lunes, 27 de mayo de 2013

Robbie Rogers, tras hacer público que es homosexual, vuelve al fútbol

Se comenta muchas veces que el fútbol es uno de los pocos espacios donde no han aparecido casos de jugadores que se hayan declarado abiertamente homosexuales. El trágico precedente del inglés Justin Fashanu en los años 90, parece lejano, y desde entonces había existido una cortina de silencio que nadie había roto. Hasta que el en febrero de 2013, en EEUU, Robbie Rogers dio ese paso... a medias. Ya que anunciaba su retirada al mismo tiempo.

El muchacho, nacido en California, tenía ya una carrera interesante. Todavía en el fútbol universitario, llamó la atención de algún ojeador holandés y llegó a firmar por el Heerenven, aunque no llegó a debutar con el primer equipo. Regresó a EEUU y compitió por el Columbus Crew de la MSL, donde cuajó cuatro grandes campañas. Anotó 13 goles en más de 100 encuentros y consiguió alcanzar la internacionalidad con la Selección de EEUU, con la que participaría en la Copa Oro de la Concacaf en las ediciones de 2009 y 2011, en la que quedaron subcampeones en ambas ocasiones.

En 2011, Rogers volvió a hacer una intentonta en Europa, con el Leeds United de la Premier. Pero, tampoco pudo adaptarse satisfactoriamente, y tras 4 apariciones, acabó cedido en el Stevenange. Ya se especulaba con su regreso a EEUU, en febrero de 2013, cuando, sorprendentemente anunció su retirada.

"Soy jugador de fútbol, soy cristiano y soy gay. Y la gente puede creer que estas tres cosas no casan bien juntas, pero mi familia me educó para ser un buen individuo y a defender lo que creo". Sin embargo, quería alejarse del circo mediatico que sabía que se iba a convertir su figura y prefería colgar las botas. 

Sin embargo, apenas tres meses después, tras reunirse con la directiva de Los Angeles Galaxy, y tras haber visto el primer caso de un jugador que confesaba ser gay en la NBA, Jason Collins, Robbie Rogers ha dado el sí y ha aceptado regresar al fútbol. Convertido en un pionero, sueña con regresar a la Selección y contribuir a hacer normal una situación, hasta ahora, inexistente en este deporte. 

sábado, 25 de mayo de 2013

El Colón con la camiseta del Barça abre una nueva guerra

Ha sido una de las noticias de la última semana. El FC Barcelona hacía público el diseño de sus camisetas para la próxima temporada. Se confirmaba lo que se dejó caer en septiembre de 2012, la segunda equipación llevará los colores de la bandera catalana. La primera, presentará unos toques más claros en el blaugrana. Todo obra de Nike y con la publicidad de Qatar Airways. La sorpresa sucedió, cuando una mañana, la estatua de Cristobal Colón apareció con una de las camisetas del Barça.

La estatua del descubridor, se inauguró en 1888 con la Exposición Universal que albergó la capital catalana. Se halla frente al puerto viejo, al finalizar Las Ramblas y es uno de los monumentos más famosos de la ciudad. Según se ha dicho, Nike ha pagado casi 100.000 euros por vestirlo de culé y promocionar la nueva camiseta. Pero con él, se ha abierto la polémica.

El Presidente del Espanyol ha acusado al Consistorio catalán de "ser la gota que colma el vaso", de un maltrato continuado y asegura que todas las personas que no sean del Barça y que no les guste el fútbol deberían sentirse molestos. Además de saltarse una ordenanza que prohibe hacer publicidad en monumentos. De hecho, se habla que el Espanyol hará el consiguiente pasillo de espaldas al Barça en el derbi catalán de este fin de semana y que no piensa quedarse quieto ante el enésimo atropello. A cambio, el Espanyol realizó un vídeo en que una bandera del club, recorría otros lugares históricos de la ciudad.

La medida, aprobada por el Ayuntamiento en el que gobierna CIU, ha recibido criticas del resto de los partidos. Incluso del de Joan Laporta. Se han escuchado términos como "madriñelización del modelo". La verdad es que disparar hacia Madrid es una cosa habitual. Recientemente, incluso la línea 2 de metro, cambiaba su número por el de línea Vodafone, la parada de Sol era Samsung Galaxy... En fin. Dar nombres comerciales o de publicidad no es una cosa tan extraña desde hace un tiempo...

Y no solo en Madrid... la Catedral de Barcelona durante su restauración lucía esta imagen, Roma debatió en el Consistorio permite la publicidad en sus Monumentos... Desde luego, no es una cosa que esté bien, pero el Espanyol ha querido alentar un victimismo desmesurado, incluso llamando a ese sector de no futboleros fácilmente movilizable. 

viernes, 24 de mayo de 2013

Gibraltar ya es miembro de la UEFA

Hoy se confirmaba. La UEFA daba firmeza a la entrada de Gibraltar como miembro de pleno derecho del fútbol europeo. Se convertía en la Federación número 54 en Europa. Durante estos días, la cuestión levantaba cierta polvareda en los medios. Los gibraltareños, con una hábil campaña, apareciendo mucho el Team 54, exponían sus argumentos. España, que sigue reivindicando la colonía, con más o menos fuerza, desde 1712, pretendía seguir negando la posibilidad al Peñon. Pero esta vez, a diferencia de 2006, Gibraltar ha conseguido su reconocimiento. Y ya ha iniciado todos los trámites para estrenarse como Selección, y para que sus clubes puedan competir en competiciones continentales.

