miércoles, 30 de diciembre de 2015

Claudio Ranieri y su renacimiento

Una vez comencé a preparar un artículo sobre los entrenadores italianos que habían pasado por España. Iba relacionado a uno de los textos más leídos en la historia del blog, "Las abundantes simpatías fascistas en el fútbol italiano" (agosto 2012). A Capello se le escaparon unas declaraciones elogiando a Franco, que luego intentaron ser matizadas. Mucho más reciente Arrigo Sacchi decía que había demasiados negros en las categorías inferiores de Italia y que por ello Italia no tenía dignidad ni orgullo, pero rechazaba que sus declaraciones tuvieran tintes racistas. Así que me dio por mirar al bueno de Ranieri, y a aquel breve paso de Gianni de Biasi por el Levante, un hombre que no hizo mala campaña con lo que se encontró en Valencia y que ahora ha conseguido cierto reconocimiento por su meritorio papel con Albania.

Claudio Ranieri es desde luego un técnico ampliamente conocido. Larga trayectoria que le ha llevado a dirigir en cuatro países, y además de estar un tiempo (desastroso, eso sí) al frente de la Selección de Grecia. En España, le pudimos ver en Valencia y en el Atlético.

Mucho antes de eso, Ranieri era un chico nacido en Roma, que con nueve años se colaba en el autobus para presenciar los Juegos Olímpicos de 1960. Quizá eso sirvió para despertarle pasión por el deporte. Mientras el resto de sus hermanos continuó con el oficio familiar de carnicero, Ranieri se esforzó para acabar el colegio y destacar en el fútbol. Y a base de esfuerzo, de adaptarse a jugar de defensa fue escalando en la Roma. Hasta hacer su debut en la serie A de la mano del mítico Helenio Herrera. Después jugaría con el Catanzaro ocho campañas, con ascensos y descensos entre la serie B y la máxima categoría, para acabar disputando el final de su carrera en Sicilia, primero en el Catania y luego en el Palermo.

Ranieri, no se alejó del fútbol y se convirtió en entrenador. Y pronto comenzó con éxitos destacados. Tras breves experiencias en equipos menores, su primera hazaña fue hacerse cargo del Cagliari, al que ascendió de la serie C1 a la A, y consiguió mantenerlo en la máxima categoría. Después tuvo que lidiar con un Napoli posMaradona, y pese a obtener una decente cuarta plaza y consolidar a un joven Gianfranco Zola, el club no terminó de quedar satisfecho con su tarea. Su siguiente destino fue una Fiorentina, que afrontaba un año en serie B, y de nuevo Ranieri supo rescatarla, devolverla a la máxima categoría y no suficiente con esto, levantaría la Copa de Italia de de 1996. El año siguiente supera al Milan en la Supercopa y tras quedar en mitad de la tabla cierra su ciclo en Florencia. 

Inicia la temporada sin equipo, y de repente, alguien en Valencia decide fijarse en él para sustituir a Jorge Valdano, que inició la campaña de 1997 con tres derrotas consecutivas. Ranieri se hace cargo del club ché, y pese a ser recibido con bastante recelo (se dudaba de su estilo defensivo, para una plantilla diseñada para Valdano.). La prensa tuvo razón. Romario, petición expresa de Valdano fue rápidamente devuelto a Brasil. El Burrito Ortega, pasó a un papel secundario. Los jugadores criticaron al entrenador sin tapujos, pero Ranieri a base de trabajo y resultados supo ganarse a club y afición. Consigue entrar en Europa vía intertoto. El año siguiente se mete en Champions y un destacadisimo Valencia levanta la Copa del Rey tras vencer en la final al Atlético por 3-0, endosar un 6-0 al Madrid en Semifinales y haberse cargado al Barça en cuartos tanto en la ida como en la vuelta. Saldría de Mestalla con admiración, algo nada sencillo en una de las aficiones más exigentes de España con sus entrenadores. Su destino sería el Atlético de Madrid, por entonces en mano de la familia Gil. E iniciaría la desastrosa campaña que terminaría con el descenso a segunda del club. Ranieri dimitió a mitad de temporada cuando el conjunto colchonero ya se encontraba bajo administración judicial.  

De España, dio el salto a un Chelsea de la época preAbramovich. También fue recibido con dudas. Un inglés escaso, mayor simpatía por su predecesor, el también italiano Vialli. Y el caso es que no tuvo un mal papel. Se le exigió entrar en Europa y lo hizo. El año siguiente, llegó el ciclón Abramovich. Su nombre parecía ser el primero en salir, pero la imposibilidad de contratar a Sven Goan Erickson le hizo mantenerse en el cargo. Alcanzó semifinales de Champions, hizo un plantel interesante y comenzó a sentar las bases del nuevo rico Chelsea. Con una buena indemnización para dejar paso a Mourinho, se encontró la llamada de nuevo del Valencia. Campeón de Liga y de UEFA pero sin ocupante en el banquillo ya que técnico Rafa Benítez había puesto rumbo a Anfield. "Si el Valencia me llama, voy nadando", llegó a afirmar. Pero la segunda etapa en Mestalla resultó horrible. Eliminado en febrero de la UEFA por el Steaua de Bucarest, alejado de las posiciones destacadas en Liga... el crédito y su cariño se esfumaron y fue despedido en pocos meses. 

Hubo que esperar dos años de descanso para volver a ver a Ranieri al frente de un equipo. Sería en 2007 en el Parma, regresando a Italia, y salvando al equipo del descenso. Así que, su buen hacer hizo que se le ofreciera uno de los banquillos más codiciados de Italia. La Juventus que acaba de conseguir el ascenso a serie A de la mano de Didier Deschamps. Pero el técnico francés no continua en el equipo turinés y el elegido es Ranieri. Con él, la Vechia Signora consigue también retornar a la Champions, pero permanece alejada del título, y es destituido a final de temporada.

De nuevo tendría ofertas de banquillos golosos. La Roma, el club donde se formó de niño, le brinda la oportunidad de dirigirlo. Pese a sus conflictos con capitano Totti, el club finaliza su segundo a apenas dos puntos del Inter y roza el scudetto, también el Inter le impide levantar la Copa. Dos años después curiosamente pasará a dirigir al equipo milanés. La apuesta de Moratti para intentar reconducir al club desde la marcha de Mourinho, también fracasa con Ranieri. El equipo termina el año alejado de cualquier posición destacada...

Y de nuevo, Ranieri comienza una etapa sorprendente. Es el elegido por otro de los nuevos ricos europeos, y que a su vez debe protagonizar un rescate desde serie B, como en sus orígenes con Cagliari o Fiorentina: El Monaco. Ranieri diseña de nuevo un conjunto interesante, que sube sin problemas y en el siguiente año, pelea con PSG aunque finalizará segundo en la Ligue francesa. 

En 2014, Ranieri se aventura en su primera etapa como seleccionador nacional. Lo hace con Grecia, un país que estuvo en octavos en el mundial, apenas unos meses antes y que cayó en penaltys frente a Costa Rica. Sin embargo, el conjunto heleno toca suelo con el técnico italiano. En la fase de clasificación a la Eurocopa 2016, protagoniza sonrojantes derrotas. Parte desde el bombo 1 entre las selecciones más poderosas y sin embargo, finalizará la clasificación última de su grupo. Pierde todos los encuentros en casa salvo el último, incluyendo el duelo contra las débiles Islas Feroe. Ranieri es despedido sin discusión.

¿Sería el final para un entrenador de 64 años? Cuando dan el salto a dirigir selecciones, suele ser sintoma de ganas de reducir carga de trabajo... pero sin embargo, Ranieri recibió una oferta del modesto Leicester de la Premier League. Como sucedió en Valencia, como sucedió en el Chelsea, se le recibió con amplías dudas, cuasidesprecios... y ahora seis meses después, y finalizada la primera vuelta, el Leicister sigue en lo alto tras la primera vuelta. Comienzan a surgir los rumores de si el equipo aguantará. De si, de verdad, puede ganar la Liga... Veremos, pero desde luego Claudio Ranieri no estaba acabado aún...

jueves, 10 de diciembre de 2015

¿Justicia ciega?

