martes, 30 de octubre de 2012

Carlos González: "Quiero un equipo de fútbol"

Carlos González es un empresario canario que ha hecho dinero gracias al mundo de la informática. Es presidente del grupo Ecco, una empresa de consultoría informática. Aficionado al fútbol y al Real Madrid, su nombre ha aparecido ya vinculado en diversas ocasiones como aspirante a la Casa Blanca. Luego estuvo rondando la propiedad de otros clubes, hasta que en el verano de 2011 se hizo con la mayoría accionarial del Córdoba y pasó a presidirlo. Su sueño, en el fondo, era el de formar parte de la directiva del Real Madrid pero, poco a poco, ha ido bajando pretensiones. 

En 2003, decidió lanzar su candidatura al Real Madrid, pero acabó aceptando formar tándem con Lorenzo Sanz, que optaba a la reelección ante Florentino Perez. Derrotados, no volvió a sonar hasta que en 2009, tras el retorno de nuevo de Florentino, tras los años de Calderón y Boluda, iba como vicepresidente en la candidatura de Juan Onieva. La única que se atrevió a lanzarse al ruedo frente al "Ser Superior". Eso sí, a las 48 horas, la retiraron. Entonces, ese verano, comenzó a sonar para comprar el Mallorca. Se llegó a anunciar un principio de acuerdo, y antes de firmarse, Carlos Gonzalez comenzó a hacer y deshacer. Anunció que despediría a Webó y Corrales, que pretendía firmar a Luis Figo y a Juan Roman Riquelme, que el periodista Alfredo Duro sería el director deportivo... Mateo Alemany recapacitó y decidió romper el acuerdo. La plantilla ya se temía la llegada del huracán Gonzalez y las declaraciones de pagar 5 millones de euros a Figo anuales porque su mujer pretendía residir en Baleares no convencían. Carlos Gonzalez acusó a los mallorquines de provincianos, pero se quedó sin el club. Celebre fue el artículo que Matías Vallés le dedicó en Diario de Mallorca, "Adios al fichaje de la mujer de Figo". La historia no se detuvo. Acusó a Alemany de estafa, pero la denuncia se volvió en su contra por falsificación y sus propios abogados dimitieron dejándole en la estacada.

De nuevo, su nombre se vinculó a otro conjunto, el Rayo Vallecano cuando la familia Ruiz Mateos solicitó acoger a Concurso de Acreedores para todo el compendio empresarial que manejaban. Pero su negociación no fructificó. Finalmente, ese verano se hizo con las acciones del Cordoba. La progresión de equipos fue claramente descendente, de candidato a presidente del Real Madrid, a vicepresidente, Mallorca, Rayo Vallecano... hasta, conseguir hacerse con las acciones de un segunda división en situación concursal. 

Desde entonces, ha manifestado su objetivo de ascender al equipo andaluz a primera división y se ha atrevido a protagonizar un "curioso" anuncio en el que él como excelencia se dirige a su Majestad el Rey y le dice que "su Copa mola". Todo en un tono bastante cachondo. Eso sí, ante la posible interpretación burlesca... rapidamente acudió al Larguero y demás para suavizarlo y que no se malinterpretase. Que era con cariño, vamos. Finalmente, tiene su equipo, y ha salido en el Larguero. Veremos si pronto sube a Primera y puede pisar al Bernabeu.