viernes, 20 de diciembre de 2013

30 años del 12-1 a Malta



Ahora que España luce estrellas en la camiseta, y presume de Campeona, no está de más el volver la vista atrás y recordar cuando eramos más jovenes... e incluso costaba clasificarse a las Fases Finales. Nuestros padres recordaban con pasión aquella increible victoria sobre Malta en el Benito Villamarín. Era necesario ganar por 11 goles para superar a Holanda en la fase de clasificación. Y España, lo consiguió ante el delirio de la gente que acudió al campo y el gallo que siempre acompañará a José Angel de la Casa en la narración de TVE. ¡30 años han pasado que se dice pronto!

Para entender el encuentro, hay varias cosas que serían impensables actualmente. La fase de clasificación no concluía con todos los encuentros a la misma hora, para evitar posibles amaños o pasteleos. España, cuando comenzó el encuentro sabía que tenía 90 minutos para hacer esos 11 goles. Ahora, no sería así. También, en mi caso ha sido una constante desde pequeño, escuchar a mi padre, decir que España tenía que hacer tantos goles, porque el Malta-Holanda se había jugado en Holanda y eso les benefició y por eso ganaron de mucho. Mientras que España jugó en un patatal en La Valetta, que se ganó de chiripa, y en el que llegó a ir por debajo en el marcador... No fue en Holanda, fue en Alemania, pero sí, Malta-Holanda que acabó con un contundente 0-6 se debió disputar en un escenario mucho más comodo para los oranges que el que encontró España en la capital maltesa y en el que se impuso 2-3 con sufrimiento.

Y así se llegó a ese 20 de diciembre de 1983, en el que España se presentaba ante una importante gesta. El portero de Malta, John Bonello, llegó a declarar que sí recibía 11 goles no regresaría a su país...
Y al final no serían 11. Sino uno más. España empezó titubeante la primera parte, vio incluso como Malta lograba poner el empate tras adelantarse, desperdició un penalty y al descanso se iba con un insuficiente 3-1... A 9 goles del milagro. Pero sucedió. En una fulgurante segunda parte, se fueron sucediendo los tantos, de Poli Rincón, de Santillana, de Maceda hasta el "¡Gol! ¡Gol de Señor! ¡Gol de Señooooorrr!"... Al final, como era inevitable y más viendo a como ha evolucionado el fútbol surgieron especulaciones y dudas sobre la actuacion de los malteses y de su propio portero... Siendo honestos, también habría que elogiar el ver a los 11 españoles volcados al ataque, remantandolo todo y corriendo descosidos a por la pelota en cada tanto... Que noche la que nos perdimos...

Bonello sí regresó a Malta. Pero también lo hizo a España, protagonizando un anuncio de la marca de cervezas Amstel y en el que se referían a él como "Nunca nadie nos había unido tanto". 

2 comentarios:

Jose MME dijo...

Recuerdo que se puede completar con este texto:

http://colussoscontrakukletas.blogspot.com.es/2013/06/cuando-sevilla-era-wembley-y-no-eramos.html

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Sin duda. Además conozco el autor del mismo...