viernes, 13 de junio de 2014

Las fugas migratorias de México a EEUU

El fútbol es el deporte que se les resiste a los americanos. Aunque, en los últimos medalleros olímpicos, la República Popular China ha quedado mejor posicionada, EEUU está acostumbrado a ser el rey indiscutible en cualquier disciplina deportiva. Los mejores atletas, los mejores en natación, los mejores en baloncesto, en beisbol... Pero en el fútbol no. EEUU jamás ha alcanzado grandes cotas. Es innegable que en los últimos años ha progresado mucho, pero sigue siendo una Selección lejana de las poderosas. Y no hablamos de la percepción que se tiene de la MLS como cementerio de viejas glorias.

Esto, supone un pequeño triunfo para sus vecinos del Sur. México, país a la sombra de EEUU, con ciudades fronterizas, abundantes flujos migratorios que quieren adentrarse en "el sueño américano". A nivel futbolístico puede presumir y sacar su orgullo . La Selección azteca, aunque tampoco pase por sus mejores momentos, siempre ha resultado más temida y respetada que los yankis. De hecho, hubo hasta rumores en 2013 de que Landon Donovan, actual estrella del combinado estadounidense podría dejar la liga de su país para recalar en la mexicana (y se barajaron diversos destinos... América, Atlas, Veracruz...).

Martin Vasquez
Pese a esa bandera de orgullo mexicana a través del fútbol, no ha conseguido seducir a todos. EEUU, una Selección en la que abundan los descendientes de emigrantes, sigue siendo tentadora para futbolistas mexicanos, que en unos casos no alcanzan para defender a los aztecas, y en otros, simplemente han decidido optar por las barras y estrellas, aún teniendo esa oportunidad, o incluso tras haber alcanzado debuts sin carácter oficial que vinculasen al jugador definitivamente. .

La primera fuga migratoria correspondió a Martín Vasquez, nacido en una ciudad de Jalisco. Probó suerte en el fútbol y fútbol sala yanki, antes de conseguir competir a buen nivel en su país natal en las filas de Deportivo Guadalajara, Puebla, Veracruz y Atlas. En 1992, Menotti le convocó para una serie de amistosos de la Selección, fuera del calendario FIFA y pese a hacer su debut, no le inhabilitaban para cambiar de Selección. Algo que hizo en 1996, pasando a jugar con EEUU. Su compromiso perduró, llegando a trabajar para la Federación durante mucho tiempo después.
Jose Francisco Torres
Otro caso con semejanzas fue el de José Francisco Torres, nacido en Texas de padre mexicano y que estuvo esperando que se acordaran de él. Pese a nacer en EEUU, toda su carrera futbolistica se ha desarrollado más al sur, en Pachuca y luego en los Tigres UANL. Él jugador manifestó en ocasiones su voluntad de defender la elástica mexicana, llegando incluso a rechazar tomar parte del equipo Olímpico de EEUU para los Juegos de Pekín. Pero tras no contar para los seleccionadores Hugo Sanchez y Sven Goan Eriksson, Torres, cansado, en 2008 dio el sí a EEUU y ya lleva 26 internacionalidades, aunque se ha quedado fuera de cara a este mundial. Más claro lo tuvieron compañeros suyos que pronto se inclinaron por la camiseta EEUU como Herculez Gomez y Jonathan Rey Borsntein. De padres mexicanos y que han dado el salto a la competición azteca, pero siempre defendieron camiseta de EEUU. 
Edgar Castillo, con ambas camisetas
Más recientes son los casos de Edgar Castillo. Nacido en Las Cruces, y que también ha desarrollado la totalidad de su carrera en clubes mexicanos. Desde 2007 comenzó a entrar en convocatorias de la Selección azteca. Contó para Hugo Sánchez, Eriksson y Javier Aguirre. Pero, solo disputó encuentros amistosos y no llegó a tener su oportunidad en partidos oficiales. De nuevo, el jugador, harto de esperar, decidió tramitar su cambio de nacionalidad en 2009. Y el seleccionador Bob Bradley no lo dudó y contó con él de inmediato, aunque finalmente no estuvo presente en el Mundial de 2010. Pese a contar también para Klinsmann, tampoco se ganó un hueco ahora para la cita brasileña.  

