viernes, 12 de septiembre de 2014

¿Alguna vez Tamudo se ha negado a jugar con Cataluña? Parece que no

Raúl Tamudo... quizá una de las últimas perlas del fútbol premoderno, diferente al actual que ahora nos gobierna. Imagen imborrable del Espanyol. Equipo en el que estuvo desde 1996, y pese a que probó cesiones en Vitoria y Lleida, fue en el club modesto de Barcelona donde se consagró como una de las estrellas de la Liga. Nunca jugó en un grande. Él se construyó su nombre desde un conjunto humilde. Fue derribando muros, a base de goles, de trabajo, de esfuerzo. Desde joven atesoró ese olfato de gol, capaz de estar en el momento adecuado, de ejecutar la acción precisa para poder perforar la portería contraria. Y le sumó inteligencia, picardía, talento. Inolvidable fue el tanto que decantó la Copa del Rey del año 2000 frente al Atlético de Madrid. Tamudo, astutamente esperó a que Toni, portero rojiblanco, dejase el balón al disponerse a sacar, apareció por su espalda e hizo el primer tanto victorioso. Ese verano, obtendría la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney con el equipo español, y en un choque en la final contra su futuro compañero Kameni, caería lesionado. En Glasgow ya le esperaban ansiosos, conscientes de su potencial, pero el médico de Rangers, consideró que la lesión no tenía buena pinta y desestimó el fichaje. Tamudo que se había marchado llorando, pero dispuesto a aceptar por la necesidad del Espanyol de vender, sonreía gustoso.

Los años demostraron que no estaba lesionado. Ganó su segunda Copa del Rey en 2006 (también abriendo el marcador) y llegó a la final de la Copa de la UEFA en 2007. Con el Espanyol se convirtió en su máximo goleador histórico y el jugador que más partidos había disputado. Por supuesto hubo temporadas de sufrimiento. De pelear por la permanencia. Tamudo saboreó y contribuyó a que terminasen de manera satisfactoria Aunque, finalmente, peleas con entrenadores y directiva emponzoñaron su salida en 2010. Se iba ese hombre record, que además pasará a la historia por ser el único capaz de jugar en Sarriá, Montjuic y El Prat defendiendo la camiseta perica.

Aún tuvo tiempo de hacer grandes cosas. Primero en San Sebastián, donde estuvo un año y anotó siete tantos. Después en Vallecas, donde de nuevo, un gol suyo ante el Granada en el tiempo añadido salvaba al Rayo Vallecano del descenso y convertía de nuevo a Tamudo en ídolo. Tras el Rayo, pasó un breve periodo por el Pachuca mexicano, antes de regresar en enero a Vallecas. Actualmente, apura sus últimos destellos en las fila del Sabadell en Segunda. Además de sus anotaciones ligueras, Tamudo también se ganó un hueco con la Selección. Fueron apariciones esporádicas, sin ninguna presencia en una Fase Final, pero Tamudo acumuló 13 internacionalidades, anotando cinco goles. Cuatro de ellos fueron en partidos amistosos, pero el quinto fue en plena fase de clasificación a la Eurocopa 2008 abriendo el marcador en AArhus en un duelo decisivo en Dinamarca, tras un mal inicio del equipo de Luis Aragonés. Desde ese momento, la Selección comenzó a crecer hasta su ciclo más glorioso.

Y tras este largo repaso a la trayectoria del jugador de Santa Coloma de Gramanet, alcanzó el por que del artículo. No sé si es en Madrid únicamente, o es algo extendido en otros lados. No sé cuanto de certeza tiene. Pero ayer, 11 de septiembre y con la Diada y reivindicación nacionalista de fondo (con Piqué entre los congregados por ejemplo), por wasap me volvió a aparecer esta historia. "Tamudo se negó a jugar con Cataluña". Aunque la historia es difusa, se suele vincular a que Tamudo, tendría sentimientos españolistas o contrarios a una independencia catalana y por eso optó por esa renuncia. Pero yo no consigo verificar la historia...

De hecho, lo que es innegable es que Tamudo sí ha jugado con la Selección Catalana. Incluso ha marcado un gol para ella, en un duelo en 1998 contra Nigeria, en un Montjuic lleno de banderas catalanas, presidido por el hasta hace unas semanas admirado Jordi Pujol... O en la edición de 2002, ante Brasil, en la que ejerció de capitán catalán incluso. 




