sábado, 28 de enero de 2012

Maxi López, la gallina que se convirtió en cisne en Italia

Increíble. Mucha gente en España hoy se frota los ojos y observa con dudas, incredulidad e incluso cierta sorna una de las noticias más llamativas de un (bastante soso) mercado de fichajes, el Milan fichaba al argentino Maxi López, renunciando incluso a seguir pujando con Carlos Tevez (Manchester City).

La huella que dejo Maxi López en España es imborrable. Permanece en la mente de todos. Fichado por el Barcelona en el mercado de invierno de 2005 por una cantidad elevadisima para un jugador que procedía del River Plate, no era internacional y no gozaba de unas cifras goleadoras bastante destacadas. Aún así, apodos como "el Drogba blanco", y un debut estrenándose como goleador en Champions frente al Chelsea le lanzaron al disparadero. Año y medio después, sin haber alcanzado siquiera la veintena de partidos, sin haber anotado un solo tanto, su fichaje se veía como un fracaso absoluto, y se sospechaba de quién había "colocado" aquí a la gallina. Apodo, por como festejaba los goles... aunque en Barcelona lo vieron más bien poco hacerlo.

El jugador además, se mostraba reacio a salir. Pese a ser muy joven y no tener hueco en un Barcelona plagado de hombres ofensivos, Maxi rechazaba cualquier cesión. Algunos aseguran que aferrándose a las jugosas primas que recibía por cada título obtenido (y es que en su periplo culé, Maxi, pese a aportar poco consiguió dos Ligas y una Champions). Finalmente, alguien le hizo entrar en razón. Aceptó marchar cedido al Mallorca durante la campaña 2006-07. Un equipo pequeño, donde no debería tener problemas para jugar en punta, reivindicarse y disfrutar de minutos. Y ¡ojo! en la cesión, alguien coló el disparate de que el Mallorca se haría cargo de las primas de los títulos del Barça y se las abonaría también a Maxi Lopez.

Tras una primera vuelta en la que apenas hizo dos tantos, el Mallorca empezó a darse cuenta del fracaso rotundo del fichaje. Pasó la segunda practicamente en el ostracismo, se despidió de la Isla con 3 goles en 29 partidos, y aunque hubo el morbo de la última jornada en la que podría ayudar a ganar la Liga al Barcelona, puesto que se enfrentaba en el Bernabeú al Real Madrid, la gallina de Troya llegaron a titular algunos... Maxi no aportó ese milagro. Al Mallorca la cláusula le salió bien, y el equipo de Rijkaard se quedó en blanco. Sino, la contratación de Maxi López hubiera resultado todavía más motivo de mofa.

Su nombre quedaría ligado a la de esos sonoros fracasos en fichajes. El Barcelona, no le quiso de vuelta y aligeró ficha. Su destino fue el Fc Moscu de la Premier rusa con unos dignos 9 goles en 20 partidos. Hasta que emprendió el regreso a América. Se comprometió con el Gremio de Portoalegre y recuperó sensaciones. Tras concluir el campeonato con 12 goles, le llegaría la oportunidad de regresar a Europa, donde su fracaso había sido estrepitoso.

Firmó por el Catania el 21 de enero de 2010 con el equipo en posiciones de descenso. Y lo que parecía impensable, funcionó. El equipo siciliano protagonizó una espectacular segunda vuelta finalizando el 13ª . Maxi espantó todas las dudas y fue nombrado mejor fichaje del mercado de invierno. Hizo 10 goles en 13 partidos. Repartió asistencias, marcó en partidos importantes (la victoria en el derbi frente al Palermo, en San Siro, a la Juve...). Incluso hizo el mejor gol del calcio con una espectacular chilena en un partido frente al Livorno.


La temporada resultó tan espectacular que se llegó a barajar su nombre para acudir al Mundial de Sudáfrica con Argentina. Algo que revolvía las tripas a los que le habiamos visto deambular por España y observabamos que su nombre se equiparaba a los de Messi, Tevez, Aguero, Higuain...

