jueves, 26 de junio de 2014

El (falso) mito de Salenko bisexual

En uno de los numerosos grupos que sigo del Facebook me encontré con ese texto. Oleg Salenko, el mítico delantero ruso que jugó en Logroñés y Valencia, fue máximo goleador del Mundial de EEUU pese a jugar apenas tres partidos y el único jugador capaz de anotar cinco tantos en un partido en una fase final de un mundial. ¿Comunista? ¿Bisexual? ¿Necesita internet para ligar?

Rapidamente pensé, "aquí hay post". Pero luego empecé a buscar sobre esa presunta bisexualidad de Salenko... y decepción. Cierto es que muchos mencionan ese "he encontrado" una página de MySpace... Posiblemente el primero fuera Eduardo Casado en el Blog de los Deportistas Olvidados en diciembre de 2007. Es el único lugar donde aparece un enlace a una cuenta de Myspace, aunque si pinchas sobre el mismo, el enlace dirige a la página de entrada de MySpace y no a ninguna de Oleg Salenko. Pero el caso es que la busqueda de Salenko bisexual  no arroja nada nuevo. Se cita esa página de MySpace, pero nunca aparece. Muchos se cuelgan ese "he encontrado" dicha página... Y el caso es que la búsqueda en otros idiomas no arroja nada nuevo. Tiene pinta que la página de Salenko era un fake, pero siete años después, esa leyenda urbana propagada por internet se ha extendido ampliamente. Y de hecho, el vincularla a la situación actual que viven los gays con el mandato de Putin hace un combinado entretenido. La lastima es que parece que se trata de un trolón, posiblemente sin mala intención, pero que Salenko no ha salido a decir nada y basarse en una página de MySpace parece muy poco sustento.

miércoles, 25 de junio de 2014

Hermanos enfrentados en Selecciones diferentes (III)

El sábado volvió a suceder. En el Alemania-Ghana, por segundo mundial consecutivo, los hermanos Boateng, cada uno defendiendo a diferente Selección, se enfrentaban en el terreno de juego. Hace ya meses saqué dos artículos sobre hermanos que representaban a países diferentes. Pese a esas dos amplías entregas, hay aún más casos.

Paul (Francia) y y Mathias y Florentin (Guinea-Conakry) POGBA

Paul Pogba es una de las sensaciones del fútbol europeo. Nombrado mejor futbolista joven en 2013. Nacido en Francia, comenzó a desarrollarse en clubes del país galo y se convirtió en un fijo de las categorías inferiores francesas. Rapidamente, el United captó su fichaje y con 19 años ya hizo su debut en la Premier. La Juventus, se lanzó a por su fichaje en 2012 y desde entonces es un fijo en el once juventino que ha ganado los dos últimos scuddettos. Deschamps, atento a su evolución y pese a su juventud le hizo debutar a nivel absoluto y está presente en el Mundial de Brasil 2014. Paul, con 21 años ya ha llamado la atención de todo el fútbol europeo. Sus dos hermanos, que le sacan tres años, no han alcanzado su nivel. Ambos pasaron de jóvenes por la cantera del Celta de Vigo. Florentin, también fue internacional en categorías inferiores en Francia, y jugó con asiduidad en Sedan y Saint Ettiene. Pero consciente de la dificultad de hacerse un hueco con Les Bleus, aceptó defender la camiseta de Guinea-Conakry. Su hermano gemelo, Mathias, que le acompañó en Vigo ha probado fortuna en Inglaterra, y actualmente defiende la camiseta del Crewe Alexandra, equipo de la tercera categoría inglesa. Aún así, también ha llamado la atención del seleccionador guineano y ha resultado internacional absoluto en un par de ocasiones.

Royston (Países Bajos) y Giovani (Surinam) DRENTHE

Su fichaje por el Real Madrid fue de esos que supone un vuelco a la prensa. El Real Madrid contrataba con 20 años a Royston Drenthe, lateral o extremo izquierdo holandés, procedente del Feyernoord y joven promesa del combinado orange (Ese verano había sido nombrado mejor jugador del Europeo Sub 21). Era un época en la que el Madrid se reforzó con abundantes jugadores de los Países Bajos (Van Nistelrooy, Sneijder, Van der Vart...). El jugador pronto causó curiosidad. Una velocidad explosiva, falta de disciplina táctica que hacía enloquecer los partidos, acompañados de un físico llamativo con sus extensas rastas y que pronto fue noticia en la prensa ajena a lo deportivo. Su fichaje no terminó fraguando, 46 partidos en 4 años. Una cesión al Hércules que empezó bien y acabó en impagos y el vestuario convertido en un polvorín... Drenthe ha ido probando destinos en el Everton, en la liga rusa hasta encontrar acomodo este año en la 2ª división inglesa... Una carrera desperdiciada, y que pese a tener solo 27 años parece complicado encauzar. El caso es que Drenthe era una promesa holandesa muy firme. Acudió a los Juegos Olímpicos de Pekín, y en 2010 hizo su único debut a nivel absoluto en un amistoso contra Turquía. Desde entonces no ha vuelto a contar para el combinado orange. Su hermano Giovani, tres años más joven que él, nació en Surinam. Y allí es donde ha desarrollado toda su carrera, primero en el SV Voorwaarts y luego en el SV Excelsior. Desde los 19 años, aceptó representar al pequeño país américano.

Roy (EEUU) y Steve (Sudáfrica) WEGERLE

Roy Wegerle fue uno de los jugadores del mítico estadounidense en su Mundial de 1994. Nacido en Sudáfrica, Wegerle tuvo una prolífica carrera durante casi 15 temporadas. Militó en abundantes equipos ingleses, QPR, Blackburn, Coventry, Chelsea, Swindon, Luton. También disputó muchas campañas en su país, jugando en Tampa Bay, Tacoma, Colorado o DC United. En ambas naciones, vivió las transformaciones de los campeonatos. Jugó en la Football One y en la Premier, así como en la NASL y la MLS en EEUU. Su experiencia le convirtió en un fijo de la Selección américana desde que obtuvo la nacionalidad en 1991, lo que le valió para estar presente en los mundiales del 94 y del 98 y superar la cuarentena de internacionalidades. Su hermano Steve, once años mayor que él también nació en Sudáfrica y mantuvo una amplía trayectoria por el fútbol. Steve Wegerle llegó a jugar en el Coventry de Inglaterra y en el Feyernoord de Holanda, pero también por Sudáfrica, EEUU y con abundantes saltos a esa mezcla de fútbol y fútbol sala que se conoció como Showbol. Steve fue nombrado en 1974 jugador sudafricano del año, país con el que fue cinco veces internacional.

Saphir (Argelia) y Nabil (Túnez) TAIDER

Dos hermanos nacidos en Francia, internacionales juveniles con Les Bleus pero que al final han optado por defender a otros conjuntos diferentes, y suman un nuevo caso a hermanos enfrentados en Selecciones diferentes. Saphir, centrocampista del Inter es uno de los centrocampistas más destacados de la interesante Selección de Argelia en el Mundial. Debutó en el Grenoble, dio el salto al Bolonia y desde 2013 juega con el equipo de Milan. Su hermano mayor, Nabil, también comenzó en la liga francesa, pero ha tenido experiencias muy variadas por las ligas turca, griega, italiana, eslovena y búlgara. Tras ser internacional francés sub 21, Túnez quiso contar con él para el Mundial de 2006, pero la FIFA no autorizó el cambio de nacionalidad. Tuvo que esperar hasta 2009 para poder hacer su debut internacional con el país norteáfricano.

lunes, 23 de junio de 2014

MUNDIAL 2014: Los otros Diegos Costa del Mundial

Era una de las motivaciones del Mundial. ¿Se imaginan a Diego Costa anotando un gol que privase a Brasil de su Mundial? El jugador, nacido en Brasil, que adquirió la nacionalidad española posteriormente y que incluso había llegado a jugar un par de partidos amistosos en 2013 con la Selección verdeamarela. Sin embargo su buen hacer con el Atlético de Madrid comenzó a provocar el interés de la Selección Española. Scolari llegó a criticarle públicamente por renunciar a su país, y para disipar dudas, Diego Costa llegó a acudir a un notario para certificar su deseo de comprometerse con España. Finalmente Diego Costa hizo su debut en marzo y en mayo entraba en la lista de 23 de Del Bosque. Su decisión por España ya era definitiva y habría que ver como le recibía el público brasileño. Y, como era previsible, le pasó factura su traición. Pitos, silbidos, desaprobación. En el primer partido, tras provocar un penalty, Diego Costa respondió mandando callar. Pero finalmente su actuación y la de todo el conjunto español finalizó prematuramente y con un batacazo espectacular. La imagen de Diego Costa ha sido también una de los memes más recurrentes en internet. Pero su caso no es el único en este mundial. Hay otros "brasileños" que defienden otras camisetas nacionales.

