viernes, 14 de septiembre de 2012

¿Guardiola se descubre?

Cuanta polvareda ha levantado el 11 de septiembre. El día antes saltaba a la luz que la segunda equipación del Barça sería la Senyera catalana, Joan Laporta mostraba su ideario, Sandro Rosell anunciaba que acudiría a título personal a la manifestación independentista...Y de repente, emergió una figura mayor. Pep Guardiola.

Desde su año sabático irrumpió con un vídeo en internet con un mensaje sencillo "Desde Nueva York, aquí tenéis un voto más" portando una cartulina verde y aludiendo a la independencia de Cataluña. Como siempre luego el carrusel de detractores. El ex futbolista, Alfonso Perez Muñoz preguntaba en twitter si Guardiola se alegra de los éxitos de la Selección o que porque nunca se quito esa camiseta. Ayer en El Larguero debatían sobre si las declaraciones de Guardiola suponían un escandalo. Se invocaba la figura de Nacho, aquel defensa del Compostela, que cuando comenzó a sonar como futurible de la Selección Española dijo abiertamente que no quería ir.

Parece surgir la indignación habitual. Pero... ¿Se había escondido alguna vez Guardiola? ¿Disimulaba sus pensamientos? ¿Lo envolvía en su figura de entrenador ejemplar que toda la prensa nacional admiraba? ¿O precisamente era esa prensa la que no había querido reparar en el Guardiola nacionalista catalán?

En el libro que da nombre a este blog, "Fútbol y Pasiones Políticas" editado en 1999, ya veíamos esa cara. Santiago Segurola realiza una profunda entrevista a Pep, repasando muchos aspectos de su vida, de su infancia, de su llegada al Barça (que resultan altamente recomendables para acercarse más al Guardiola entrenador, por cierto). Y Segurola le cuestiona sobre su pronunciamiento favorable a jugar con una Selección Catalana. Guardiola no se esconde y dice que "He nacido en Cataluña, y jugaría con Cataluña".
Y eso era en 1999. ¿Se escondíó Guardiola desde entonces? Parece que no...
 

4 comentarios:

Ismael dijo...

Guardiola puede decirlo en alto, en bajo, más claro o no que es muy catalán, pero el problema es jugar con España, si te sientes tan catalán ten la decencia de renunciar a jugar con España. Pero como con eso no se gana dinero pues nada a mentir.
Un saludo.

Miguel dijo...

No sé muy bien cómo funciona a nivel reglamentario, pero un jugador en España no puede renunciar a una convocatoria por 'no sentirse español' u otro motivo que no sea lesión o retirada de la 'carrera internacional'. Pueden ser sancionados.

Además, eso es mezclar temas que no tienen nada que ver. Los deportistas (ojo, ya ni me cierro a los futbolistas) en su 'egoísmo' siempre buscan ganar todo. Con lo apasionado que es Guardiola ¿por qué renunciar a jugar un Mundial? Dudo que el jugador profesional vea el jugar en la selección con tantas connotaciones como el aficionado o el periodista forofo.

Guardiola, Xavi (otro de los que muchas veces se ha dudado) y tantos jugadores vascos, creo, que entienden que no está reñido el tener una carrera profesional rica y llena de torneos disputados con un sentimiento como el independentista.


Saludos

Mr Quely dijo...

Ah, bueno, que es por lo de Cataluña... Cuando leí el título de la entrada pensé en otra cosa.

Cascarilla Johnson dijo...

Guardiola apesta. Y está enfermo.