Gibraltar ha contado con el apoyo del Reino Unido, país que ya permite la participación en Selecciones separadas a Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. También se escudaba en el ejemplo de las Islas Feroe, territorio danés pero que cuenta con su propia Federación de fútbol. España, por contra, al negar la soberanía del Peñon y reclamarlo como parte del Estado español, no quiere saber nada de cualquier símbolo que pueda representar a la región con un estatus propio. Y más en competiciones internacionales, que incluso pueden deparar enfrentamientos entre España y Gibraltar.

Ya en marzo el Gobierno español aseguraba que haría todo lo posible por impedir esta medida. Desde Gibraltar, estos días se retaba a que la Federación Española retire a Real Madrid y Barcelona de la Champions al competir el campeón gibraltareño en la primera ronda... sabiendo que nadie cometerá esa osadía. Por cierto, un Real Madrid que en 1949 se enfrentó en pretemporada en tierras gibraltareñas a un combinado del Peñon, y el partido acabó con empate a dos tantos.

El caso es que Gibraltar, desde hoy ya es un miembro de pleno derecho. Pronto pedirá su ingreso en la FIFA también, y aunque España patalee, y se va a intentar evitar por todos los medios que lleguen a cruzarse, la Selección Gibraltareña muy pronto la veremos lucir su uniforme rojo contra otros combinados. Con un equipo aficionado (su hombre más destacado, Liam, llegó a competir en el Portsmouth en la segunda inglesa), pero lleno de ilusión.

jueves, 23 de mayo de 2013

Hermanos enfrentados en Selecciones diferentes (I)

El pasado mes de diciembre, dediqué varios artículos a los reglamentos de la FIFA sobre la elegibilidad de jugadores por parte de las Selecciones Nacionales. Es una legislación compleja, que ha ido variando y tratando de adecuarse a los tiempos. Ha tenido que dar respuesta a las nuevas formulas sociales, migratorias, de cambios de nacionalidad... No ha sido una tarea sencilla, es de difícil encaje y cuesta encontrar unanimidad en estos aspectos. A lo largo de ese serial, se trataron casos individualizados, como España, Italia, las relaciones Turquía-Alemania, los de Selecciones infraestatales que reclaman su lugar y como "conviven" con la que ostenta la representación oficial... Pero estos nuevos aspectos, han permitido observar otro fenómeno, curioso. El ver, a dos hermanos, optar por defender Selecciones diferentes, representando a países contrarios e incluso tener que enfrentarse entre ellos.


Kevin-Prince (Ghana) y Jerome (Alemania) BOATENG 

Los hermanos Boateng comparten el primer caso en la historia de haberse enfrentado en una fase final de un Campeonato del Mundo. En 2010, en la fase de grupos del Mundial de Sudáfrica, ambos como titulares, Kevin-Prince defendía los colores de Ghana, mientras que su hermano menor, Jerome, hacia lo propio con los de Alemania. Además, tras haberse hecho público que se encontraban peleados y distanciados.

Ambos nacieron en Alemania del mismo padre, aunque con diferente progenitora. Su padre era un emigrante ghanés, que huyó del país tras un Golpe de Estado y trató de buscar fortuna en Berlín. Allí nacieron sus hijos, aunque pronto los abandonó junto a sus esposas. Los muchachos, comenzaron a crecer en el fútbol con fuerza. Formados en la cantera del Hertha, habituales en las categorías inferiores de la Selección Alemana. Aunque, Kevin-Prince, con un carácter más díscolo y protagonista de varios actos de indisciplina fue expulsado de la sub-21. Así que, atendiendo a la nueva reglamentación de la FIFA decidió cambiar y vestir los colores de Ghana. Dejó también el país y se comprometió con el Porstmouth inglés. Su hermano, que ya militaba en el Hamburgo y ya había alcanzado la internacionalidad absoluta con Alemania, también probó la Premier con el City. Fue en Inglaterra, cuando, en un Chelsea-Porstmouth, Kevin-Prince lesionó de gravedad a Michael Ballack, y las críticas en Alemania fueron pronunciadas. A ellas se sumó su hermano pequeño, y Kevin-Prince dejó de llevarse con él. Por ello, su "reencuentro" en pleno mundial, levantó abundante expectación, además de ser la primera vez que se veía un choque entre hermanos en una Copa del Mundo. Hoy en día, Kevin-Prince defiende la camiseta del Milán y Jerome la del Bayern Munich.