EDUARDO Y SAMMIR (Croacia)

Y uno de ellos, asistió el partido inaugural contra Brasil vistiendo otra camiseta. Pero hubo de hacerlo desde el banco. El media punta Eduardo Alves da Silva, lleva muchos años defendiendo la Selección croata, pese a haber nacido en Rio de Janeiro. Allí comenzó a jugar en el Atletico Bangu, pero con apenas 18 años fue captado por unos ojeadores del Dinamo de Zagreb y él se embarcó rumbo a Croacia. Pese a su juventud su progresión resultó destacadísima. Tras un periodo de cesiones, en 2002, con 21 años Eduardo ya pisaba fuerte en el equipo. Además, obtuvo la nacionalidad de la República ex balcanica y, sin dudarlo, aceptó las convocatorias internacionales. Primero, a nivel sub 21 y viendo su destacamento, a nivel absoluto. Pese a formar parte de la fase de clasificación, se quedó fuera del Mundial de 2006 por su juventud. Eduardo, lejos de desanimarse cuajó su mejor campaña. 34 goles en 32 partidos y su equipo hizo el doblete. Esas cifras (73 goles en 108 partidos) llamaron la atención del Arsenal que decidió pagar 7,5 millones de euros por su contratación. Cuando comenzaba a hacerse un hueco en Londres una brutal lesión tras una entrada le frenó en seco, haciendo que estuviera más de año y medio en blanco y perdiendose la Eurocopa . Desde 2010, Eduardo dejó el Arsenal y fichó por el Shakhar Donesth de Ucrania. Ha recuperado sensaciones y pudo estar en la Euro 2012. También en el Mundial de su patria natal defendiendo a Croacia, incluso enfrentándose a la canarinha y reconociendo que su corazón se encontraba dividido al sonar el himno. En la misma situación se encuentra Sammir, centrocampista de 27 años que nació en Itabuna. Tras varios equipos brasileños, e incluso ser internacional sub 18 con Brasil dio el salto al Dinamo de Zagreb y desde 2012, con la nacionalidad brasileña, tramitó su cambio de nacionalidad y se comprometió con el país ex yugoslavo. Este año firmó por el Getafe, con un paso bastante discreto. 

PEPE (Portugal)

El caso de Pepe resulta llamativo. Normalmente, la mayoría de jugadores que renuncian a defender a Brasil es porque ven las posibilidades de ser convocados son escasas o practicamente inexistentes. Pero resulta curioso que en ese apartado no entrase el actual jugador del Real Madrid, Pepe. Nacido en la localidad brasileña de Maceió, con 18 años dio el salto a las categorías inferiores del Maritimo, equipo de la isla de Madeira. En poco tiempo ya formaba parte de las convocatorias del primer equipo y comenzó una brillante escalada que le hizo saltar al Oporto, y posteriormente al Real Madrid. Sin embargo, la figura de Pepe nunca llamó la atención en la Federación Brasileña. No fue convocado por ninguna categoría. Cansado de pasar inadvertido, e incluso tras una consulta de su padre a Dunga en 2006, Pepe decidió aceptar defender la camiseta de Portugal, curiosamente cuando Scolari era el seleccionador. No fue el único, otros nombres como Deco o Liedson también siguieron sus pasos. Este será el segundo mundial defendiendo camiseta portuguesa.

THIAGO MOTTA (Italia)

Thiago Motta con Italia es otro caso de estas fugas canarinhas. Nacido en Sao Bernardo do Campo en 1982, comenzó a jugar en modestos equipos brasileños, hasta que con 17 años, cuando ya era internacional sub 17, fue contratado por el Barça para las categorías inferiores. Hizo su debut con el primer equipo en el año 2001 y mantuvo una linea irregular, y muy variada según quién ocupó el banquillo. En 2003, era un centrocampista con futuro, y Brasil, decidió convocarle para disputar la Copa de Oro de la Concacaf de ese verano. Al acudir como invitado, Brasil presentó una Selección Sub-23 que aprovechaba para prepararse para los próximos Juegos Olímpicos, aunque el torneo tenía carácter absoluto. Años después, la FIFA dio por buena esa versión y autorizó a Motta el cambio de Selección y el poder jugar con Italia, algo que lleva haciendo desde 2011. Y es que en el país italiano, es donde Motta ha conseguido ofrecer mejor rendimiento. Tras dejar el Barça, y pasar un año casi testimonial por el Atlético, firmó por el Genoa. De ahí dio el salto al Inter, con el que haría el triplete en 2010. Y desde 2012 milita en el PSG, campeón de las dos últimas ligas en Francia y donde Motta ha seguido mostrando un alto nivel.  

viernes, 20 de junio de 2014

MUNDIAL 2014: Ruffier, el vascofrancés de la Selección Francesa

En 1996, el fichaje de Lizarazu por el Athletic sorprendía e incluso reabría debates en tradiciones consolidadas. A nivel deportivo, era todo un lujo. El lateral izquierdo de la Selección francesa, con brillantes resultados en un Girondins que triunfó en Europa. Pero era un chico nacido en San Juan de Luz, en el departamento francés de los Pirineos Atlánticos, en lo que se conoce como Iparralde (zona norte) o País Vasco francés. Su fichaje encajando en esta región seguía la filosofía del Athletic de contar unicamente con jugadores con orígenes vascos. Pero su año resultó decepcionante. Abundantes lesiones, una sanción tras una pelea con Kily Gonzalez... Lizarazu tan solo estuvo una temporada antes de aceptar una oferta del Bayern de Munich. Poco después, ganaría títulos, formaría parte de la mejor Selección francesa, campeona del Mundo y de Europa. También se supo que ETA había decidido incluirle entre los destinatarios de cartas de extorsión por jugar con los galos. El caso es que el año de Lizarazu en Bilbao sirvió para prestar más atención a la zona vascofrancesa.

Pese a que Lizarazu, y Didier Deschamps, nacido en Bayona, la ciudad más grande e importante de la región, formaron parte de esa brillante Selección francesa, Lizarazu dio bastantes entrevistas y lamentaba el poco apego que tenía en la zona el fútbol, con mucha menos afición que el rugby. No había suficientes instalaciones, ni un estadio destacado y los mejores equipos jugaban en categorías menores. De hecho, en ocasiones, el  equipo de rugby de Bayona ha decidido cruzar la frontera y disputar encuentros internacionales en Anoeta, y tal vez también lo haga en el nuevo San Mamés en el futuro.

Sin embargo, Athletic y Real Sociedad no han descuidado la zona, atentos a hacerse con las promesas que emergen y que están dando buen nivel en el fútbol. El Athletic, decidió ir más lejos y firmar un convenio con el Aviron Bayona, el equipo más importante de Iparralde, que militaría en la cuarta categoría de Francia. Allí fue donde comenzó a foguearse un joven Aymeric Laporte, que ahora, pese a su juventud ya está plenamente consolidado en la primera plantilla bilbaína. De ese convenio, se escapó el guardameta Stephane Ruffier.

Nacido en Bayona, comenzó a jugar en el equipo de la ciudad, pero desde muy joven llamó la atención, y el Monaco, atento, decidió hacerse con sus servicios. Fue progresando adecuadamente, y con 21 años hacía su debut en la liga francesa. Tres años después en 2009 parecía encontrarse en su mejor momento. Nombrado capitán del equipo, plenamente consolidado, y con confianza, Raymond Domenech decidió barajar su nombre para acudir al Mundial de Sudáfrica, aunque finalmente quedó fuera. Unos meses después, en un partido contra Noruega sí que hizo su debut internacional con Blanc en el banquillo.

