lunes, 25 de noviembre de 2013

Antonio Mazarrasa, extremo del Athletic de Madrid, ejecutado en Paracuellos



Llevaba unos meses meditándolo. Y al final, ¿porqué no? Hoy dedico una entrada al hermano de mi abuelo. Antonio Mazarrasa. Jugador del Atlético de Madrid a finales de la década de los 20. Uno de los ejecutados en Paracuellos. En 1936. Junto a varios otros futbolistas. Junto a muchos otros. Una más que murió en la lamentable Guerra Civil. 

No sé cuántos años tendría. Pero era muy pequeño. Quizá 9 o 10 años. Quizá 12. Era cuando estás en esa edad que te gusta empaparte de todo, con la ganas e inocencia que se tiene de niño. Cuando eres una esponja. Fuimos a casa de mis tías-abuelas. Las hermanas de mi abuelo paterno. A mi abuelo, no lo conocí. Murió dos años antes de que yo naciera. Pero a ellas íbamos a visitarlas de vez en cuando. Fueron ellas quienes, casi accidentalmente me contaron que esa semana había ido un señor que quería escribir un libro sobre los inicios del Atlético de Madrid hasta la Guerra Civil (A esa edad en la que no sabes que es la Guerra Civil). Nos enseñaban gustosas varias fotos que tenían de su hermano y presumían; "El futbolista". "¡Jugaba en el Atlético de Madrid!". "Jugaba de extremo", "Solamente metió un gol con el Atlético... ¡Y fue contra el Racing! En Santander. Que había ido toda la familia a verle jugar.". Esos comentarios de dos señoras mayores, molan. Y recuerdan las jugadas, la anécdota. El gol. (¡Joder, que saben lo que es un extremo!) No hay mejor hemeroteca. Y encima te plantan fotos en blanco y negro, del Atlético de Madrid de 1929... Con 10 años eso... Desde que alimenté la idea de este post en mi mente, he estado intentando averiguar quién tiene esas fotografías para intentar unirlas a este artículo. No ha habido suerte, aunque si las encuentro no dudéis que aquí aparecerán...

Desde aquella narración de mis tías, me aficioné a averiguar cosas de su hermano el futbolista. De mi tío abuelo el futbolista. Como se podía en aquel entonces, en la época preinternet... Un serial del MARCA sobre el Atlético de Madrid que se publicó en 1996, decía que había jugado 6 temporadas en el Atlético y había disputado 6 partidos sin anotar un solo tanto. Yo sabía que el dato era erróneo (Además no llevaba ni foto). En otra ocasión el diario As, cuando el Atlético de Madrid alcanzaba su partido 2000 en 1ª división, en 1999, sacó un artículo con los 492 jugadores del Atlético de Madrid que habían jugado alguno de esos encuentros. Esta vez sí a Mazarrasa le ponían 7 partidos y 1 gol anotado entre las temporadas 1928-1930. Y la última vez, fue más reciente en 2006, de nuevo el As, en la víspera de un Racing-Atlético, dedicó un breve reportaje a cántabros que habían jugado con el Atlético. Allí aparecía de Mazarrasa.

Desde luego, ahora con las posibilidades que otorga internet, uno puede reconstruir y averiguar más. Confirmar efectivamente que Mazarrasa, debutó en Santander, y en su primer partido, delante de su familia y sus paisanos, anotó un gol, dio el pase de otro y el Atleti, por aquel entonces Athletic, se impuso por 1-2 en la primera vez que jugaba en tierras cántabras. 

Crónicas de Mundo Deportivo y ABC
 del Racing-Atlético en el que Mazarrasa
 haría su único tanto en 1ª división

Ese año, jugaría aquel partido y las tres jornadas siguientes. Contra el Europa, en una alocada victoria colchonera por 5-4, en San Mamés con empate a 3 y en una goleada contra el Espanyol por 7-1. Curiosamente eran también las cuatro últimas jornadas del campeonato. Buen final de campaña y eso también supuso que  el inicio de la temporada siguiente, empezase de titular. En la primera jornada, victoria por 5-3 ante el Europa y en la segunda, derrota por 1-0 ante el Español del ya divino Ricardo Zamora en la portería. Tres jornadas de parón y en la jornada 5ª, de nuevo en Santander, pero esta vez saliendo derrotado por 3-2, quizá de nuevo extramotivado, participó en el primer tanto. Luego, ninguna aparición más en el resto de la temporada. Ese año, el Atlético de Madrid, además, quedaría en último lugar y perdería la categoría.