En ocasiones, hay hechos que nos hacen aprender de derecho. La gente se documenta, habla con amplios conocimientos jurídicos, revisa normas y reglamentos y se lanza a opinar sesudamente. La cagada del Real Madrid en la copa del Rey, propició que surgieran diversos debates en twitter y en los medios. En vez de buscarse la decisión más simple, y correcta, la gente trató excusar al Real Madrid, aún a sabiendas de que los argumentos eran incorrectos. La memez del ciclo de amonestaciones del artículo 122, finalmente fue deshechada, y al final se optó por intentar justificar un defecto de forma en la no comunicación de la sanción. Igualmente débil y vacío, en un intento de luchar hasta el final y salvar una cagada, de la que no sabemos quien es el responsable pero que conllevaba la eliminación del Real Madrid.

Hay una cosa que me sorprende más de este asunto. Realmente, lleva un tiempo ya rondándome la cabeza. La justicia debe valorar hechos y no personas, siendo igual para todos, etc, etc... Todo esos argumentos teóricos y bonitos. La Justicia no solo debería ser ciega, sino que las que lo Administran también deben ser imparciales. No solemos reparar en que juez te ha caído, sino en el número de juzgado donde has de acudir. Debemos pensar que todos los jueces actuarán bajo las mismas leyes y criterios, y por tanto, tu procedimiento no se verá afectado, en caso de que te juzgue un juez u otro. De ahí el problema, y en muchas ocasiones, acompañado de aplausos y jolgorio de los jueces estrella. Que se creen más importantes que los propios asuntos que tratan.

En el fútbol, la figura del primer administrador de justicia es inevitable que quede marcada. El árbitro tiene rostro, cara, procedencia, un amplio curriculum e incluso, muchos aficionados tenemos buena memoria para recordar que el mismo colegiado nos robó en alguna ocasión anterior o no actuó de la misma manera con una acción similar y que ahora nos perjudica... Es inevitable. Pero superado el trío arbitral. Nadie ponía cara a quién integran los diversos Comités que ponen sanciones, valorar recursos, deciden si un hecho merece un partido de sanción o varios...

Yo hace un tiempo me enteré que un catedrático de derecho había sido en su día un miembro de uno de estos Comités. Son gente anónima, normalmente procedentes de facultades de Derecho, que se reunen, dictaminan y labor cumplida. Sus nombres no salían en los medios. Sin embargo, ultimamente empieza a ser habitual lo contrario.

La denuncia anónima (gilipollesca, vamos) de un abogado que decía actuar en nombre de un linier para perjudicar al Barça, en el clásico, acabó arrojando que un vocal del comité de árbitros había militado en Falange. Esta semana veíamos titulares como "El futuro del Real Madrid en manos de este hombre" y sacaban toda la obra y gracia del Presidente del Comité de Competición... Hoy el As decide sacar a los miembros de apelación... "pocos datos se conocen" de ellos, dice el artículo. Y ojalá siguiera así y no estuvieran ahora también yendo machaconamente a buscar sus antecedentes, revolver sus decisiones y sembrar dudas a trabajos que no son individuales sino de organismos y comités específicos.

domingo, 11 de octubre de 2015

Albert Jorquera, el mito de la caverna

Era preferible esperar a que pasarán las Elecciones Catalanas para no avivar más polvareda. Luego, John Carlin en EL PAIS hizo un interesante resumen. Desde Madrid, no hacemos distinciones. No solo se critica a Cataluña o al País Vasco como entidades colectivas, sino que frecuentemente se habla mal de "los catalanes", "los catalufos"... También de los vascos. Los "putos vascos". No se hacen distinciones. Se dispara así. Y si hay que inclinarse, se odia a todo lo que se puede asociar a ello. En el fútbol, por ejemplo, a sus equipos. Pero así, con muchas cosas. A veces, los separatismos también se alimentan con fuerza, del desprecio que reciben desde el otro lado. Y en España, sucede mucho. 

Entre medias recordé el caso de Albert Jorquera. Posiblemente uno de esos votantes de Junts pel Si de las últimas elecciones. El ex portero ingresó en CiU en 2011 y llegó a ir en la candidatura del partido para el Ayuntamiento de Girona, sin obtener su acta de concejal. Era un rostro conocido. Canterano del Barça, para el difícil puesto de portero. Fue escalando en el club, tuvo que probar cesiones en Ceuta o en Mataró para acabar debutando en primera división en 2004 en el Camp Nou con el Barça de Rijkaard. En Liga, solo se le pudo ver en siete ocasiones hasta 2007. En Champions, apenas un par. Con actuaciones solventes, aunque por supuesto, muy a la sombra de otro canterano como Victor Valdés. Entre 2004 y 2007, Jorquera formó parte de un equipo que conquistó dos ligas y una Champions. Sabía su condición de suplente y de jugar por indisposición del titular. Y parecía cumplir, y contar con confianza y apoyo de entrenadores y afición.

Pero Jorquera vio destrozada su carrera en un partido amistoso. Posiblemente, se hubiera cansado de su papel secundario en un grande y como otros porteros canteranos de Madrid o Barcelona, se hubiera marchado a otro destino. Pero cuando defendía la portería de la Selección Catalana en 2007, una mala salida en un corner, acabó provocando que se rompiera el ligamento cruzado y propiciándole una lesión de más de siete meses de recuperación. El portero fue retirado en camilla del campo con evidentes síntomas de dolor.

Para más inri, el partido en el que se rompió Jorquera era un Cataluña-Euskadi. Y en pleno 27 de diciembre, con la liga parada y escasez de noticias deportivas. Su lesión tuvo bastante protagonismo en la sección de deportes de los informativos. Y supongo que en todos los lugares con odio al catalán. Pero desde luego en Madrid, hubo motivo de mofa, burla y escarnio. Por apuntarse a ese partido. Por considerar que jugar con Cataluña es una cuestión que merezca estos resultados. Jorquera se convirtió en un blanco sencillo, de chistes, de insultos, mofas y de descargar ese odio anticatalufo...

El Barça incorporó a Pinto para sustituirlo, que se afianzó y tuvo buen rendimiento y bastante protagonismo, tanto en la Copa del Rey, como tras la lesión de Valdés. Jorquera, dejó el Barça dos años después, sin volver a jugar un partido oficial con el club culé. Se comprometió con el Girona, que militaba en 2ª, y volvió a saborear la titularidad, pero con 31 años, decidió retirarse y volcarse en negocios familiares. Pese a su pequeña actividad política, y un paso por el Llagostera como entrenador de porteros, Jorquera no ha mantenido excesivo protagonismo mediático. Quizá, asqueado del trato recibido desde lejos, cuando se destrozó el ligamento y encima vio su nombre convertido en motivo de escarnio.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

El minuto de silencio por el 11-S abucheado en Estambul



El otro día, en el post sobre el partido que disputó el Kansas City Wizards al día siguiente de los atentados del 11-S, Mr Quely dejó en comentarios que recordaba que la hinchada del Galatasaray abucheó el minuto de silencio en su partido de Champions frente al Lazio.

Efectivamente, como ya es notorio, la UEFA no quiso suspender la jornada y los partidos programados se disputaron. En el Ali Sami Yen, el Galatasaray se impuso 1-0 al Lazio que entrenaba Dino Zoff y que tenía un equipo plagado de figuras (Peruzzi, Stam, Nesta, Couto, Simeone, Favalli, Pancaro, Inzaghi, el Piojo López o Mendieta, entre otros. Antes del partido, los jugadores guardaron ese respetuoso minuto de silencio. Pero efectivamente, la hinchada del Galatasay, no. Y lo acompañó de pito y abucheos.

ANTERIORMENTE EN EL BLOG:
Ese minuto sobrecogedor

lunes, 14 de septiembre de 2015

Oriol Rosell solo jugaría con Cataluña

Quizá su nombre no sea muy conocido. Oriol Rosell, canterano del Barça, que llegó a jugar con el filial en la campaña 2011-12. y actual futbolista del Sporting de Lisboa, donde comienza ahora su segunda temporada con 23 años. Entre medias, Rosell estuvo tres años en la Liga estadounidense enrolado en el Kansas City. Con el equipo américano conquistó los formatos equivalentes a los torneos de Copa en 2012 y de Liga en 2013, y se convirtió en el primer jugador español en inscribir su nombre entre los campeones estadounidenses. Además el jugador en la celebración, decidió acompañarse de la estelada. Sus actuaciones destacadas, animaron a Gerard López a incluirlo en la convocatoria de la Selección Catalana para el encuentro de 2013, que les enfrentó a Cabo Verde en Montjuic.

Junto a Rosell, como siempre Cataluña presentó un equipo con nombres destacados. Cesc Fabregas, Piqué, Busquets, Jordi Alba, Sergio Garcia, Bojan, Capdevila, Codina, Aleix Vidal o Sergi Roberto fueron algunos de los que se impusieron por 4-1 a los caboverdianos. 