En 2011, el descenso de Monaco le obligó a buscar destino. Su nombre se barajó para el Manchester City pero finalmente permaneció en Francia en las filas del Saint Etienne. Tras tres brillantes campañas, título de Copa en 2013 incluido, Ruffier volvió a aparecer en las llamadas de la Selección. Su paisano, Didier Deschamps, que da el nombre al estadio del Aviron Bayona por cierto, ante la baja de Steve Mandanda decidió contar con él como uno de los tres porteros de Les Bleus para el Mundial de Brasil. Quizá, como el Seleccionador y como Lizarazu, sueñe con convertirse en el tercer vascofrancés en convertirse en campeón del Mundo. Su nombre ya ha sonado en diversas ocasiones como refuerzo para la portería del Athletic, también fue citado por la Selección de Euskadi aunque diversos impedimentos impidieron su debut. 

miércoles, 18 de junio de 2014

Estadio Príncipe Felipe (Cáceres) y Juan Carlos I (Ciudad Real)

Mientras en Brasil se disputa el Mundial, España se prepara para el cambio de Rey. La abdicación de Juan Carlos I da paso a su hijo Felipe. Con un innegable apoyo parlamentario por el apoyo de los grandes partidos políticos, con amplias voces demandando una consulta y con la habitual munición mediática de pleitesía y adoración cuasibabosa a la institución monárquica. En España, el apoyo al monarca se traslada a muchos ámbitos y hasta hace no mucho resultaba imposible leer algo en contra de su figura. 

Pero ese peloteo tan extendido ha tenido también su eco en el fútbol. El Rey figura como Presidente de Honor de muchos conjuntos. Algunos desde su época de Príncipe en pleno franquismo, y que no se recuerdan mucho, pero que no consta que hayan sido retirados (El amigo Xesc nos contaba hace tiempo que el por entonces Príncipe Juan Carlos fue nombrado presidente de honor del Mallorca en 1974 por ejemplo). ¿Habían hecho algo por esos conjuntos? Pues hombre, si alguien puede aportar algo, que lo mencione. Pero simplemente parece que se deben a guiños hacia la monarquía.

En Ciudad Real se inauguró en 1971 el estadio que empleó el CD Manchego y que tras su desaparición ha heredado el CD Ciudad Real. Estadio Príncipe Juan Carlos, posteriormente renombrado con el rango de Rey, hasta pasar a 2005 a "Estadio Juan Carlos I". Con una pequeña capacidad de 3600 espectadores, no ha llegado a ver fútbol más allá de Segunda B.

En Cáceres, el honor de dar nombre al estadio fue para el Principe Felipe. El campo inaugurado en 1977 decidió bautizarse con el heredero al trono. Propiedad del CD Cacereño, el año pasado el equipo anunció que dejaba de jugar allí debido al alto coste de mantenimiento. El equipo de la ciudad extremeña, como el Manchego, tampoco ha superado la Segunda B (en el año 98 fue campeón del grupo IV), aunque el campo sí ha podido ver Primera División en un Atlético de Madrid-Deportivo de la Coruña de 1992, por una clausura del Vicente Calderón. La elección del estadio cacereño provocó una discusión entre Luis Aragonés y Jesús Gil. También se asomó la Selección Española en un encuentro amistoso entre España y Rumanía un año antes. Ahora, como hizo en su día el Manchego... ¿Modernizará su nombre al del nuevo monarca? 

lunes, 16 de junio de 2014

MUNDIAL 2014: Freddy Adu, el juguete roto

A lo que en EEUU llaman soccer siempre le ha faltado una mecha para despegar. Se ha intentado en diversas ocasiones. Creando equipos con estrellas en Nueva York, organizando el Campeonato del Mundo, contratando a David Beckham, auténtico icono mundial, de este deporte... pero sigue fallando algo que no consigue hacer prender el deporte mayoritario en un país que prefiere el béisbol, el hockey, el baloncesto o su versión américana de "fútbol".

Una de sus lanzaderas fue buscar su gran figura. Su fuera de serie que hiciese enloquecer a la sociedad. Cuál Michael Jordan en la NBA, cuál Tony Hawk, que desde un deporte minoritario y con apenas seguidores se convirtiera en toda una figura social a nivel mundial. EEUU buscaba ese futbolista made in USA, representante del sueño americano y que se codease con los mejores jugadores del mundo y de paso, empujase al país a los puestos más nobles. La Selección norteamericana, alcanzó las semifinales en el primer Mundial en Uruguay, entre 1950 y 1990 no consiguió clasificarse y desde esa época no se ha perdido ninguna fase final, pero su mejor resultado apenas han sido unos cuartos de final en 2002. Una Selección, para nada temida. Todo ello, hizo converger a la figura de Freddy Adu, un muchacho nacido en Ghana en 1989 y que emigró a Maryland con sus padres con apenas ocho años.

A esa edad tan precoz, Adu ya destacaba en el fútbol. Con apenas 10 años su nombre circulaba por boca de ojeadores y representantes, se rumoreaba interés de equipos europeos, se especulaba en como cuidar a esa perla que crecía... Así que, ¿para qué esperar más? ¡Con 14 años Freddy Adu firmaba un contrato profesional! Era elegido en el SuperDraft por el DC United, el equipo de Washington. Protagonizaba portadas. revistas deportivas. EEUU ya tenía a la figura a la que seguir e idolatrar. Por supuesto, Nike también se lanzó a blindarle con un jugoso contrato de patrocinio. Y eso que había obtenido la nacionalidad apenas unos años antes.

Adu, era internacional también en categorías inferiores y no tardaría mucho más en dar el salto a nivel absoluto. Pese a su juventud, no desentonó en sus primeras campañas en la MLS. Anotó 12 goles en 87 partidos, su equipo ganó la Copa, así que Bob Bradley decidió brindarle la oportunidad de debutar con la Selección de los mayores en un amistoso ante Sudáfrica, con 17 años. Dejó Washington y cambió al Real Salt Lake, el equipo de Utah pero en verano de 2007, le llegó la llamada de Europa y Adu dio el salto.

El destino era el Benfica de Portugal que llegó a abonar 1,5 millones de euros por su traspaso y firmó un contrato por cuatro campañas. El equipo lisboeta conseguía a una de las mayores promesas del fútbol mundial. Al "nuevo Pelé", que llegaron a decir algunos, a la indudable esperanza norteamericana. Pero el camino empezó a torcerse. No destacó en Lisboa, e inició una serie de errantes cesiones que tampoco consiguieron recuperar la ilusionante senda. Mónaco, Os Belenenses, Aris Salónica, el Rizespor turco fueron sus destinos entre 2008 y 2011. En todos, poca participación y decepcionante rendimiento. Sus actuaciones con la Selección pasaron a la intermitencia. Acudió a los Juegos Olímpicos de 2008, fue seleccionado para la Copa Confederaciones 2009, (donde EEUU alcanzó la final pero Adu no jugó un solo minuto) y para las ediciones de la Copa Oro de 2009 y 2011. En la última llegó incluso a ser titular en la final del torneo frente a México. Pero desde entonces, ya no ha vuelto a enfundarse la camiseta nacional. No volvió a contar para Bob Bradley ni para Jurgen Klinsmann.

La estrella que prometía Adu se apagó, y el enganche que podía suponer en los aficionados se fue desplazando a otros jugadores, aunque sin el tirón y gancho mediático que despertaba ver a un muchacho de 14 años en una Liga profesional. Finalizado su contrato, el Benfica ni se planteó renovarle, y al parecer pocos equipos europeos mostraron interés en él. Decidió regresar a casa. Dos años en los Philadelphia Union, luego probó el Brasileirao en las filas del Bahia donde resultó despedido. Y desde noviembre de 2013 continua buscando equipo. Hace pruebas, entrena (aquí en España lo hizo con el Rayo) pero no hay quien se decida a ofrecer un contrato al antiguo niño prodigio.

