sábado, 8 de diciembre de 2012

Españoles Internacionales en Selecciones extranjeras

El fenómeno de la emigración, los arraigos y las nacionalizaciones es algo inherente a nuestra sociedad. La situación económica ha sido uno de los mayores motivos migratorios a lo largo de la historia. Donde no hay posibilidad de trabajar, se marcha a donde se está más desarrollado y existen oportunidades. Y así se han ido formando las sociedades, originando problemas y soluciones a conflictos de integración, identitarios, y a la mezcolanza de etnias, religiones, culturas... El fútbol no puede quedar ajeno a esto. En unas ocasiones ha sido empleada como herramienta integradora, en otras asume unos rasgos identificativos que vinculan con grupos determinados. El caso es que, es una manera de observar como antes, los combinados nacionales eran uniformes, ortodoxos, similares en aspecto y apellidos y hoy se ve una variedad de razas, creencias, orígenes muy marcada. Hoy, por eso, en una Selección Española que en época reciente ha visto vestir con la Roja a los brasileños Donato, Catanha o Marcos Senna o a los argentinos Pernía o Pizzi o a un apellido tan ajeno como Krkic es interesante ver que jugadores han ejercido el camino al revés. Pese a ser españoles, propiamente o en origen, optaron por lucir otra camiseta nacional.


MARIO GOMEZ y GONZALO CASTRO (Alemania)

Con los apellidos Gomez García, poco se pueden ocultar sus orígenes. Sus abuelos y su padre, granadinos emigraron a Alemania y hace 27 años nació este delantero de metro noventa y un marcado olfato de gol. Siempre tuvo claro que se sentía alemán y que de tener que elegir se decantaría por la Manschaff aunque alguna vez se le intentó sondear para que defendiese el uniforme español. Desde pronto empezó a destacar. Debutó en la Bunsdesliga con apenas 19 años en las filas del Sttugart y con 21 pasó a convertirse en uno de los máximos goleadores del campeonato con asiduidad, además de contribuir con sus tantos a que su equipo levantase el título de campeón. Tras tres campañas superando una media de 20 goles y habiendo alcanzado la internacionalidad absoluta, el Bayern Munich decidió desembolsar 30 millones de euros por su fichaje. Cifra record en el país germano en ese momento. Desde entonces lleva ya más de 64 goles anotados con el principal equipo del país. En la Selección, le costó desplazar a otro goleador eterno como Miroslav Klose, pero ya en la pasada Eurocopa, Joachim Low optó por darle la responsabilidad ofensiva. "SuperMario" sigue creciendo y sin duda, es el internacional extranjero de mayor renombre. Alemán también, cuya carrera prometía mucho más de joven y ahora no suena con tanta fuerza es el defensa Gonzalo Castro, que desde 2004 milita en el Bayer Leverkusen. Llegó a ser internacional absoluto alemán en 5 ocasiones, pero su carrera se ha detenido desde aquel debut con 17 años en Bundesliga y Champions.

PHILIPPE SENDEROS (Suiza)

Phillippe Senderos también padece un bajón preocupante. Nació en Ginebra, Suiza, y pronto comenzó a destacar en el Servette. Central poderoso y rápido comenzó a sonar desde joven con el salto a un equipo importante, y el más rápido fue el Arsenal de Arsene Wenger. Acabó haciéndose un hueco en el primer equipo y disputando bastantes minutos. Pero poco a poco, su trayectoria comenzó a torcerse. Una cesión errática al Milán, otra aún peor al Everton, hasta que expiró su contrato y desde 2010 milita en el Fulham. Con Suiza hizo su debut en 2005, estando presente en los Mundiales de Alemania y Sudafrica y en la Eurocopa de 2008 que se celebraba en su país. Curiosamente, en la cita de 2010, España y Suiza les tocó enfrentarse en la fase de grupos. Senderos fue titular aunque tuvo que ser sustituido en el minuto 36 de la primera parte. Seguramente su padre, de un pueblo de Guadalajara, vio el partido con el corazón dividido. Ya le ocurrió una vez en una eliminatoria Real Madrid-Arsenal, en la que confesaba que pese a jugar su hijo con los ingleses, él era muy del Madrid. Senderos, optó por los colores suizos, donde nació.