Ahora, tras casi otra veintena de goles en el Catania, y haber formado su nido donde poner huevos al pie del Etna, se marcha al todopoderoso Milan. Al actual campeón del Calcio, con el que disputará la Champions. ¿Se imaginan un cruce con el Barcelona? Desde luego, a la gallina, su paso por Italia le ha servido para convertirse en cisne. Ahora, de nuevo, le toca confirmarlo en un grande. ¿Y luego, de verdad, una convocatoria con la albiceleste? Veremos.

miércoles, 25 de enero de 2012

Peter Vermes, el américano que pasó el telón de acero

HISTORIAS DEL ESTE
La historia de Peter Vermes es de las que gusta contar y responden al ideal tan propagandeado del "sueño américano" que tan buena acogida tendrían en la gran pantalla. Peter Vermes nació en Nueva Jersey en 1966. Su padre fue un ex futbolista profesional que militó en el Budapest Honved FC, el equipo hungaro más poderoso de la década de los 50 y que llegó a participar con los magyares en el mundial de 1958. Dos años antes, Michael Vermes, junto con su esposa habían dado el salto a Estados Unidos huyendo del férreo control soviético que había decidido intervenir en Hungría tras varías revueltas ciudadanas. Pese a marchar a América, no era impedimento regresar a su país de origen a pasar largas temporadas.

Así fue como en 1977, Michael Vermes que ya había transmitido su pasión futbolística a muchos de sus hijos, les llevó a presenciar en Budapest un encuentro de clasificación para el Mundial de 1978, entre Hungría y la Unión Soviética. En la que por cierto, los magyares se impondrían y acudirían al Mundial de Argentina, mientras que la URSS, tras negarse a jugar frente al Chile de Pinochet se quedaría fuera. Peter Vermes heredó toda la pasión por el fútbol que tenía su padre y al parecer, le aseguró con 11 años que él "jugaría en este estadio".

Dedicarse al fútbol en Estados Unidos en la década de los 80 no resultaba muy popular. Deporte residual, oculto bajo baloncesto, béisbol, hockey... no eran muchos los jóvenes que se aficionaban a la práctica del balompie. Pero Vermes sí, y pronto destacó entre sus compatriotas en sus años universitarios. De hecho, fue nombrado mejor futbolista estadounidense en 1988. No era de extrañar que disputando un encuentro de la Selección Estadounidense para clasificarse a los Juegos Olímpicos de Seul, llamase la atención de un representante de jugadores que hablaba húngaro y que le haría un ofrecimiento irrechazable: Dar el salto a Europa. Al Continente donde, de verdad tiene éxito el fútbol, y además, en la Hungria originaria de sus progenitores.

Vermes, consultó con su padre y no dudó más. Superó una pequeña prueba y se convirtió en el primer jugador estadounidense que daba el salto al fútbol profesional en Europa en 1989. Y además, lo hacía a un país detrás del telón de acero, militando en el Gyori ETO Fc, de la primera división hungara. Para él que conocía el país y el idioma, la adaptación resultaba sencilla, aunque se levantaron suspicacias, tanto desde Hungria viendo a un capitalista yanki, como en EEUU observando a un jugador nacional jugando a un deporte minoritario y en un país satelite de la Unión Soviética. Aún así, eran los últimos momentos del bloque comunista, que se desmembraría poco después.

El futbolista no lo vivió in situ, ya que en 1990 firmaría con el Volendam de la liga holandesa, pero los aires de independencia eran ya evidentes. Ese año, Vermes formaría parte de la Selección Estadounidense que disputaría el Mundial de Italia, y cumpliendo otro sueño de su padre, que en el Mundial del 58 se lesionó en el primer partido y no pudo disputar más. Vermes, fue titular y completó los 90 minutos. Curiosamente, también en ese mismo 1990, Vermes, se enfrentó a Hungria vistiendo camiseta estadounidente sobre el campo de Budapest en el que hacía 23 años había prometido a su padre que jugaría algún día. Cumplió su promesa.

Tras tener un periplo por España enrolado en el Figueres, regresó a la nueva MSL que cogió pujanza tras el Mundial de 1994 militando en varios conjuntos. Fue internacional en 67 ocasiones y ahora, es el actual entrenador del equipo de la franquicia de Kansas. Cumplió los sueños de su padre y prosiguió la senda del fútbol que le enseñó este.