Hoy, seguramente vea a su Selección enfrentarse a su país de nacimiento. Seguro que con 25 años pensaba que este podría ser su Mundial. En plena forma, tras casi diez años en la élite, quizá liderando a un EEUU que podría estar entre los favoritos... Pero ese recorrido se torció tiempo atrás.

domingo, 15 de junio de 2014

MUNDIAL 2014: Canadá y su fuga de cerebros

Canadá no disputa el Mundial de Brasil. De hecho su única presencia se remonta al mundial de México 1986, y no superó la primera fase. El interés que levanta el fútbol entre los canadienses es bastante escaso y eso dificulta su progresión. Esto ha provocado que cuando surge algún jugador destacable y puede encontrar una puerta en otra Selección haya optado por olvidarse del país norteamericano. Sucedió con el inglés Owen Hargreawes (levantando incluso movimientos de aficionados que pedían a las franquicias canadienses de la MSL que rechazasen su contratación cuando comenzó a rumorearse) y ahora en Brasil, vemos otros dos casos. Quizá levante más rabia como el caso de Hargreawes, quizá sean un motivo de orgullo para los canadienses aficionados al fútbol. El caso es que la Selección lamenta y padece estas fugas de cerebros. 

ASMIR BEGOVIC (BOSNIA)

Hoy con la Selección de Bosnia se alineará como titular en la portería Asmir Begovic, el portero del Stoke City. 26 años, cumple su cuarta temporada consolidado como titular en la Premier. Y ahora ya también plenamente instalado en una de las Selecciones que más ha progresado y que ha conseguido clasificarse por vez primera en su historia para la Fase Final de un Mundial. 

Como a tantos compatriotas, la Guerra disgregó a una generación. Muchas familias optaron por salir del país. Entre ellos los Begovic, cuyo padre también había sido portero, se refugiaron primero en Alemania, luego en Canadá. Y allí, Begovic continuó la afición de su padre. Y fue destacando. Tanto que rápidamente llamó la atención en Europa enrolándose en el Porstmouth inglés, donde va probando diversas cesiones. Pese a su juventud, la Selección canadiense le sigue de cerca. Internacional en categorías juveniles, recibe sus primeras convocatorias absolutas en 2007 y en 2008 sin llegar a saltar al campo. En julio de 2009, se le cita para la Fase Final de la Copa Oro de Norteamérica, pero su club no le da permiso para acudir. Han pasado tres años en los que el muchacho de 21 ha estado a punto de hacer su debut internacional con la Selección de Canadá sin llegar a producirse. Pero de repente, una conversación de Begovic con Miroslav Blazevic, seleccionador bosnio le lleva a cambiar de combinado y defender el de la tierra de sus padres. Escasean porteros en Bosnia y si acepta, cuentan con él. Las referencias de Begovic, pese a su juventud, son inmejorables y por ello, no se prolonga más tiempo la decisión. En agosto, apenas un mes después de no haber podido acudir al torneo Continental Norteaméricano con Canadá ya entra en su primera convocatoria con los bosnios. Y en septiembre, en un partido sentenciado contra Estonia de clasificación para el Mundial 2010, Begovic sustituye en el minuto 92 al portero titular. Un cambio que no admite disimulo. Con 22 años hace por tanto su debut oficial a nivel absoluto y en ese momento, vincula su carrera internacional definitivamente con la república balcánica. Ahora, un lustro después es su indiscutible portero titular en su mejor momento histórico. 


JONATHAN DE GUZMAN (Países Bajos)

El caso de Jonathan de Guzman es más conocido. Y contrasta aún más al ver como su hermano Julian sí que optó por defender la bandera canadiense. Ambos, jugadores talentosos que decidieron emigrar a Europa, conscientes de que su progresión en Canadá se vería estancada. Jonathan recaló en el Feyernoord holandés y en el equipo de Rotterdam comenzó a escalar a un ritmo vertiginoso. Con 18 años ya debutaba en la Eredivisie y poco después en competiciones europeas. El nombre de De Guzman era seguido con atención. Centrocampista polivalente, con buen golpeo de balón comienza a llamar la atención de equipos grandes. En este tiempo, ha conseguido además la nacionalidad holandesa, por lo que puede optar por su país de nacimiento o por donde su formación futbolistica. Pero él parece tenerlo claro, y ya desde categorías juveniles opta por el naranja. Sin embargo, dos lesiones de rodilla le mantuvieron más de campaña y media practicamente en blanco frenando su progresión. En 2010, decidió poner fin a su etapa en Holanda y dio el salto a la liga española. Primero al Mallorca, después al Villarreal, para pasar a defender la camiseta del Swansea desde 2012. En enero de 2013, su buen hacer en la Premier hizo que Van Gaal decidiese darle, por fin, la alternativa internacional a nivel absoluto. Desde entonces lleva ya ocho internacionalidades, cerrando por tanto, cualquier opción de jugar con Canadá. 

sábado, 14 de junio de 2014

MUNDIAL 2014: Las variadas raíces suizas

En febrero de 2014, Suiza aprobaba en referendum limitar la llegada de ciudadanos extranjeros. Esta medida chocaba con la Unión Europea que tenía desde 2002 un acuerdo de libre circulación de personas. En el país centro europeo, ante el aumento del paro y crecimiento de población extranjera, se decidió consultar esta medida y resultó aprobada por una mayoría suficiente del 50,3% de votos positivos.

Ahora, muchos ojos miran con recelo a la Selección, donde cohabitan un buen número de emigrantes o hijos de estos, dando lugar a una de las Selecciones más multiculturales del torneo. Con el alemán Otmar Hitzfield al frente, puede verse a descendientes de españoles como a Philippe Senderos y Ricardo Rodríguez, turcos, Gohkan Inler, los italianos Tranquillo Barnetta y Diego Benaglio, o a nacidos en África como Johan Djourou (Costa de Marfil) o Gelson Fernandes (Cabo Verde). Pero sobretodo al abundante número de balcánicos: Valon Bahrami, Xherdan Shaqiri  y Granit Xhaka (Kosovo), Blerim Dzemailli (Macedonia), Haris Seferovic (Bosnia), Josip Drmic (Croacia), Admir Mehmedi (Macedonio-albanés) y Mario Gavranovic (Bosnio-croata).

Quince jugadores de la lista de veintitrés tienen orígenes ajenos a los suizos, o incluso nacieron fuera del territorio, y que quizá con la nueva normativa no hubieran podido residir en el país y mucho menos representarlo a nivel absoluto. Quizá una buena actuación sirva de recordatorio.

viernes, 13 de junio de 2014

Las fugas migratorias de México a EEUU

El fútbol es el deporte que se les resiste a los americanos. Aunque, en los últimos medalleros olímpicos, la República Popular China ha quedado mejor posicionada, EEUU está acostumbrado a ser el rey indiscutible en cualquier disciplina deportiva. Los mejores atletas, los mejores en natación, los mejores en baloncesto, en beisbol... Pero en el fútbol no. EEUU jamás ha alcanzado grandes cotas. Es innegable que en los últimos años ha progresado mucho, pero sigue siendo una Selección lejana de las poderosas. Y no hablamos de la percepción que se tiene de la MLS como cementerio de viejas glorias.

Esto, supone un pequeño triunfo para sus vecinos del Sur. México, país a la sombra de EEUU, con ciudades fronterizas, abundantes flujos migratorios que quieren adentrarse en "el sueño américano". A nivel futbolístico puede presumir y sacar su orgullo . La Selección azteca, aunque tampoco pase por sus mejores momentos, siempre ha resultado más temida y respetada que los yankis. De hecho, hubo hasta rumores en 2013 de que Landon Donovan, actual estrella del combinado estadounidense podría dejar la liga de su país para recalar en la mexicana (y se barajaron diversos destinos... América, Atlas, Veracruz...).

Martin Vasquez
Pese a esa bandera de orgullo mexicana a través del fútbol, no ha conseguido seducir a todos. EEUU, una Selección en la que abundan los descendientes de emigrantes, sigue siendo tentadora para futbolistas mexicanos, que en unos casos no alcanzan para defender a los aztecas, y en otros, simplemente han decidido optar por las barras y estrellas, aún teniendo esa oportunidad, o incluso tras haber alcanzado debuts sin carácter oficial que vinculasen al jugador definitivamente. .