La verdad es que su rostro, pese a su buen hacer en Kansas, completado además con esos títulos, se enmarcaría entre los menos conocidos del combinado catalán. Pero sin embargo, sí hizo una cosa poco habitual. Habló sin tapujos de que rechazaría cualquier convocatoria de la Selección Española. En la web de la Plataforma Pro Seleccións fue claro:

Diría no a la selección española. “Lo primero son mis ideales, lo que pienso. Si me dijeran de ir y aceptara, yo sería el primer desilusionado. Me rompería el corazón a mí mismo. Está claro que no iría convocado. En cambio, jugar con la selección catalana absoluta y representar a mi país, con toda la gente apoyándome, es un sueño”.

Evidentemente, con 21 años y jugando en la Major Soccer League, Oriol Rosell nunca había sonado entre los futuribles de Del Bosque. Ni siquiera, había sido citado en categorías inferiores. Y pese a su salto a un equipo puntero como el Sporting de Portugal, su nombre tampoco se ha mediatizado en España, para que su renuncia resultase polémica. Sin embargo, es de los pocos que se ha atrevido a hablar y manifestarse con claridad. Él no se siente español y rechazaría una convocatoria de la Selección Española.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Sporting Cristal-Kansas City Wizards, el partido que se jugó al día siguiente del 11-S


Imposible olvidarlo. De esos días que conmocionan el mundo. El 11 de septiembre de 2001, el secuestro de cuatro aviones comerciales a manos de terroristas de Al Qaeda se convirtió en el mayor ataque recibido por EEUU. Casi 3000 muertos, 6000 heridos, 24 desaparecidos en un ataque que acabó con las emblemáticas Torres Gemelas de Nueva York, golpeó el Pentágono y un cuarto avión que no alcanzó su objetivo y se estrelló en Pensilvania. Son de esos días que se guardan en la memoria, y años después se convierte en habitual el contar "que se hacía ese día". El 11-S alteró el orden mundial. Algunos dirán que supuso el comienzo del siglo XXI. El mundo inevitablemente cambio después de esos ataques. 

El país entero se detuvo desorientado y bien por la convulsión, por guardar el duelo o simplemente por imposibilidad material sus actividades se vieron afectadas. Por supuesto entre ellas, el deporte. La Major League de Béisbol suspendió la jornada, algo que no sucedía desde el Desembarco de Normandía en 1944. Lo mismo hizo la NFL de Hockey. La NBA, en plena pretemporada detuvo los encuentros de preparación. La Ryder Cup que preparaba su 34ª edición, fue suspendida hasta el año siguiente, algo que tampoco había ocurrido desde el parón por la II Guerra Mundial. El Madison Square Garden que debía albergar el combate de boxeo que unificase el campeón de peso medio entre Bernard Hopkins y Félix Trinidad tuvo que aplazarse dos semanas... Sí que acabó el US Open de Tenis. La final se disputó dos días antes, y Hewitt se impuso a Sampras. El campeón salió de Nueva York ese mismo día 11 a primera hora, y cuando su avión aterrizó en Sydney, una azafata les informó de los sucesos que se habían producido
Etoo, Luque, Marcos y Campbell guardan el minuto de silencio
  en el Mallorca-Arsenal
¿Y el fútbol? En Europa, ese día daba comienzo la Champions League. Hubo dudas sobre qué hacer. Y la UEFA sorprendentemente, se negó a suspender la jornada, motivada posiblemente por lo apretado del calendario. Ese día el Real Madrid ganó en el Olímpico de Roma, el Mallorca hacía su debut en la máxima competición continental en su estadio y vencía al Arsenal... Hubo fútbol en Liverpool, en Moscú, en Estambul, en Gelserkichen, en Nantes o en Kiev... Todos los campos guardaron un riguroso minuto de silencio, pero los partidos se jugaron. Sin embargo, la jornada que debía disputarse el día 12, sí que fue aplazada en señal de duelo. Practicamente todos los compromisos deportivos de las fechas cercanas, se vieron afectados y optaron por suspenderse.

Pero, el caso más increíble fue el que le sucedió al Kansas City Wizards, que en aquel momento se encontraba disputando la Copa Merconorte, un extinto torneo continental de la federación sudamericana de fútbol y que enfrentaba a equipos de Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia, y en el que posteriormente también tomaron parte clubes de México, Costa Rica y EEUU. El 11-S el equipo estadounidense, dirigido por Bob Gansler, seleccionador de EEUU en Italia 90 y en el que se encontraban rostros conocidos como los del portero Tony Meola o el del centrocampista Michael Vermes se encontraba ya en Lima, preparando el encuentro de la fase de grupos que le enfrentaría al día siguiente contra el Sporting Cristal.

Pero las noticias golpearon a la expedición. Desde el hotel de Perú, a la hora del desayuno, se llamaban de habitación en habitación alucinados "Enciende la televisión" era la consigna más repetida "No es una película. Es la CNN" le decía Meola a su compañero de habitación Nick García que recién levantado presenciaba las imágenes sin darlas créditos. A través de la tele asistían como su país, la nación más poderosa del mundo, estaba siendo atacada y golpeada en algunos de sus símbolos más importantes. Todos presenciaban perplejos, como todo el mundo, los ataques terroristas. En el equipo, por supuesto, había gente cuya familia residía en Nueva York y de los que no sabían nada ante el colapso y el caos de las comunicaciones. 

Más sorprendente aún que la propia UEFA, la Conmebol decidió que no había ningún motivo para suspender el encuentro y mantuvo el compromiso de que el 12 de septiembre, un día después de los atentados que cambiaron el mundo, el Kansas City Wizards disputase su partido. Entre jugadores y cuerpo técnico ya se había producido un fuerte debate. ¿Era correcto jugar mientras en Nueva York todavía se rescataba gente y se comenzaba a contar muertos?

Algunos jugadores no querían hacerlo, entre ellos los más conocidos, el neoyorquino Meola o Peter Vermes. Pero el entrenador y su cuerpo técnico, terminaron por convencerles. Consideraron que era mejor salir, jugar, e intentar distraerse que estar recluidos en un hotel atendiendo los servicios informativos. Tuvieron que dar la cara y saltar al terreno de juego. El equipo, ingresó en el estadio bajo unas fuertes medidas de seguridad, y los aficionados rivales, habitualmente hostiles contra equipos estadounidenses mostraron un respeto escrupuloso ante la magnitud de la desgracia. El resultado, en el fondo lo de menos, finalizó con la victoria del Sporting de Cristal por 2-1.

El problema, es que a los futbolistas todavía les quedaba afrontar el regreso. EEUU continuaba con el espacio aéreo cerrado, y se vieron obligados a permanecer en Perú, barajando diferentes alternativas. Pese a que alguna mañana salieron a entrenar, seguían pendientes de cualquier noticia que aparecía en los medios. Ante la imposibilidad de fletar un avión privado, tuvieron que prolongar su estancia tres días y finalmente acabaron retornando en vuelos regulares y por separado, dando prioridad a los que tenían familiares en las zonas atacadas. También fueron los primeros en experimentar la psicosis y el cambio en la seguridad en los aeropuertos. Y es que tanto su país como el mundo había cambiado desde que lo habían abandonado el 10 de septiembre.

La decisión de jugar sigue resultando polémica. Fueron el único evento deportivo que no se suspendió tras el 11-S. El capitán del equipo y su rostro más conocido, el portero Tony Meola, mostró su arrepentimiento:

Meola: "To this day, the biggest regret of my career is not standing up for what I believed in and playing in that game. We were the only American sports team to play a game on or immediately after 9/11".

Más información:

jueves, 10 de septiembre de 2015

¿Qué futbolistas apoyan Guanyarem? ¿Hay que preocuparse?

