lunes, 9 de septiembre de 2013

Martín Vantolrá, el caballero de las canchas



Lo dejé pendiente en la primera entrega de Padres e Hijos en los Mundiales, el caso de Martín Vantolrá, afamado futbolista de la década de los 20 y los 30 en España, y que al comienzo de la Guerra Civil participó en una gira con el Barcelona por México, y decidió no regresar a España. Se estableció en el país hermano, y allí nacieron sus hijos. Uno de ellos, José, sería futbolista. Militaría en el Toluca y participaría con la Selección Mexicana en el mundial de 1970. 

Martín Vantolrá, en su estancia en México se ganó el apodo de "el caballero de las canchas". Llegó escapando de la guerra civil y se comprometió con el Atlante, dicen que por la semejanza con el uniforme del FC Barcelona... y allí militó hasta su retirada a finales de la década de los 40. Pero ya se quedó en el país azteca. No regresó a España, contrario al régimen franquista que se imponía en la guerra. 

Antes de eso, Vantolrá era un extremo versátil y con nombre. Comenzó en el Espanyol, donde debutó a la temprana edad de 18 años y allí permanecería siete campañas, ganando incluso la Copa de 1929. Después pasaría al Sevilla. Pero su desborde y capacidad goleadora no pasaban indeferentes. Así que, fue convocado para jugar con España. Y en su debut, en Bolonia, ante la poderosa Italia, Vantolrá hizo uno de los tantos que contribuyeron a que España regresase victoriosa por 2-3. Era uno de los rostros balompédicos más conocidos. Tanto que incluso el ABC le dedicaba caricaturas en 1931...

Dos campañas en el Sevilla, hicieron que el Fc Barcelona decidiera recuperar a este muchacho barcelonés y se lanzase a por su fichaje. Era 1933... Las indemnizaciones por los traspasos todavía no estaban bien reglamentadas y no eran sencillos los acuerdos entre clubes. El interés del Barcelona en contratar a los sevillistas Vantolrá y José Padrón, también antiguo compañero en el Espanyol, era recordado 50 años después en el ABC como uno de los temas del momento.

Finalmente Vantolrá pudo firmar por el Barcelona. Y, destacando en el Barça fue convocado por el seleccionador Garcia de Salazar para acudir al Mundial de 1934. España, que presentaba una Selección potente con el Divino Ricardo Zamora en la portería, y nombres como los de Ciriaco, Quincoces, Lángara, Regueiro, Gorostiza junto al de Martín Vantolrá. Un equipo poderoso... tanto que se deshizo de Brasil en octavos de final. Pero en cuartos, le tocó enfrentarse a la anfitriona. A la Selección Italiana que había recibido del propio Mussollini la consigna "Vencer o morir". España se adelantó, pero no pudo mantener el resultado ante el juego italiano y la permisividad arbitral. En el encuentro de desempate un gol de Giussepe Meazza dio el triunfo a los italianos y dejó a la Selección Española en la cuneta en su primera participación en una fase final de un Mundial.

Vantolrá regresó al Barça a proseguir su carrera. Pero como a todos los españoles, el estallido de la Guerra Civil marcó su devenir. El Fc Barcelona, decidió hacer una gira por México, y allí, Vantolrá, ante la tesitura del conflicto y contrario al régimen que surgía tras la guerra decidió establecerse. No abandonó el fútbol, donde era un hombre destacado. Se comprometió con el Atlante y alargó su brillante carrera. Allí, además de su brillante juego se ganó el apodo de el "caballero de las canchas". Su hijo, continuó la pasión familiar y se convirtió en un destacado jugador del Toluca, llegando a participar en el Mundial de 1970 que se disputó sobre el país mexicano. El caso en el que un padre representó a un país en la fase final de un Mundial, y su hijo a otro diferente. 

Falleció en 1977... El 7 de junio El ABC informaba con el título "Viejo gloria del fútbol hispano" de un accidente bajando unas escaleras que le había ocasionado una fractura en ambas piernas... Al día siguiente, el Mundo Deportivo le brindaba una hoja entera informando de su fallecimiento. Su propio hijo dice melancolico en el reportaje... " Se dejó" Como bien dice el artículo, "Con el desaparecía un gran jugador de la década de los 30. Para las nuevas generaciones de aficionados este nombre dice poco...". 







1 comentario:

Rinat Rafaé dijo...

Muy muy bueno Gontxo!!

No conocía al jugador y me encantan estas historias de fútbol antiguo. Sus datos en el Sevilla por lo que acabo de mirar fueron 41 partidos y 9 goles, todos en segunda.