AMOREBIETA y  JULIO ALVAREZ (Venezuela)

Venezuela es otro país con el que España ha mostrado mucha interrelación. Destino habitual migratorio durante el franquismo, hay una amplía presencia española. Allí nacieron dos jugadores que desde niños regresaron a España y desarrollaron toda su carrera. Julio Alvarez, canterano del Madrid que ha defendido en 1ª los colores de Racing, Rayo, Murcia, Almería o Mallorca y ahora milita en el Numancia, nunca mostró demasiado interés. Rechazó todas las llamadas venezolanas, hasta que en 2011 dio un sí tardío. Seguramente, hubiera aportado muchas cosas y hubiera engrosado sus apenas 4 internacionalidades. Fernando Amorebieta fue otra larga batalla. El jugador sí parecía mostrarse más interesado, aunque el Athletic de Bilbao trató de disuadirle por todos los medios. Llegó incluso a ser citando en una ocasión por Vicente del Bosque para un amistoso con España, pero no llegó a debutar y finalmente, la pasada campaña decidió comprometerse y hacerse un fijo con la Selección venezolana. En este tiempo, apenas 7 partidos y un gol que supuso una victoria ante Argentina.

CARCELA (Marruecos)

Mehdi Carcela-Gonzalez, quizá resulte menos conocido, aunque sus buenas campañas en la liga belga y su fichaje por el Anzhi la pasada campaña le auguran un buen porvenir a sus 23 años. El caso es que Carcela no tuvo sencillo su decisión internacional hasta tarde. Y eso que España no se sumó a la puja por el jugador. De madre marroquí y padre español, el muchacho nació en Lieja, Bélgica, donde los padres emigraron por motivos laborales. Allí Carcela comenzó a crecer en la cantera del Standard de Lieja como un extremo rápido, habilidoso y con gol. Todo parecía encaminado a que formase parte de la prometedora hornada belga que parece estar surgiendo (Courtais, Witsel, Lukaku, Kompany...), internacional sub17, 19, 21... incluso dos amistosos fuera de competición FIFA a nivel absoluto, hasta que sorprendentemente, en 2011 cambió de parecer y decidió defender los colores de Marruecos. Era su determinación definitiva, y con ellos tomó parte en la Copa de África de naciones de 2012.

VALDO (Cabo Verde)

Y es que el camino africano es otra de las opciones que han explotado jugadores españoles. Valdo, canterano del Real Madrid y con una larga trayectoria en 1ª división entre Osasuna, Espanyol, Malaga y Levante. Nacido en León fue en varias ocasiones internacional sub 21, pero con 29 años y consciente de que ya no alcanzaría una llamada con la Roja, decidió aceptar la llamada caboverdiana, el país de sus padres. Eso sí, apenas dos participaciones y ahora, precisamente en el mejor momento de la Selección que acaba de clasificarse para la próxima Copa de África eliminando a Camerún ha dejado de contar para el equipo.

Los abundantes casos de GUINEA ECUATORIAL

Guinea Ecuatorial fue una de las últimas colonias españolas hasta su independencia en 1968. Es por eso, que ha habido varios casos de jugadores con orígenes ecuatoguineanos que se han animado a dar el paso de defender a esta pequeña Selección. La presencia de entrenadores españoles, como Quique Setién o los hermanos Engonga supuso un gran paso. También el que Benjamín Zarandona, uno de los casos más mediáticos se comprometiese. con él llegaron otros jugadores con rodaje entre 1ª y 2ª como Bodipo, Balboa, Juvenal, Rondo... Su último sueño convencer a otros dos internacionales de categorías inferiores españoles, Emilio Nsue (Mallorca) y Perico Obiang (Sampdoria). Guinea Ecuatorial que llegó a plantarse en cuartos en su la última Copa de África quiere seguir subiendo escalones.

5 comentarios:

GP9 dijo...

Túñez, actual jugador del Celta es internacional por Venezuela. Nació allí ya que su familia emigró al país sudamericano.

Anónimo dijo...

nació desde joven? (senderos)

Jose MME dijo...

De los hermanos Zarandona ya hicimos mención nosotros en su día. Aquí Benjamín:

http://colussoscontrakukletas.blogspot.com.es/2011/11/el-curioso-caso-de-benjamin-zarandona_08.html

Aquí Iván:

http://colussoscontrakukletas.blogspot.com.es/2011/12/ivan-zarandona-esono.html

Futbol con patillas dijo...

Conviene recordar, que esto no es un fenómeno tan moderno. Hasta los años sesenta al menos, se veían jugadores que llegaban a jugar con tres selecciones distintas (Di Steffano, Kubala...) selecciones españolas con húngaros, argentinos, etc. Un jugador que jugaba dos finales de mundial con selecciones distintas, etc.

twitter: https://twitter.com/futbolpatillero

Rinat Rafaé dijo...

Otro caso es el de Rafael Van der Vaart, cuya madre es de Chiclana. De hecho cuando creaba la selección andaluza en el FIFA siempre incluía a Van der Vaart y a Mario Gómez para darle potencial xD