viernes, 25 de octubre de 2013

Alfonso XIII, el rey futbolero


Después de ver los fantásticos reportajes que dedicaron en Paneka´19 a cargo de Roger Xuriach, "Casa Real del fútbol" y "El archivo general de palacio y el fútbol español: los clubs" de Fernando Arrechea en Cuadernos de fútbol, había decidido intentar acercarme a la figura del monarca con el que comenzó a desarrollarse el fútbol en nuestro país, Alfonso XIII. El Rey que figuró como presidente de honor de un amplío número de clubes españoles, que se dedicó a conceder al título de Real a varios equipos, y que estos que añadieron dicho galardón a su nombre y una corona a su escudo, orgullosos. Al parecer, tan aficionado era el abuelo de Juan Carlos I, que el propio Rey tuvo que mediar para unificar las hasta siete federaciones de fútbol que existieron en nuestro país en los inicios del Siglo XX, curiosamente varias de ellas contaban y presumían del título de Real.

Bajo su reinado, se otorgaron la mayoría de títulos de Real que lucen muchos clubes en España, entre ellos al decano Recreativo de Huelva, al Real Madrid, pero también a Betis, Oviedo, Zaragoza, Valladolid o equipos más pequeños como la Balompedica Linense o a la madrileña Real Sociedad Alcalá de Henares. Pero, esto no se limitaría únicamente a nuestro país. Incluso en México se atrevía a conceder la titulación de Real a equipos del país azteca. El monarca, aceptaba Presidencias de Honor sin problemas por los lugares más variados de la geografía y se prodigaba por campos, no solo limitándose a la entrega del incipiente torneo de Copa.

Pero dos equipos, decidieron ir más lejos con su identificación monárquica. En España, el que fue más lanzado fue el Real Mallorca actual. El equipo, fue constituido en febrero de 1916 bajo el reinado en España de Alfonso XIII. Y ese fue su nombre fundacional. La Sociedad Deportiva Alfonso XIII. Para más inri, su equipo filial quedó bautizado como Victoria Eugenia, la mujer del monarca. El Rey, en agradecimiento, tardó pocos meses en conceder el título de Real al conjunto balear, que añadió la corona a su escudo, como sucede en España cuando se les concede esa distinción. Así sería hasta 1931, cuando con la proclamación de la República, el Mallorca modificó su nombre al actual de Club Deportivo Mallorca para limpiar su condición de monárquico que le había acompañado desde su fundación.

No sería el único que se animaría con ello. En 1909, años antes, surgiría otro equipo de fútbol llamado Alfonso XIII en el Protectorado Español en Marruecos. Formado por funcionarios españoles de la ciudad de Tanger y que jugaba sus partidos en el campo de la carretera de Suaní. Como el Mallorca, en 1931 y para no quedar mal ante los ojos del nuevo gobierno decide modificar su nombre a Centro Español Fc. Curiosamente, sigue siendo uno de los equipos "mimados" por el Estado, por su vinculación al personal funcionario del mismo. El Cónsul de Tanger suele ocupar una presidencia símbólica del club que se mantiene como uno de los gallitos del campeonato. Finalizada la Guerra Civil en 1939, el equipo decide refundarse y para integrar las sensibilidades españolas y árabes de la ciudad se constituye como Escuela Hispano Árabe.

Me despido, no sin reconocer, que la primera idea que animó a publicar un artículo hablando de los dos Alfonso XIII fue el amigo Mr Quely

3 comentarios:

Cyborg 77 dijo...

Enriquecedora entrada ya que desconocía todo esto por completo. Felicidades

Rinat Rafaé dijo...

Pues si, como dice Cyborg, de estas historias que gustan

Mr Quely dijo...

Gracias por la mención jeje!! ;)
Lamentablemente no puedo dedicar tanto tiempo a conectarme en la red, es lo que tiene vivir en una casa sin conexión telefónica, pero me alegra visitar a los ciberamigos de vez en cuando y comprobar que se acuerdan de servidor.
Un abrazo!