miércoles, 8 de enero de 2014

Aquel intento de lavado de cara del Lazio en 2010 y la homosexualidad de Hitzlsperger

El Lazio es un club histórico. Su palmarés, no excesivamente abultado comparado con sus vecinos de la ciudad, o los otros grandes del Calcio como Juve, Inter o Milán, puede presumir de dos campeonatos de la Serie A (1974 y 1999), seis Copas de Italia e incluso la Recopa de Europa. Pero el Lazio, no solo ha visto reforzada su personalidad a base de Títulos. Ni con la prominente época de Sergio Cragnotti, en la cuál, al más puro estilo Abramovich, decidió invertir una gran fortuna en ver desfilar por el Olímpico a jugadores de la talla de Marcelo Salas, Roberto Mancini, Iván de la Peña, Christian Vieri, Simeone, Nedved, Verón, Nesta... El Lazio siempre ha sido el club vinculado al Fascismo, en un calcio bastante comprensivo y hasta simpatizante con la ideología de extremo derecha. El equipo más conservador y por el que todavía perdura una admiración hacia Il Duce. Así lo demuestran sus aficionados más sonoros. Así han pasado a la historia los auténticos ídolos del club. Nombres como el de Giorgio Chinaglia o Petrelli acarían levantando el Scudetto del 74. Su afición a la violencia y a las armas de fuego hizo conocido aquel equipo como el Lazio de las pistolas. En la etapa de Cragnotti, llegaría el segundo título liguero romanista. Y también éxitos europeos. Subcampeón de la UEFA en el 98, Campeón de la Recopa frente al Mallorca al año siguiente, alcanzando Cuartos de Final en la Champions... Fue una buena posibilidad a los hinchas laziales de pasear y dar a conocer su indisimulada ideología por Europa. También fue celebre el saludo que dedicó Paolo Di Canio a esos aficionados en un derbi y que le catapultó a todas las portadas. Pese a las críticas, Di Canio ya era capitán y el jugador más idolatrado de la grada. Mientras tanto, sanciones, multas y reprimendas se acumulaban en una dinámica que no consigue frenarse. Y a ella han contribuido no solo los propios italianos. Hasta el argentino Mauro Zarate se animó a realizar el saludo fascista desde la grada para congraciarse con sus aficionados.

En estas fue cuando en enero de 2010, algún dirigente del equipo romano tomó la decisión de intentar realizar un lavado de cara en la entidad. Intentar separarse un poco de la linea de extrema derecha que había caracterizado al club. Es por ello, que anunció dos contrataciones valientes, con recorrido deportivo, pero además con una clara significación política. Una fue la de un internacional Sub´21 Israelí. El centrocampista Eyal Golasa. ¡Un judio! Pero que al mes, acabó dando marcha atrás y el fichaje no llegó a fructificar por diversos motivos. El otro fue el del centrocampista internacional alemán Thomas Hitzlsperger, proveniente del Stuttgart. Hitzlsperger parecía un fichaje llamado a destacar. Medio centro defensivo, con buena llegada y disparo desde lejos, presente con Alemania en el Mundial de 2006 y en la Euro de 2008, con experiencia en la Premier League. Además un futbolista culto, con estudios en Ciencias Económicas. Y por si fuera poco un rostro destacado de compromiso contra el racismo. Es más, un jugador que se había manifestado como Antifascista. De hecho, colaboraba con el diario Zeit Online publicando columnas y artículos sobre fútbol y otras materias. La lastima es que Hitzlsperger no triunfó en el Lazio. Apenas seis partidos en media campaña, y un prematuro retorno a Inglaterra. Además, una ristra de lesiones mermaron su rendimiento y su regreso a la Selección fue esporádico, quedándose fuera del Mundial 2010 incluso. 

Hoy, Hitzlsperger, que tras pasar por West Ham, Wolfsburgo y Everton anunció su retirada este verano, ha hecho una confesión que no se esperaba. El jugador ha hecha pública su homosexualidad. No se atrevió a hacerlo en activo, pero hoy ha dado el paso. Y se ha convertido en el rostro de más mediático de una figura futbolística en salir del armario. Y algo que seguramente hubiera repugnado aún más a esos hinchas del Lazio que vieron como el fichaje de este alemán trataba de suavizarles...

2 comentarios:

Jose MME dijo...

El Betis este año ha hecho una cosa parecida. Para mejorar su imagen ha fichado a unos cuantos como maniobra de labor social.

doRCCV dijo...

Llama la atención que tengan que hacer un comunicado explicando su condición sexual cuando los heterosexuales no lo hacen. Evidentemente, culpa de la sociedad actual. ¿Deberían los heteros hacer un comunicado diciendo que se quedan en el armario? :D

Que no se diga del Betis eh Jose.