miércoles, 18 de junio de 2014

Estadio Príncipe Felipe (Cáceres) y Juan Carlos I (Ciudad Real)

Mientras en Brasil se disputa el Mundial, España se prepara para el cambio de Rey. La abdicación de Juan Carlos I da paso a su hijo Felipe. Con un innegable apoyo parlamentario por el apoyo de los grandes partidos políticos, con amplias voces demandando una consulta y con la habitual munición mediática de pleitesía y adoración cuasibabosa a la institución monárquica. En España, el apoyo al monarca se traslada a muchos ámbitos y hasta hace no mucho resultaba imposible leer algo en contra de su figura. 

Pero ese peloteo tan extendido ha tenido también su eco en el fútbol. El Rey figura como Presidente de Honor de muchos conjuntos. Algunos desde su época de Príncipe en pleno franquismo, y que no se recuerdan mucho, pero que no consta que hayan sido retirados (El amigo Xesc nos contaba hace tiempo que el por entonces Príncipe Juan Carlos fue nombrado presidente de honor del Mallorca en 1974 por ejemplo). ¿Habían hecho algo por esos conjuntos? Pues hombre, si alguien puede aportar algo, que lo mencione. Pero simplemente parece que se deben a guiños hacia la monarquía.

En Ciudad Real se inauguró en 1971 el estadio que empleó el CD Manchego y que tras su desaparición ha heredado el CD Ciudad Real. Estadio Príncipe Juan Carlos, posteriormente renombrado con el rango de Rey, hasta pasar a 2005 a "Estadio Juan Carlos I". Con una pequeña capacidad de 3600 espectadores, no ha llegado a ver fútbol más allá de Segunda B.

En Cáceres, el honor de dar nombre al estadio fue para el Principe Felipe. El campo inaugurado en 1977 decidió bautizarse con el heredero al trono. Propiedad del CD Cacereño, el año pasado el equipo anunció que dejaba de jugar allí debido al alto coste de mantenimiento. El equipo de la ciudad extremeña, como el Manchego, tampoco ha superado la Segunda B (en el año 98 fue campeón del grupo IV), aunque el campo sí ha podido ver Primera División en un Atlético de Madrid-Deportivo de la Coruña de 1992, por una clausura del Vicente Calderón. La elección del estadio cacereño provocó una discusión entre Luis Aragonés y Jesús Gil. También se asomó la Selección Española en un encuentro amistoso entre España y Rumanía un año antes. Ahora, como hizo en su día el Manchego... ¿Modernizará su nombre al del nuevo monarca? 

1 comentario:

Xesc dijo...

No solo de campos de fútbol vive la Monarquía. De hecho, en Palma de Mallorca, existe también un complejo polideportivo denominado "Príncipes de España", que fue inaugurado por Juan Carlos y Sofía en 1973.

http://www.fundacionasima.com/?contenido_servicio_tabla=details&id_item=56