martes, 19 de marzo de 2013

La senda que abrió Aldo "Buffalo" Donelli

Aldo Donelli merecería un hueco especial entre los pioneros del soccer estadounidense. Como alguna vez he intentando comentar aquí, me impresiona la gente capaz de hacerse profesional en varios deportes. Saqué un post sobre ello, y otro sobre Francisco Argila Pazaglia, guardameta del Barcelona que llegó a ser internacional por España, pero antes de ello se inició como jugador de baloncesto. Quizá, el potencial físico de un deportista le permita dar estos giros y tenga la capacidad de cambiar de deporte pero no es sencillo. El protagonista de hoy, Aldo Donelli, lo hizo.

Su apellido no puede ocultar sus orígenes. Pese a nacer en Morgan, Pennsylvania en 1907, su nombre y apellidos nada disimulan que es hijo de uno de los tantos italianos que migró a Estados Unidos en busca de fortuna. Y con él, llevaba los genes del fútbol, que tan poca divulgación poseía a ese lado del charco. Como ha sucedido en tantas otras ocasiones, la selección de Soccer acaba formada por muchos hijos de emigrantes.

Donelli estudió en la Universidad de Duquesne (Pensylvania) y tuvo alguna actividad en el fútbol americano, pero donde destacó fue en el Soccer, nuestro fútbol. Compitió en varios conjuntos de los años 20, en un deporte todavía no profesional. Pero sus características destacaban y así fue como resultó seleccionado para formar parte de la Selección Estadounidense. Su partido de debut sería en el duelo clasificatorio frente a México, disputado en Roma, Donelli hizo los cuatro tantos que clasificaron a su país (derrotaron a México por 4-2). En plena Fase Final del Mundial, les tocó enfrentarse frente al anfitrión, posterior campeón y la patria de sus padres, Italia. Los italianos no tuvieron piedad de los americanos y los aplastaron por 7-1, pero el gol del honor yanqui lo haría Donelli. A su regreso continuó con su carrera futbolística, colgando las botas en el Castle Shannon en 1938.
Llegó a ser llamado a filas para la Marina en plena II Guerra Mundial pero pronto regresó y continuó su actividad deportiva. Pero en una especialidad diferente... el fútbol américano. Ya había practicado ese deporte en la universidad y se convirtió en entrenador de varios conjuntos. De hecho, incluso llegó a compaginar entrenar en equipos de la Liga de Fútbol con equipos universitarios. Dirigiría desde 1939 a los años 60, a Duquesne, Boston o Columbia en la Universidad o a Pistburg Steelers, Cleveland Rams en la NFL. Aún así, su protagonismo en el fútbol no había caído en el olvido e ingresó en el Hall of Fame en 1954. Desde los años 70 abandonó los banquillos de entrenamientos, y falleció el 9 de agosto de 1994, al poco de ver como Estados Unidos organizaba su primera Copa del Mundo de fútbol. Sin duda un hombre que abrió puertas y una de las primeras estrellas del balompié estadounidense.

3 comentarios:

doRCCV dijo...

Cierto, impresiona la gente que destaca en 2 o más deportes. Ya no digo que llegue al profesionalismo, si no que destaque en otro deporte aparte del propio.

Esto me recuerda a Sonny Bill Williams, jugador de Rugby y Boxeador. O por poner un ejemplo así un poco simplón sin llegar al profesionalismo, el de Schumacher que no se le daba para nada mal el fútbol.


Siempre viví con el rumor en mi cabeza de que Jorquera, ex-portero del Barça viniera del Balonmano. Sabes algo de esto??

PD: eres el mítico Gontxo que comentaba en Renaldinhos??

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Lo de jorquera no lo he oído... Lo otro... Si. Jejeje. Soy Gontxo y me dejaba caer bastante por renaldinhos... Tanto como mítico... Pues bueno.

Cerverano dijo...

Y no os olvideis del mítico Hans Peter Briegel, que si no recuerdo mal, fue campeón de Alemania de decathlon y alguna otra disciplina atlética, en categorías inferiores.

P.D. ¿Que os parece el caso del futbolista griego del saludo romano?
A mi me ha llamado mucho la atención el hecho de que en todos los medios se ha hablado de suceso lamentable y todas esas cosas que se suelen decir, y se ha justificado plenamente su exclusión de por vida de la selección nacional, mientras que hace como un mes, las críticas arreciaban contra el Celta por rechazar el fichaje de Salva...
Vaya, que no entiendo esa doble vara de medir.