domingo, 14 de octubre de 2012

¿Como es el Anzhi?

HISTORIAS DEL ESTE

Ojo a este nombre los despitados, el Anzhi Majachkalá, el equipo de la región de Daguestan que actualmente lidera la liga rusa. Se trata sin duda de uno de los nuevos ricos del fútbol europeo. Realmente lo es toda la competición, comparada con el resto, donde la crisis causa estragos y cada vez hay menos dinero. La entrada de poderosos oligarcas y la inminencia de celebrar el campeonato del Mundo en 2018 está revitalizando un torneo competición que era poco tenido en cuenta, y ahora, cada vez más acaudalada comienza a ser destino de estrellas y de jugadores de renombre.

Pero, de momento, a la cabeza irrumpe el Aznhi. Se trata de un equipo sin apenas historial. Fundado en 1991, cuya presencia en la Premier rusa se había producido en contadas ocasiones... hasta que entró en escena Suleyman Kerimov. El 19ª hombre más rico de Rusia, el 147 del mundo según la lista Forbes (se puede hacer un claro balance al colocar a 20 tios rusos entre los 150 más adinerados del mundo). Empresario ruso de la región, con intereses en gas, petróleo, minería... venía dispuesta a invertir su fortuna para convertir al Anzhi en un nuevo equipo competitivo. Y a base de fichajes de relumbrón aspiraba a conseguirlo, pese a la inseguridad de la región (la segunda más conflictiva después de Chechenia. La UEFA no ha dejado al Anzhi competir en su estadio en la Europa League y debe hacerlo en Moscú). En enero de 2011 se convirtió en el propietario del club y rápidamente tiró de chequera para convencer a jugadores que enganchasen. El primero en alistarse fue Roberto Carlos, con 38 años regresó de Brasil donde previsiblemente iba a colgar las botas y se comprometió con el equipo ruso. En verano, otro golpe de efecto, el fichaje de Samuel Etoo, procedente del Inter de Milan y convirtiéndole con 20 millones de euros de ficha anual en el futbollista mejor pagado del planeta. Etoo, llegó con la Liga empezada, ya que el año pasado el campeonato ruso duró 18 meses para converger con el resto de Ligas europeas. También se contrató a Zhirkov, uno de los mejores jugadores rusos en la actualidad tras un paso frustrado por el Chelsea. Después, llegaría el turno del banquillo. ¿Quién podría estar capacitado para llevar al Anzhi a buen puerto? Primero la responsabilidad cayó en el propio Roberto Carlos. Pero su papel de futbolista estaba ya bastante mermado por la edad, y como técnico no resultaba convincente. Así que finalmente, y tras sonar nombres como Capello, Lippi o Ancelotti, el designado fue el holandés Guus Hiddink, ex seleccionador ruso entre múltiples trabajos. El equipo fue cuarto, lejos de un inalcanzable Zenit pero con las líneas ya trazadas para empezar esta campaña al máximo. Y además, compitiendo, por vez primera en la competición europea. ¿Que plantel tiene el Anzhi? ¿Puede ser este año el tapado en la Europa League? ¿Podrá romper la hegemonia del Zenit que lleva tres campeonatos consecutivos?

PORTERIA

La portería la ocupa Vladimir Gabulov, un habitual en las convocatorias rusas, aunque siempre a la sombra de los más afamados Akinfeev (CSKA) y Malafeyev (Zenit). Hasta ahora 7 internacionalidades absolutas a sus 28 años. Llegó procedente del Dinamo de Moscu en la etapa Kerimov. Su suplente, aunque este año ya ha participado en varias ocasiones por lesión de Gabulov es Yevgeny Pomazan. Un guardameta de 23 años, internacional en todas las categorías inferiores rusas y que fue contratado el año pasado procedente del CSKA.

DEFENSA

Como suele ocurrir entre los nuevos ricos del fútbol. La mayor parte de la inversión se destina a jugadores de ataque, mucho más vistosos que los de la parcela defensiva. Hiddink ha sabido corregir esto con talento. Como bien hizo en su etapa de seleccionador ruso, continua probando a Zhirkov como lateral zurdo. Es cierto que en el Anzhi juega más como extremo, pero acabó tan satisfecho (nombrado en el once ideal de la Euro 2008) como 3 que es un recurso habitual. Sino, el puesto lo ocupa Tagirbenkov, uno de los pocos sobrevivientes del Anzhi preKerimov. Además, nativo de Daguestán, lo cuál genera simpatía. En la derecha, también se ocupa otro veterano. Agalarov milita en el Anzhi desde 2008, tiempos en los que el equipo proseguía en segunda, alejado de cualquier tipo de grandeza. Los centrales si requieron fichajes. El congolés Chistopher Samba llegó en febrero de 2012 para apuntalar una defensa inestable. 11 millones de dolares llegó a desembolsar el club ruso para ficharlo del Blackburn Rovers y convertirlo en el autentico líder de la parte trasera del conjunto de Daguestán. Junto a él suele ubicarse el brasileño Joao Carlos, que llegó procedente del Genk. Como recambio queda Logshov, central de 21 años que acaba de hacerlo debutar Fabio Capello con la absoluta o retrasar a alguno de los medio centros.

