jueves, 12 de abril de 2012

La monarquía en el fútbol

Escudos de la Real SD Alfonso XIII. Nombre con el que se fundó el Mallorca
El dicho aquel, tras ser destronado Faruk en Egipto, de que "En el año 2000 solo quedarán 5 reyes, los 4 de la baraja y la Reina de Inglaterra" se reveló erróneo. Simplemente en la Unión Europea todavía perduran siete Casas Reales (la mitad cuando se trataba de 15 miembros) y esto se ve reforzado con países como Noruega, el Principado de Mónaco o Liechtenstein en el Viejo Continente. Aún así, pese a ser una institución poco cuestionada, y ¿porque no decirlo? que goza de un halo de protección y de peloteo considerable, su presencia en el mundo del fútbol resulta escasa.

En España, el que fue más lejos fue el Real Mallorca actual. El equipo, fue constituido en febrero de 1916 bajo el reinado en España de Alfonso XIII. Y ese fue su nombre fundacional. La Sociedad Deportiva Alfonso XIII. Para más inri, su equipo filial quedó bautizado como Victoria Eugenia, la mujer del monarca. El Rey, en agradecimiento, tardó pocos meses en conceder el título de Real al conjunto, que añadió la corona a su escudo, como sucede en España cuando se les concede esa distinción. Así sería hasta 1931, cuando con la proclamación de la República, el Mallorca modificó su nombre al actual de Club Deportivo Mallorca para limpiar su condición de monárquico que le había acompañado desde su fundación.

En el panorama europeo actual, es obligatorio destacar al Willem II holandés. El equipo de la ciudad de Tilburgo puso el nombre del rey Guillermo II de Holanda que reinó en los Países Bajos entre 1840 y 1849. Activo militar que tomó parte en las luchas napoleónicas así como intentando evitar la secesión de Bélgica de los Países Bajos, se convirtió en el primer monarca constitucional del país y que falleció, en la ciudad de donde es el equipo, de manera repentina. Como conjunto, pues simplemente un pequeño al lado de los poderosos habituales, pero con un palmarés meritorio, tres Ligas y dos Copas holandesas y un ligero repunte en los noventa.

Debería ser mencionado, a modo de guiño, el equipo mexicano de la ciudad de Morelia. El "Monarcas" nombre que asumió en 1999, al parecer por la concesión del título de tres monarcas que hizo Carlos I a la ciudad, y que también, representa a la bandera de la misma. En ella, los colores son rojo y amarillo, en clara consonancia con sus orígenes españoles. Esos mismos son los que lleva en el uniforme el equipo de fútbol, con un palmares reducido, pero que ha crecido bastante los últimos años en importancia y ha tomado parte tanto en la Copa Libertadores como en la SuperLiga Norteaméricana, una competición que enfrenta a equipos estadounidenses y mexicanos. 

Pese a no ser nombres de equipos, quizá si merezca ser destacados, dos de los campos más famosos de Europa. El Estadio Louis II de Mónaco, con una capacidad que ronda los 18.000 espectadores y que se ha convertido en la sede oficial de la final de la Supercopa de Europa desde 1998, en la que supone el pistoletazo de salida al fútbol continental. Por supuesto, también sede del equipo de fútbol de Mónaco, que compite en la liga francesa, de la que resultó campeón en 7 ocasiones y en el año 2004 llegó a la final de la Champions. El nombre del estadio, el del polémico monarca Luis II de Mónaco, que en la II Guerra Mundial se le consideraba simpatizante nazi y reinó en el Principado entre 1922 y 1949. En 2004 el campo sufrió un atentado que causó algunos desperfectos y cuya autoría no terminó de concretarse, en el que era el primer acto terrorista en la historia del Principado.

Estadio Louis II de Mónaco, izquierda y Rey Balduino de Bélgica, derecha
También de renombre es el Estadio Rey Balduino en Bruselas. Se inauguró en 1930 con ocasión de los campeonatos de ciclismo en pista, que se convirtieron en una celebración patriótica del Centenario de la independencia del país del Reino de los Países Bajos. Bautizado en su origen como Estadio de Heysel, ha servido para organizar 4 finales de la Copa de Europa (y por supuesto, su nombre queda unido a la Tragedia de Heysel en 1985 cuando una avalancha de aficionados ocasionó la muerte a 39 personas) y 4 de la desaparecida Recopa, además de ser el Estadio donde juega como local la Selección belga. El nombre se le otorgó por Balduino I, rey de los belgas entre 1950 hasta su muerte en 1993, dos años después del fallecimiento de este. También hay estadios con nombres de Reyes en Marruecos o Egipto, pero lo dejaremos solo en monarquías europeas. Y para acabar, no olvidemos el Estadio Principe Felipe, donde disputa sus partidos el Cacereño.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

El estadio del Mónaco, caben 18.000 espectadores apróximadamente; no 100.000.

Enhorabuena por el blog.

Un saludo,

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Correcto y corregido, gracias. No sé porque se me ha ido a mi ahí... es una diferencia bastante tocha. Gracias. Saludos.

Coke dijo...

Muy interesante. Esto da pie para hacer uno sobre la República...

Iñigo dijo...

Muy buena entrada. Como siempre te comento, me gustan mucho estos artículos que haces sobre curiosidades culturales en el fútbol: nombres de equipos, escudos... y que además tienen su fondo.

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Pues sí da pie, lo que pasa es que no hay tantas cosas para vincular a la República. Se me ocurrió lo del Girondins, porque era un grupo de diputados durante la revolución francesa, pero resulta que también es un gentilicio de la provincia de Gironda, de donde eran la mayoría. Pero indagaré, y algo saldrá, claro que sí.

Gracias Iñigo!

Álvaro Lamela (xeneizes) dijo...

Muy buena entrada.

También están los nombrados por el actual monarca, tan dispares como el Real España de Honduras o el RCD Carabanchel.