Joe Corona
El último caso de un jugador que ha preferido renunciar a la oportunidad que le brindaba México ha sido Joe Corona. En este caso, no alcanzó a hacer su debut a nivel absoluto, pero sí en categoría Sub 22. De padre mexicano, madre salvadoreña y él nacido en Los Ángeles, tenía la oportunidad de optar entre cualquiera de los tres conjuntos. Este joven centrocampista no tuvo demasiado tiempo para pensarlo. En 2011, con 21 años recibió la llamada de Bob Bradley para hacer su estreno a nivel absoluto, aunque la destitución del técnico paralizó su estreno. En esas mismas fechas, Corona recibió la llamada para jugar con la Selección Mexicana Sub 22, que preparaba los Juegos Panamericanos y llegó a disputar un partido frente a Chile. Sin embargo, Corona pronto volvió a dirigir sus miras hacia EEUU, y al año siguiente cambió a la Selección Sub 23 americana, y a los pocos meses directamente con la Selección Absoluta. Aún así, a nivel de clubes sí ha optado por México enrolándose en las filas del Tijuana. Ahora, apunta a ser uno de los jugadores a seguir con lupa durante este Mundial. 

Sin poder considerarlos fugados al no haber vestido camiseta méxicana, pero sí contaban con pasados familiares se puede encontrar más casos de internacionales estadounidenses). Algunos tan celebres como el defensa Carlos Bocanegra (más de 100 partidos), Ramiro Corrales, los mencionados Herculez Gomez y Jonathan Rey Bornstein, Michael Orozco, Omar González o el portero Nick Rimando, estos dos últimos presentes en Brasil.

EL CAMINO INVERSO

No abundan los casos al revés pero sí hay algunos que decidieron desandar y regresar a México. El defensa Miguel Ponce, nacido en Sacramento, rechazó las tentativas de EEUU y se comprometió con la Tri También fue tentado el portero Cirilo Saucedo, de madre estadounidense, aunque en 2013 hizo su debut con los aztecas. Y uno de los que veremos en Brasil es Isaac Brizuela. Nacido en San José, donde sus padres emigraron. A los pocos años la familia Brizuela regresó a Jalisco, pero al nacer en suelo estadounidense, cabía la posibilidad de que pudiera defender camiseta yanki. Isaac Brizuela, que ahora juega en Toluca, ni se lo planteó y desde categorías inferiores se ha mantenido leal a su decisión.

5 comentarios:

Jose MME dijo...

Yo conozco un caso que quizá tenga una buena historia relacionada con esto.

Fernando Arce, internacional mexicano recién firmado por Chivas de Guadalajara, compartía hasta el año pasado plantilla en los Xolos de Tijuana con su hijo, Fernando Arce Jr, nacido al otro lado de la frontera cuando su señor padre tenía 17 años.

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Vaya, pues no tenía ni idea. Empieza a haber ya algunos casos de futbolistas que coinciden con sus hijos. Gracias por el apunte! Lo voy a echar un ojo.

doRCCV dijo...

Se me viene rápidamente a la cabeza Pandiani padre e hijo en el Atlético Baleares.

Manuel Fernando Otero Alonso dijo...

Estimado Gonzalo para ampliar la información Martín Vásquez fue auxiliar de Jurguen Klinsmann en el Bayer Múnich y en la selección de Estados Unidos de 2011 a 2014 cuando fue sustituido por Berti Vogts y mandado a las selecciones inferiores de EU, en cuando a Edgar Castillo en marzo de 2009 fue convocado por Sven-Goran Erickson para un partido eliminatorio en Honduras para el mundial de Sudáfrica pero Edgar Castillo "perdió su pasaporte " y no hizo el viaje, en esas fechas ya estaba en pláticas para jugar para Estados Unidos, saludos! Manuel Otero

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Muchas gracias por los aportes y aclararlo aún más! Un saludo Manuel!