Seguir la senda de mi tío abuelo no resulta sencilla. Es la época de diversos campeonatos regionales, en un fútbol que todavía se debate entre su condición amateur y el dar pasos para profesionalizarse. Mazarrasa encuentra acomodo en el Unión Sporting Madrid, equipo que juega en el campeonato de la División Centro y donde aumenta sus registros de partidos, asistencias, actuaciones destacadas según la prensa del momento y de goles. Allí estuvo entre 1930 y 1933. En 1934, Mazarrasa firma por el Sociedad Alcántara Deportiva, equipo que juega en la segunda categoría de Madrid, donde se complica seguirle la pista, porque apenas aparecen las alineaciones en la prensa, aunque algún tanto queda registrado

Pero en 1936. Como a tantos españoles le llega la Guerra Civil. De familia conservadora, católico y monárquico. Peor aún. Su padre, mi bisabuelo, ejercía la política y militaba en el partido Carlista. Eran de Santander, pero se habían desplazado a Madrid porque Antonio, su padre, había sido elegido senador por Laguardia  y por Aláva, años antes. 

A Antonio, el extremo del Athletic, el conflicto le sorprende en Madrid. Y esas características familiares son suficiente motivo para ser detenido. Pasa unos meses en la cárcel Modelo y.... en la República ser futbolista no supone ningún beneficio, ni tampoco exime ser percibido como un recluso peligroso. Más de 60 jugadores con pasado en primera división perderían la vida en los tres años de guerra. Entre ellos rostros conocidos como Monchín Triana, jugador del Real Madrid. Otros como José Ramón Sauto se salvaron por los pelos, el mítico Ricardo Zamora llegó a ser dado por muerto o Alfonso Murube, jugador del Ceuta, desde el primer día de conflicto tomó un arma y partió a la Peninsula a combatir con los sublevados, alcanzando el grado de teniente. Pero en el mes de noviembre del 36, sacados de la Cárcel Modelo, junto a tantos otros prisioneros, Antonio y otros presos fueron trasladados a Paracuellos del Jarama y tristemente ejecutados masivamente en uno de los episodios más tristes y oscuros de la Guerra Civil. 

Se estima que 7000 personas fueron sentenciadas entre esa localidad madrileña y Torrejón de Ardoz. La responsabilidad de la matanza jamás será esclarecida y sirve de continuo acicate en las pugnas ideológicas de los guerracivilistas. De los fallecidos procedentes del fútbol, hay registrados más de 60 jugadores o ex jugadores en esos tres años de guerra. El fantástico blog Guerra en Madrid, ha dedicado varios post a tratarlos. En el magnifico libro de Julián García Candau, "El deporte en la Guerra Civil" también se mencionan (y disculparemos el hecho que escriba mal nuestro apellido y ponga Mazarrosa). Entre ellos, Antonio Mazarrasa que tenía 27 años. Mi padre se llama igual. Por el hermano futbolista de su padre que falleció en la Guerra. 

PD Mi post, simplemente pretende rendir homenaje a mi tío abuelo.

5 comentarios:

Cyborg 77 dijo...

En primer lugar felicidades por el trabajo de investigación. Para los que nos gusta estos datos, sabemos lo difícil y laborioso que es.

En segundo lugar, siempre he pensado que el mundo del fútbol debe un homenaje a todos los futbolistas que cayeron en la Guerra Civil, reconociendo su carrera futbolística.

Miki dijo...

Grande Gonxto. Ya sabes q por estas cosas adoro tu blog. Un fuerte abrazo.

ROJILLO dijo...

Hola, me encanta mucho tu blog, te diré que escribo en colgadosporelfutbol.com, estarías interesado en escribir algo para nosotros???No hace falta que publiques el comentario.

Rinat Rafaé dijo...

Espectacular historia tio!! Enhorabuena y espero que prontto encuentres esas fotos!

Luis Javier Bravo Mayor dijo...

Felicidades Gonzalo.
Javier Bravo.