La primera fuga migratoria correspondió a Martín Vasquez, nacido en una ciudad de Jalisco. Probó suerte en el fútbol y fútbol sala yanki, antes de conseguir competir a buen nivel en su país natal en las filas de Deportivo Guadalajara, Puebla, Veracruz y Atlas. En 1992, Menotti le convocó para una serie de amistosos de la Selección, fuera del calendario FIFA y pese a hacer su debut, no le inhabilitaban para cambiar de Selección. Algo que hizo en 1996, pasando a jugar con EEUU. Su compromiso perduró, llegando a trabajar para la Federación durante mucho tiempo después.
Jose Francisco Torres
Otro caso con semejanzas fue el de José Francisco Torres, nacido en Texas de padre mexicano y que estuvo esperando que se acordaran de él. Pese a nacer en EEUU, toda su carrera futbolistica se ha desarrollado más al sur, en Pachuca y luego en los Tigres UANL. Él jugador manifestó en ocasiones su voluntad de defender la elástica mexicana, llegando incluso a rechazar tomar parte del equipo Olímpico de EEUU para los Juegos de Pekín. Pero tras no contar para los seleccionadores Hugo Sanchez y Sven Goan Eriksson, Torres, cansado, en 2008 dio el sí a EEUU y ya lleva 26 internacionalidades, aunque se ha quedado fuera de cara a este mundial. Más claro lo tuvieron compañeros suyos que pronto se inclinaron por la camiseta EEUU como Herculez Gomez y Jonathan Rey Borsntein. De padres mexicanos y que han dado el salto a la competición azteca, pero siempre defendieron camiseta de EEUU. 
Edgar Castillo, con ambas camisetas
Más recientes son los casos de Edgar Castillo. Nacido en Las Cruces, y que también ha desarrollado la totalidad de su carrera en clubes mexicanos. Desde 2007 comenzó a entrar en convocatorias de la Selección azteca. Contó para Hugo Sánchez, Eriksson y Javier Aguirre. Pero, solo disputó encuentros amistosos y no llegó a tener su oportunidad en partidos oficiales. De nuevo, el jugador, harto de esperar, decidió tramitar su cambio de nacionalidad en 2009. Y el seleccionador Bob Bradley no lo dudó y contó con él de inmediato, aunque finalmente no estuvo presente en el Mundial de 2010. Pese a contar también para Klinsmann, tampoco se ganó un hueco ahora para la cita brasileña.  

Joe Corona
El último caso de un jugador que ha preferido renunciar a la oportunidad que le brindaba México ha sido Joe Corona. En este caso, no alcanzó a hacer su debut a nivel absoluto, pero sí en categoría Sub 22. De padre mexicano, madre salvadoreña y él nacido en Los Ángeles, tenía la oportunidad de optar entre cualquiera de los tres conjuntos. Este joven centrocampista no tuvo demasiado tiempo para pensarlo. En 2011, con 21 años recibió la llamada de Bob Bradley para hacer su estreno a nivel absoluto, aunque la destitución del técnico paralizó su estreno. En esas mismas fechas, Corona recibió la llamada para jugar con la Selección Mexicana Sub 22, que preparaba los Juegos Panamericanos y llegó a disputar un partido frente a Chile. Sin embargo, Corona pronto volvió a dirigir sus miras hacia EEUU, y al año siguiente cambió a la Selección Sub 23 americana, y a los pocos meses directamente con la Selección Absoluta. Aún así, a nivel de clubes sí ha optado por México enrolándose en las filas del Tijuana. Ahora, apunta a ser uno de los jugadores a seguir con lupa durante este Mundial. 

Sin poder considerarlos fugados al no haber vestido camiseta méxicana, pero sí contaban con pasados familiares se puede encontrar más casos de internacionales estadounidenses). Algunos tan celebres como el defensa Carlos Bocanegra (más de 100 partidos), Ramiro Corrales, los mencionados Herculez Gomez y Jonathan Rey Bornstein, Michael Orozco, Omar González o el portero Nick Rimando, estos dos últimos presentes en Brasil.

EL CAMINO INVERSO

No abundan los casos al revés pero sí hay algunos que decidieron desandar y regresar a México. El defensa Miguel Ponce, nacido en Sacramento, rechazó las tentativas de EEUU y se comprometió con la Tri También fue tentado el portero Cirilo Saucedo, de madre estadounidense, aunque en 2013 hizo su debut con los aztecas. Y uno de los que veremos en Brasil es Isaac Brizuela. Nacido en San José, donde sus padres emigraron. A los pocos años la familia Brizuela regresó a Jalisco, pero al nacer en suelo estadounidense, cabía la posibilidad de que pudiera defender camiseta yanki. Isaac Brizuela, que ahora juega en Toluca, ni se lo planteó y desde categorías inferiores se ha mantenido leal a su decisión.

jueves, 12 de junio de 2014

MUNDIAL 2014: Josip Simunic, sin Mundial por hacer el saludo nazi

Noviembre de 2013. Croacia derrota por 2-0 a Islandia en la repesca y certifica su clasificación para el Mundial de Brasil. Era su regreso tras faltar a Sudafrica. El estadio Maksimir de Zagreb reune a más de 30.000 personas para animar a su Selección. Y al finalizar el partido con los goles de Mandzukic y Srna se desata la alegría. La grada lo celebra, también los jugadores, y en ese momento, uno de los más veteranos del equipo, el defensa Josip Simunic, con 35 años, más de 100 partidos internacionales decide coger un micrófono y dirigirse a una grada donde todavía permanecen los aficionados más ruidosos. Simunic grita "Za dom" (por el hogar), con el brazo en alto, mientras los aficionados, al grito, respondían "Spremmi" (listos). Era uno de los gritos y saludos típicos de los Ustacha, la organización próxima al nazismo que dirigió el país durante la II Guerra Mundial y combatió con fiereza a serbios y gitanos de la región.

Simunic, veterano futbolista, nacido en Australia, donde sus padres emigraron comenzó jugando al fútbol en Melbourne, y de hecho podía haber optado por la Selección Australiana, pero él quiso jugar con la tierra de sus padres. En 1998 ya había dado el salto a la Bundesliga, donde jugó 14 temporadas entre Hamburgo, Hertha de Berlín y Hoffenheim. En 2011, en un regreso a sus orígenes se comprometió con el Dinamo de Zagreb. Desde 2001, que debutó a nivel internacional, era un habitual de la Selección. Presente en los Mundiales de 2002 y de 2006, más de 100 partidos y seguía siendo titular en la defensa. Pero la celebración le va a apartar de engrosar esas cifras. La FIFA tomó la determinación de sancionar su conducta con 10 partidos de suspensión, cerrando absolutamente la puerta a estar presente en Brasil. Sus excusas no prosperaron, y Simunic tendrá que ver el encuentro inaugural, entre su país y la anfitriona lejos del césped.

miércoles, 11 de junio de 2014

MUNDIAL 2014: Jugadores chilenos reivindican la Educación Pública

Voy a partir de una cosa que escuche hace unos meses. Estuve en la presentación de un libro sobre sociedad y fútbol, y en el coloquio, estaba muy reciente el Guinea Ecuatorial-España, que tanto debate levantó por la recompensa y el apoyo indirecto a Obiang, el dictador del país africano. Surgió una discusión. Y una las personas, muy enfadada con unas declaraciones de Fernando Llorente: "solo me centro en lo deportivo, el resto no me importa", le comparaba con "simplemente un trozo de carne". Y le retaba a que, cuando fuera él el que se padeciese males, familiares, deportivos, económicos, se atreviese a disculparlos,  y centrarse únicamente en lo deportivo. Que no le sirvieran de excusa cuando no se da cuenta, ni quiere hacerlo, de otros factores.

Hoy, a diferencia de Fernando Llorente. Tres jugadores de la Selección chilena, rival de España por cierto, se han salido de "lo deportivo" y han decidido mostrar su apoyo a la educación publica. "1980 (año en la que quedó prohibida), Todo Chile por Educación Pública". Jorge Valdivia, Jean Beasujour y Carlos Carmona decidían posar y mostrar su apoyo a las marchas por la Educación Pública que ayer se manifestaban en el país. El Seleccionador Sampaoli, recibió a los estudiantes y también apoyó sus demandas y posiblemente fue el que animó a esta fotografía. 

