domingo, 29 de septiembre de 2013

El uniforme de Corea del Norte en Sudáfrica 2010

Corea del Norte está considerado el país más hermético del mundo. Apenas cuenta con Embajadas en otros Estados, sus ciudadanos no pueden salir de sus fronteras salvo que cuenten con autorizaciones expresas. El país sigue viviendo en una dinastía comunista, con un culto al líder absoluto, con el mayor índice de población militarizada del mundo con 45 soldados por cada 1000 habitantes y en un estado de tensión constante con respecto a su vecina Corea del Sur, con la que nunca ha logrado alcanzar un acuerdo de paz tras la guerra que separó a ambos estados en 1953. El año pasado, Kim Jong Un, se convertía en el Líder Supremo de la República Popular Democrática de Corea, cargo que se sumaba a otros políticos y militares que ya ostentaba. Aún así, pocos datos y noticias se disponen del país. Ni siquiera la propia biografía del actual mandatario es pública. 

Pero, esto nunca supuso un freno para el desarrollo del fútbol y de poseer una Selección propia. La FIFA siempre ha puesto pocos impedimentos a cualquier país, sea cual sea su forma de Gobierno y su grado de respeto de Derechos Humanos. Corea del Norte lleva tomando parte en diversas fases clasificatorias. Solo tenía una experiencia en un Mundial, en 1966, cuando se convirtió en el primer país asiático en avanzar a cuartos, derrotando a Italia. Y a punto estuvo de plantarse en semifinales, tras no lograr resistir una ventaja de 3-0 ante la Selección Portuguesa liderada por Eusebio. Tampoco, había cosechado excesivos éxitos en los torneos continentales. Apenas un 4ª puesto en 1980 y sin avanzar en la fase de grupos en 1992.

Pero, sorprendentemente, los norcoreanos se hicieron un hueco entre los participantes al mundial de Sudafrica. Tras compartir grupo con su "hermana enermiga" Corea del Sur, Jordania y Turkmenistan, las dos Coreas avanzaron a la ronda final. Allí de nuevo se vieron las caras, junto a Iran, Arabia Saudí y los Emiratos Arabes Unidos. Y de nuevo, las dos Coreas lideraron el grupo y se clasificaron para la Fase Final del Campeonato del Mundo. Poco se sabía de la Selección. La mayoría de los jugadores jugaban en la liga local, practicamente imposible de seguir para cualquier aficionado. Un rostro, algo conocido era el del delantero Hong Yong-Jo, que militaba en la liga rusa. Pero poco más... Nada se sabía de ellos. Tarea complicada era recabar informes... Así de cerrado es el régimen en todos los aspectos. Incluido el deporte.

Así que una de las notas curiosas fue en la relativa al uniforme que lucieron. En uno de los mundiales más globalizados, donde las cifras de ventas de televisión, patrocinios y merchandinsing machacaban las de apenas una década antes... allí apareció Corea del Norte. Con un uniforme pedido por encargo. Sin esponsorización, ni acuerdos comerciales, ni negociando mareantes ofertas de ninguna marca deportiva que podía apuntarse el goloso tanto de vestir a un combinado participante en el mundial. Durante la fase de clasificación vistieron la marca china Erke. En varios amistosos preparatorios de cara a la cita mundialista, hubo de ingeniárselas como pudo. Ante Venezuela usó la camiseta suplente de la vinotinto con el escudo tapado, después empleó marcas colombiana y mexicana que debió solicitar antes de los encuentros. En los últimos amistosos lució la marca vasca Astore, que cuestionada por el asunto, aseguró no saber nada y que debieron ser los propios norcoreanos los que añadieron el escudo del país. Finalmente en el Mundial, la afortunada en vestir a la Selección fue la italiana Legea. Solicitada a última hora, sin apenas tiempo de negociar y de pensar un diseño especial para el acontecimiento. Una camiseta remendada a última hora, con un estilo clásico y sencillo y alejado del mercadeo habitual del fútbol. Una camiseta digna de la nación más desconocida del planeta.

3 comentarios:

Jose MME dijo...

Pero, ¿qué sponsor va a tener? Eso lo piensas tú, so pedazo de capitalista. Eres el demonio. ¡Dimonió!

Lo bueno es que dicen que las alineaciones las hacía Kim Jong Il. A Brasil le echaron huevos, lo mismo hubiera sido un buen entrenador para el Rayo Vallecano, por ejemplo.

Cyborg 77 dijo...

Se llegó a comercializar la camiseta?

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Lo de las alineaciones que eran aconsejadas por Kim Jong Il es muy bueno. Sabe de todo el Líder Supremo.

La camiseta, imagino que sí se comercializo. Aunque no debía ser sencilla. Esta foto, yo la he sacado de ebay esta semana. Así que alguna debe haber jeje.