jueves, 21 de noviembre de 2013

Cuando los jeques se van (III): Racing

Pobre Racing. Uno de los equipos más firmes y consolidados desde que yo me aficioné al fútbol. Ahora purga sus penas en Segunda B. Logró sobrevivir a la gestión Piterman, cuyo desastre fue más acusado en Vitoria, pero no a los desmanes de un empresario indio, que decían había comprado el club al ver la publicidad que lucía Fernando Alonso en su Ferrari. Fue toda una situación confusa, oscura y sinceramente de la que no es sencillo enterarse. Pero todo olía a chapuza y a desastre.

El Racing pertenecía en gran parte al Gobierno de Cantabria, que tenía ganas de deshacerse del club que ya había tenido que recoger en una maniobra también complicada. Ali Siyed apareció, puso el dinero y adquirió la propiedad. Desde Futbolnoesfutbol fueron los primeros en poner dudas a la figura del nuevo propietario. Pero el regreso de Marcelino al banquillo, único técnico que ha conseguido llevar al Racing a Europa o fichajes como el de Giovani dos Santos daba un pequeño refuerzo al nuevo presidente. El equipo, sufrió pero salvó la categoría. Pero las cosas empezaron a oler mal.

Marcelino abandonó el barco y no quiso renovar. La directiva comenzó a sospechar de la figura de Ali Siyed. De hecho, hasta se publicó que Interpol tenía una orden de arresto contra él. Sus promesas de pago caían en saco roto y el equipo comenzaba un gris panorama deportivo. Como directivos aparecían personajes cuanto menos curiosos. Desde el director ciclista Manolo Saiz, a un personaje del famoseo como José Campos... Un coctel explósivo, inexplicable y que fue acumulando descensos. Primero a Segunda. El año pasado a Segunda B. El equipo, inevitablemente en situación concursal  con una situacoón propietaria que nadie alcanza a comprender y que ya ha hecho pasar por el juzgado a varias personas. El panorama triste y desolador. En 2008 el equipo competía en Europa. Un lustro después malvive en la tercera categoría de España. 

1 comentario:

Rinat Rafaé dijo...

Sin olvidar los espectaculos que montaba el Indio en el Sardinero!!

Ese se jartó de chuletón y de follarse putas en el mejor hotel de Santander y cuando le trajeron la cuenta salió pitando!