Nuestra Selección será campeona del Mundo, pero a veces tenemos mucho que remontar de otras.

PD Agradecer el aviso por Facebook de un seguidor chileno.


lunes, 9 de junio de 2014

MUNDIAL 2014: Moacir Barbosa, el repudiado



Es difícil concebir la depresión que supuso el Maracanazo. Hay que ponerse en situación, en 1950, en un estadio a reventar, en un país que ama y adora el fútbol y en el que con un simple empate basta para proclamarse campeón del Mundo. Además en la primera cita tras la II Guerra Mundial. Para Brasil, pese a ganar cinco campeonatos después, ese encuentro sigue escociendo. Pero si para alguien resultó aún más doloroso fue para Moacir Barbosa, el guardameta brasileño en la aciaga noche.

Moacir Barbosa era uno de los grandes porteros del momento. Comenzó en el modesto Clube Atletico Ypinga, pero apenas una temporada le bastó para llamar la atención del Vasco da Gama, donde alcanzó la titularidad de inmediato. Cuatro campeonatos brasileños e incluso la precursora Libertadores que era la Copa Sudamericana de Campeones refuerzan la gran labor del Vasco da Gama. Moacir Barbosa brilla con luz propia, y desde 1949 debuta con la Selección Brasileña a nivel internacional, convirtiéndose en el primer portero de raza negra de la misma. Así llega el Mundial de 1950, el Mundial en casa...

... Realiza un gran campeonato, tanto que al final del torneo será elegido como el mejor portero... pero contra pronostico, en el partido final, con un Maracaná rebosante, Uruguay se impone por 1-2 y Brasil pierde su campeonato. Se culpa a Barbosa de los fallos que cuestan los dos tantos y su nombre pasa a ser el de un próscrito. Se le culpabilizará de la derrota. De una "humillación nacional", de una "catastrofe similar a Hiroshima", "Drama, Tragedia y ridiculo"... como concibieron algunos medios el Maracanazo.

Pese a eso, Moacir continuó defendiendo la portería de Brasil hasta 1953, en el que una grave lesión en un choque en un duelo contra Botafogo le acaba costando el puesto. En 1956, habiendo perdido la titularidad en su club, probaría cesiones en el Bonnsucceso y el Santa Cruz, para acabar colgando las botas en 1962 con 41 años en el modesto Campo Grande. Se sacó una plaza de funcionario y se retiró de la vida pública, cansado de ser recordado como el culpable del Maracanazo.

Su nombre siempre permaneció vinculado como gafe. En 1993, quiso realizar una visita a la concentración de la Selección Brasileña y Mario Zagallo, director técnico de la Federación le negó la entrada alegando que traería mala suerte. Un golpetazo más, 43 años después del suceso que seguía marcando su vida.

Moacir Barbosa llegó a declarar: “En Brasil, la pena mayor por un crimen es de treinta años de cárcel. Hace cuarenta y tres años que yo pago por un crimen que no cometí".
La vida siguió dándole golpes. Su esposa falleció en 1997 tras varios años de lucha contra el cancer. Él lo haría tres años después por un derrame cerebral a los 79 años. Sus últimos años, padeció graves apuros económicos, que hicieron que el Vasco da Gama le otorgará una pequeña pensión. Aún así, a su entierro no acudió ningún compañero ni dirigente del club regatista. Solo un directivo de su primer club el Atletico Ypinga. Tampoco, se guardaron minutos de silencio en su memoria. Moacir Barbosa murió como pasó su vida desde el Maracanazo, repudiado.

domingo, 8 de junio de 2014

MUNDIAL 2014: Camerún y su tendencia autodestructiva

Camerún consiguió ganarse la presencia para el Mundial de Brasil, no sin complicaciones. Pero finalmente, el alemán Volker Finke pareció conseguir una tregua. Samuel Etoo y Alex Song, sus dos mejores jugadores pero enemigos declarados, decidían pacificar la situación y contribuir a sacar el equipo adelante. La victoria sobre Túnez por 4-1 en la ronda final de clasificación parecía mostrar buenas sensaciones. El empate a dos en un amistoso contra Alemania la semana anterior, invitaba a respetar al conjunto africano. Pese a caer en un grupo complicado con Brasil, Croacia y México, no se descartaba que pudiera dar sustos y poner en aprietos a cualquiera de ellas. Cuenta con una Selección experimentada. Un centro del campo de mucho músculo (Song, Enoh, Mbia, Makoun), centrales considerados (Nkoulou y Chedjou), laterales (Assou Ekotto, Bedimi, Nyom), pese a no contar con Kameni, Itadje estaba respondiendo en la portería. Y arriba, una buena nómina de delanteros, desde Etoo, posiblemente ante su última oportunidad de hacer algo grande en un Mundial, a Webó, a otros jovenes leones hambrientos como Choupo Moting, Aboubakar o Frabice Olinga. Uno de los equipos de Camerún más completo y con apariencia de fiable en todas las lineas. Jugadores experimentados y curtidos en grandes ligas. Pero hoy, cuando se les esperaba en el aeropuerto para partir rumbo a Brasil... No han aparecido. Discrepancias con las recompensas económicas pactadas han provocado un plantón al primer ministro y de nueva la apertura de la caja de pandora y las malas sensaciones que arrastra este conjunto ante cada gran cita. 

Recupero este artículo que publiqué el 24 de marzo de 2013. En plena fase de clasificación, anterior incluso a la llegada del alemán Finke. Veremos si Camerún emerge entre el caos y por fin se reafirma en la Fase Final de un Mundial, o de nuevo, acusará todos los golpes externos y volverá a decepcionar y desaprovechar la oportunidad.

La década perdida de los Leones Indomables

Hoy Camerún se imponía por 2-1 a Togo en un partido de clasificación para el Mundial con dos goles de Samuel Etoo. No era un duelo sencillo, pese a que el rival no contaba con su mejor futbolista, Adebayor, ex Arsenal y Real Madrid y que actualmente defiende la camiseta del Tottemham. Pero durante muchos minutos, el estadio de Yaoundé abucheó a sus jugadores temiéndose otro batacazo. Y es que una Selección que en los últimos años ha tenido nombres en las mejores ligas del fútbol europeo como Rigobert Song, Jean Makoun, Alexandre Song, Geremi, Enoh, Webo, EmanáLauren, Kameni, NKoulou, AssouEkotto, Bassong y por supuesto Samuel Etoo debería ser la potencia dominadora en África. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Los Leones Indomables han aparecido siempre entre los más talentosos del África Negra. Consiguió su primera clasificación Mundialista en el Mundial de España 82 (y en los Jardines del Mundial, optó por un árbol de Jupiter). Y se despidió sin conocer la derrota tras empatar sus tres partidos en la primera fase, ante Perú, Polonia y la campeona Italia y por el golaverage con esta última. En ese periodo, levantó sus dos primeras Copas de África, en el 84 y 88 y quedó subcampeona en el 86. Nombres como los de Roger Milla, o el del portero Tommy Nkono, despertaban admiración.

Desde entonces Camerún ha sido una habitual en el mundo del fútbol. Primera Selección africana en avanzar a unos Cuartos de Final en Italia 90, y presencia desde entonces, en todos los Mundiales con la excepción del 2006. En esos años 90, Camerún dejaba de ser una sorpresa para ser tenida como una referencia que podía dar un susto. Estuvo en los mundiales del 94, 98 y 2002. Ganó dos Copas de África consecutivas en 2000 y 2002. Y en 2003, otro hito. En la Copa Confederaciones 2003, Camerún fue primera de grupo (derrotando a Brasil), se cargó a Colombia en semifinales y solo un gol de Henry en la prorroga, les apartó del Titulo. En pleno Saint Denis, cayeron con la anfitriona. Ese torneo estuvo marcado, por la muerte de Marc Vivien Foé, centrocampista camerunés en pleno partido de semifinales. Una imagen que conmocionó al mundo. .