Es curioso, como uno encuentra hoy en los medios con Piqué en la diana, y anunciando que mañana mismo comparecerá en rueda de prensa. Pero hoy de momento, uno se encuentra diversos titulares que parecen mostrar un nuevo desafio del defensa internacional. Parece que Piqué sea un nuevo Manuel María González y que esté lanzando proclamas a diario que conduzan a la guerra... Piqué (junto a Cruyff y Anna Tarres) se suman a Guanyarem (El País), Piqué pasa de los pitos y se suma a la plataforma catalanista Guanyarem (El Confidencial), Piqué se adhiere a Guanyarem en plena polémica (ABC)... La verdad es que uno, si no profundiza en los artículos parece que la prensa nos presenta un nuevo reto. De nuevo, una de sus polémicas simpatías nacionalistas (nunca reveladas, salvo el poco definido "estar a favor de una consulta") y que le asemejan bastante a otros ex internacionales como Xavi o Puyol, que, al menos publicamente, parecen moverse en esa línea

¿Que es eso de Guanyarem? ¿Hemos de preocuparnos? ¿Es algo ilegal? ¿Le van a pitar más? Bueno, eso seguro. ¿Pero es razonado? Si uno entra en la web de Guanyarem, en la que se recoge y explican los motivos que impulsan la plataforma ve:
L’esport, com a motor històric de la societat catalana, exemple de la seva modernitat i de la seva capacitat associativa, eina integradora dels nouvinguts i com a element bàsic de cohesió social i de foment de la salut, sempre ha estat una part essencial de l’ànima del nostre país. 
Avui, més de tres milions de ciutadans fan esport de lleure, escolar o federat, cosa que situa Catalunya com un país esportiu per excel·lència, referent a Europa i a la resta del mon. Les federacions, els clubs i els esportistes han estat, són i seguiran sent pioners, símbols i referents  indiscutibles de la societat catalana, alhora que una gran escola de valors de convivència.

La verdad es que poca crítica puede hacerse. De hecho, habla de valores y elementos de cohesión. Pero no parece entrar en debates políticos e ideológicos. No es un renacimiento de Terra Lliure pidiendo retomar las armas y luchar por la independencia. No parece que sea una proclama que arremeta contra nadie. No parece malo que un campeón del mundo como Piqué se sume a la plataforma...

Y en ella, hay futbolistas de todos tipo. Independentistas confesos, como Oleguer o Guardiola, algunos con menos voz pero que según parece simpatizan con la causa, Oscar Garcia Junyent, Gerard López, extranjeros, pero con etapas en el Barça que apoyan la plataforma, como Abidal, Giuly (que además de internacional con Francia, también jugó diversos encuentros no oficiales con la Selección de Córcega), Stoichkov (que llegó a capitanear a Cataluña en 1990) o Albertini, los antes mencionados internacionales y campeones del Mundo Xavi y Puyol. Pero vemos infinidad de apoyos más... En la plataforma figuran los actuales presidentes de Barça y Espanyol, Bartomeu y Collet (también Laporta), a ex jugadores y ahora entrenadores como Sergi Barjuan, Sergio o Rubí, jugadores con pasado perico como Coro, Lardín, Verdú o culé como Muniesa o el actual Sergi Roberto. A otro campeón del Mundo como Capdevila. Al ex Chelsea y ahora Southampton, Oriol Romeu, a los ex seleccionadores catalanes como Pichi Alonso, Pere Gratacos y al mismisimo Johan Cruyff... Incluso al presunto españolista y del que circula la leyenda urbana que se negó a acudir a la Selección Catalana, Raúl Tamudo. De nombres actuales pues por ejemplo no aparecen Busquets o Cesc, así a primera vista... 

Desde luego un cumulo amplio, variado y que no responde a una uniformidad ideologica. Precisamente, ese sea el objetivo de la plataforma Pero no parece una asociación de malhechores, ni que haya motivos para preocuparse... a ver que dice Piqué mañana. Igual un día se harta de verdad...

lunes, 7 de septiembre de 2015

Absjorn Halvorsen, el noruego que resistió al III Reich



No es la primera vez que mencionamos el caso de futbolistas implicados en los campos de concentración de la II Guerra Mundial. El ex internacional alemán Otto Harder acabaría dirigiendo un campo de concentración en Alemania, donde hallaría la muerte otro jugador internacional, en este caso el neerlandés Reim Boomsma. El noruego Absjorn Halvorsen, fue compañero de Otto Harder en el Hamburgo, pero ideológicamente hubiera tenido más en común con el resistente holandés. Y eso le llevo también a pasar varios años en un campo de concentración, aunque practicamente demacrado, consiguió sobrevivir y ser liberado al final de la Guerra.

Absjorn Halvorsen fue un joven noruego que mostró grandes dotes futbolísticas. Con 17 años hizo su debut al máximo nivel en el Sarsporg, el equipo de su ciudad. Después se convertiría en el jugador más joven en disputar una final, y en alzarse con el título nacional, puesto que su equipo se impuso por 4-1 al Brann en 1918. Con 19 años ya hacía su debut con la Selección Absoluta de Noruega, convertido en su medio centro titular, y con el conjunto nórdico participaría también en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920.

Sorprendentemente, Assi como se le conocía popularmente, partiría a jugar al extranjero, en una época en la que no abundaban esos traslados internacionales. Marcharía a Alemania, a trabajar en la compañía de transporte Sloman. El destino le llevó a Hamburgo, y allí un trabajador del club reparó en sus condiciones y le convenció para incorporarse al equipo de fútbol más importante del momento en el Norte de Alemania. Halvorsen de medio centro y Harder en punta conseguirían mantener esa senda triunfadora. Consiguieron levantar el título alemán en 1923 y 1928. Harder fue el encargado de abrir el marcador en ambas finales ante el Union Oberschonweide y ante el Hertha de Berlín. Por detrás le flanqueaba ese brillante noruego, perfectamente integrado en la Republica de Weimar. Trabajaba, hablaba alemán e incluso contrajo matrimonio con una alemana. Incluso, ese traslado a Alemania le acabó obligando a renunciar a la Selección Noruega, de la que se despidió en su 19ª internacionaldiad, precisamente en un partido en Hamburgo contra Alemania, en el que de nuevo, abriría el marcador, su compañero Harder.

Pero la llegada del Partido Nazi al poder, chocaría con los ideales democráticos de Assi. En 1931, pese a que  ejercía incluso como entrenador-jugador, el Hamburgo se adhiere sin duda a Hitler, y los símbolos del III Reich comienzan a adornar el estadio y las oficinas. Los jugadores en las presentaciones hacen el saludo correspondiente, excepto Halvorsen, que se niega y ante la incomodez de esa relación con los nuevos gobernantes, decide regresar a su país natal en 1934. Assi, decide retirarse como futbolista, pero sigue comprometido con el fútbol. Es nombrado secretario general de fútbol, de una pionera Federación de Fútbol noruego, y pasa a ocupar el puesto de Manager y Seleccionador. Él sería el encargado de dirigir al equipo noruego durante los Juegos Olímpicos de Berlín y conseguirían la medalla de bronce. El mayor hito del fútbol noruego. Durante el torneo además, la presumiblemente débil Noruega se impuso a la organizadora Alemania. Y en la tribuna, además estaba Adolf Hitler presenciandolo. Nadie esperaba ese resultado, había visitado y animado a los jugadores en el vestuario antes del encuentro, y de repente se encontró con una derrota por 0-2 que nadie pronosticaba. Alemania cayó eliminada, y Hitler, en su única presencia en un partido de fútbol acabó enfadado y molesto por la derrota. Esos Juegos Olímpicos no serían la única hazaña de Assi al frente de Noruega, también consiguió clasificar el combinado nórdico al Campeonato del Mundo de 1938. Una presencia que no se repitió ya hasta 1994.

Hasta que comenzó la II Guerra Mundial con el fin de frenar los planes expansionistas de Hitler. Noruega sería ocupada en 1940, y no sería liberada hasta el final de la Guerra en 1945. Halvorsen no había modificado sus pensamientos en este tiempo. Seguía siendo contrario a Hitler y a lo que representaba el partido nazi, así que, pese a que su puesto no parecía tener responsabilidades políticas, intentó emplearlo para ejercer una pequeña resistencia. Promovió el boicot a las competiciones que propugnaban los ocupantes, llamó a deportistas para que no participasen, se negó a colocar la esvástica en los estadios noruegos y acabó colaborando con publicaciones de la resistencia. Hasta que la Gestapo lo localizó y le detuvo en 1942. Tras un tiempo de reclusión en Noruega, fue trasladado con otros prisioneros a Alemania y encerrado en diversos campos de concentración. Allí pasó hambre, sufrió las penurias derivadas de la misma y de las malas condiciones y fue viendo perecer a diversos compañeros. Pese a que había sido una estrella compitiendo con el Hamburgo, esto no era motivo para rebajar sus penas. Su situación fue empeorando. Primero en el campo de Natzweiller, luego en el de Vaihingen. Un campo aún más devastador, donde contrajo tifus y neumonía. Parecía que iba a perder la vida en él... pero finalmente el 5 de abril de 1945, el campo fue liberado, pese a que apenas quedaban 16 supervivientes. Entre ello un demacrado Assi Halvorsen con 48 kilos. Otro de esos 16 sería Trygve Bratelli, primer ministro del país entre el 1973 y 1976.

