jueves, 10 de mayo de 2012

Los entrenadores españoles en el Girondins de Burdeos

Hablabamos el otro día de esa raiz española que posee el Girondins de Burdeos. La ciudad del sudoeste de Francia no se encuentra muy alejada de la frontera española, San Sebastián se encuentra únicamente a 200 kilómetros, el Pais Vasco Francés, evidentemente aún más próximo. De ahí que la presencia española fuera notable.

Lo curioso, es ver como el equipo de fútbol, para dar sus primeros pasos se nutrió de técnicos nacionales. Sería a partir de 1937, cuando ya bajo su nombre y colores actuales, el Girondins echó a andar en el mundo del fútbol. España estaba inmersa en plena Guerra Civil, Hitler comenzaba a ser temido en Europa, Francia debatía sobre como hacerle frente o si debía socorrer a la República en plena contienda civil... En ese contexto nació el Girondins.

BENITO DIAZ IRAOLA
Y su primer inquilino en el banquillo fue Benito Diaz Iraola. Este donostiarra siempre jugó en equipos de su tierra, hasta que recaló en la Real Sociedad, donde ofreció sus mejores años para acabar actuando como entrenador-jugador, hasta aparcar el fútbol para dedicarse por completo a los negocios. En 1937 descolgó la pizarra y puso rumbo a Burdeos, para dirigir ese conjunto que empezaba en la Segunda División francesa. Un lustro permaneció con los franceses. En esa época, pese a estar el país galo inmerso en plena contienda Mundial, el fútbol no se detuvo aunque su organización resultó completamente caótica. Existían campeonatos extraños, organismos paralelos, amateurismo, una competición que enfrentaba al campeón de la zona ocupada, con el de la de Vichy, temores de que en estos clubes se juntasen conspiradores (El propio Girondins se fusionó con un equipo-asociación de trabajadores del puerto para impedir que muchos miembros fuesen condenados a trabajos forzados)... Un completo galimatías, el caso es que el Burdeos acabó consiguiendo su primer título, la Copa de 1941. Regresaría a España donde entrenaría a Real Sociedad, Atlético de Madrid o sería junto a Eizaguirre el Seleccionador Español en el Mundial de Brasil 50, nuestra mejor actuación hasta el verano de 2010. Participó activamente en el desarrollo de la Escuela de Entrenadores de la Federación Española de Fútbol. Falleció en 1990.

SANTIAGO URTIZBEREA
Otro guipuzcoano le sustituiría en el banco en 1942. Urtizberea había sido un éxitoso jugador de su natal Real Unión de Irún, participando en su mejor época, la década de los 20, donde el equipo obtendría 2 títulos de Copa del Rey. Posteriormente ficharía por la Real Sociedad y regresaría a Irún, que había perdido la categoría. Con el estallido de la Guerra Civil prefirió abandonar España, y de Burdeos recibió la llamada de Benito Diaz para que se incorporase al Girondins. Aceptaría. Y sus goles fueron parte activa para los éxitos del equipo durante ese confuso periodo. De hecho, tras la marcha de Diaz Iraola, aceptó el cargo de entrenador-jugador durante un breve periodo de tiempo, en el que el club disputaría su segunda final de Copa, aunque en esta fue derrotado por el Olympique de Marsella. Urtizberea continuó jugando hasta 1948 en el Burdeos, con 39 años colgó las botas y se integró en el staff técnico de base. En 1957 aceptó volver al banquillo para acabar la Liga, pero prefería el trabajo de formación. Acabó su vida viviendo en San Juan de la Luz, hasta fallecer en 1985.
SALVADOR ARTIGAS
Artigas, quizá mereciera una entrada propia. Formado en el Barcelona, militaba en el Levante cuando estalló la Guerra Civil. Comprometido con la causa republicana tomó la decisión de defenderla. Hizo el curso de piloto y participó activamente en la contienda. De hecho fue el último aviador de la República hasta que en 1939, derrotado se exilió en Francia, yendo a parar al campo de Gurs, lugar de refugio de muchos inmigrantes españoles. En el país galo volvió a desempeñar su labor futbolistica, en el Girondins (también por llamada de Benito Diaz), Le Mans, Stade Rennais verían su juego. No regresó a España hasta aclarar su situación y saber que no peligraba su vida, aunque todas sus pertenencias cabían en una caja de zapatos con la que cruzó la frontera. Sería al final de su carrera para jugar con la Real Sociedad, a la que luego entrenaría. En 1960 le llegaría la oportunidad de dirigir al Girondins, algo que hizo durante 7 años, para luego firmar por el Barcelona (con el que ganaría la Copa del 68). En 1969 fue durante 4 encuentros Seleccionador de España. Entrenaría a Elche, Athletic y Sevilla en una carrera que finalizó en 1973... Moriría en Benidorm en 1997.

2 comentarios:

linesman dijo...

Muy buen trabajo. Felicidades. Cihefe lo va a retwittear.

Gontxo dijo...

Muchisimas gracias. Haceis un gran trabajo vosotros también.