Julian (Canadá) y Jonathan (Paises Bajos) DE GUZMAN

Otro caso muy reciente, aunque se llevaba barruntando un tiempo es el de los hermanos De Guzman, dos viejos conocidos de la Liga española. Su caso es curioso, hijos de padre filipino y madre jamaicana, pero que nacieron en Canadá. Pronto despertaron un amplio interés por el fútbol, y ante las escasas posibilidades de desarrollo en el país norteamericano emigraron a Europa. Julian llamó la atención del Olympique de Marsella y Jonathan del Feyenoord. Y así comenzaron una amplía carrera. El primero, que si aceptó vestir la elástica canadiense, siendo uno de sus pocos jugadores destacados, lleva ya más de 60 internacionalidades absolutas y ha pasado por las Ligas Española y Alemana, tras un regreso muy bien remunerado por la Major Soccer League. Mientras que Jonathan De Guzman, llegó a competir en Europa con el Feyenoord desde joven, y pronto adquirió la nacionalidad holandesa y se convirtió en un fijo de sus categorías inferiores. Incluso participó en los Juegos Olímpicos de Pekín. Tras dejar Rotterdam ha pasado por Mallorca, Villarreal y ahora milita en el Swansea de la Premier. Nunca cerró la puerta a defender los colores de Canadá, pero su esperanza era alcanzar la internacionalidad absoluta con los Países Bajos. Y en enero de 2013, Louis Van Gaal decidió convocarle y estrenarse, abriendo un nuevo ejemplo de dos hermanos que defienden dos selecciones diferentes. 

Thiago (España) y Rafinha (Brasil) ALCANTARA

Quizá añadir a los hermanos Alcantara sea un poco prematuro, ya que Rafinha todavía no ha hecho su debut con la Selección Absoluta brasileña y estas cosas dan muchos tumbos. Pero todo apunta, a que pronto habrá que añadirlos al listado. Thiago y Rafinha, ambos canteranos del Barça, son los hijos del ex futbolista brasileño de Celta y Valencia, entre otros, y campeón del Mundo en EEUU 94, Mazinho. Thiago, el mayor, nació en Italia, cuando su padre defendía la camiseta del Lecce. Tras una franca progresión, ya se ha consolidado en la primera plantilla del equipo culé, aunque el número de centrocampistas de nivel le mantiene en un segundo plano. Desde joven, se decantó por la Selección Española, y la defendió en categorías inferiores, hasta que en agosto 2011, Del Bosque le hizo debutar a nivel absoluto. Curiosamente contra su país natal, Italia. Rafael Alcantara, Rafinha, de 20 años, es una joya que está emergiendo todavía. Debutó con el primer equipo del Barcelona en Copa del Rey, aunque aún no lo ha hecho en liga. Tampoco ha entrado todavía en los planes de la Selección Absoluta brasileña. Pero sí ha llegado a hacerlo con la sub´20 y es que Rafinha ya ha manifestado en varias ocasiones que su intención es defender los colores de la canarinha.

Christian (Italia) y Max (Australia) VIERI

La verdad es que desconocía totalmente la historia de los Vieri, hasta que me lo comentó Antonio Moschella (@ntomc). Todos recordamos a Christian. En España sorprendió su espectacular año en el Atlético, con el que acabó pichichi de la liga. Una carrera errante, probando variados destinos, hasta que encontró algo de estabilidad en el Inter. El caso es que se dedicó a hacer goles allá donde estuvo. Con la Selección Italiana participó además en dos mundiales. Resulta, que la vena futbolística ya surgió en Vieri de niño. Su padre fue un famoso delantero de los años 60 y 70, que vistió las camisetas de Prato, Sampdoria, Fiorentina, Juventus, Roma y Bolonia con bastante éxito. Pero también se sumó a las aventuras lejos de Italia, tanto en Toronto como en Australia con el Marconi Stallions, donde jugó cinco campañas. Allí le acompañó su mujer y su hijo, y allí nacería Massimiliano, el hermano pequeño de Christian y que también hizo sus pinitos, aunque menos exitosos, en el fútbol. Mientras su hermano con 24 años ya goleaba en la Serie A y se hacía un hueco en la Juventus y en la Selección, Max tuvo que ir buscando destinos donde mostrar sus condiciones. Prato, Ancona, Hellas Verona, el Napoli en la Serie B fueron algunos de ellos. Un jugador al que la primera categoría le venía grande. Sin embargo, quien sí contó con él fue la Selección Australiana. Y Max dio el sí en 2004. Fueron apenas seis apariciones en dos años con su país de nacimiento. Tiempo suficiente para ganar la Copa de Oceanía en 2004 con el combinado australiano, compartiendo vestuario con rostros como los de Aloisi o Cahill. Aunque luego se perdió la cita de la Copa Confederaciones de 2005, y al llegar Guus Hiddink como Seleccionador, no volvió a ser convocado. Pero un bonito triángulo de padre e hijos futbolistas, y que acabaron defendiendo la camiseta de países diferentes.

Hermanos enfrentados en Selecciones diferentes (II)

lunes, 20 de mayo de 2013

Bernard Tapie

Bernard Tapie quizá debería encuadrarse en un grupo reservado a esos presidentes que traspasan todas las líneas. Un grupo reducido, en el que, los paralelismos, con sus diferencias en éxitos y miserias serían Jesús Gil en España o Silvio Berlusconi en Italia. ¿Donde encuadrarlos? Como políticos, como empresarios, como  propietarios de equipos de fútbol... Sus apariciones en prensa responden a todos esos aspectos... y al de cantantes, presentadores, personajes de la televisión... Y también habituales de los juzgados... 