Más información:
Peter Vermes: An american in communist hungary (Culture of soccer)
Peter Vermes, un américano en la Hungría comunista (Notasdefutbol)

jueves, 19 de enero de 2012

Guinea Ecuatorial salta a escena

La Selección de Guinea Ecuatorial salta a escena. Su primera participación en un gran torneo de fútbol, la Copa de África de Naciones, en la que actuará como co-organizador junto a Gabón. Por primera vez podrá mostrar la progresión que ha venido notándose en los últimos años pero que seguía resultando insuficiente para obtener la clasificación al torneo continental.

En las fechas más recientes se ha venido notando un mayor empeño en el fútbol, contratando seleccionadores con más renombre y convenciendo a jugadores con origines familiares de Guinea Ecuatorial aunque de nacionalidad española, antigua metropoli del país que fue descolonizado en 1968.

Para estrechar lazos con los jugadores españoles se fue modificando el perfil de los seleccionadores. Oscar Engonga, Quique Setién o Vicente Engonga comenzaron un arduo trabajo de ir convenciendo a los futbolistas. Los aficionados se volcaban con ellos y los recibían como autenticos idolos. En los últimos años, hemos visto como rostros de jugadores de 1ª  y 2ª división pero sin posibilidad de alcanzar la Selección, aceptaban el ofrecimiento de defender la camiseta ecuatoguineana. Casos como los de Benjamín Zarandona (Betis, Real Sociedad o Cadiz entre otros), Bodipo (Alavés, Deportivo o Elche), Balboa (Racing, Benfica e incluso un año en el Real Madrid), Juvenal (Espanyol, Levante, Sabadell), Rondo (Mallorca, Getafe), Ivan Bolado (Racing, Elche, Cartagena) han ido acrecentando una selección pequeña que trata de emerger entre las poderosas.

La desgracia es que las intromisiones políticas están resultando un lastre importante. Vicente Engonga, pese a los francos progresos en su etapa dimitió por las constantes injerencias, además se mostró crítico con la política de nacionalizaciones que han permitido fichar varios  vecinos "cameruneses" como Ekanga  o Doulala o incluso brasileños como el portero Danilo o los jugadores Ronan y Andre Neles. Y Lobo Diarte tuvo que renunciar aquejado de unos problemas de salud, falleciendo un año más tarde. Después llegó el torno del francés Henri Michel. Pero también presentó su dimisión en octubre y regresó apenas una semana más tarde, tras reunirse con el presidente de la Federación Ecuatoguineana, uno de los hijos del presidente Obiang accedió a regresar al cargo, pero a menos de un mes para el torneo, en diciembre, el francés volvió a presentar su dimisión. Anunció su renuncia entre fuertes críticas, y aseguró que la gota que colmó el vaso fue la convocatoria de un jugador sin contar con su aprobación. Le sustituyó y dirigirá al equipo finalmente el brasileño Gilson Paulo. Sin un cv nada destacado en el que apenas destaca que fue director deportivo del Vasco Da Gama. Apenas ha tenido quince días para conocer al equipo... antes de este continuo, vaivén de seleccionadores,  se hablaba de avanzar grupo (donde coincide con Libia, Senegal y Zambia), pero, viendo la preparación, la intención será la de no deslucir en su torneo.

En los últimos tiempos, la Federación Ecuatoguineana se ha lanzado a aumentar su combinado con dos jugadores de referencia. Con la experiencia de que sus mejores futbolistas se escaparon en el pasado, casos de Álvaro Cervera que jugó con la Selección Española y Lauren que prefirió defender los colores de Camerún, ahora trata de convencerse a dos jugadores cuyos padres eran naturales del país. Emilio Nsue, 22 años jugador del Mallorca e internacional sub 21 con España y Pedro Obiang, Perico, 19 años que milita en la Sampdoria italiana e internacional sub 19. En ambos casos, y más en una edad tan joven y en una situación similar a la que le sucedió a Venezuela con Amorebieta, aunque no han cerrado la puerta, prefieren apostar y esperar por una llamada de la Selección Española. Pero de momento, los deseos de Guinea Ecuatorial siguen atentos con la intención de que acepten la propuesta.

