lunes, 21 de enero de 2013

López Caro, ¿Padresnuestros en Arabia Saudí?

Poco sabemos de lo que sucede en los vestuarios de los equipos de fútbol. Solo el que ha estado ahi, ha vivido como se preparan partidos, las consiguientes consignas, amuletos, costumbres que se repiten y quienes llevan la voz cantante y quienes se "alejan" de ellas. A los aficionados nos llegan rumores y comentarios que nos hacen imaginar, pero que no sabemos a ciencia cierta que es lo que se cuece.

Juan Ramón López Caro fue un caso curioso en el fútbol español. En el año 2005 se encontró sentado en el banquillo del Real Madrid, cuando apenas llevaba unos meses de experiencia en Segunda. Antes había tenido una trayectoria destacable... pero en Segunda B. Campeón con el Melilla, buenos años con el Mallorca B y cinco años dirigiendo al filial del Real Madrid, al que tras muchos años, consiguió que regrese a la división de plata y conjunta una buena generación de jugadores. Pero, el Real Madrid comienza a descomponerse. Vanderley Luxemburgo es destituido, con la Liga ya entregada y... temerosos de quemar más entrenadores, el banquillo se le entrega a López Caro, técnico del filial. Apuesta más provisional parece que imposible, aunque López Caro se pone manos a la obra con entrega y dedicación. Finalmente el Madrid es segundo, aunque por el camino acaba dimitiendo incluso Florentino Perez. Se le agradecen los servicios prestados y López Caro estrena curriculum de 1ª. Incluso se permite hacer y deshacer ofertas. Se compromete con el Racing, pero en plena pretemporada rompe el contrato y firma con el Levante, aunque no acaba la temporada. El año siguiente, baja de categoría y firma por el Celta, también sin éxito. Y en 2008, la Federación le ofrece hacerse cargo de la Selección Sub´21. Su etapa se cierra en 2010, con escasos éxitos y abundantes criticas de la prensa.

Así que, con el aval que da presentar que se ha dirigido al Real Madrid va encontrando ofertas lejanas de España. Primero el Vaslui de Rumania, que abandona por impagos y luego, recibe el ofrecimiento de convertirse en el Director Deportivo de la Federación de Arabia Saudí, cargo que ocupa desde enero de 2012, hasta que ahora, un  año después se le ha anunciado como seleccionador sustituyendo a Rijkaard.

Sin embargo, no deja de ser un destino curioso. López Caro nunca ocultó sus convencimientos religiosos. Católico practicante. Y resulta, que en uno de esos aquelarres de vestuario de López Caro, era antes de saltar al campo reunir en corro a los jugadores e invitarles a rezar un PadreNuestro. De manera opcional y no en voz alta, sino propia hacia cada uno. Evidentemente... cuesta imaginar al musulmán Zidane participando, pero seguro que Sergio Ramos si tomaba parte por ejemplo. Pero todavía, me cuesta más imaginar al ex técnico del Real Madrid repitiendo experiencia en un país teócratico de religión musulmana como Arabia Saudí diciéndoles que recen un padrenuestro...

1 comentario:

Anónimo dijo...

La costumbre de rezar antes del partido, para muchos discutible, se sigue realizando en el vestuario de Osasuna, donde se realiza a viva voz y participa quien así lo desee. Se trata de una tradición en el club.