miércoles, 4 de septiembre de 2013

Mazinho y el reto de sus hijos

MAZINHO

Siempre fue un futbolista silencioso. No he dado con una miserable foto en google en la que salga besando la Copa de Campeón del Mundo, corriendo con ella o tomando parte en la celebración. Sabía su función, la cumplía a la perfección y dejaba el protagonismo y el éxito a otros. Esta imagen sigilosa, se refuerza cuando el pobre no aparecía ni en los cromos previos del álbum panini para la gran cita mundialista... Quizá solo el tomar parte en, por el entonces pionero y original, baile de Bebeto dedicando un tanto a su hijo recién nacido le otorgó una pequeña porción de visibilidad. Mazinho, fue aupándose al equipo. Tras no partir como titular, una vez alcanzó ese puesto, no lo abandonó. Desde los octavos hasta la final. Y se proclamó Campeón del Mundo sobre el suelo de Los Ángeles en 1994.

Antes de eso, el por entonces futbolista del Palmeiras tenía una meritoria carrera a sus espaldas. Ya había estado presente en el Mundial anterior, en los Juegos Olímpicos del 88 y en un par de Copas América con la Canarinha. Había pasado por el Calcio y había destacado en la Liga brasileña. Pero nadie contaba con ese jugador, que portaba con el número 17, acabase siendo una figura tan destacada y que ocupase un centro del campo demoledor junto a Dunga y Mauro Silva.

Después su llegada a España, destacando en el Valencia y en el Celta, antes de colgar las botas de nuevo en su país, nos hicieron reparar y engrandecer su figura. La de un medio centro correcto, táctico y que en su cv podía poner con letras mayúsculas que había ganado un Mundial.

THIAGO Y RAFINHA

En su paso por el calcio, nació en Italia, su hijo Thiago en 1991 y en Brasil, dos años después, Rafael, Rafinha. Dos chavales, dispuestos a proseguir la figura del padre. Desde temprana edad, pronto comenzó una dura puja por "seducir" a los dos hijos del centrocampista, sobre que camiseta nacional querían representar. Su calidad estaba exenta de duda. Tanto que el Barcelona se lanzó a por su fichaje cuando apenas alcanzaban la edad cadete. Y así fueron progresando.
Thiago tiene ahora 22 años. Este verano fue traspasado al Bayern Munich de Pep Guardiola, el hombre que le hizo debutar en 1ª con 19 años y en la Champions a la temporada siguiente. Ha sido una de las apuestas personales del entrenador catalán para reforzar al equipo campeón de Europa. A nivel de Selecciones, parece que siempre lo tuvo claro. Desde categorías inferiores, Thiago decidió representar a España, y Vicente del Bosque le hizo debutar a nivel absoluto en 2011. Con apenas 20 años, y para así disipar dudas, de alguna tentativa brasileña (o quién sabe, si incluso italiana, país de nacimiento del jugador). Desde entonces, aunque con intermitencia, parece contar para el salmantino.

Rafinha, dos años menor, está dando sus primeros pasos en 1ª división en las filas del Celta de Vigo, dirigido por Luis Enrique, ex entrenador suyo en el Barça B y sin duda, una de las influencias por las que se comprometió con el equipo gallego. Al principio, la carrera de Rafinha también parecía inclinarse por defender la camiseta de la Selección Española, con la que llegó a jugar a nivel sub 16 y sub 18. Pero el año pasado, cambió de parecer y Rafinha, disputó el Sudamericano sub 20, defendiendo la canarinha. Y parece encaminar sus pasos a defender los colores brasileños en el futuro, país donde nació y de donde son sus raíces

¿Y el gran desafío? Pese a su juventud, parece bastante probable que Thiago será uno de los citados por Vicente del Bosque para defender el título de Campeones del Mundo conquistado en Sudáfrica. Mientras que Rafinha, todavía tiene pendiente hacer el debut a nivel absoluto con Brasil. De hecho, la Selección sudamericana, tras ganar la Copa Confederaciones, parece tener el núcleo de convocados cerrado. Pero quizá, una temporada exitosa en Vigo, podría acercarle a una convocatoria... y Mazinho, podría ver a sus hijos enfrentados sobre el terreno de juego. Y sin duda, las dos selecciones actualmente que gozan de mayor favoritismo para levantar la Copa del Mundo en 2014. ¿Habrá sucesor de Mazinho levantando el título apenas 20 años más tarde? ¿Será con la Roja o con la verdeamarela? Sin duda, uno de los retos de estos 10 meses que quedan. Hacerse un hueco entre los citados, y posteriormente ver si consiguen alzarse con el título. El reto de los Alcantara.

5 comentarios:

doRCCV dijo...

Rafinha, del que ya escuché y dije antes de recalar en el Celta que acabará siendo el mejor de los hermanos. Al igual que corrían los rumores de que el hermano bueno era Miguel Ángel y no Juan Carlos Valerón hasta que al primero le truncó la carrera Ferrer.

En Vigo y todos los celtistas guardamos el mismo recuerdo de Mazinho, si no el mejor de los mejores en su puesto y bien cierto, sin tener la parte de protagonismo que otros. Su giro de 360º con el tobillo inigualable.

Ya puestos, te dejo un artículo de hoy mismo que publiqué e mi twitter y habla sobre el tema. Algunos en Barcelona no conocen el famoso 'piano piano'.

http://www.moiceleste.com/2013/09/a-modino-jordi.html

Jose MME dijo...

¿Los Alcántara?

Cago en la leche Merche, que los niños se nos van al Mundial...

http://sp9.fotolog.com/photo/57/12/46/notienegracia_13/1321213067082_f.jpg

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Hubo un tiempo que había una coña en twitter que era "Sivestalpelículaalrevés" por ejemplo, recuerdo el descojone de Titanic... "Va de unos zombies que salen del agua y van a Inglaterra a jugar al poker"...

Pues con Alcantara si había visto esta coña, que el final de Cuentame, es en 2014, cuando deja a Merche y se casa con una brasileña y tiene estos dos elementos, jejejee.

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Ah, y en el Mallorca disfrutamos de los dos Valerón. Bueno miento, Miguel Angel llegó para reforzar al Mallorca B el año que jugó en 2ª y nunca se recuperó de la lesión, efectivamente. Una pena.

Lo de Mazinho, tiene el mérito, que lo ví por twitter que equipos españoles donde han jugado campeones del mundo. Y no había muchos casos. El Mallorca, de hecho, no tenía ninguno. Mazinho, además vino y dio buen rendimiento.

Y lo de Rafinha pues veremos. Desde luego tiene una pinta estupenda. Yo estaba viendo la primera jornada y se marcó ese jugadón que le saca el portero del Espanyol... La verdad es que este post era un canto al aire, porque parece díficil que vaya convocado... Pero ojo eh.

Miki dijo...

Ayer viendo al City, y lo espectacular que está Agüero, pensé que Kun y su suegro Maradona han jugado mundiales (ahora Kun se ha separado de su engendro de mujer, pero durante el mundial, era el yerno de Diego Armando).

Lo mismo hay más casos (se me ocurre Angoy... pero no llegó a jugar ni el mundial de us barrio -- aunq creo que Jordi Cruyff si jugó una Eurocopa con Holanda (o incluso mundial), lo mismo tb entra por algún lado).