sábado, 19 de mayo de 2012

El sueño de Roman vs el desafio de Jupp

Obtener un trofeo con el que llevas soñando desde 2004 y en el que has invertido simplemente en fichajes la friolera de 718 millones de euros o volver a levantar la Champions 14 años después. O Abramovich, después de su desembolso o Heynckes saborearán el éxito mañana.

ABRAMOVICH: Desde 2004 con la obsesión de ser Campeón de Europa
Abramovich es uno de los oligarcas rusos de los que es difícil explicar la procedencia de su fortuna. El caso es que se encuentra entre las personas más adineradas del mundo. Antes de su divorcio llegó a figurar como el 11ª. Este año "simplemente" es el 68ª... Desembarcó en el fútbol comprando el Chelsea en 2004, dispuesto a conseguir a que el equipo del barrio rico londinense se convirtiera en un grande de Europa, papel que nunca había conseguido. Desde entonces, fichajes y fichajes y fichajes, jugadores de moda, los más caros, entrenadores con los mejores curriculums... pero escasos éxitos. Apenas 3 Premiers, pero el verdadero sueño de Roman era la Champions. En 2008 se le escapó desde la tanda de penaltys. Hoy vuelve a soñar con cumplir su sueño.

HEYNCKES: ¿El entrenador con dos triunfos más alejados en el tiempo?
Catorce años hace cuando el alemán Jupp Heynckes levantó la Copa de Europa con el Real Madrid tras derrotar a la Juventus. Hoy, ha conseguido llevar al Bayern de Munich a disputar la final en su estadio y parte como favorito. Sería, de imponerse, el entrenador que consigue imponerse en dos ediciones con más distancia en el tiempo. Y es que, no nos engañemos ser entrenador de élite tanto tiempo no es tan sencillo. Lippi, al que derrotó entonces, hoy hacía las maletas rumbo a la Liga China. Poca gente aguanta 15 años al máximo dirigiendo clubes (Los campeones de ese entonces Capello, el propio Lippi, Del Bosque, Hitzfield... Más lejos aún Sachi o Trapattoni o Hiddink se han convertido ya en Seleccionadores, cargo mucho más relajado). Van Gaal ha descendido de este listado, aunque es innegable su mérito al alcanzar la final hace dos años. Quizá la única excepción sea el eterno Alex Ferguson. El mérito de Heynckes es altisimo. Y hoy pretende engrosar en el club de entrenadores que ganan la Champions con dos equipos diferentes. 

No hay comentarios: