientes... 2 goles en 10 apariciones son su bagaje en los Spurs, antes de empezar a perder protagonismo. En 1911, pasa a las filas del Northampton Town, también de la primera división, y con el que permanecería tres campañas más y disputaría más de 110 encuentros ligueros. Según se publica, Tull tiene un acuerdo con el Glasgow Rangers para la próxima temporada. Pero el inicio de la I Guerra Mundial altera los planes, y en diciembre de 1914 decide alistarse en el Ejército.

Se le destina al Regimiento Middlesex y la guerra le hace dar el salto a Europa, tomando parte en hasta seis batallas a lo largo de los años que dura el conflicto. En la batalla de Ancre en noviembre del 16 (considerada inicio de la primera batalla del Somme), en Messines en junio del 17, en la batalla de Passchendaele entre julio y noviembre del 17, acudiendo también a la ofensiva de Menin Road Ridge ese septiembre . En 1918 en marzo tomará parte en la segunda batalla del Somme y ahí es donde resultará herido de muerte. Su cadáver se perderá en el conflicto y jamás será recuperado. Antes de esto, Tull, a base de sus acciones había ido promocionando en las Fuerzas Armadas. El inicio en la batalla del Somme ya le valió el ascenso a sargento. Y en mayo de 1917, era ascendido a subteniente. Pese a que el código militar prohibía que un negro o mulato alcanzase el rango de oficial, los méritos y acciones del futbolista le valieron para alcanzar ese escalafón. Se convertía en el primer oficial de raza negra del Ejército británico. De nuevo Tull derriba otra barrera como le había sucedido en el fútbol.

Ahora su nombre y su historia ya figuran como posible para ser llevado al teatro o al cine. Algunas voces reclaman que se le conceda la Cruz Militar a título póstumo. De momento, este año, la Fabrica de la Moneda incluyó su rostro entre la tirada conmemorativa del primer centenario de la Gran Guerra. 

1 comentario:

Jesús Esteve Yagüe dijo...

Hola, me gusta mucho tu blog. Yo acabo de estrenar uno sobre deportes, me gustaría que intercambiásemos enlaces. Yo ya te he añadido a mi Blogroll. Este es:

http://tecnicaindividual.blogspot.com/

Un saludo!!