jueves, 24 de abril de 2014

Raymond Domenech el provocador

Nosotros quizá solo apreciamos su carrera de entrenador... adornada con protestas, excentricidades y actuaciones extrañas. Pero Raymond Domenech era un personaje mucho más profundo. A día de hoy su wikipedia en Español y en inglés, apenas dedica aspectos más allá de su etapa al frente del combinado francés... y se pierden sus orígenes como futbolista. O incluso los de su infancia...

Nacido en 1952 en Lyon, en una familia de emigrantes catalanes antifranquistas. Su apellido, no podía disimular sus orígenes. Su nombre, Raymond Manuel Albert, tampoco. Igual le sucedía a su hermano, Albert, nacido un año más tarde y también futbolista profesional. Domenech siempre simpatizó con sus orígenes catalanes. Cuando otros niños se referían a él como "sucio español" en las calles lionesas, Domenech respondía diciendo que era catalán. Siempre mostró un carácter fuerte, díscolo y contestatario.

Comienza a formarse en la cantera del Olympique de Lyon y consigue debutar en 1970, con apenas 18 años. Formado como defensa se inicia en un partido contra el Niza. En el transito del mismo, el delantero austriaco Helmut Metzler encara la portería lionesa y el defensa Jean Baeza le caza por detrás brutalmente fracturándole la tibia y el peroné. Metzler, desde entonces siguió jugando a menor nivel y acabó retirándose prematuramente con 32 años sin poder recuperarse plenamente de aquella entrada. El árbitro sin embargo, confunde al causante de la falta y expulsa al otro central, el debutante Domenech. La prensa, tampoco percibe el error y trata a Domenech en su estreno como carnicero y asesino. Por contra, Domenech, no se inmuta, ni protesta. Asume la expulsión y se retira del terreno de juego. Años después declaró "Baeza y yo llevabamos el mismo corte de pelo. Los periodistas se confundieron y me atribuyeron la entrada. Yo no intenté sacarles de su error. Estaba empezando, me parecía importante que hablaran de mí, para bien o para mal. Fue como una bravuconada. Me metí en el personaje".

Comenzó la leyenda de Bad Boy de Domenech, que además se encargó de resaltar con un aspecto de duro con un frondoso bigote, que ya no abandonó hasta su retirada. Curiosamente, al día siguiente de colgar las botas se desprendió de él, quizá consciente que formaba parte de su imagen agresiva de jugador. Pero sus acciones siguieron labrando su reputación. La campaña siguiente, en un partido de Copa retransmitido por televisión y de nuevo contra el Niza, Domenech de nuevo era expulsado por trabar a un rival. Ahora no había duda y Francia comenzaba a observar sus acciones y a reafirmar su imagen de carnicero. En otra ocasión consiguió la expulsión de un delantero del Olympique de Marsella, Skoblar, que le propinó un puñetazo en el rostro tras haber sido pisado y provocado constantemente por Domenech. Ya era el defensa vigilado, odiado por las gradas y controlado por sus acciones. En su carrera, defendió las camisetas de Olympique de Lyon, Estrasburgo, PSG, Girondins y ejerció de entrenador-jugador del Mulhouse en 2ª división. Conquistó la liga con el Estrasburgo en 1979 y la Copa con el Girondins en 1984, además de ser internacional en ocho oportunidades.

Con el Mulhouse inició su carrera de técnico, se desprendió de su bigote y siguió dejando claras sus ideas. "Escucharé a todos, pero solo tendré en cuenta los consejos dignos de ser escuchados". Posteriormente dirigiría al Olimpique de Marsella y desde 1993 ingresaría en la Federación Francesa dirigiendo categorías inferiores. En 2002, ya se rumoreó su nombre para hacerse cargo de la Selección, pero sería dos años más tarde cuando accedería al cargo. Y comenzó con buen pie.

Pese a sus sonoras decisiones de mirar el signo zodiacal a la hora de hacer las convocatorias (dejando fuera a escorpios como Giuly, Pires o Pedretti) o de recibir críticas por un sistema de juego bastante pobre, Francia superó la primera fase y posteriormente se deshizo de España, Brasil y Portugal para alcanzar la final que perdió en los penaltys ante Italia. Esta vez, a diferencia de su debut sí protestó la expulsión de un Zidane desquiciado por un defensa de esos que alteran y provocan... Pese al consenso en que la actuación francesa fue muy meritoria, para él, perder ese mundial fue un fracaso. "Nunca he aceptado la derrota. Cuando era jugador y perdíamos por 3-0 a dos minutos del final, si hubiera hecho falta partir a un tío en dos, lo habría hecho".

Tras alcanzar la final, se ganó el crédito para continuar al frente del combinado francés. Lo hizo para la Eurocopa de 2008, en la que Francia fue eliminada en la primera fase. Un Domenech,  inmutable pese a estar cuestionadisimo, aprovechó la rueda de prensa posterior a la eliminación para pedir matrimonio a su novia.

Siguió en el cargo para el Mundial de 2010. Tras superar en la repesca a Irlanda con un gol precedido de mano de Henry, Francia volvió a causar una importante decepción en el campeonato siendo eliminada en la primera ronda. La decisión además de dejar fuera a Benzema o Nasri ya fue criticada. Pero la situación no terminó ahí. Los jugadores acabaron hartos y Anelka acabaría expulsado de la concentración por insultar al Seleccionador. El resto de convocados, en solidaridad con el delantero se negaron a entrenar en un polvorín que acabó finalizando a los pocos días. El enviado de la Federación decidió dimitir y Domenech fue destituido.

Desde entonces no ha vuelto a entrenar. Inició un litigio contra la Federación por su despido que le reportó un millón de euros, continuó sus estudios de interpretación y se convirtió en la imagen de una compañía de Poker, retando a los franceses a jugar contra él. Ha ejercido de comentarista, y ha tenido algún gesto más hacia sus convencimientos catalanes. En 2007 por ejemplo, junto a Oleguer o Thuram, apoyó una declaración en Perpiñán para recuperar la lengua catalana en el Rosellón y Cerdeña, De hecho, su victoria en 2006 ante España le granjeó ciertas simpatías entre movimientos catalanistas en la red por la eliminación de la Selección Española en los octavos de final del mundial...  

1 comentario:

@el9puro dijo...

Como siempre, muy interesante. La pedrada que tenía o quería aparentar tener este hombre, es curiosa...