Finalmente Halvorsen resistió. Fue trasladado a Suecia y en Estocolmo pudo comenzar una lenta recuperación, aunque aún aquejado de malnutrición, y las secuelas del tifus y la neumonía. Cuando ya parecía estar en condiciones, regresó a Noruega, donde se reincorporó al trabajo en la Federación de Fútbol. De hecho, al equipo nórdico le tocó enfrentarse a la República Federal Alemana en la fase de clasificación para el mundial de 1954. El partido se disputó en Hamburgo, ciudad donde había dado tantas tardes de gloria y el seleccionador alemán, Sepp Herberger. le tocó ejercer de diplomático, y pedir disculpar por los crimenes que había padecido. Halvorsen las aceptó y estrechó la mano del técnico. Finalmente, a principios de 1955 fue hallado muerto en su habitación en Narvirk. Tenía 56 años y evidentemente, los años de encierro y de enfermedades le habían pasado factura. Al menos, pudo marcharse liberado, tras no ceder ante Hitler y reincorporado a sus funciones, tratando de mejorar el deporte en una Noruega democrática. 

viernes, 28 de agosto de 2015

El Espanyol también entró en campaña

Cataluña se aproxima a las Elecciones Autonómicas. Posiblemente las más importantes desde la Transición. Convergencia y ERC han unido fuerzas, Unió rompió la tradicional coalición que formaba CiU, PP y PSOE parecen llegar en sus horas más bajas, y el movimiento independentista con más fuerza y decisión que nunca. Un montón de alicientes para ver que depara el futuro. Desde luego, aunque estemos en pleno agosto, la maquinaria electoral está a pleno rendimiento.

El Barcelona, en los últimos tiempos se ha acostumbrado a ser una ficha más de la partido. Joan Laporta no lo escondía, en caso de haber sido elegido, tenía un compromiso claro con el proceso independentista. El que sí resultó victorioso, Josep Maria Bartomeu, es menos claro, pero también ha tenido episodios que le vinculan a favor de la separación de España. Tampoco hay que irse mucho más lejos para ver la presencia de Rosell en las Diadas o de algunos jugadores que sin querer extenderse, han afirmado estar a favor de la posibilidad de decidir.

Sin embargo, más alejado de los focos suele estar el Espanyol. El equipo menor de la ciudad, bastante más esquivo a entrar en el ruedo político, y eso que incluso hasta hace poco, lo presidía Daniel Sánchez Llibre, hermano de uno de los diputados de CiU (en este casó de Unió). El Espanyol, ha seguido reivindicado su catalanidad, pero sin querer entrar en batallas, o ser también escogido como símbolo de resistencia españolista en pleno Barcelona. También ha protagonizado algunos episodios víctimistas, cuyo argumentario resultaba más similar al de un hermano con mamitis, en favor del Barcelona y su apoyo desde las instituciones.

Pero el caso es que Junqueras arremetió contra el Espanyol. Lo consideró un equipo vinculado a la Casa Real española, a la que pidió patrocinio y apoyo y de ahí que recibiera su título de Real, añadiría la corona a su escudo y optase por los colores azul y blanco, y situaba casos parecidos los de Real Sociedad, Zaragoza, Real Madrid, Deportivo de la Coruña o el extinto Real Málaga, anterior al conjunto actual. 

Vía carta llegó la respuesta del presidente del Espanyol, Joan Collet, ofreciéndole a Junqueras "darle un clase de historia" practicamente inmediata. Explicó los orígenes del Espanyol, con mucha sorna indicó que fundado por estudiantes catalanes y que su primer color que fue el amarillo, porque uno de los fundadores tenía un negocio textil y le sobraba de ese color. El Espanyol era un club pequeño con estrecheces económicas, a diferencias de los grandes con inversión extranjera, sin nombrarlo pero en clara alusión al Barcelona del suizo Joan Gamper. Y terminaba explicando que los colores azul y blanco fueron elegidos en asamblea en 1910 en honor al blasón de Roger de Lauria "almirante que servía con lealtad a la corona catalanoaragonesa". Y desde entonces esos han sido los colores del club, años antes incluso de recibir el título de Real por Alfonso XIII.

He de reconocer que me gusta cuando el Espanyol patalea, porque nadie les pidió opinión y Junqueras les situaba en un escenario de catalanes "inadecuados", beneficiados por la Casa Real española. La respuesta de Collet es ingeniosa y cargada de pullas. Lo único, donde te demuestran que al final vas perdiendo es que hasta sin querer entrar en guerras... Collet, un hombre de 53 años también pica y se suma a referirse a "la Corona catalanoaragonesa". Yo con 31 nunca estudie ese término. Y ahora, parece imponerse indefectiblemente y asentarse con normalidad incluso entre la gente que no parece estar de acuerdo...

domingo, 16 de agosto de 2015

El mosaico-fake "Viva España" en el Camp Nou

Posiblemente os habrá llegado por wassap quizá. O en alguna captura de Twitter. Normalmente además viene acompañada de algún insulto a los catalanes. Y supuestamente hace mención a la final de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, en la que la Selección Española se impuso por 3-2 a la de Polonia y consiguió la medalla de Oro. La final se disputó en el Camp Nou, con mucha más capacidad que Montjuïc y que presentó una impresionante entrada rozando los 95.000 espectadores. Se animó a la Selección, por supuesto. Y como colofón, los Toni, Guardiola, Abelardo, Kiko, Luis Enrique Ferrer, Alfonso, Cañizares... dirigidos por Vicente Miera consiguieron el triunfo. Ese día hubo banderas españolas en el Camp Nou. Muchas. Y se cantó "España, España". Y estuvieron el rey Juan Carlos, y el por entonces príncipe Felipe, sí.

Pero el caso es que en ningún momento se realizó el mosaico con los colores del Barça, poniendo "Viva España" y con la bandera en la parte superior... Un montaje de tantos que circulan por internet. Pero que muchos envían convencidos.

domingo, 26 de julio de 2015

Política municipal valenciana. 2015. El Ayuntamiento de Chiva y Fernando Colomer

Supongo que todos los que entran en la treintena le recuerdan. Fernando Gómez Colomer. Buen centrocampista y capitán permanente del Valencia CF, el equipo de su tierra donde se formó, y militó practicamente toda su carrera para convertirse en el jugador con más partidos disputados. Nunca consiguió levantar un título. Fue internacional en 10 ocasiones y también fue uno de los hombres que tuvieron que militar en segunda en el último descenso del Valencia en 1986. Al final de su carrera tuvo una breve etapa en la liga inglesa y otra en el Castellón, lo que le hizo perder esa condición tan valorada ahora de oneclubman, que tanto cuesta encontrar. Aún así, Fernando pronto demostró que seguiría ligado al deporte. Fue director deportivo en el Castellón, también ocuparía ese cargo en el Alicante CF y el Partido Popular con el gobierno de Camps le ofreció ser Director General de Deportes de la Comunidad Valenciana. Luego, dejó el cargo para incorporarse a la dirección deportiva del Valencia CF, incluso llegó a ocupar la vicepresidencia hasta que Manuel Llorente dejó de contar con él en 2010.

Así que Fernando hubo de buscarse otras ocupaciones. Y una de ellas fue la de entrar en política como número tres por el Partido Popular en el Ayuntamiento de Chiva, una localidad próxima a la capital valenciana de unos 15000 habitantes. Fernando obtuvo su acta de concejal, se responsabilizaría del área de juventud deportes del consistorio y tendría una dedicación completa a cambio de 1900 euros mensuales. El PP, con el ex capitán ché consiguió una amplía mayoría absoluta. Un año después, pese a haberse comprometido a dedicación plena en sus funciones públicas, Fernando era nombrado asesor de deportes del Gobierno de Georgia, con abundantes viajes al país. Su labor consistía en formar futbolistas y entrenadores. También intentó sin éxito presentar un plan para obtener la presidencia del Valencia en este periodo.

