sábado, 14 de enero de 2012

Rivaldo ficha por un equipo de Angola

No sé si habrá un caso similar en el fútbol. Rivaldo, Balón de Oro y nombrado mejor futbolista del Mundo en el año 1999, Campeón del Mundo con Brasil en 2002 con un palmares de titulos y distinciones francamente envidiable, emprende una nueva aventura. El jugador brasileño se ha comprometido con el Kabuscorp de Angola a los 39 años. Será el cuarto continente en el que juegue al fútbol, tras América, Europa y Asia, en una carrera que ya supera los 20 años dedicados de profesional.

Rivaldo pronto destacó en Brasil y ha ido dando mucho que hablar. Empezó en los modestos Santa Cruz o Mogi Morim para dar el salto a los equipos más grandes del país como Corinthians o Palmeiras. En 1996 tras ganar la Liga brasileña y ser el segundo máximo goleador del campeonato, el por entonces "SuperDepor" se lanzó a por su fichaje. Desde el primer momento se convirtió en una figura destacada de nuestra Liga. El mediapunta zurdo atesoraba calidad, disparo, liderazgo. Finalizó la liga con 21 goles en un Depor que finalizaría tercero. El Barcelona anotó su nombre en la agenda, y finalmente, el último día de inscripción de jugadores para la Champions decidió desembolar los 4000 millones de pesetas de su clausula de rescisión y adquirir su propiedad.

En Coruña causó decepción y enfado, en Barcelona pronto se convertiría en idolo. Conseguiría 2 ligas en sus primeras dos campañas, en 1998 además haciendo doblete derrotando en la Copa al Mallorca. Tras ganar la Copa América ese verano y haber finalizado como segundo máximo goleador de Europa, sería nombrado mejor futbolista del Mundo en 1999. Su etapa en Barcelona no le reportó más títulos, además, pese a los éxitos no terminó de sintonizar con un Van Gaal que le desplazaba a la banda. Aún así, permanece inolvidable el tremendo golazo de chilena desde fuera del área contra el Valencia en la última jornada de Liga y que clasificó a los catalanes para la Champions con un enloquecido Joan Gaspart en el palco.



En 2002, formando equipo con Ronaldo, Ronaldinho, Roberto Carlos entre otros, se proclamaría Campeón del Mundo en Corea. Al regresar Van Gaal al banquillo del Camp Nou, Rivaldo se buscó una salida y recaló en Milán. Pese a ganar la Champions de 2003, uno de los pocos trofeos que le faltaban, no terminó de cuajar en San Siro. Superaba la treintena, los entrenadores apostaban por otros jugadores y las lesiones le golpeaban a menudo. Prefirió marchar a otro semigrande europeo, el Olympiakos griego, donde recuperó su fútbol y se convirtió en una de las grandes estrellas del campeonato y obtuvo tres ligas griegas consecutivas. Su nivel continuaba siendo elevado, y encima le permitía seguir disputando la Champions y ejercer una influencia notable. De hecho, llegó a recomendar a la directiva que contratasen a un Pep Guardiola que todavía no tenía ninguna experiencia como entrenador.

Sorprendentemente, en 2006, protagonizó un nuevo traspaso polémico al firmar por el AEK de Atenas, rival acerrimo del Olympiakos. La presencia de Serra Ferrer, con el que coincidió en el Barcelona le convenció y además, el AEK también disputaba la fase previa de la Champions. Su traspaso resultó frustrante para muchos aficionados del Olympiakos que percibieron una traición su fichaje. Serra fue cesado a los dos meses, complicando la situación de Rivaldo, pese a seguir ofreciendo buen rendimiento.

Pero, al finalizar esa campaña, en 2008, ya sin demasiado espacio en el fútbol europeo, con 36 años parecía que Rivaldo se encaminaba a la retirada... Siempre vinculada al fútbol, por supuesto. Ya que accedió a la presidencia del Mogi Morim, equipo brasileño donde empezó a jugar y que pasaba por francos apuros. Sus buenas relaciones le permitieron convencer a jugadores a los que jamás podría aspirar el equipo, como Giovanni, compañero suyo en el Barcelona y en el Olympiakos o al ex internacional Cesar Sampaio como entrenador.
Sin que nadie se lo esperase, Rivaldo lejos de colgar las botas, anunció su fichaje por el Bundyokor, de la liga de Uzbekistan. El equipo dirigido por un holding financiaro sostenido por el Estado y por su presidente Karimov, un régimen dictatorial acusado de múltiples faltas de respeto hacia los derechos humanos, pero que en el fútbol, a base de importantes sumas de dinero había conseguido acuerdos comerciales con el Barça de Laporta, así como lograr la visita de grandes jugadores. Allí se embarcó Rivaldo durante tres años en los que ganó el campeonato uzbeco en esas ocasiones.

En enero de 2011 abandonó el país asiático, y se le llegó a rumorear con el Mallorca, propiedad de su ex entrenador en Barcelona y AEK, Serra Ferrer. No se produjo el fichaje, aunque sí sellaron un pacto de colaboración entre el Mogi Morim y el equipo balear. Rivaldo regresó a Brasil, firmando por el Sao Paulo, pese a la "incompatibilidad" de estar presidiendo otro equipo. Parecía que sería su último destino para finalizar una carrera, además en una liga que está adquiriendo pujanza y a la que retornan gente como Ronaldinho, Adriano, Luis Fabiano, capaz de retener a Neymar, ya que se está potenciando y hay mucho patrocinador ante la inminencia del Mundial que se celebrará allí en 2014.

Pero de nuevo Rivaldo guardaba una sorpresa. Y esta semana era presentado con el Kabuscorp de Angola. Pocos son los casos de futbolistas que se atrevan a aventurarse en África. Y menos un Campeón del Mundo que fue el mejor futbolista del año en 1999. Ya puestos, el mejor homenaje sería que la canarinha le citase para disputar los Juegos Olimpicos este verano. Sus 74 internacionalidades, pese a que dejó de ser convocado en 2003 merecen cerrar con este broche de oro y ensalzar una carrera de crack, valiente aventurero y profesional que ha dejado múltiples escenas de mérito.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Interesante lectura. Te sugieron un artículo sobre la liga India, q también anda repescando viejas glorias.