CENTROCAMPISTAS

Aquí es donde comienza a arribar talento. Yuri Zhirkov, aunque en ocasiones juegue más retrasado se convirtió en el fichaje nacional que serviría para ganar adeptos. Procedente del Chelsea, el paisano Abramovich no le dejó salir con facilidad y Kerimov debió soltar más de 13 millones para incorporarlo al Anzhi. También se animó a pescar jugadores emergentes pero con menos nombre. Los marroquíes Boussoufa, también extremo zurdo, y Carcela, de padre español, diestro, llegaron desde la liga belga, y sobretodo el primero, están jugando a gran nivel. De hecho, Boussoufa ha desbancado a un Zhirkov que parecía intocable de la titularidad. Para disputar el puesto en la derecha, también hay que tener en cuenta a Shatov, otro joven de 22 años que fue fichado del Ural y se está consagrando rapidamente. En el medio del campo se agrupan varios medio centros. El brasileño Jucilei, 2 veces internacional con Brasil y apuesta de Roberto Carlos, con el que coincidió en el Corinthians ocupa una de las plazas habituales. Pero, fichado cuando sonaba la bocina del mercado de fichajes destaca la figura de Lass Diarra. El francés se animó a dejar el Real Madrid, tras no contar para Mou pero no poner fácil su salida y comprometerse con los rusos. Desde entonces, a gran nivel, ha conseguido incluso volver a entrar en los planes de Didier Deschamps para la Seleccion. Otros nombres como el uzbeco Ahkmedov o Gabulov (hermano del portero) tienen que conformarse con menos minutos.

DELANTEROS

Indiscutiblemente, y por algo Kerimov decidió ofrecerle un contrato de 20 millones de euros anuales destaca la figura de Samuel Etoo. Con 31 años aún no ha perdido olfato de gol. El año pasado anotó 13 goles en 21 partidos ligueros. Este año lleva 7 en 10. Yo era de los que pensaba que igual le faltaría motivación en un campeonato de menos nombre, pero de momento, Etoo sigue comprometido al máximo. Y ya ha hecho famosas sus celebraciones con un gorro del Ejercito ruso ganandose a la grada. El acompañante habitual es otro futbolista que seguramente pronto dé que hablar. Lacina Traoré, marfileño de más de 2 metros pero no exento de técnica y velocidad. Tras hacer 18 goles con el Kuban Krasnodar, el Anzhi se lanzó a por su fichaje. Aún no ha debutado internacionalmente con Costa de Marfil pero a sus 22 años, el futuro que le espera es enorme. El tercer punta, y ahí es donde baja el nivel recae en Smolov. Otro joven valor ruso pero a enorme distancia de la dupla Etoo-Traoré. 

Este es el plantel del que dispone Guus Hiddink. De momento, lider en la tabla tras 11 jornadas (8 victorias, 2 empates y 1 derrota) con 2 puntos de ventaja sobre el CSKA y 5 sobre el Zenit, presumiblemente el favorito. La plantilla, pese a contar con buenas mimbres todavía se antoja algo corta. Hay posiciones, sobretodo en la defensa, que al producirse alguna ausencia, su sustituto rebaja muchos puntos con respecto al titular. Pero de momento, el equipo está aguantando y mostrando una imagen de seguridad. Ojito, también a ver donde puede llegar en Europa League. Partía desde el bombo de los más débiles, ya que se estrenaba en la competición, pero fue dejando por el camino al Honved noruego y Vitesse y Az Alkmaar holandeses. Ahora comparte grupo con Young Boys, Udinese y Liverpool. Por supuesto, esos problemas de plantilla escasa también afectarían en esta competición, y habrá que ver que rebotados de la Champions entrarían en ella, pero el Anzhi quiere presentar su candidatura. Nada descartable, y es que mientras Kerimov siga invirtiendo siguen sonando nombres (Alves, Falcao, Neymar) y el año que viene con una presumible participación en Champions, la aventura del Anzhi será todavía más atractiva. Lo dicho, ojito.