sábado, 14 de enero de 2012

Rivaldo ficha por un equipo de Angola

No sé si habrá un caso similar en el fútbol. Rivaldo, Balón de Oro y nombrado mejor futbolista del Mundo en el año 1999, Campeón del Mundo con Brasil en 2002 con un palmares de titulos y distinciones francamente envidiable, emprende una nueva aventura. El jugador brasileño se ha comprometido con el Kabuscorp de Angola a los 39 años. Será el cuarto continente en el que juegue al fútbol, tras América, Europa y Asia, en una carrera que ya supera los 20 años dedicados de profesional.

Rivaldo pronto destacó en Brasil y ha ido dando mucho que hablar. Empezó en los modestos Santa Cruz o Mogi Morim para dar el salto a los equipos más grandes del país como Corinthians o Palmeiras. En 1996 tras ganar la Liga brasileña y ser el segundo máximo goleador del campeonato, el por entonces "SuperDepor" se lanzó a por su fichaje. Desde el primer momento se convirtió en una figura destacada de nuestra Liga. El mediapunta zurdo atesoraba calidad, disparo, liderazgo. Finalizó la liga con 21 goles en un Depor que finalizaría tercero. El Barcelona anotó su nombre en la agenda, y finalmente, el último día de inscripción de jugadores para la Champions decidió desembolar los 4000 millones de pesetas de su clausula de rescisión y adquirir su propiedad.

En Coruña causó decepción y enfado, en Barcelona pronto se convertiría en idolo. Conseguiría 2 ligas en sus primeras dos campañas, en 1998 además haciendo doblete derrotando en la Copa al Mallorca. Tras ganar la Copa América ese verano y haber finalizado como segundo máximo goleador de Europa, sería nombrado mejor futbolista del Mundo en 1999. Su etapa en Barcelona no le reportó más títulos, además, pese a los éxitos no terminó de sintonizar con un Van Gaal que le desplazaba a la banda. Aún así, permanece inolvidable el tremendo golazo de chilena desde fuera del área contra el Valencia en la última jornada de Liga y que clasificó a los catalanes para la Champions con un enloquecido Joan Gaspart en el palco.



En 2002, formando equipo con Ronaldo, Ronaldinho, Roberto Carlos entre otros, se proclamaría Campeón del Mundo en Corea. Al regresar Van Gaal al banquillo del Camp Nou, Rivaldo se buscó una salida y recaló en Milán. Pese a ganar la Champions de 2003, uno de los pocos trofeos que le faltaban, no terminó de cuajar en San Siro. Superaba la treintena, los entrenadores apostaban por otros jugadores y las lesiones le golpeaban a menudo. Prefirió marchar a otro semigrande europeo, el Olympiakos griego, donde recuperó su fútbol y se convirtió en una de las grandes estrellas del campeonato y obtuvo tres ligas griegas consecutivas. Su nivel continuaba siendo elevado, y encima le permitía seguir disputando la Champions y ejercer una influencia notable. De hecho, llegó a recomendar a la directiva que contratasen a un Pep Guardiola que todavía no tenía ninguna experiencia como entrenador.

Sorprendentemente, en 2006, protagonizó un nuevo traspaso polémico al firmar por el AEK de Atenas, rival acerrimo del Olympiakos. La presencia de Serra Ferrer, con el que coincidió en el Barcelona le convenció y además, el AEK también disputaba la fase previa de la Champions. Su traspaso resultó frustrante para muchos aficionados del Olympiakos que percibieron una traición su fichaje. Serra fue cesado a los dos meses, complicando la situación de Rivaldo, pese a seguir ofreciendo buen rendimiento.