Uno de sus discos.
¿Cierto aire a Raphael?
Tapie tiene todo eso. La primera vez que aparece su nombre en España es en 1979, cuando, como rico excéntrico ha decidido comprar todos los castillos y posesiones de Jean-Bédel Bokassa, el dictador de Centroafrica que se autoproclamó Emperador y gobernó entre el 66 y el 79. Aseguraba que posteriormente serían donados a Unicef. Por ese entonces, ya había entablado amistad con el hijo de Bokassa, al que quería como un hijo.Tapie, ya dirigía una empresa que creaba billetes para países africanos. En el 85, ya es un empresario de moda. Por sus vinculaciones a equipos ciclistas. Por su faceta como piloto. Por su progresión empresarial. Al más puro estilo Mario Conde. Respetado. Hasta admirado. Asegura no estar interesado en adentrarse en política, aunque su discurso le delate allá por 1986.

En ese año comienza su incursión futbolística. Se convierte en el Presidente del Olympique de Marsella. Y con él llegan los refuerzos, los fichajes, la grandeza del equipo francés. En 1991 alcanza la primera final de Champions de su historia, con nombres como los de Papin, Abedí Pele, Basile Boli... pero que fue derrotada por el Estrella Roja de Belgrado que presentó el último cuadro unido de Yugoslavia. Y en él destacaban nombres como Savicevic, Jugovic, Prosinecki, Mihajljovic, Belodici, Stosic. Dos años después, en 1993, esta vez sí. Barthez, Angloma, Deschamps, Desailly, el alemán Rudi Voller, el croata Boksic o de nuevo Boli y Abedí Pelé se imponen al Milán de Capello y cuya alineación era temible con la mítica defensa, Tassotti, Baresi, Costacurta, Maldini y con nombres como Rijkaard, Donadoni, Lentini, Albertini, Van Basten, Massaro o un ex marsellés como Papin. Es la única Copa de Europa conquistada por un equipo francés hasta el momento. En esos años, incluso llegó a convencer a Franck Beckenbauer a animarse a ocupar el banquillo marsellés. Pero su personalidad comenzaba a rebrotar. Acusar a los árbitros de venderse le conllevó un año de inhabilitación al frente del club

Antes del fútbol, Tapie ya había amasado una fortuna. Compra el 95% de la multinacional de ropa deportiva Adidas por 8000 millones de pesetas. También tiene empresas eléctricas, participaciones en el por entonces mayor banco de Europa, el Credit Lyonnais... Así que, compaginado con su propiedad en el Olympique, inicia la carrera política de la que antes renegaba. Enarbola la lucha contra Le Pen y la extrema derecha. Se presenta como candidato por una formación izquierdista a la región de Provenza-Alpes y Costa Azul, pero sin éxito. Sí que obtiene escaño de diputado, y es nombrado ministro de ciudad, en el gabinete socialista de Pierre Beregovoy. Pero las imputaciones por desfalco y fraude fiscal propician su dimisión.

Y recién ganada la Copa de Europa, también surgen las sospechas en fútbol. Un amaño en un partido contra el Valenciennes destapa el escándalo. Tapie declara estar siendo sometido a una cacería que solo persigue acabar con él. Su inmunidad parlamentaria es levantada. Se sospecha de dos jugadores del Valenciennes, el argentino Burruchaga y Christophe Robert, que han recibido dinero por no esforzarse. El Olympique disputa la final contra el Milán pocos días más tarde, y no quiere someterse a un desgaste excesivo. Tapie acaba salpicado por diversos escándalos, futbolísticos, jurídicos, económicos y empresariales. Comienzan a llegar las condenas. Al club, campeón de Europa, se le manda a segunda división y se le impide competir en la Copa de Europa, aunque no es despojado de su título continental. La plantilla es subastada... y los días exitosos del Marsella se ven frenados en seco.

Desde ese 1994 comienzan unos años negros. Prosiguen los juicios, los ingresos en prisión, las condenas, declaraciones de bancarrota, empresas que debe vender o se hunden... Sorprendentemente, con todavía su fortuna embargada, incluso las minutas que recibe como presentador o actor, regresa como responsable deportivo a un Olympique, muy tocado desde 1996. Su nombre sigue despertando pavor... Y el que está cerca se ve salpicado. La presidenta del FMI y ex ministra de Economía con Sarkozy, Christine Lagarde, está siendo investigada por presionar a árbitros y testigos en el caso Tapie. Su estrella política y empresarial quedó apagada. También la futbolistica... 

jueves, 16 de mayo de 2013

Y David Beckham dijo adiós

Indudablemente, pasará a la historia más por su figura social que por la futbolística. Prevalecerá puesto que es la que le convirtió en un icono mundial. De hecho, muchas de sus actuaciones en el campo, eran miradas con el prisma de que lo hacía para cumplir con patrocinadores y esponsors. Pero David Beckham fue un futbolista notable. Consciente de sus virtudes y sus limitaciones. Trabajador, serio, honrado y comprometido allá donde jugó. Desde Manchester, al Real Madrid, a Los Angeles Galaxy, Milán o el Paris Saint Germain en su última etapa. Se retira a los 38 años con un palmarés formidable, 1 Copa de Europa, 1 Intercontinental, 5 Premier League, 1 Liga Española, 1 Ligue francesa e incluso dos títulos ligueros en su aventura americana. Además de superar el centenar de partidos con la Selección Inglesa y disputar tres mundiales (anotando en los tres campeonatos).

