martes, 10 de julio de 2012

Vikash Dhorasoo el futbolista inquieto

Aquí ya hemos hablado de otros futbolistas con personalidades complejas. Desde un maoísta declarado, capaz de financiar huelgas de obreros en pleno franquismo como Paul Breitner, a un genio mayúsculo como Eric Cantona cuya imagen traspasó el fútbol y ya es un icono político, cultural mediático... Menos nombre, puesto que su rendimiento deportivo fue menor es el del francés Vikash Dhorasoo, pese a que en su carrera llegó a militar en equipos de la talla del Lyon, PSG, Milán o ser internacional francés en 18 ocasiones y llegar a ser convocado al Mundial de 2006.

De orígenes de Mauricio, aunque también hindues, nació en Le Havre en 1976, una de las canteras más prolíficas de Francia, y allí fue escalando hasta el primer equipo. Centrocampista hábil con la pelota y con buena visión de juego, posteriormente daría el salto al Olympique de Lyon, donde ganaría dos títulos ligueros, disputaría la Champions y alcanzaría la internacionalidad con Francia. Posteriormente, enfrentamientos con el técnico Paul Le Guen le hicieron abandonar Lyon y tomar rumbo a Milán, aunque no terminó de cuajar en San Siro. Regresó a las filas del PSG un año, pero fue despedido por sus continuas lesiones y por criticar en una entrevista a su entrenador. Llegó a amenazar con presentar una demanda por despido improcedente en un Tribunal Laboral. Finalmente el conflicto no llegó a más, y Dhorasoo probó hacer otra intentona, muy simbólica, en el Livorno, equipo vinculado a la izquierda de Italia, aunque tampoco tuvo éxito. Cuando parecía regresar de nuevo a Francia y vincularse su nombre a Sochaux, Le Havre, Grenoble... anunció en 2008 que colgaba las botas.

Pero la mente de Dhorasoo nunca había estado al 100% en el fútbol. Se trataba de un futbolista con múltiples inquietudes políticas, culturales, sociales, algo que lo convierte en un personaje singular dentro de este deporte. En 2006, aprovechó su participación en el Mundial para rodar un documental sobre como ve un jugador del fútbol los viajes, concentraciones, charlas, entrenamientos, relación con compañeros... todo desde su punto de vista. "Substitute" se convirtió en una obra curiosa, pocas veces visionada desde esa óptica. A unos les encantó. Al seleccionador Raymond Domenech le aterraba y se negó expresamente a salir. El caso, es que después de 2006, Dhorasso anunció que no regresaría al combinado blue mientras Domenech siguiera al frente. 

No serían sus únicas decisiones que levantarían polvareda. Desde su etapa en el PSG prestó apoyo público y económico al Paris Foot Gay, un equipo de fútbol amateur que tiene entre sus premisas luchar contra la homofobia en el deporte. Simpatizó abiertamente con el alcalde socialista de París, así como alzar la voz contra Nicolas Sarkozy. Contribuyó a diferentes causas sociales y participó abiertamente en la creación de la asociación Tatane, que pretende conseguir un fútbol más reflexivo, popular y que sirva como herramiento de cohesión, social y de desarrollo antes que de animo de lucro. Pretendieron sin éxito, aspirar incluso a la Presidencia de la Federación Francesa de fútbol.

No han sido las únicas aventuras de Dhorasoo en los despachos. También trató de alcanzar la Presidencia del Le Havre, club de su formación y de su región natal, colabora activamente como comentarista de prensa e incluso, ha buscado distracción como jugador de poker. Una personalidad inquieta que promete seguir dando que hablar.

Agradecer su colaboración y aportaciones del fútbol francés a Sebastien J. Impresincidbles para la realización de este artículo. Podéis leerle en http://tousseverino.blogspot.com

No hay comentarios: