sábado, 6 de julio de 2013

Mario Conde

Hace unos días, Telecinco emitió un telefilme sobre Mario Conde, el empresario, ex presidente del banco Banesto entre 1987 y 1993 y que posteriormente fue destituido del cargo por el Banco de España y condenado a más de 20 años de prisión por diferentes delitos. Conde durante esa década de los 80 se convirtió en el paradigma de empresario exitoso. De familia humilde, fue medrando con éxito y una venta de la empresa farmaceutica Antibioticas SA a una empresa italiana por 58.000 millones de pesetas se convirtió en la mayor operación empresarial de España hasta el momento. Su nombre provocaba admiración. Varias universidades le galardonaron con títulos Honoris Causa... Su carrera y ambición parecían no tener freno. Irrumpió en el mundo de la banca, y logró acceder a la presidencia de Banesto. Era el banco de moda. En una España en la que todavía no habían surgido los gigantes Santander y BBVA, Banesto era de los bancos más poderosos, además de contar con las simpatías de patrocinar el equipo ciclista en el que militaba Miguel Indurain.

De esa aventura, con abundantes obstáculos, Mario Conde primero sería destituido y posteriormente acabaría en la cárcel. En el telefilme del otro día, y como él sostiene, por maniobras de la arena política, que le percibían como un ser ambicioso con aspiraciones que podía mover la silla, y de las finanzas que veían en él a un advenedizo, ajeno a ese mundo tan selecto. Otros, muestran las malversaciones y mala gestión que merecerían el ingreso en prisión. Aunque es innegable, que otros en circunstancias parecidas no han pasado por el calabozo, y en ocasiones no han tenido que responder sobre ello. Cada uno, que crea la versión que considere.

El caso es que Mario Conde, al final del programa de Telecinco, le comparaban con dos personajes que ya han aparecido por el blog, Silvio Berlusconi y Bernard Tapie, otros dos exitosos empresarios, capaces de levantar abundantes fortunas, con incursiones políticas, mucho más exitosas que las del propio Conde, y que también han dado con sus huesos en abundantes ocasiones en los juzgados. Aunque ellos prefieren ver manos negras que se dirigen contra ellos, por no "casar" con el sistema predominante.

Mario Conde, al que muchos situaban como futuro ministro o incluso Presidente del Gobierno, no pudo desarrollar su carrera tras el cese de Banesto. Aún así, en 2000 lideró al partido CDS en busca de un escaño (y una posible inmunidad parlamentaria) y en 2012 fundó su propia formación política, Sociedad Civil y Democracia y se presentó a las Elecciones Gallegas pero tampoco obtuvo representación. Méritos muy alejados del Primer Ministro Berlusconi o de Bernard Tapie que disfrutó de una cartera de ministro en, curiosamente, 1993... 

Quizá, para faltar de ser más comparables, a Mario Conde le faltó su aventura futbolística. Y eso que se le ha relacionado en diversas ocasiones con diferentes equipos. Todos, desde su salida de prisión. Alejados ya del Conde exitoso. El caso es que en los últimos años, ya se le ha vinculado con diferentes clubes. Primero sonó con fuerza para el Betis que se adentraba en Concurso de Acreedores. Su relación con Luis Oliver, director general de los verdiblancos y amigo del empresario desde hace más de 20 años. El caso es que la compleja situación jurídica del equipo bético, con acciones desposeídas a Lopera y los anteriores propietarios y recurrida esta decisión imposibilitó su entrada. Después, también de la mano de Luis Oliver se llegó a anunciar la compra de Mario Conde del Zaragoza, asumiendo la deuda del equipo aragonés que superaba los 100 millones de euros. Posteriormente llegaría el Hércules, que acababa de perder la máxima categoría y vivía una situación económica catastrófica de la mano de Enrique Ortiz (otro, merecedor de esta sección de Propietarios Excéntricos, que seguramente tenga su hueco en un futuro). Su último rumor, fue cuando se le vinculó con el Oviedo, algo que él mismo desmintió. El caso, es que ninguno de estos acercamientos de Mario Conde al fútbol consiguió cerrarse. ¿Habrá más en el futuro? Carlos González también fue dando saltos, hasta que acabó en el Córdoba

2 comentarios:

Jose MME dijo...

El otro día Serra en Twitter, ahora Mario Conde...

¿Tú que tienes contra el Betis, tío?

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Jajaja... Sí... Vaya dos personajes. Seguid con el qué estaís...