martes, 15 de julio de 2014

La "pandilla de gays" campeona del Mundo

La Selección alemana se proclamó campeona del mundo por cuarta vez en su historia. Además, consigue romper el hito de que ningún conjunto europeo se había impuesto en los campeonatos disputados en América. Y para la historia quedará también el arrollador triunfo en semifinales frente al anfitrión Brasil. Una generación magnifica que consigue por fin poner su nombre como campeón.

La profecía aquella de que la Alemania unificada sería imbatible que anunció Beckenbauer no era tal. Y Alemania tuvo que recomponerse. Tenía muchas dudas en 2006 cuando organizaba su Mundial. Parecía que venían años de sequía y pocos nombres conseguían albergar ilusión y esperanzas. El mítico ex jugador Jurgen Klinsmann fue nombrado nuevo seleccionador y comenzó una ardua tarea para rejuvenecer el equipo y dotarlo de un estilo de juego más vistoso y elegante. Tuvo que enfrentarse a veteranos pesos pesados y dar entrada a jóvenes como Klose, Lahm, Podolski, Schweinsteiger que una década después continúan integrando el núcleo de la Selección. Alemania fue tercera en su mundial, pese a que no partía entre las favoritas. Cayó en semifinales ante Italia, posterior campeona y Klinsmann dejó el cargo satisfecho de sus resultados y habiendo consolidado una nueva línea.

Pero el relevo fue lo más cercano posible. Joachim Low, su segundo entrenador heredó el cargo y continuó con la dinámica iniciada. Hoy mismo reconocía el mérito y la importancia de Klinsmann al frente. Desde entonces, Alemania ha sido la Selección fiable que la caracteriza. Sucampeona de Europa en 2008, semifinalista en 2010, de nuevo semifinalista en 2012 y ahora consiguiendo su cuarto cetro mundial.

Por el camino, siguieron cayendo pesos pesados. Michael Ballack, quizá como el último icono de una Alemania anterior, se quedó fuera del Mundial de 2010 y tuvo que ceder la capitanía a Lahm. Su representante cargó con dureza. Dijo que la Selección la controlaban una panda de gays y que el nuevo estilo de juego respondía a esa condición. 

La verdad es que no han sido las únicas voces que han tildado de homosexuales a algunos jugadores, o al propio Klinsmann que ya tuvo que escuchar ese rumor en su etapa de jugador, incluso Jesús Gil rechazó su fichaje  "porque le dijeron que perdía aceite". Ese rumor se extendió a Joachim Low. Pero los rumores avanzaron cuando Thomas Hitzlsperger, miembro del equipo alemán en el Mundial de 2006 y la Euro 2008 salió del armario en enero de 2014, ya retirado en activo. También levantó polvareda cuando el actual portero del equipo alemán, Manuel Neuer, dijo que "animaba a los futbolistas gay a hacer pública su condición sexual". Hoy esta Selección Alemana a la que se vinculan estos rumores y la acusaron de ser dirigida por un núcleo de gays celebra un nuevo título. 

4 comentarios:

doRCCV dijo...

Muy buena la celebración entre Schweinsteiger y no recuerdo quién era el otro, amagando darse un beso duranto unos buenos segundos. Seguro que con ese gesto pensaron en eso de la pandilla de gays.

Me gustó mucho este artículo.

Jose MME dijo...

¿Esto quiere decir que con Guti habríamos ganado?

No creo visto lo visto con Portugal y Cristiano.

Miki dijo...

Muy buena entrada, sí. ¡Gracias!

Mr Quely dijo...

Si fueran gays de verdad nunca habrían jugado el Mundial, se habrían inventado uno alternativo para gays, como los juegos olímpicos gays, los festivales de cine gay y todas esas mariconadas.
Si no se automarginan, no son gays, por muy homosexuales que sean. La diferencia entre un gay y un homosexual cualquiera es que el primero se empeña en seguir siendo un discriminado. Positivamente, pero discriminado al fin y al cabo.