Pero, al finalizar esa campaña, en 2008, ya sin demasiado espacio en el fútbol europeo, con 36 años parecía que Rivaldo se encaminaba a la retirada... Siempre vinculada al fútbol, por supuesto. Ya que accedió a la presidencia del Mogi Morim, equipo brasileño donde empezó a jugar y que pasaba por francos apuros. Sus buenas relaciones le permitieron convencer a jugadores a los que jamás podría aspirar el equipo, como Giovanni, compañero suyo en el Barcelona y en el Olympiakos o al ex internacional Cesar Sampaio como entrenador.
Sin que nadie se lo esperase, Rivaldo lejos de colgar las botas, anunció su fichaje por el Bundyokor, de la liga de Uzbekistan. El equipo dirigido por un holding financiaro sostenido por el Estado y por su presidente Karimov, un régimen dictatorial acusado de múltiples faltas de respeto hacia los derechos humanos, pero que en el fútbol, a base de importantes sumas de dinero había conseguido acuerdos comerciales con el Barça de Laporta, así como lograr la visita de grandes jugadores. Allí se embarcó Rivaldo durante tres años en los que ganó el campeonato uzbeco en esas ocasiones.

En enero de 2011 abandonó el país asiático, y se le llegó a rumorear con el Mallorca, propiedad de su ex entrenador en Barcelona y AEK, Serra Ferrer. No se produjo el fichaje, aunque sí sellaron un pacto de colaboración entre el Mogi Morim y el equipo balear. Rivaldo regresó a Brasil, firmando por el Sao Paulo, pese a la "incompatibilidad" de estar presidiendo otro equipo. Parecía que sería su último destino para finalizar una carrera, además en una liga que está adquiriendo pujanza y a la que retornan gente como Ronaldinho, Adriano, Luis Fabiano, capaz de retener a Neymar, ya que se está potenciando y hay mucho patrocinador ante la inminencia del Mundial que se celebrará allí en 2014.

Pero de nuevo Rivaldo guardaba una sorpresa. Y esta semana era presentado con el Kabuscorp de Angola. Pocos son los casos de futbolistas que se atrevan a aventurarse en África. Y menos un Campeón del Mundo que fue el mejor futbolista del año en 1999. Ya puestos, el mejor homenaje sería que la canarinha le citase para disputar los Juegos Olimpicos este verano. Sus 74 internacionalidades, pese a que dejó de ser convocado en 2003 merecen cerrar con este broche de oro y ensalzar una carrera de crack, valiente aventurero y profesional que ha dejado múltiples escenas de mérito.

jueves, 12 de enero de 2012

El fútbol en Chipre (III): Equipos, simbolos, escudos

Repasado el caso del Anorthosis Famagusta, el primer club fundado en Chipre y sometido al destierro de tener que jugar lejos de su ciudad, hay otros muchos casos de conjuntos de fútbol que aprovechan su iconografía para mostrar su disposición política. Varios equipos de la parte grecochipriota trataron de asemejarse a sus padrinos griegos. Algunos como Apollon o Aris recogieron nombres mitológicos, que también eran usados por equipos griegos. Otros como Olympiakos o Atromitos, también coincidian en nombre con sus "hermanos" y el escudo del Omonia, resulta ser un calco perfecto de el del Panathinaikos. O, el equipo más poderoso de la Isla, el Apoel, cuyas siglas son un acrónimo, de Club de fútbol de los griegos de Nicosia. Pero hay conjuntos que han querido ir más allá. 

El Ethnikos, en griego nacional, de la ciudad de Achna, club fundado en 1968 y que actualmente milita en 2ª división, aunque ha llegado a participar en alguna ocasión en la Copa de la UEFA. Es un caso llamativo ya que no duda en exhibir sus convicciones en su escudo mostrando un mapa de Grecia y Chipre unidas como si se trataran de un territorio conjunto, como muchos ansían.

El A. P. Pafou, de la ciudad de Pafos, es otro claro ejemplo. Fundado en el año 2000 tras la fusión del Evagoras y del Apop. En el combina los dos anteriores escudos, uno con claras semejanzas griegas, el otro con el rostro de un personaje histórico que daba nombre al conjunto. Evagoras Pallikarides, un guerrillero e icono de la lucha chipriota por la independencia que fue ejecutado por los británicos en 1957.