Samuel Etoo, empezó a mostrar su liderazgo y su inmensa capacidad como futbolista. Participó en el torneo, (fue el autor del gol en la victoria contra Brasil) pero a su vez, regresaba a jugar los compromisos con el Mallorca. De hecho, lideró al club balear proclamándose campeón de Copa de Rey, anotando dos goles y provocando un penalty. Lo celebró con la bandera de su país, fue nombrado mejor jugador de la Final, ovacionado por ambas aficiones, y mientras sus compañeros lo celebraban, recogió el trofeo y se embarcó a París inmediatamente para jugar la final contra Francia en menos de 24 horas.

Era la Selección que, unos pocos años antes, en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 se había llevado el Oro. Unos jovencisimos Etoo, Kameni, Geremi, Lauren, Kome o Womé derrotaron en la final a una España con Xavi, Puyol, Albelda, Capdevila, Marchena, Tamudo... (En Semifinales al Chile de Zamorano y en Cuartos apearon a Brasil con Ronaldinho o Lucio) ¿Porque no confiar en esa progresión y que Camerún rompiese el bipartidismo Europa-Sudamérica? Y cuyo dominio en África resultase incuestionable...

Pero algo se torció por el camino... Camerún vive inmersa en una continua "guerracivil" dentro de la Federación. Entrenadores, jugadores, dirigentes, salen disparados. Los trapos sucios se airean públicamente. Muchos se niegan a jugar y los Leones Indomables que conjugaban prometedores jugadores, veteranos capacitados, talento en diferentes posiciones y experiencia en grandes Ligas han desperdiciado su capacidad.No se clasificó al Mundial de 2006 y en el pasado torneo de  Sudáfrica perdió sus tres partidos... En la Copa de África, más decepciones que éxitos, llegando a tocar fondo, cuando fue incapaz incluso de clasificarse para las ediciones de 2012 y 2013...

Y son ya muchos ejemplos. Desde ese 2003 cuando Camerún parecía reivindicar su hueco en la élite mundialista, ha continua la decadencia de la Selección, que ahora se mueve en una tristisima posición 79ª del Mundo en el Ranking FIFA (y la 19ª de África). En 2006, se quedaron fuera del Mundial tras errar Womé un lanzamiento de penalty que les hubiera clasificado. Denunció amenazas de muerte, acusó que ni Etoo ni Rigobert Song se atrevieron a asumir la responsabilidad y su casa en Camerún fue incendiada.   El técnico Artur Jorge fue despedido. Y desde entonces todas las apuestas de entrenadores europeos han resultado grandes fiascos: el holandés Haan, el alemán Pfister, el francés Paul Le Guen, por supuesto Clemente y otro francés Lavagne. Ahora, vuelve a regirla un técnico local como Akono. El hombre que supo llevar al Oro al equipo camerunés en 2000. Y él encargado de intentar reconducir un caos que ha dilapidado una Selección que prometía dar mucha guerra.

En ella se ha producido el regreso de Womé, que había anunciado su retiro del fútbol internacional en 2007 y que ahora juega en el Canon Yaoundé camerunés, hoy se ha atrevido a sustituir al propio Etoo por Alex Song, cuyos cruces de declaraciones y odios han sido habituales los últimos meses, ha conseguido que regresen Emana, Assou Ekotto y Bassong, jugadores que han destacado en la Liga y en la Premier y que habían renunciado a la Selección anteriormente por discrepancias con la Federación Camerunesa... Está rejuveneciendo el equipo (pese a la llamada de Womé), incluso contando con el malaguista Fabrice Olinga de 16 años. 

Etoo, que pocos meses antes llegó a denunciar que no se fiaba de la comida que le proporcionaba la Federación Camerunesa y que temía ser envenenado, ha vuelto a ser el líder que se espera de él y con sus dos goles, vuelve a situar a Camerún en el camino del Mundial de Brasil. Con 33 años posiblemente sea su última posibilidad de triunfar en una cita mundialista, y reclamar un merecido trono de mejor jugador Africano de la historia. Pero para eso, todos Los Leones Indomables habrán de remar todos juntos... Se ha desperdiciado una década...

viernes, 6 de junio de 2014

MUNDIAL 2014: Romario, del genio en la cancha al comprometido parlamentario

G
Romario fue el primer gran futbolista que yo ví. En la campaña 93-94 ganó la Liga con el Barça, se plantó en la final de la Champions y fue pichichi en la Liga española dejando algunos golazos y detalles inolvidables. Después comenzó el Mundial de EEUU´94. Y su equipo logró alzarse con su cuarta Copa del Mundo. El jugador brasileño sería nombrado merecidamente mejor el futbolista del torneo. Su calidad, regate y definición eran una delicia.

Tampoco eran sus únicos gestos característicos. Fuera de serie desde joven, destacando en el Vasco da Gama, dio el salto al PSV Eindhoven con quien ganó tres ligas holandesas antes de pasar al Barcelona. Pero Romario ya había generado otras de sus habituales señas de identidad. Su indisciplinada vida. Reincorporaciones con retrasos a las concentraciones o del regreso de partidos de su Selección, abundantes y notorias salidas nocturnas... Esas acciones le venían desde joven. Ya en categoría juvenil fue expulsado de las concentraciones brasileñas sorprendido intentando que mujeres accedieran a su habitación. Cruyff harto de sus habituales escaramuzas, decidió prescindir de él pese a su espectacular rendimiento. Regresó a Brasil, antes de iniciar una segunda etapa en España en el Valencia, en donde chocó desde el principio con Luis Aragonés, nada dispuesto a permitirle su estilo de vida.

Romario desarrolló una espectacular carrera. Pero también le pasó factura, y nunca volvió a tomar parte en una Copa del Mundo con la camiseta brasileña. Goleó en su Brasil, en los Países Bajos, en España, en Catar, en EEUU, en Australia... Cuál viejo rockero, Romario no se detuvo ante nada para ser considerado uno de los delanteros más prolificos de la historia. En sus cuentas aparecen más de 1000 goles. La FIFA rebaja esa cifra, pero aún así son unos números espectaculares, para un jugador que saboreó títulos allá donde jugó.

En el otro lado, las discrepancias con Zico y Zagallo y una inoportuna lesión le acabaron dejando sin hueco en Francia 98 (y de haber visto una delantera formada por él y por Ronaldo) o con Scolari, que tras apostar por él como capitán no aceptó que renunciase a tomar parte en la Copa América de 2001. Romario se lamentó con lágrimas, pero no hubo manera de hacer cambiar de idea al entrenador. Y sin él, Brasil obtendría su quinto título mundial en Corea 2002.

Cruyff, Aragonés, Zico, Zagallo, Scolari... Una amplía lista de pesos pesados de los banquillos con los que Romario se enfrentó. También sería así con compañeros de equipo... Andrei en Flamengo, Savio en Fluminense... Las polémicas en ocasiones no se quedaron ahí. Su desprecio a Zico le llevó a poner su imagen en el water público en un bar de su propiedad y le acabó costando una multa de 22.000 dolares. Tampoco hablaría muy bien de él su comisión de fraude fiscal por sus ganancias en 1996, que le supuso una condena de dos años de cárcel. Incluso, la sombra del dopaje planeó sobre él por una sustancia prohibida que se achacó a un crece pelo. 

Todo eso no impidió a Romario despedirse a lo grande. De la Selección, con vuelta de honor al estadio. Del fútbol, con sus cifras goleadoras, publicando un DVD con sus tantos e incluso de si mismo, descolgando las botas en 2009 para jugar un par de encuentros de Segunda División con el América do Rio, el club del que era aficionado su fallecido padre.

¿Que podía hacer Romario tras colgar las botas? El fuera de serie que reconocía sus escapadas nocturnas, eran públicos sus retrasos y ausencias a entrenamientos y peleado con un amplio número de los técnicos que le dirigieron ?donde encontraría ocupación?