A Beckham le fue superando su imagen publicitaria. Su matrimonio con Victoria Adams, miembro de las Spice Girls le puso en el disparadero. Y su imagen ya no se detuvo. Contratos millonarios. Autentico ídolo en Asia, hasta el punto que mucha gente la única palabra que sabía pronunciar en inglés era su nombre. Hasta se hacían peliculas queriendo ser como él...

Conmocionó su abandono del United, tras muchos años a gran nivel en Old Trafford, Champions incluida. Recaló en el Real Madrid Galáctico de Florentino que comenzó a descomponerse. Solo el último año, tras ser apartado por Capello, que luego dio marcha atrás su decisión conquistó el título liguero español. Ya había anunciado su marcha a Los Ángeles, pero cuando paraba la MSL se comprometió a jugar varias campañas con el Milan. Todo con tal de mantenerse en forma y seguir entrando en los planes de la Selección. Este 2012, tras levantar, de nuevo el título americano, anunciaba su regreso a Europa, al PSG. Renunció a su salario que fue donado integramente a obras benéficas. Con el PSG, no gozó de excesivo protagonismo. Ganaron el título pero su presencia, tanto en Liga como en la Champions donde cayeron ante el Barça fue escasa...  De la Selección ya había dejado de contar hacía tiempo. El pasado verano, todo el mundo contaba con verle en la Selección Británica que competiría en los Juegos Olímpicos de Londres. Se preparó a conciencia. Participó en todos los actos promocionales como gran reclamo, y más siendo londinense, pero para sorpresa de todos, Stuart Pearce no le incluyó entre los convocados a formar parte del combinado unificado. Aún así, Beckham siguió promocionando los Juegos, sin quejarse.
Con él se despide el primer futbolista global universal. El primer gran icono del fútbol moderno. El de la trascendencia mundial que ha alcanzado este deporte. En el que ya no se piensa en el aficionado local, sino en como vender el producto en los Cinco Continentes. Importa más la tele que la grada. El poder vender camisetas, incluso como bien más preciado que anotar un gol. Beckham no ha sido el mejor futbolista desde que se implantó este, pero sí el que más enganchó, vendió y resultó a nivel mundial. El primer y mayor futbolista global nos deja. Y aunque a la historia pasará más por su faceta de hombre anuncio, sería injusto que ocultase su tamaño como jugador.  Por cierto... que cual Michael Jordan... Ya se empieza a especular lo que podría suponer un regreso de Beckham en unos meses. Es lo que tienen las figuras...

El fútbol que murió con la Alemania del Este

HISTORIAS DEL ESTE

En 1990, Alemania ultimaba su reunificación. El Muro ya era historia y era hora de comenzar a tejer un país nuevo, unido, que superase las diferencias y las distancias que había padecido las últimas décadas. Eran síntomas de optimismo y de esperanza para Alemania y para toda Europa. Caían las dictaduras del telón de acero y finalizaba la guerra fría. Hetmul Kohl tenía una vasta empresa por delante... 

Posiblemente la menos importante de todas ellas era como desempeñarse en el deporte rey. Pero el fútbol también tenía que ser reestructurado atendiendo a la nueva organización del Estado. Había que fusionar campeonatos, encuadrarlos en la misma liga y hacer un reparto digno. La Bundesliga, vio ampliado su número de 18 equipos (que se respetaba desde 1965) y subió a 20 durante una temporada. Los dos primeros de la última Oberliga, Hansa Rostock y Dinamo de Dresde se integraron en la máxima categoría de Alemania.

Desde esa primera campaña, el fútbol de la Alemania del Este se encuentra en una depresión constante. Únicamente cuatro equipos han logrado asomarse a la primera división germana. El Hansa Rostock, último campeón del Este, descendió en su primer año. El Dinamo aguantó cuatro campañas, siendo su mejor posición el 13ª puesto en 1994. Ese año, coincidió con la única aparición del Leipzig que finalizó colista. El Hansa Rostock regresó en 1996 y finalizó en una digna 6ª posición esa campaña y la siguiente, llegando incluso a participar en la extinta Copa Intertoto, siendo hasta ahora, el mejor puesto de un equipo de la ex RDA en la Bundesliga. En el año 2000 también ascendió y se mantuvo un par de campañas, el Energie Cottbus. El Rostock, tras nueve campañas, dijo adiós en 2005. Estos dos regresaron por un breve periodo, convertidos en equipos ascensor, y en las tres últimas campañas, no ha habido representación del Este en la Bundesliga. El panorama, una quincena después de la unificación es francamente desolador. Y, de momento, no tiene visos de revertir. 

