miércoles, 22 de agosto de 2012

Buena salud en el fútbol de las Islas Baleares


Baleares no tuvo una organización sencilla de su fútbol. Desde sus inicios, los campeonatos resultaron confusos. Cada Isla miraba hacia si misma sin preocuparse por las otras. El transporte y la logística dificultaban los enfrentamientos con equipos peninsulares... Fue un fútbol refugiado hacia dentro. Por eso, sorprende ver la imagen de los últimos años. Un Mallorca consolidado en Primera División, capaz incluso de ganar títulos y competir en Europa, un Baleares que se ha marcado el objetivo de ascender a Segunda o presencia variada en Segunda B, incluyendo menorquina e ibicenca.

RCD MALLORCA

El Mallorca vive en una época gloriosa desde que ascendió en 1997. Antes el club balear apenas había estado 11 campañas en Primera División, y nunca más de tres de manera consecutiva. A finales de los 70 incluso llegó a descender a tercera, pero desde ese gol de Carlitos en Vallecas en 1997, el Mallorca, pese a sus directivas y pésima gestión económica, se mantiene en Primera. Y no solo eso. Dos terceros puestos, una participación en Champions League, Una Copa del Rey (2003), una final en otra (1998, anteriormente, el Mallorca había disputado la de 1991), una final Europea de la extinta Recopa (1999), un desfile de buenos jugadores que dieron el salto a metas mayores... Y es que, el equipo lleva 16 temporadas consecutivas en Primera, algo que ahora mismo solo pueden decir los tres clásicos, Valencia y Espanyol. Su filial, llegó incluso a militar un año en Segunda, convirtiéndose en el cuarto equipo balear en estar en la categoría de plata. 

CONSTANCIA

Pese a su nombre, y sin ser un equipo excesivamente afamado, el Constancia es por historia el segundo equipo de mayor éxito de las Islas Baleares. De la localidad de Inca, cuenta en su haber con 11 presencias en Segunda División. Tras la Guerra Civil, fue aupado a la segunda categoría del fútbol español, donde militó  durante cinco años consecutivos. De hecho, en 1943 llegó a disputar la promoción de ascenso a primera, a partido único, pero fue derrotado por el Deportivo. En los años 60, de nuevo regresó a Segunda durante otras seis campañas, la última en 1968. A partir de ahí una larga travesía, siendo uno de los gallitos del grupo balear de tercera división, pero solo consiguiendo un fugaz ascenso a Segunda B en 1988, que no duró más que esa temporada. Este año, regresa a la categoría de bronce.

ATLÉTICO BALEARES

El Atlético Baleares es el segundo equipo de Palma, y el que más está pujando por ascender a Segunda, categoría que no visita desde el año 1963. De hecho, su presencia en la división de plata se limita a dos participaciones en los 50 y otras dos en los 60. Desde entonces, ha vivido un poco de todo. Habitual líder del grupo balear de tercera, ascendió y bajó a Segunda B en la 77-78, luego un trienio entre 1987 y 1990, llegó a descender a regional, para recuperar la Tercera posteriormente y la Segunda B, donde milita desde 2009. El año pasado fue campeón de grupo y disputo la promoción de ascenso tras una fuerte inversión con muchos jugadores ex primeras, pero no lo consiguió. Para este 2013 mantiene el ambicioso objetivo de regresar a Segunda aunque ha reducido su presupuesto con respecto a la anterior campaña.

SEGUNDA B

Y en Segunda B se han vivido también diversos equipos. Para la campaña 2012-13, Baleares contará con 4 representantes por segunda campaña consecutiva. Una señal francamente positiva. Una cifra record, solo repetida en 1988. Y es que, entre 1994 y 2008, la presencia se limitó exclusivamente al filial del Mallorca (con la excepción del Soller en 1998) y en algunas ocasiones ni eso. Pero por Segunda B si han pasado diversos equipos de Baleares desde que se creó la Segunda B en 1977, el menorquín Sporting Mahones en 9 ocasiones, el Manacor en 5, el Poblense en 7, el Badia Cala Millor en 2, el mencionado Soller y el Santa Ponça en 1 y los ibicencos, Ibiza (en sus dos denominaciones) en 10 y el Santa Eulalia en 2 oportunidades.  Para esta 2012-13 se estrena por vez primera el Binissalem, que se impuso al Real Madrid C en la fase de ascenso. Y estas cifras, junto a los anteriores mencionados de Baleares y Constancia, así como la 16ª campaña que iniciará el filial del Mallorca en esta categoría de bronce, suponen un crecimiento en importancia de Baleares en el fútbol nacional. 

4 comentarios:

Cyborg 77 dijo...

Interesante artículo.
Recuerdo perfectamente el paso del Sóller por la 2ºB.
El Atlético Baleares tengo entendido que es equipo "más querido" en la isla de Mallorca, incluso más que el RCD Mallorca...pero bueno igual son habladurías.

Ismael dijo...

Hola, ¿Es cierto que el A.Baleares lo ha cogido un empresario con dinero? Es que el año pasado corrían voces de que querían hacer un super equipo y llegar prontito a primera.
Un saludo.

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Hola, gracias por comentar ambos.

El Atlético Baleares sorprende, porque cuando juegan fases de ascenso (incluso de Tercera a Segunda B) presenta unas entradas bastante interesantes. Gente, que curiosamente, parece "desaparecida" durante el resto de la campaña y entre semana. PEro eso de más querido... a mi me suena a leyenda extendida. Cuando el Levante jugaba en Segunda B también se decía eso con respecto a Valencia. Yo creo que son habladurías, exageraciones dichas por gente que no vive ahi.

El Baleares, ahora pertenece a Bartomeu Cursach, un empresario mallorquin de ocio (propietario de la mayor parte de discotecas de Baleares) aunque también metido en otros negocios. Hace bastante años, en 2003-04 también fue accionista del Mallorca pero no salió muy bien, y acabó dejandolo. Después montó una agencia de representación de futbolistas y encontró en el Baleares una segunda intentona en el fútbol.

El año pasado hicieron una apuesta arriesgada. Creo que eran hasta 11 ex primeras los que tenían, con unos salarios altos. Caras muy conocidas como Antoñito, Dañi, Perera... junto a otros menos mediaticos, pero joe, 1ª división (Dorado, Byram Angulo, Biel Rivas...). La apuesta comenzó con buen pie. El Baleares fue lider destacado durante todo el año. Y acabó primero de grupo. Pero ya al finals e apreció que llegaban justos de fuerzas. Al final, cayó en todas las eliminatorias. El sueño de volver a 2ª y la gran apuesta no cuajó.

Este año, aseguran que el objetivo es meterse en la liguilla, pero han reducido ampliamente el presupuesto y han tenido que deshacerse de muchos de esos ex primeras que cobraban bastante para Segunda B. Seguramente, si no consigue el ascenso este año, se escapará la oportunidad. El salto a 1ª, yo lo veo casi imposible.

Anónimo dijo...

Creo que nunca había sufrido tanto con el Mallorca, ni siquiera cuando bajo la ultima vez, solo nos queda esperar que los jugadores reaccionen y se pongan a ganar partidos de aquí al final