En las recientes elecciones municipales, quizá cansado por las críticas por compartir esos puestos, o quizá como él manifestó por su deseo de regresar a alguna actividad vinculada al fútbol decidió no repetir como concejal. Chiva, no ha sido diferente a la mayoría de resultados autonómicos y municipales de la provincia de Valencia. El hartazgo del Partido Popular era manifiesto. De 11 concejales sobre 17, y que en pleno solo hubiera presencia de 5 actas para el PSOE y 1 de Compormís. En 2015, el reparto municipal es mucho más complejo. El PP perdió la mitad de votos y se quedó con 6. En el Ayuntamiento aparte de PSOE y Compromís, entraron represantes de EU, Podemos, Ciudadanos y dos partidos locales como Vinchi y Aduc. Cuando parecía que la izquierda tenía un acuerdo para obtener la alcaldía, el cambio de parecer de dos concejales, logró que se forzará un empate que mantenía al PP al frente del Ayuntamiento. Enseguida, la oposión quiso presentar una moción de censura y el alcalde, José Manuel Haro anunció su dimisión, aunque luego reculó y al final, un mes más tarde se formaba nuevo equipo de gobierno integrado por miembros de Compromís EU, Vinchi, Aduc y Podemos. De este lío escapó Fernando. Pero sirva de ejemplo perfecto del nuevo mapa electoral que existe en Valencia, y de paso recordemos su figura.

domingo, 19 de julio de 2015

El Palacio de Justicia asaltado, 350 rehenes, 15 horas de secuestro, intervención militar... pero en la tele, fútbol

Hay días de esos que marcan al mundo. Otros, a menor escala, a un país. Son de esos que la gente permanece pegada a la radio, televisión o a lo que se pueda para tratar de seguir los acontecimientos y esperar expectante cualquier novedad. Son de esos, que luego años después se juega a recordar con la clásica pregunta: "¿tú que hacías? ¿como lo viviste?". Hay muchos ejemplos. Por supuesto el 11-S sobresaltó el mundo. Hubo coberturas informativas que duraron horas. Los recién instalados televisores del metro de Madrid solo repetían esa noticia. No se hablaba de nada más. Lo mismo sucedió el 11-M. Más lejos, nuestros padres nos narran como se vivió el 23-F hasta la rendición de Tejero y los suyos y la liberación de los diputados retenidos... A día de hoy, resultaría imposible controlar los medios de comunicación como sí se hacía en golpes de Estado y tomas de poder. O como se intentó el mismo 23-F. Pero lo chocante, resulta que mientras la sede judicial del país. El Palacio de Justicia permanece atacada, asaltado por un grupo terrorista que mantiene retenidos a más de 350 rehenes, entre ellos muchos de los magistrados, que culmina con un incendio, la muerte de casi 100 personas, un despliegue espectacular del Ejército, el Gobierno decida que es preferible no dar información y opte por retransmitir un partido de fútbol. Mientras el Palacio de Justicia se consumía en un incendio, los colombianos no tuvieron informativo y sí pudieron presenciar el triunfo por 2-0 de Millonarios sobre Unión Magdalena.

Era el 6 de noviembre de 1985. En una acción que aún hoy levanta polvareda y que arroja abundantes dudas sobre la organización del ataque y la pésima actuación del Gobierno que encabezaba Belisario Betancúr y de las Fuerzas de Seguridad. La acción fue organizada por el grupo guerrillero Movimiento 19 de Abril, conocido como M-19. Un activo grupo de izquierdas surgido a raíz de la presunta manipulación electoral de las elecciones del 19 de abril de 1970 que dieron la victoria a Misael Pastrana. Los guerrilleros, a parte de abundantes acciones armadas, realizaban también multitud de acciones propagandisticas. Llegaban incluso a publicitarse en los periódicos y protagonizaron destacados actos que le confirieron gran repercusión. Uno de los más destacados el robo de la espada de Simón Bolivar en 1974 y que fue sacada de Colombia y no fue devuelta hasta 1991, pero hubo otras importantes acciones contra el Gobierno y contra grupos mafiosos. En 1983, hubo varias reuniones en Panamá para buscar un acuerdo de paz entre el Gobierno y los cabecillas de la organización pero acabaran fracasando.

Así que el M-19 quería volver a demostrar fortaleza y llegó a plantear una acción espectacular que pudiese incluso terminar con el mandato de Belisario Betancur, sometiéndole a un juicio en el Palacio de Justicia. La acción todavía genera dudas. Los servicios de inteligencia, al parecer ya habían alertado que se estaba planeando un ataque contra el Palacio de Justicia, ubicado en pleno centro de Bogotá, sin embargo no se reforzó la seguridad. También se apuntaba el interés por debilitar la institución por el narco Pablo Escobar y otros líderes de los carteles de la droga, ya que en esos momentos se debatían el acuerdo para permitir la extradición a EEUU, algo que ponía en riesgo a muchos de estos capos que se agruparon bajo el nombre de "Los extraditables".

El caso es que la mañana de ese 6 de noviembre, un grupo de 35 guerrilleros del M-19, fuertemente armados irrumpieron en un escasamente vigilado Palacio de Justicia. Para ellos se trataba de la "operación Antonio Nariño" Tomaron presos al personal que allí se encontraba y protagonizaron un secuestro que se prolongó durante 27 horas y dejó un retahila de muertos. El Gobierno, no quiso atender las peticiones de los guerrilleros y comenzó a desplegar a policía y ejército para tratar de recuperar el control de la sede judicial.

El secuestro se prolongó durante horas. El presidente de la Corte Suprema, Alfonso Reyes Echandía pudo contactar con varios medios pidiendo que el Palacio no fuese asaltado. Sabía que cualquier ataque, iba a finalizar con una sangría terrible. Sus llamadas en los medios de comunicación, mientras se oyen disparos y explosiones y que se pueden oír en youtube siguen conmocionando. Así fue. Un incendio que acabó consumiendo el edificio. Tanques derribando puertas, mientras soldados abren fuego acabó propiciando la muerte de 98 personas, dieron lugar a 11 desaparecidos y arrojan las más importantes dudas sobre el operativo, ya que años después se han revelado grabaciones en las que se ve como gente que abandonaba viva el edificio aparecía en él muerta al día siguiente o como se torturó a miembros del personal civil de la cafetería del palacio para averiguar sí habían colaborado con los asaltantes.

Sorprendentemente, y por orden de la ministra de Comunicaciónes, Noemí Sahín, se dio orden a los medios para que censurarán cualquier información en radio y televisión de lo que estaba sucediendo en Bogotá. Bajo el argumento de que la información podía dificultar la retoma del palacio, el Gobierno colombiano decretó la censura mientras la Corte ardía. De contraprogramación, se apostó por retransmitir el duelo entre Millonarios y Unión Magdalena.

En 2005, se estableció una Comisión de la Verdad en el Parlamento Colombiano que tratase de resolver las abundantes dudas que prevalecen sobre este hecho. Las conclusiones resultaron muy dudas tanto con el Gobierno como con el Ejército, el primero por su ineptitud al frente de la operación y el segundo por su actuación en la que nunca pretendió velar por la seguridad de sus rehenes, además de por los hecho sucedidos el 7 de noviembre y que conllevaron la detención de dos de los coroneles al frente. 

miércoles, 15 de julio de 2015

Y en Chile se abrieron las grandes alamedas

Quizá no pueda considerarse un sorpresón. Es innegable los progresos de la Selección chilena en el siglo XXI. Ha estado presente en octavos de final de los dos últimos mundiales (de los seis anteriores, solo se clasificó para Francia 98 y curiosamente también cayó en octavos antes Brasil). En el del pasado verano, se dio el gusto de vencer a España, vigente campeona y con la que pugna por la nomenclatura de "la Roja". Su mayor éxito en un campeonato del mundo, se remontaba al tercer puesto que consiguió ejerciendo como organizador en 1962, a las órdenes de Fernando "Tata" Riera.

Pero desde hace un tiempo, se palpaban esas mejoras. En los últimos años por la Liga española ha desfilado un abundante número de jugadores chilenos. Algunos con rendimiento muy destacado, Mark González, Matias Fernández, Suazo, Contreras, Orellana, Gary Medel, Claudio Bravo (curioso su aterrizaje que coincidió con el descenso de la Real Sociedad y años después ha sido zamora y titular con el Barça campeón de Liga). En Italia han triunfado con mayúsculas Alexis Sanchez y Arturo Vidal... A eso, se le sumaba el ejercer de anfitrión. ¿Una presión añadida o un plus que sumar al conjunto de Sampaoli? En el 62 resultó francamente favorable. En la última Copa América que se organizó en el país andino, fueron terceros aunque con un formato diferente. Pero aún con estos aspectos, Chile tendría enfrente a una Argentina, deseosa de que Messi mostrase su grandeza con la Selección, a un Brasil que pretendía resarcirse del histórico varapalo del pasado Mundial, incluso a Uruguay, mermada por la ausencia de Luis Suárez pero otro combinado que lleva unas décadas a un altísimo nivel...

