miércoles, 30 de octubre de 2013

Real Madrid, Milán y el patrocinio común de Bwin

Los patrocinios deportivos han llevado una evolución histórica polémica. Al principio, los más puristas consideraban un deshonor manchar la camiseta con una marca comercial. Algunos, buscaron, alguna marca con vinculaciones locales, que hiciera más fácil ese encaje. Pero con los años, ya no hay practicamente ningún club que renuncie a la aportación económica que ofrece llevar publicidad en la camiseta (y en donde haga falta). Y en la era de la globalización, a los grandes clubes, les patrocinan marcas globales, supranacionales que ofrecen mayores beneficios e incluso un plus de caché y de hermanamiento con el esponsor que lucen.

Así fue como Bwin, el portal de apuestas online más grande de Europa, decidió lanzarse al patrocinio de clubes y competiciones deportivas. Desde el Mundial de Motociclismo, incluso dando nombre al GP de España, a competiciones FIBA, a equipos de fútbol como Olympique de Marsella, Charleroi o Brujas. Pero su golpe maestro resultó el estampar su marca en los dos equipos que más veces han levantado la Champions League, Real Madrid y Milan. 

Lo curioso, resultó cuando en 2009, ambos equipos hubieron de enfrentarse en la propia Champions. Una reglamentación de la UEFA establecía que en caso de que dos equipos compartiesen patrocinador, el equipo visitante debería cambiarlo para evitar esa coincidencia. Y así ocurrió. El Real Madrid en San Siro, y el Milan en el Bernabeú, modificaron el nombre de la marca por el de win.com otra web de juegos de azar, propiedad del esponsor principal, al tener que renunciar al patrocinio original. El resto del grupo, lo completaban Zurich y Olimpique de Lyon y las legislaciones suiza y francesa impedían la publicidad de casas de apuestas, por lo que Bwin, pese a su importante desembolso, tampoco pudo aparecer en los partidos disputados en casa de esos rivales.

Este año, el Real Madrid firmó un patrocinio record, cercano a los 25 millones de euros por llevar la compañía aérea Emirates en su camiseta. Pero Bwin sigue colaborando con el equipo blanco, pese haber perdido ese encabezado principal. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy clásica camiseta del Real Madrid. . Me gusta el blanco, por lo que cada año va a comprar