El fútbol que se ocultaba detrás del muro, resultó endeble. Las 10 Ligas consecutivas conseguidas por el Dinamo de Berlin entre 1979 y 1988, parecen responder a los designios del Gobierno y de la propia Stasi. Nombres como los de los ex seleccionadores Eduard Geyer, Bernd Stange o Georg Buschner, el entrenador de la victoria de la Alemania Oriental sobre la Occidental en el Mundial del 74, se revelaron como colaboracionistas y chivatos de la propia policía política. E incluso, algunos árbitros también. Los futbolistas talentosos emigraron con celeridad al Oeste, mientras pocos se atrevían a hacer la ruta inversa. Históricos como Carl Zeiss, subcampeón de la Recopa del 81, Lokomotiv Leipzig, Dinamo de Berlin o el Magdeburgo, campeón continental con la Recopa en 1974 no han vuelto a asomarse a las posiciones de privilegio. Por supuesto, no se han registrado nuevas participaciones en competiciones europeas y el fútbol de la RDA permanece apagado y en una depresión sin visos de recuperación. En el pasado Mundial de 2006, solo la ciudad de Leipzig, era la única sede del antiguo territorio socialista. Difícil recuperar los tiempos pasados... 

lunes, 13 de mayo de 2013

Paolo Sollier, el futbolista obrero

Como sucedió con el caso de Paul Breitner, extrañan los futbolistas con ideas progresistas y comprometidos con ideales izquierdistas, hasta cuasirevolucionarios. En la Italia de los años 60, destacó el caso de Paolo Sollier. Un futbolista, que fue escalando desde el fútbol modesto, y que anteriormente había trabajado como mecánico en las fabricas de automoviles de la FIAT, una de las compañías de mayor implantación en Italia.

Era una Italia convulsa, cuyo sistema político siempre se ha encontrado con una difícil gobernanza y de equilibrio de partidos. En los años 60, el Partido Comunista Italiano ostentaba una fuerza importante. Unos resultados que normalmente superaban el 25% de los escrutinios, llegando incluso a un 34,4% en 1976. Casi siempre la segunda fuerza política. Siempre en la oposición, bloqueado su acceso al gobierno. Italia, todavía veía la lucha social de manera activa. Los obreros se organizaban y planteaban sus demandas. Las huelgas y actos políticos eran constantes... Los enfrentamientos con patronal y el gobierno duros... Eran otros años de lucha de clases y acción social.

Sollier, comenzó a formar su ideología. Se aproximó a la izquierda extraparlamentaria. Llegó a militar en "Avanguardia Operaia", después tomó parte en la fundación de "Democracia Proletaria", partido que llegó a alcanzar representación en la década de los 70. Pero Sollier, además de estas inquietudes, comenzó a escalar en el fútbol... De jugar como centrocampista en la serie C con Cosatesse y el histórico Pro Vercelli, firmó por el Perugia en la serie B y logró el primer ascenso a la máxima categoría del club en 1975. El fútbolista obrero alcanzaba la máxima categoría, donde disputaría 21 encuentros. Su saludo con el puño en alto ya era famoso. Pero celebre fue cuando decidió realizarlo en el Comunale de Torino, en un encuentro ante la Juventus, con la familia Agnelli, propietaria del club turines, de la empresa FIAT donde Sollier trabajaba y una de las más adineradas de Italia se encontraba en el palco. Un acto de reivindicación en pleno estadio visitante.

Por supuesto, el saludo de Sollier despertó curiosidad. Agasajado como un semiheroe por los que compartían su ideología, era despreciado por los de la contraria. En particular, nuevamente, la afición del Lazio. En alguna ocasión Sollier llegó a referirse a ella: "“No es correcto hablar de fans del Lazio. Es mejor hablar de los fascistas del Lazio. Me gritaron “Verdugo Sollier”, esa gentuza de mierda, los muy bastardos, haciendo el saludo fascista. Entré en el estadio tranquilamente. Si hubiera alzado el puño, hubieran conseguido llamar la atención con sus insultos. Tenía miedo, estaba temblando. En ese momento quería tener un fusil para matarlos a todos”.

La campaña en serie A fue breve. Sollier firmó por el Rimini en Serie B y luego acabó sus carrera regresando a serie C, con el Cosatesse, Pro Vercelli o el Biellese. En el tiempo que duró su etapa como jugador, no quiso abandonar su profesión de peón. El vestuario, la pelota y el fútbol era otro mundo. Otra esfera, alejada de la realidad de la calle. Y Sollier no quiso alejarse de ella.


En su etapa en el Perugia, a algunos compañeros trató de acercarlos al compromiso político y organizar algún colectivo de futbolistas, pero no tuvo éxito. Aseguró que salvo Gianni Rivera, diputado y miembro de El Olivo,  pocos eran los jugadores interesados en la política. Sollier, al final acabó colgando las botas, comprometido con su gente y a gusto con sus ideales. Trabajó como escritor, entrenador de fútbol base y ha publicado un libro. Sin abandonar sus pensamientos.