A todos ellos se fue imponiendo Chile. Se sobrepuso a la detención de Vidal al principio del campeonato, de Uruguay y la posterior sanción a Jara, de Perú en semifinales y supo neutralizar a Messi, alcanzar los penaltys y en ellos conseguir que "la Roja" estrenase su palmarés de Copas América. Venció a Argentina. Uno de los rivales históricos con las estadísticas más desfavorables posibles. Sendos fallos de Higuaín y Banega, por cuatro aciertos chilenos. El definitivo merced de Alexis Sánchez propiciaron la explosión de alegría en el Estadio Nacional.

Ese mismo Estadio Nacional de Santiago, que apenas 40 años antes era utilizado como centro de reclusión y tortura. Donde se acumularon presos políticos que resultaban sospechosos al recién instaurado Gobierno del General Pinochet. Donde se produjo una de las mayores pantomimas de la historia del fútbol, en un inexistente partido entre Chile y una ausente URSS, en el que se interpretó el himno y se llegó a sacar de centro para que los jugadores chilenos anotasen un tanto sin rival. La Unión Soviética se había negado a viajar al país, ante las informaciones de los sucesos que se estaban produciendo, tras haber acabado por la fuerza con el Gobierno de Salvador Allende.

Con estos antecedentes resulta complicado mirar hacia adelante. Mantener esa denominación de "Nacional" en el nombre, cuando el estadio fue empleado como centro de detención para una mitad de la sociedad... Por eso se grabó en sus gradas una inscripción a modo de homenaje y recuerdo de lo sucedido. "Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro". Curiosamente, cuando Alexis convertía su penalty y sus compañeros corrían a abrazarse y celebrar el triunfo, sobresalía esa inscripción. Ahora sí el Estadio Nacional hacía honor a su nombre y servía de vinculo de unión y orgullo a todos los chilenos. Proporcionaba una alegría común, en un lugar que pese a todo, permanecerá imborrable como un centro de atrocidades. 

lunes, 6 de julio de 2015

Cuando Zagorakis dominó Europa...

Resulta habitual que marquemos 2004 como uno de los grandes momentos de gloria internacional de Grecia. Su Selección, la penúltima de las favoritas en las casas de apuestas (solo aventajaba a Letonia), conseguía hace justo once años convertirse en Campeona de Europa. Con un estilo defensivo, disciplinado, trabajador fue derrotando a todos los rivales que le salieron al paso. Incluyendo a la anfitriona Portugal en la final de Lisboa. Por el camino, ya habían sufrido la misma suerte España, Francia, República Chica... El centrocampista Theodoros Zagorakis, capitán del equipo recibía el trofeo a mejor jugador del torneo. Se trataba de la primera gran hazaña futbolística de los griegos. Un equipo que apenás una década antes conseguía su primera participación en un Mundial.

A ese momento de grandeza y orgullo nacional deportivo se le sumó que un mes más tarde, Atenas organizaba los Juegos Olímpicos. Parecía un buen empuje moral y económico al país heleno. Era antes de que se revelasen los costosos efectos de organizar un evento de estas características. Pero nada hacía presagiar la situación que vendrías apenas unos años después.

Grecia había elegido en 2004, tras once años de gobiernos socialistas a los conservadores de Nueva Democracia de Kostas Karanmanlis. Nada hacía presagiar el desmoronamiento posterior y que sería la principal afectada de la crisis y recesión europea que comenzó a notarse en torno a 2008, y que aún hoy perdura. En 2007, Nueva Democracia revalido Gobierno y fue la primera vez que Syriza se asomaba al ámbito parlamentario. En 2009, con los primeros sintomas de crisis, Grecia volvió a entregarse en brazos del socialista PASOK de Yorgos Papandreu, que comenzó a aplicar las medidas y condiciones para el rescate. Pero en 2011, quiso someterlas a referéndum y antes de llegar a hacerlo se vio obligado a dimitir. Posteriormente Grecia, tuvo que repetir comicios en dos ocasiones en 2012 en mayo y en junio ante la imposibilidad de alcanzar acuerdos en primer termino y la victoria regresó a Nueva Democracia en manos de Antonis Samaras. EL PASOK pasó del 43% de los votos de 2009 a apenas un 12% en tres años. En mayo de 2014, la crisis seguía resultando demoledora y los progresos imperceptibles para los ciudadanos. Las tasa de pobreza y paro seguían aumentando, mientras la población resultaba la que más sufría. Por primera vez en unas elecciones, en este caso, europeas, la victoria recaía en el izquierdista Syriza, algo que revalidaría en las legislativas en enero de 2015 y formaría el Gobierno que parece dispuesto a no claudicar ante la Unión Europea, el FMI y las condiciones salvajes impuestas. Hoy, el referéndum parece hacer reforzado sus posturas.

La crisis en este tiempo no ha dejado sector sin ser afectado. Por supuesto el fútbol también. La Selección griega que se había convertido ya en un habitual de las fases finales ve como es última del grupo de clasificación de cara a la Euro de 2016. Apenas lleva dos empates en seis encuentros y sus tres partidos en casa se han saldado con derrota ante Rumania, Irlanda del Norte y las modestas Islas Feroe. Se contrató al italiano Ranieri con expectativas y los resultados provocaron su cese fulminante. A nivel de clubes, la situación tampoco resulta mucho más optimista. Equipos históricos como el Iraklis, AEK de Atenas o el Aris de Salónica fueron descendidos por la acumulación de deudas e impagos. El año pasado, incluso, el Nikki Volos hubo de ser expulsado a mitad de competición dejando la Liga con un conjunto menos.
Samaras y Zagorakis
En 2007, tras un partido de despedida-homenaje ante la España de Luis Aragonés, y con 120 internacionalidades a sus espaldas, Theo Zagorakis, el ídolo y ex heroe griego de la mayor victoria a nivel deportivo, colgaba las botas. Al día siguiente se convertía en el presidente del PAOK de Salonica, otro de los grandes conjuntos griegos, y que de momento, con él al frente de su gestión ha conseguido esquivar peores consecuencias. En mayo de 2014, además daba el salto a la política formando parte de las listas de Nueva Democracia y conseguía su acta de europarlamentario. Miembro de la comisión de protección del consumidor y de la cooperación UE-Rusia. Hoy, sí se mantiene en la disciplina de partido, no verá con buenos ojos lo manifestado por su pueblo en referendum. Veremos si Tsipras y Varofaukis, consiguen lo que sí hizo él: dominar Europa.

jueves, 25 de junio de 2015

¿De qué equipo es Esperanza Aguirre?

¿De que equipo es Esperanza Aguirre? ¿Esto es populismo? ¿Os parece bien que los políticos decidan vestirse de todos los equipos posibles con tal de empatizar con los votantes/aficionados?


Con la Selección, ok, comprensible. Y más con lo que se preocupa ella que en las finales Barcelona-Athletic de Bilbao piten el himno.
¿Es del Real Madrid?
¿Del Atlético?
¿Del Rayo?
¿O del Alcorcón?

PD No he encontrado, pero no me sorprendería foto con el Getafe. Pero imposible resistirse como bonustrack a esta. Con su defenestrado Granados y el admirable Floriano de fondo.

martes, 23 de junio de 2015

El (absurdo) certificado de Hacienda del Elche


Llevo desde ayer discutiendo en Twitter, sobretodo con periodistas y aficionados del Elche una cosa que me parece absurda. Hasta ofensiva. Ayer el twitter oficial del Elche CF publicaba alegremente el tuit y la fotografía que veis ahí arriba. "Adjuntamos certificado positivo emitido por la Agencia Tributaria (...)". 

Yo trabajo en cosas de estas, y efectivamente ese es el formato con el que Hacienda emite los certificados tributarios. Todo esto funciona ya de manera telemática. Desde hace ya un par de años, cualquier empresa o persona juridica debe dotarse de un certificado digital o nombrar a un representante, sea un colaborador social o una empresa que se dedique a trámites fiscales, para actuar en tu nombre ante la Agencia Tributaria. Ese autorizado es el que podrá tramitar estas solicitudes. Asimismo es el que recibe todas las notificaciones y comunicaciones que envié la Administración. 