Quizá en su origen sin mayor representatividad política, pero también merece ser nombrado el Asil Lysi. Fundado en 1932 en Famagusta, y ahora también sometido al destierro de su ciudad, teniendo que desplazarse a Larnaca. En su escudo, representando los ideales olimpicos, aparece el "Discobolo" de Mirón, una de las esculturas más celebres de la epoca helenistica.

Otro equipo sometido al destierro es el Doxa Katiopia, creado en 1954. De un distrito de Nicosia tuvo que mudarse a la ciudad de Peristorna. En su escudo representa uno de los simbolos habituales griegos (aunque siendo honestos presente en la mayoria de civilizaciones mediterraneas), el aguila bicefala.

Sin ninguna referencia en su escudo, toda la representatividad del Enosis, reside en su nombre. Es el término griego de Unión, y con el que se bautiza todos los movimientos, ideas, propuestas de integración de Chipre con Grecia. Así se bautizó un equipo de Pareklissia, distrito de Limassol y fundado en 2006.

Representando a la otra comunidad de la Isla, los proturcos, el caso más visible es el Çetinkaya. El único equipo turcomano que participó en la fundación del primer campeonato chipriota en 1934. En su escudo no ocultó sus simpatía y preferencias, y llegó a proclamarse campeón en 1951 frente a sus rivales progriegos. Tras la separación de la Isla, decidió "alistarse" en el bando norte, y pese a ganar la competición de la zona turca en varias ocasiones, al no ser reconocida por la UEFA, no ha podido tomar parte en competiciones europeas.

Para finalizar, quizá como canto a la esperanza habría que mencionar al Apep Pitsilia de la ciudad de Kyperounda. Fundado en 1979, cinco años después de la ocupación turca, decidió figurar en su escudo una paloma mensajera, quizá como icono pacificador y de reconciliación entre dos comunidades divididas.

lunes, 9 de enero de 2012

El fútbol en Chipre (II): La resistencia del Anorthosis Famagusta


El Anorthosis, de la ciudad de Famagusta es el club más antiguo de Chipre. Fundado en 1911, bajo dominio británico tuvo que aguardar más de 20 años a que se iniciara el campeonato local. 

Siempre resultó un inoco griego. Desde sus colores a su simbología. Durante la ocupación británica de la Isla que perduró hasta 1959, había sido uno de los templos donde mostrar el sentimiento nacional. Pintadas a favor de la unión con Grecia, de la independencia británica, de usar el club como refugio de disidentes fueron habituales en las décadas de los 30, 40 y 50. En muchas ocasiones se declaró la clausura del club, que siempre resurgía y sobrevivía. Sus presidentes, propietarios y gerentes fueron detenidos en varias oportunidades por lucir estos simbolos, ondear banderas griegas en el estadio y utilizarlo como elemento propagandistico animando la independencia.

En 1974, agrandó aún más su historia ya que quedaba enclavado en zona turca, y debía trasladarse a Larnaca para proseguir en territorio grecochipriota. Desde entonces, no ha renunciado a su nombre y es un simbolo de resistencia y orgullo frente a la invasión turca. Además, junto al Apoel y el Omonia  es de los equipos más laureados del país con 13 campeonatos ligueros. Por sus filas han pasado futbolistas como Mario Jardel, Savio, Nordin Wooter o Michael Obiku.

Pero sí hay un motivo de orgullo en la larga y mítica existencia del Anorthosis fue en la fase previa de la Champions de 2006, cuando el equipo representante del nacionalismo griego, desterrado de su estadio y ciudad por la invasión turca, debió enfrentarse en la fase previa de la Champions al Trabszonspor turco. Se trataba del primer enfentamiento entre un equipo (greco)chipriota y uno turco. Las medidas de seguridad resultaron excepcionales para evitar incidentes, y el encuentro adquirió un simbolismo inusitado.