Más información:
La izquierda de Dios (La Redó)

jueves, 9 de mayo de 2013

El fútbol en Chernobyl

                                                           HISTORIAS DEL ESTE
Casi 30 años después del desastre de la central nuclear de Chernobyl existe una especie de curiosidad emergente por la evolución de la región. La ciudad de Prypiat, que en 1986 habitaban 43.000 personas fue abandonada a su suerte y a convivir con una radiación mortal. Ahora, contemplar los documentales y fotografías que pueden hallarse hacen que recorra un escalofrío al ver el panorama desolador... La noria, las escuelas, las piscinas, los elevados edificios... Todo abandonado. Todo inhabitable hasta dentro de 24.000 años. 

Del desastre, por supuesto tampoco se libró el fútbol. Prypiat, disponía de un pequeño estadio de fútbol. Y ultimaba la construcción de otro, que estaba prevista se inaugurase apenas unos pocos días después de la fecha del accidente nuclear. Finalmente, sirvió como helipuerto improvisado para los militares y personal desplazado a la zona. No pudo saborear de futbolistas pateando una pelota sobre su césped. Hoy, 30 años después, vemos como los árboles y la vegetación que allí sigue creciendo se han apoderado de todo. Mientras se mantiene esa muerte invisible que impide vivir en la ciudad...







Quizá la última foto con el campo de fútbol con vida...



Fotos extraídas de:

lunes, 6 de mayo de 2013

La presencia de Red Bull en el fútbol

Empecé a preparar este artículo tras una nueva victoria de Vettel. De nuevo, tiene pinta que el piloto alemán llevará a Red Bull al título de Fórmula 1, por delante de Ferraris, Mercedes, Renaults... Y es que, deporte que toca la compañía de Dietrich Mateschitz, suele convertirse en un éxito. Y esto acaba redundando en un incremento en las ventas de la bebida en una pescadilla que se muerde la cola mientras genera triunfos, imagen, popularidad y dinero... Podíamos hablar de como sostener dos equipos en Fórmula 1, de la hazaña de Felix Baumgartner, de otros deportes que también esponsoriza... pero es que la presencia en el fútbol de Red Bull también comienza a extendidísima. Y su manera de llegar, cambiar símbolos, nombres e indumentaria por la propia de la marca no termina de convencer a todo el mundo...

SALZBURGO (2005)
Mateschitz, austriaco, decidió que su primera adquisición futbolística debía ser el equipo de su tierra. El Austria Salzburgo, que fue el primero en padecer lo que conllevaba integrarse en el mundo Red Bull. El equipo, fundado en 1933 vio como se alteraban su escudo, colores y denominación. Ya en su entrada, Red Bull dijo que esto era un nuevo club, sin historia y así lo publicó en su web. Pero la Federación Austriaca obligó a dar marcha atrás, y ya que la plaza había sido adquirida sobre el germen del antiguo Casino, debía respetar sus orígenes. En el club, no aparecen tanto fichajes de grandes nombres en una poco cotizada liga austriaca, pero sí convenció a un tándem de entrenadores ilustres. El italiano Giovanni Trapattoni y el alemán Lothar Matthaus. El equipo desde 2006 ha ganado cuatro veces el título liguero en Austria y su presencia en competiciones europeas es habitual. Pero esto no ha conseguido suavizar a los aficionados disconformes, que decidieron refundar el Austria Salzsburgo, y comenzar desde las últimas categorías, pero respetando la tradición del equipo.

NUEVA YORK (2006)
Tras la experiencia en Europa, Mateschitz decidió que debía potenciar el deporte rey en EEUU... donde no termina de prender la mecha del soccer. Pero él, europeo, si quería poner su granito de área. Y ¿que mejor que con el equipo de Nueva York? Desde 2006 luce los colores de Red Bull. En 2010 levantó un nuevo estadio, por supuesto denominado Red Bull Arena, y en estos años ha conseguido fichajes de la talla de Thierry Henry, Rafa Marquez, Juninho Pernambucano o el australiano Tim Cahill. Eso sí, los éxitos se le han resistido. Solo alcanzó la final de 2008 y no consiguió alzarse con el título.

BRASIL (2007)
El país donde el fútbol y el carnaval se viven con un aroma especial, no podía escapar de las redes de Red Bull. En 2007, Red Bull decidió fundar su propio club que comenzaría en los niveles más bajos del fútbol brasileño. En la ciudad de Campinas, Sao Paulo, surgió este nuevo equipo, alejado de los grandes y poderosos, pero con un paso firme pero calmado que ya ha protagonizado dos ascensos en apenas cinco temporadas. Si mantiene esa progresión, no suena descabellado pensar que en pocos años acabe compitiendo con los grandes equipos del país brasileño. Como curiosidad, al tener que compartir estadio con otros equipo de Sao Paulo, debe respetar su nombre y no ha podido alterarlo por el de Red Bull Arena, como sí ha sucedido en el resto de casos.

GHANA (2008)
El equipo más desconocido de los controlados por la marca del toro. ¿Un equipo en Ghana? Pues sí. Desde 2008 Red Bull se hizo con un equipo en el país africano. Primero, como una simple academia para competir en categorías inferiores e intentar localizar jóvenes talentosos que pudieran dar el salto a Europa. Pero desde 2010 también lanzó su equipo profesional que compite en la segunda división del país. Aunque todavía no puede presumir de fueras de serie, de momento el centrocampista Felix Adjei ha sido el primer beneficiado de esta fórmula, y lleva desde 2011 alternando el filial del Red Bull Salzburgo con algunas apariciones en el primer equipo.

