lunes, 22 de octubre de 2012

Lorenzo Sanz

Lorenzo Sanz fue el Presidente del Real Madrid entre 1995 y 2000, y durante la década inmediatamente anterior el número 2 del club blanco mientras lo lideraba Ramón Mendoza. Había tenido cierto éxito empresarial, primero con pequeñas empresas, luego con incursiones políticas con la formación Fuerza Nueva que lideraba Blas Piñar, hasta recalar en el Real Madrid. Con la dimisión de Mendoza, asumió el cargo de Presidente. Era un Madrid que no pasaba por una buena situación deportiva ni institucional. Pese a haber celebrado elecciones poco antes e imponerse a Florentino Pérez y Gomez Pintado, Mendoza arrojaba la toalla tras una década al frente del Real Madrid. Esa campaña 95-96, fue la última vez que el Madrid se ha quedado fuera de puestos que dan acceso a competición europea.

Sorprendentemente, esa crisis fue resuelta. Lorenzo Sanz dio con las teclas adecuadas. Su imagen no terminaba de generar mucha confianza. Se celebraba su rivalidad a la antigua usanza con el Barcelona. Las peleas con el vicepresidente Gaspart que siempre ha llevado a gala su marcado antimadridismo, las salidas de tono alimentando la imagen de un presidente más forofo que mejor gestor... Aunque no alcanzó el relumbrón galáctico posterior, realizó varios fichajes destacadisimos como Suker, Mijatovic o Fabio Capello para el banquillo que volvieron a colocar al Real Madrid en una posición de privilegio. Ganó la Liga tras unos años sin saborearla y recuperó el nombre de un Real Madrid bastante devaluado.

Su gestión despertaba criticas feroces, y su divorcio con la directiva era patente (Se especulaba con la existencia de un bando Lorenzo Sanz y su vicepresidente económico Juan Onieva, enfrentado al resto de directivos blancos). No ayudaba además la presencia de uno de sus hijos en la primera plantilla del equipo de fútbol, Fernando Sanz, otro, en el del equipo de su suegro, Paco Sanz en el Mallorca del que era propietario Antonio Asensio y otro en el Real Madrid de baloncesto, Lorenzo Sanz Jr. Esa imagen de enchufismo y de haber llegado a la cima por llevar ese apellido les persiguió siempre. Paco Sanz no llegó a debutar en el Mallorca en tres años y optó por una retirada prematura tras ir bajando escalones, Lorenzo Sanz Jr se retiró del baloncesto con apenas 28 años aunque le nombraron Director Técnico de la sección de baloncesto del  Real Madrid y Fernando Sanz sí obtuvo más reconocimiento cuando cambió el Bernabeu por la Rosaleda...

El caso es que la obra de Lorenzo Sanz se sostenía a través de los resultados. Capello huyó, Sanz apostó por Heynckes y el equipo, pese a realizar un muy mal campeonato liguero en el que finalizó 4ª, brindó una gran Copa de Europa en la que recuperó su título por excelencia 32 años después. La Séptima ponía fin a un prolongado vacío y a la sorna de las Copas de Europa en blanco y negro... Pese a las dudas, fichajes como Morientes, Ilgner, Redondo, gente que irrumpía de la cantera mantenían con firmeza a Lorenzo Sanz. Y así, para legitimar su mandato, convocó elecciones en 1998, sin que nadie se atreviese siquiera a presentarse. La Copa Intercontinental al año siguiente y la octava Champions en el año 2000 seguían haciendo sonreír a los aficionados. Había apostado por Del Bosque, equilibraba la plantilla en función de lo que permitía la situación financiera, y se vio fuerte, para apenas dos años más tarde, volver a convocar a los socios. En esta ocasión la jugada le salió mal. Era el favorito y venía con el aval de las dos Copas de Europa. Pero Florentino Perez preparó un bombazo que supuso su KO técnico: El fichaje de Luis Figo, la estrella del máximo rival. La gente sabía de la satisfacción que suponen esos robos y apostó por ello. Sanz, increíblemente, finalizaba su etapa como presidente blanco tras cinco años y dos Copas de Europa en su haber.

No se puede decir que iniciara una labor de oposición activa. El shock fue alto, y hubo de regresar a sus negocios particulares. Aunque tampoco se alejó en demasía del fútbol. Intentó sin éxito comprar el Parma italiano, en una operación que no fructificó y que encima luego ha conllevado juicios por estaba y tráfico de obras de arte con implicaciones incluso de la mafia. Después decidió recompensar el esfuerzo de sus hijos. Tomó el mando del Málaga y Granada en 2006, aunque fueron sus hijos Fernando y Paco, ex jugadores de los clubes, los que asumieron el cargo de presidente. En 2012, la gestión de Paco Sanz en Granada estaba siendo investigada judicialmente. Mientras, que más conocido es el caso del Málaga que en al año 2010 el club fue vendido a un grupo inversor saudí. En ese periodo también tuvo escándalos como una presunta compra de partidos en Segunda división, para conseguir el ascenso, que se produjo, de los malacitanos. Ese año 2006, además, concurrió, aunque quedaría en cuarta posición a las elecciones del Real Madrid, tras la dimisión de Florentino y la transición que llevaron a cabo Fernando Martín y Montejano. Quizá soñando con recuperar su antiguo asiento, fue superado ampliamente por Ramón Calderón, Juan Palacios y Villar Mir. Desde entonces, sus apariciones se fueron reduciendo... Se especulo con el interés de comprar un club en Italia, sonando el Bari o el Messina pero el caso es que la figura de Lorenzo Sanz no adquiere una presencia mediática importante. Consciente de haber cerrado su etapa en el Real Madrid, parece complicado volver a verle optar al sillón presidencial.

2 comentarios:

Miki dijo...

En su haber también, fichajes como Seedorf o Roberto Carlos.

Gonzalo Mazarrasa dijo...

En twitter me lo pintaban al revés... que no había hablado de Ongjenovic, Anelka o el mitiquisimo Elmir Baljic... Jeje, como siempre según quien lo mire. También fue el que trajo a Etoo con 16 años. Cosas buenas y cosas malas.