Los turcochipriotas se movilizaron y se volcaron con el Trabzonspor, y acudieron al estadio plagado de banderas de la zona turca. En el encuentro en Turquía, muchos aficionados acompañaron a su equipo con la bandera de la República Turca de Chipre del Norte. Los grecochipriotas, en la vuelta, también se volcaron. Y, la historia sonrió al teórico pequeño, que sin partir como favorito, remontó el 1-0 de la ida y se impuso por 3-1 en su estadio... o en su estadio de Larnaca, ya que, recordamos, no puede jugar en Famagusta. El partido y su consiguiente victoria fue todo un hito nacional.


miércoles, 4 de enero de 2012

El Fútbol en Chipre (I): Historia y contexto


Chipre es la última nación dividida de Europa. Una verja vigilada por militares separa a las dos poblaciones de la Isla desde 1974. Por un lado, la mayoría griega, más extensa, con amplias relaciones con Europa, y Occidente, la otra, en el norte, turcomana, utiliza idioma y moneda turca, y de hecho, solo es reconocida por Ankara y por la Organización de la Conferencia Islámica. Este Estado es miembro de la Unión Europea desde 2004 pero sus divisiones prevalecen y siguen enquistadas pese a los intentos de reunificación.

El fútbol no es ajeno a estas circunstancias. Como sucede con sus "padres protectores" Grecia y Turquía, el fútbol comparte un papel protagonista aunque en ligera desventaja con el baloncesto. Pero el deporte rey siempre ha tenido grandes adeptos, y de nuevo, ha resultado un importante foro de simbolismo, propaganda y campo de batalla de las dos comunidades.

El fútbol en Chipre ya tuvo connotaciones especiales bajo dominio británico. El Anorthosis Famagusta fue un claro exponente, atreviendose a izar la bandera griega en varias oportunidades y convirtiéndose su estadio en el lugar de firma de pasquines y proclamas independentistas, algo que conllevó la clausura del club en varias ocasiones.

Más adelante, tras proclamarse la Junta de los Coroneles en Grecia en 1967, momento que el país llegó a ser apartado de la OTAN y suspendidas sus negociaciones para entrar en la UE, los militares quisieron profundizar en un nacionalismo heleno que incluyese la unión con Chipre como parte del Estado Griego y en expulsar a los turcos de la región. Uno de los efectos más simbólicos, resultó, el invitar al campeón de la liga chipriota, a que al año siguiente disputase la Primera división de la Liga Griega. Así fue como entre 1967 y 1973, el Olympiakos Nicosia, creado bajo el mismo nombre del conjunto del Pireo el más galardonado de Grecia, en tres ocasiones, el AEL Limassol, el EPA Larnaca y el Omonia de Nicosia, tuvieron fugaces apariciones por el campeonato griego. En 1973, el que disfrutó de tal hazaña, fue el Apoel Nicosia, que a diferencias de sus compatriotas predecesores cuajó una brillante campaña finalizando el 13ª y consiguiendo la permanencia. Eso conllevaría que al año siguiente, fueran dos los representantes chipriotas en el campeonato griego... pero ese verano del 74, la dictadura militar y la monarquía fueron  derrocados de Grecia y se puso termino también a la disputa de equipos chipriotas con sus vecinos.

En esos momentos, Turquía ya había procedido a invadir la zona norte del país,, creando una República propia, dividiendo la Isla hasta el día de hoy. Los griegos y turcos que residían en zonas teóricamente ajenas, originaron nuevos conflictos, en lo relativo a sus canjes, posesiones, negocios que veían como debían desprenderse de ellos. De nuevo el fútbol quedó marcado inevitablemente dividiéndose en dos campeonatos que perduran hoy en día...

lunes, 2 de enero de 2012

BIBLIOTECA: A mi el pelotón

"A mí el pelotón, Sabino, que los arrolló" es la mítica frase que supuestamente pronunció Belauste con la Selección Española en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920 y que dio origen y mejor simbolizaba el mito de "la furia española".

Esta misma frase es la que aprovecha Patxo Unzueta, columnista de El País y autor de diversos libros de sociedad y política vasca, aunque siempre muy atento al deporte y a su Athletic de Bilbao. En esta ocasión, en "A mí el Pelotón y otros escritos de fútbol" editado por Córner en 2011, Unzueta repasa los mejores momentos de su equipo, pero recupera otros textos periodísticos en los que aborda personajes, conflictos, rivalidades.