LEIPZIG (2009)
Mientras que en el caso de Salzburgo, Red Bull recogió un equipo fuerte, y lo mismo sucedió en Nueva York, aunque no hayan llegado los triunfos y tenga un sistema de drafts y sin descenso similar al de la NBA que convierte la MSL en una competición bastante peculiar, la entrada de la marca de bebidas en el fútbol de Alemania ha sido muy diferente. En 2006, intentó adquirir el Sachsen Leipzig, un equipo cuyo origen parte de 1899 pero que se encontraba en una pésima situación económica (acabaría siendo disuelto en 2011). Pero los aficionados, a base de mostrar su desacuerdo y protagonizar constantes muestras de rechazo lograron frenar la adquisición por Red Bull. Hubo que esperar a 2009, sobre la base del SVV Markranstadt, Red Bull adquiría su plaza y comenzaba su andadura en la 5ª categoría del fútbol alemán. El equipo se desplazó a Leipzig, ciudad del Este alemán y anunció su ambicioso proyecto de alcanzar la Bundesliga en un plazo de 10 años. De momento, ya han ascendido una categoría... ¿Conseguirá el reto? ¿Se imaginan a un equipo de la antigua RDA pudiendo competir contra los grandes? Desde luego, con el sustento de Red Bull no conviene descartar nada.

viernes, 3 de mayo de 2013

Argentinos Juniors y Mártires de Chicago


El 1 de Mayo es el Día Internacional de los Trabajadores. Una fecha conmemorativa y reivindicativa en el mundo obrero cuyo origen parte de la huelga iniciada en Chicago, en esa fecha por unos sindicalistas en 1886 que reclamaban la jornada laboral de 8 horas. Tres días más tarde, tuvieron los sucesos de Haymarket. Tras un acto autorizado por el alcalde para las 19:30, la autoridad municipal lo dio por concluido dos horas más tarde. La policía, al ver que la multitud no se retiraba decidió disolverla por la fuerza, iniciando una dura represión. Posteriormente, un artefacto explosivo fue arrojado desde el gentio causando la muerte a un oficial e hiriendo a otros, comenzando una serie de disparos incontrolados por parte de los agentes que causaron un número indeterminado de muertes. Se declaró el Estado de sitio en la ciudad y se estableció el toque de queda. Las investigaciones, muchas de ellas, bajo sospechas de ser falsas y premeditadas, comenzaron a descubrir arsenales, escondites, armas, etc de los sindicalistas... La prensa también cargó contra el movimiento obrero exigiendo severidad y ejecuciones. Muchas personas que se sospechaba tenían vinculaciones con movimientos reivindicativos fueron detenidas e interrogadas.

Hasta que finalmente, tras una primera ronda de acusaciones contra 31 personas, está se redujo a 8 como instigadores y causantes del ataque. Cinco de ellos fueron ejecutados en la horca, otro prefirió suicidarse en su celda antes de padecer el mismo castigo y otros dos fueron condenados a trabajos forzados y cadena perpetua. El juicio, considerado una farsa, carente de razones jurídicas y de ningún tipo de garantía procesal se mostró severo con los acusados. Incluso, las pruebas que mostraban que algunos de los acusados no se encontraban en la plaza durante la explosión, no fueron tenidas en cuenta. Pronto recibieron el nombre de Mártires de Chicago. Y la fecha del 1 de mayo quedó marcada como día de homenaje y de reivindicación obrera en todo el mundo. Curiosamente, el 1 de mayo, donde no se conmemora es en el país que vivió estos sucesos. EEUU optó por celebrar el día del Trabajo el primer lunes de septiembre...

El fútbol, en ocasiones tan cercano y en ocasiones tan distante de la agenda política no ha encontrado excesivos vinculos con el 1 de mayo. Su caso más celebre, quizá sea el del equipo Argentinos Juniors. El club que vio nacer a Diego Armando Maradona (y con cuyo nombre bautza su estadio), y campeón de la Copa Libertadores en 1985, comenzó a dar sus primeros pasos con el nombre de "Mártires de Chicago" a principios del siglo XX. Posteriormente, desde 1904 modificó su nombre al actual.


miércoles, 1 de mayo de 2013

BIBLIOTECA: El deporte en la Guerra Civil

En 2007, el periodista Julián García Candau publicó en la Editorial Espasa, "El Deporte en la Guerra Civil". Un libro que repasa cronológicamente, y muy bien documentado, como se desarrolló el deporte durante la Guerra Civil Española. Eso incluye desde el destino de deportistas, de uno y otro bando, la utilización del deporte como aspecto de normalidad, como simbolo de adhesión, o como actividad para recaudar fondos. Protagonistas con diferentes destinos, muerte, exilio, condecoraciones... Muchos aspectos, con entrevistas y testimonios directos y que no solo se dirigen al fútbol. Una obra muy completa, amplía y que se detiene en muchos apartados. Además va prologada por José Antonio Samarach y el Epílogo lo firma, Gregorio Peces-Barca.