El caso es que yo no consigo encontrar una fuente fiable a ese comentario tan extendido. Si hay unas declaraciones en internet que recogen varios medios del año 2007. Tamudo se mostraba partidario en la revista Selecciona´t de que Cataluña pudiese jugar competiciones oficiales. Aunque no se moja sobre que Selección escogería y pide que nadie debería ser sancionado en caso de negarse a renunciar a algún combinado nacional. No son unas declaraciones incendiarias, hechas a una revista abiertamente favorable a ese contenido, pero no hacen pensar en que Tamudo tenga un sentimiento antinacionalista, sino más bien lo contrario. De hecho, en fechas relativamente recientes como en 2009 y 2010 se rumoreó su nombre en las listas de Johan Cruyff aunque la citación no llegó a producirse.

¿Acaso las rechazó? Desde luego no se ha filtrado ni dicho abiertamente. Quizá, ese odio que sentía el Camp Nou a Tamudo influya en esta percepción. Esa admiración que despertó en la España antiBarça en 2007 cuando ocurrió el Tamudazodos goles suyos apearon al Barça del liderato con apenas una jornada en juego han hecho crecer un sentimiento de símbolo de catalán españolista. Jugador del Espanyol (aunque el Espanyol también este en una fase de no querer renunciar a su catalanidad), jugador de la Selección Española, pitado y aborrecido en el Camp Nou, altavoz del nacionalismo futbolistico. Su nombre se propuso para catalán del año en 2007... Pero desde Madrid se decía que su candidatura había sido vetada por parte de sectores nacionalistas. ¿Un mártir españolista?. Ahora faltaba que Tamudo además rechazase jugar con Cataluña. Pero en 2008... De nuevo Tamudo sacaba las patas del tiesto. Se declaraba "anticulé", algo que se mencionó y comentó mucho (aunque no debería ser tan noticiable). Pero en la misma rueda de prensa, aseguraba ponerse a disposición de la Selección Catalana "como siempre". Salvo una carta al director en Democracia Nacional, y en la que se corrobora que la leyenda urbana existe sin base ("Tamudo no va por no sentirse identificado con el independentismo aunque no lo puede decir") yo no encuentro más que teorías y rumores muy poco sólidos. Eso sí. Me reafirmo, bastante extendidos.

Tristemente para los sectores españolistas que querían engrandecer su figura por esa vía... me suena a leyenda urbana infundada. Son suficientes declaraciones y participaciones de Tamudo con la Selección Catalana como para dudar de que alguna vez se haya negado a defenderla por convicciones políticas.  

7 comentarios:

doRCCV dijo...

En un Montjuic lleno de banderas catalanas...y estreleiras! Justo el momento que pones de tamudo celebrando el gol con Catalunya se ven varias estreleiras de fondo.

Algo tenía escuchado sobre esta historia pero pienso igualmente que fueron rumores infundados por parte de sectores espanholistas para agrandar su leyenda. Otra historia que también escuché es la de Diego López renegando de la selección galega pese a jugar de portero en el primer partido de la vuelta de la selección en 2005.

Anónimo dijo...

Es evidente que Tamudo ha jugado con Cataluña, además aunque sea castellanoparlante ha hecho más de un comentario en catalán. El problema es que es perico y los nacionalistas catalanes culés lo odian y los españoles lo han querido utilizar, tesitura en la que nos encontramos muchos pericos. Por cierto soy perico, catalanoparlante, catalanista y de izquierdas y evidentemente no soy el único ya que en el Espanyol hay de todo!

Anónimo dijo...

Aprovecho para decir que Tamudo es el máximo goleador catalán de la historia.

Anónimo dijo...

Un ESPAÑOLISTA ANTI-ESPAÑOL,SOLO PUEDE DARSE EN ESA ENFERMEDAD MENTAL SUBVENCIONADA LLAMADA CATALANISMO.

Anónimo dijo...

Lo que es seguro es que se puede ser catalanista y anticulé. Merengues y culés la misma m.... es!

Anónimo dijo...

Por cierto de momento aquí no se había insultado a nadie, lo digo, evidentemente por el que ha insultado al catalanismo de manera gratuita.

Eric Lorente Ferriz dijo...

Qué poco trabajo tenéis, vaya panfleto. Dejad al gran Tamudo en paz. Fachas