Para cualquier emisión de certificados, uno accede a la Sede Electrónica de la web de Hacienda, hace la solicitud y solicita el certificado que necesite. Ya sea censal, de estar al corriente de pago, de en que actividades se trabaja, etc... En unas ocasiones, responden en el acto, en otras te dan un código de solicitud que tendrás que introducir para recogerlo entre 3 y 5 días naturales. Es un trámite sencillo y común para muchas cosas. Normalmente cuando se trabaja con una subcontrata suelen pedir que estés al corriente de pagos con Hacienda, es también un requisito obligatorio para acceder a ayudas, subvenciones o contratos con la Administración Pública. En muchos trámites de personas jurídicas también piden certificados censales, y hay que presentarlos (probad comprar o vender un vehículo a una empresa y no a un particular por ejemplo, a ver que os piden en tráfico).

Como ya todo se hace online, la Agencia Tributaria ideó la manera de poder comprobar la validez y vigencia de cualquier certificado mediante un código de verificación. El código consta de 16 dígitos que se pueden rellenar con números y letras y que uno puede comprobar en la web de Hacienda sí el certificado es válido o sigue vigente (como veis, el certificado no incluye ninguna fecha ni de emisión ni de duración. Y evidentemente ese papel no es válido eternamente. Con esto se comprueba). Te vas al apartado correspondiente (yo os dejo enlace aquí) y tecleas el código de seguro de verificación. Y ahí debería aparecer el mismo certificado que el que muestran la fotografía.

El problema del que presentó ayer el Elche, es que "no existe". Su código ya resultaba muy sospechoso "1234567890ABCDEF", pero bueno, quién sabe, había que molestarse en probar. Y efectivamente, la web de Hacienda que no admite error responde "ERROR: El CSV no existe".

De nuevo, aficionados y periodistas me han dicho que esto es un borrador (Os prometo que no sé como se obtiene un borrador. Hacienda emite certificados positivos o negativos, pero no da bocetos ni borradores), otros que no lo publican por protección de datos, alguno incluso me decía que es un delito decir esto, alguno que es comprensible que no lo quieran sacar. Posiblemente la medida más absurda. Sí lo tienes, lúcelo alto y paséalo. No juegues a sacar una foto con un código de chiste.

En fin. A estar horas el Elche sigue sin mostrar ningún certificado tributario con carácter positivo, porque lo que mostró ayer no sirve absolutamente para nada. La prensa asegura sin detenerse en que ya lo tiene y que va a presentar un recurso al TAD. Espero que al menos tenga a bien revisar esta documentación, y que no le presenten lo mismo que publicaron ayer.. Desde luego, entre sacar lo de la fotografía y sacar un logotipo de una palmera, de cara a Hacienda no habría ninguna diferencia. Así que nada, esperaremos atentos. Suerte a la gente del Elche pero yo no estaría nada tranquilo.

jueves, 11 de junio de 2015

Claudiney Ramos, la internacionalidad que acabó en muerte


Claudiney Ramos era un futbolista del montón. Brasileño, que superaba la treintena y en cuya trayectoria profesional solo había jugado en equipos de medio pelo de su país. Pero un día, recibió una tentadora e interesante propuesta. Quizá sucedió algo así: "Te gustaría ser internacional por Guinea Ecuatorial? Te nacionalizan vía express, obtienes un dinero y pasas a defender un combinado nacional. Imaginate, puedes jugar la Copa de África. Y si sonase la flauta ¡hasta el Mundial!" "Joe, cojonudo. ¿Oye, y no hay ningún problema en que yo no haya pisado nunca ese país, ni apenas sepa donde queda...". Nada, nada.

En Guinea Ecuatorial se lleva ya un tiempo prolongado practicando esta medida que roza el fraude deportivo y a la que la FIFA trata de poner coto. Estas nacionalizaciones, gestadas a base de dinero para reforzar combinados nacionales con futbolistas sin ningún tipo de raíz ni vinculación comienzan a ser perseguidas. Pero la ex colonia española, que comenzó esta postura en la etapa del seleccionador Antonio Dumas en 2006 lo ha convertido en una de sus formas habituales. La lista de brasileños que han defendido el país africanos en la última década es extensísima. Sin antecedentes familiares, sin un tiempo viviendo en el país, sin matrimonios si quiera de conveniencia... Simplemente, a base de firmar un papel, jurar la nueva nacionalidad y vestirse de corto para lucir el uniforme del Nzalang nacional. En este tiempo, los progresos son evidentes. Guinea Ecuatorial alcanzó los cuartos y las semifinales de la Copa de África en las ediciones de 2012 y de 2015. Y se ha quedado más cerca de las rondas finales clasificatorias de cara al campeonato del Mundo.

Pero la historia de Claudiney Ramos supera el debate sobre lo ético de estas nacionalizaciones express. Fichado, captado, convencido o como se quiere llamar su convocatoria por Guinea Ecuatorial en 2012, para intentar remontar una eliminatoria contra la República Democrática del Congo, que venía muy cuesta arriba por el 4-0 de la ida. Pese a ganar 2-1, con tantos de los también brasileños-ecuatoguineanos, Ricardinho y Judson... 

Sería su debut internacional. A él se unirían tres encuentros más. Incluso anotó un tanto en una fulgurante victoria por 4-3 ante Cabo Verde en un partido clasificatorio para el Mundial. Aunque curiosamente la FIFA invalidaría el resultado por alineación indebida de Guinea Ecuatorial (Curiosamente, dio luz verde a los brasileños pero no contaba con permiso, Emilio Nsue, hijo de ecuatoguineano y con nacionalidad de pleno derecho, pero que había jugado con España en categorías inferiores y no había tramitado el cambio). Dispustó otro encuentro amistoso, y regresó a Brasil.

Menos de quince días había durado su tercera concentración internacional. Tiempo suficiente para contraer malaria, aunque él no lo supo hasta su retorno a Brasil pasadas tres semanas. Y pese a los síntomas, cuando se la detectaron se encontraba bastante avanzada y acabó falleciendo a los 33 años. Alto precio por ser internacional.

jueves, 7 de mayo de 2015

González Vázquez, el árbitro concejal

¿Lo recordáis? Si sois de los que guardáis en la memoria lamentables actuaciones arbitrales, seguro que sí. Yo al menos con el Mallorca unas cuantas. Es Bernardino González Vázquez, ex árbitro de primera hace unos años. Adscrito al colegio gallego, aunque nacido en Alemania. Estuvo nueve campañas en primera, y llegó a ser internacional. Sus características: casero y tarjetero. Mucho. Tanto que tiene el record de la liga de partido con mayor número de amonestaciones, 17 amarillas y 6 rojas en un Athletic-Racing en 2009. Desquiciaba tanto, que hasta el señoríal Real Madrid llegó a arremeter contra él (aunque por supuesto, la nota ya no figura en la web oficial). García Ferreras (el de la sexta, sí) ya lo corrigió rápidamente. El caso es que en 2010, para alivio de muchos, González Vázquez solicitó su baja a la Federación. Se retiraba dos años antes de lo previsto, puesto que todavía le restaban dos campañas hasta cumplir los 45. 

Su figura pública, como suele suceder con los árbitros que cuelgan el silbato excepto aquellos que deciden "vigilar" a sus sucesores en activo en la prensa, pasó a un segundo plano. Hasta que su figura irrumpió en la campaña electoral de las municipales de 2011. El ex árbitro internacional formaba parte de la candidatura del PP al Ayuntamiento de Ourense. Nadie hubiera reparado en el nombre del número siete u ocho de la lista... pero en el ex colegiado sí. Así que, su cara apareció incluso en la propagada electoral de las Xuventudes Socialistas. "Roja a la desvergüenza", titulaba el "Marka" y un colegiado mostraba la tarjeta de ese a color a González Vázquez, al candidato del PP Rosendo Fernández, y a José Luis Baltar, líder histórico del PP orensano y presidente de la Diputación Provincial entre 1987 y hasta 2012. 

González Vázquez finalmente entró en el consistorio. De hecho el PP resultó la formación más votada aventajando en 700 votos al Partido Socialista, pero este retuvo la alcaldía. El árbitro ha mantenido su acta, y ha participado en algunos debates municipales, compaginando su tarea con la observador arbitral de la federación. 

Ahora, a diferencia de los personajes de los que hablábamos hace unos días que en este 2015 se presentan en las elecciones municipales, González Vázquez no será uno de ellos. El PP, en un nuevo intento de conseguir la alcadía de Ourense ha decidido presentar una lista totalmente renovada y en la que solo repetirán dos de los concejales actuales, por lo que, tras cuatro años de servicio el ex árbitro abandonará el Ayuntamiento.