Pues Romario, en 2010, decidió optar a ser diputado por Rio de Janeiro. El poco disciplinado delantero, formando parte del Partido Socialista Brasileño, obtuvo su acta. Y desde entonces, Romario se ha convertido en una de las sensaciones del Parlamento. Progresista, valiente, comprometido. su nombre ya ha figurado para cotas mayores. El hombre que de vez en cuando se situaba en el trono de entre los mejores futbolistas de la historia, en EL PAIS concedía una entrevista, "Me gustaría que dijeran que fue bueno en el fútbol y en la política", concedía un Romario mucho más modesto y templado a sus 42 años. También pronosticaba que el Mundial sería un fracaso para los pobres del país. Y es que desde la Confederaciones, a este Mundial, las voces de protesta que acompañan a la organización de este campeonato han sido notorias y han trascendido a todo el mundo. Mucha gente brasileña se haya indignada por el gasto que ha supuesto, máxime cuando la FIFA será la que obtenga más beneficios económicos. El crack brasileño es uno de ellos. Por contra, mientras Romario se alineaba con los desfavorecidos, Pelé, otro ídolo futbolistico carioca y que también tuvo una breve etapa política como ministro de Deportes en 1994, prefería restar importancia a las muertes de obreros sometidos a trabajos contra reloj para llegar en fecha al evento.  De sus críticas, tampoco escapó otro genio, como Ronaldo, del Comité Organizador del campeonato. Y es que el Romario, talentoso e indisciplinado deportista, se ha convertido en un parlamentario comprometido. 

jueves, 5 de junio de 2014

El "po de arroz" en Brasil


No es un fenómeno únicamente en Brasil. El fútbol lo introdujeron los ingleses y fueron las élites locales las primeras en aficionarse al nuevo deporte, se ha repetido practicamente en todos los países del mundo. Empresas con trabajadores británicos comenzaban a practicar el balompie que se extendía por la población. Los clubes que iban surgiendo en el campeonato brasileño, todavía con carácter amateur, tenían sus propias reglas de ingreso para sus miembros. En algunos casos, dependientes de fábricas o empresas, se les dotaba de un contrato de trabajo que justificase su participación, aunque siempre quedaban asignados a mayor libertad de horarios y tareas más leves. También se impuso la norma de que los jugadores supiesen leer y escribir, lo que provocó cursos y clases de alfabetización express para muchos jugadores de escalafones bajos. Pero hubo un hecho que marca el carácter racista que abundaba a principios del siglo XX.

El Fluminense, era el club más aristocrático de Brasil. Era el referente de las élites cariocas, a su estadio acudían empresarios y personas adineradas portando elegantes trajes. De hecho, solía colocarse los colores del equipo en los sombreros. Fue el primero en exportar cánticos ingleses, como el hip, hip, hurra. Se organizaban bailes y eventos entre jugadores y aficionados. Pero, los empresarios, o altos empleados, comenzaron a padecer una serie de apuros al enfrentarse a conjuntos más jóvenes, por lo que fue abriendo la puerta a estudiantes universitarios, con mayor resistencia física y mayor libertad de tiempo que la que permitían las obligaciones directivas. 

Pero el Fluminense dio un paso más, que le acabaría provocando uno de sus apodos. Con el equipo más elitista de Brasil, no habituaban los jugadores que no fuera de raza blanca. Pero Carlos Alberto, hijo de un fotógrafo con estudios universitarios, comenzó a destacar en las filas del América. Y en 1916, recibió una llamada para pasar a formar parte del Fluminense. Carlos Alberto, por supuesto acepta. Pero su tono de piel, mulato, genera un problema. El equipo, acostumbra a saltar al campo y saludar vehementemente a sus aficionados, Carlos Alberto, es ocultado en el vestuario y no realiza el habitual cumplido. Además, para disimular su tono de piel, se unta por el rostro, polvo de arroz, una sustancia similar a los polvos de talco para intentar aparentar una tonalidad más clara. Pero en un duelo contra su ex equipo, la grada del América comienza a dirigirse a él con la sustancia que emplea "¡Po de arroz! ¡Po de arroz!" (Polvo de arroz en lengua portuguesa). Aunque Carlos Alberto prefiere no darse por inmutado, el apodo cuaja y acabará extendiéndose a todo el conjunto del Fluminense. A día de hoy, es una de sus señas de identidad y se emplea para animar desde la grada, habiendo superado las connotaciones que tenía en su día.

miércoles, 4 de junio de 2014

MUNDIAL 2014: Charles Miller y la paternidad del fútbol en Brasil

Charles Miller
Estamos ya a pocos días de que comience el Mundial de Brasil. Sin duda, uno de los países que más predilección siente por este deporte. ¿Pero quien introdujo el balompie en el país carioca? Como sucedió practicamente en todo el mundo, habría que buscar el origen en emigrantes, trabajadores ingleses que popularizaron este deporte. 

Habitualmente, este honor ha correspondido a Charles Miller, un muchacho nacido en Sao Paulo en 1874, descendiente de un ingeniero ferroviario inglés, John Miller, que se casó con una brasileña, Carlota Fox, también con raíces británicas. Regresó a suelo inglés para cursar estudios, y allí se aficionó al deporte. Empezó a practicar el fútbol y tuvo actuaciones destacadas. Dio sus primeras patadas con el Corinthians, un club amateur de Londrés (y cuyo nombre inspiraría posteriormente para el equipo brasileño) y luego también jugaría con el Southampton. Finalizados sus estudios en 1894, tocaba regresar a Brasil, pero en su equipaje, acompañó botas, balones, unos uniformes usados y un reglamento de la Federación inglesa con las 13 pioneras reglas del fútbol. Su intención era la de seguir jugando a este deporte en el lejano Brasil.

Y tuvo éxito. Primero convenció a los ingleses presentes de que se volcarán con el fútbol. El primer partido en Brasil enfrentó a trabajadores de la compañía del gas contra los obreros de la Railway Sao Paulo, donde destacaba el ideólogo del duelo, Charles Miller. Su empeño en potenciar el deporte se mantuvo y así surgió el Sao Paulo Athletic, el decano de los equipos brasileños. Tuvieron que pasar unos años para la creación de un campeonato con diversos equipos, pero el Sao Paulo, con Miller en sus filas conseguiría imponerse en las tres primeras ediciones consecutivas, 1902, 1903 y 1904. Colgó las botas en 1910, para trabajar en la Royal Mail y acceder al cargo como vicecónsul británico.

Miller ha pasado a la historia como el padre del fútbol brasileño y tiene una gran cuota de responsabilidad. Aunque no es el único que merecería aparecer como progenitor. Desde Inglaterra, han surgido muchas voces que reivindican la figura del escocés Tom Donohoe, trabajador de la industria textil y que se desplazó a Bangu en 1893, meses antes al retorno de Miller. Allí han aparecido referencias a partidos y choques. Donohoe, también participaría en la fundación del equipo de Bangu en 1904. Pese a que su influencia y popularidad resultó inferior, esos meses de ventaja hacen que algunos reclamen esa paternidad del fútbol brasileño a este último.

Otros nombres que también merecerían tener su hueco serían, Oscar Cox, otro descendiente de ingleses que nació en Brasil y regresó enamorado del fútbol tras estudiar en Europa. Participó en los primeros choques que organizó Miller, además de ser el fundador en 1902 del Fluminense, uno de los conjuntos históricos del país o el del alemán Hans Nobiling, que fundó el Germania en Sao Paulo, tomando como referencia los colores del Hamburgo, equipo en el que había jugado antes de emigrar a Brasil como comerciante.
Estatua en honor a Tom Donohoe

domingo, 1 de junio de 2014

BIBLIOTECA: Red or Dead

Os doy la lata por última vez sobre mi viaje a Edimburgo... Pero es que en una librería en pleno Queen´s Street, la calle más comercial de la capital escocesa, aparecía este libro como el tercero más vendido en el momento. La portada era claramente futbolera, se atinaba a reconocer a un Liverpool de fondo, y un titulo claro y poderoso "Red or Dead", escrito por David Peace, que se vislumbraba en la parte inferior que era también el autor del conocido "The Damned United", llevado posteriormente al cine. Pese al éxito de la película, los libros futboleros de David Peace no se han traducido al castellano. 

Si en The Damned United trataba sobre la brevisima etapa de Brian Clough al frente Leeds United, en esta ocasión también trata una novela en la que repasa una evolución del Liverpool. En 1959 el equipo Red se encontraba en Segunda división. Después desarrolló una brillante etapa de crecimiento, acompañada de Bill Shankly, mítico entrenador del Liverpool, el equipo Red y que acuñó la celebérrima frase "El fútbol no es una cuestión de vida o muerte. Es algo mucho más serio".