sábado, 17 de mayo de 2014

Bernabéu condecoró a Moshe Dayán en 1973

Mañana Final Four de baloncesto, así que aprovecharé el envite para escapar del fútbol, el deporte del que trata el blog. Pero es que disputarán la final, el Real Madrid y el Maccabi Tel Aviv, y hace ya 41 años, en 1973, un duelo entre estos conjuntos provocó un incidente diplomático entre el el gobierno español franquista, los países árabes y el Estado de Israel, que España no reconoció hasta 1986, con la presidencia de Felipe González y dejando claro que solo con las fronteras previas a 1967 y porque fue una de las obligaciones que imponían para la incorporación a la Comunidad Económica Europea. 

El no reconocimiento internacional y las amistades de Franco con los países árabes importaron poco a Santiago Bernabéu, presidente del Real Madrid. El conjunto de baloncesto jugaba en febrero en Tel Aviv un partido de los cuartos de final de la Copa de Europa de baloncesto. A finales del franquismo, pese a que no se mantenían relaciones comerciales con países de la órbita soviética, ni se reconocía al Estado de Israel, sí se permitía los enfrentamientos deportivos. Algo que no se había hecho en 1960 en la Eurocopa frente a la URSS.  Sin embargo no había habido problemas en que se interpretase el himno soviético en pleno Madrid en 1964, que el Real Madrid viajase a Belgrado,  o incluso se aceptasen las disculpas al sonar el Himno Republicano en un partido entre España y Checoslovaquia en Praga por ejemplo. 

Sin embargo, lo que resultaba impensable es que el Real Madrid, en manos del propio Bernabéu aprovechase el encuentro para hacer entrega de la insignia de oro y brillantes del club a Moshe Dayán. Por entonces Ministro de Defensa de Israel. Pero ya era un personaje afamado, admirado como estratega militar y todo un héroe nacional. Había combatido en la II Guerra Mundial y en la Guerra de la Independencia israelí, y tuvo una meteórica carrera de ascensos en el Ejercito. Fue el ideólogo de las ofensivas en Gazá y en el Sinaí durante la crisis del Canal de Suez lo que reforzaron su figura. En la década de los 50, ya era el Comandante en Jefe del Ejercito. Pero decidió dar el salto a la política ocupando el cargo de Ministro de Agricultura entre 1958 y 1964.

En 1967, la Guerra de los Seis Días, provocó un Gobierno de concentración nacional en Israel. Moshé Dayan fue nombrado Ministro de Defensa y de nuevo, fue el responsable de las acciones bélicas. De nuevo la Guerra finalizó con una gran victoria israelí y el reconocimiento masivo hacia el General. Pese a finalizar el conflicto se mantuvo en el cargo, y ese mes de febrero de 1973 acudió a Tel Aviv a asistir el duelo entre el Real Madrid y el equipo local. Y allí, antes de comenzar el encuentro, Santiago Bernabéu decidió hacerle este improvisado homenaje. Se desprendió de la insignia que portaba y le hizo entrega de la misma. En la prensa, solo el ABC recogió la osadía, de la que no se quiso dar mucha publicidad. 

Se asegura que sí hubo varios quejas de embajadores árabes y del propio Muammar Gadafi, al ver que se rendía homenaje al causante de la derrota árabe y que había ampliado las fronteras israelíes invadiendo territorios palestinos. Esto provocó la intervención del Ministro de Asuntos Exteriores, Gregorio Lopez Bravo, hombre que sí avanzó en los intercambios comerciales con la URSS pero siempre se mostró inflexible a trabar relaciones con Israel. El Ministro tuvo que calmar a los países árabes, aliados del régimen franquista y llamar al orden al club blanco.