sábado, 28 de enero de 2012

Maxi López, la gallina que se convirtió en cisne en Italia

Increíble. Mucha gente en España hoy se frota los ojos y observa con dudas, incredulidad e incluso cierta sorna una de las noticias más llamativas de un (bastante soso) mercado de fichajes, el Milan fichaba al argentino Maxi López, renunciando incluso a seguir pujando con Carlos Tevez (Manchester City).

La huella que dejo Maxi López en España es imborrable. Permanece en la mente de todos. Fichado por el Barcelona en el mercado de invierno de 2005 por una cantidad elevadisima para un jugador que procedía del River Plate, no era internacional y no gozaba de unas cifras goleadoras bastante destacadas. Aún así, apodos como "el Drogba blanco", y un debut estrenándose como goleador en Champions frente al Chelsea le lanzaron al disparadero. Año y medio después, sin haber alcanzado siquiera la veintena de partidos, sin haber anotado un solo tanto, su fichaje se veía como un fracaso absoluto, y se sospechaba de quién había "colocado" aquí a la gallina. Apodo, por como festejaba los goles... aunque en Barcelona lo vieron más bien poco hacerlo.

El jugador además, se mostraba reacio a salir. Pese a ser muy joven y no tener hueco en un Barcelona plagado de hombres ofensivos, Maxi rechazaba cualquier cesión. Algunos aseguran que aferrándose a las jugosas primas que recibía por cada título obtenido (y es que en su periplo culé, Maxi, pese a aportar poco consiguió dos Ligas y una Champions). Finalmente, alguien le hizo entrar en razón. Aceptó marchar cedido al Mallorca durante la campaña 2006-07. Un equipo pequeño, donde no debería tener problemas para jugar en punta, reivindicarse y disfrutar de minutos. Y ¡ojo! en la cesión, alguien coló el disparate de que el Mallorca se haría cargo de las primas de los títulos del Barça y se las abonaría también a Maxi Lopez.

Tras una primera vuelta en la que apenas hizo dos tantos, el Mallorca empezó a darse cuenta del fracaso rotundo del fichaje. Pasó la segunda practicamente en el ostracismo, se despidió de la Isla con 3 goles en 29 partidos, y aunque hubo el morbo de la última jornada en la que podría ayudar a ganar la Liga al Barcelona, puesto que se enfrentaba en el Bernabeú al Real Madrid, la gallina de Troya llegaron a titular algunos... Maxi no aportó ese milagro. Al Mallorca la cláusula le salió bien, y el equipo de Rijkaard se quedó en blanco. Sino, la contratación de Maxi López hubiera resultado todavía más motivo de mofa.

Su nombre quedaría ligado a la de esos sonoros fracasos en fichajes. El Barcelona, no le quiso de vuelta y aligeró ficha. Su destino fue el Fc Moscu de la Premier rusa con unos dignos 9 goles en 20 partidos. Hasta que emprendió el regreso a América. Se comprometió con el Gremio de Portoalegre y recuperó sensaciones. Tras concluir el campeonato con 12 goles, le llegaría la oportunidad de regresar a Europa, donde su fracaso había sido estrepitoso.

Firmó por el Catania el 21 de enero de 2010 con el equipo en posiciones de descenso. Y lo que parecía impensable, funcionó. El equipo siciliano protagonizó una espectacular segunda vuelta finalizando el 13ª . Maxi espantó todas las dudas y fue nombrado mejor fichaje del mercado de invierno. Hizo 10 goles en 13 partidos. Repartió asistencias, marcó en partidos importantes (la victoria en el derbi frente al Palermo, en San Siro, a la Juve...). Incluso hizo el mejor gol del calcio con una espectacular chilena en un partido frente al Livorno.


La temporada resultó tan espectacular que se llegó a barajar su nombre para acudir al Mundial de Sudáfrica con Argentina. Algo que revolvía las tripas a los que le habiamos visto deambular por España y observabamos que su nombre se equiparaba a los de Messi, Tevez, Aguero, Higuain...

Ahora, tras casi otra veintena de goles en el Catania, y haber formado su nido donde poner huevos al pie del Etna, se marcha al todopoderoso Milan. Al actual campeón del Calcio, con el que disputará la Champions. ¿Se imaginan un cruce con el Barcelona? Desde luego, a la gallina, su paso por Italia le ha servido para convertirse en cisne. Ahora, de nuevo, le toca confirmarlo en un grande. ¿Y luego, de verdad, una convocatoria con la albiceleste? Veremos.

2 comentarios:

Francis McQueen dijo...

Muy bueno el repor, pero el post no es más para seguimiento bermellón que para futbol y pasiones políticas? Aún así muy bueno!
Y por cierto, estoy más que seguro de que este tío volverá a demostrar en el Milán el jugador que realmente es y se hará merecedor de un Concha Cuetos en Fútbol Pellico.

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Aquí cabe un poco de todo. Y me gustaba la idea de meter a Maxi Lopez, la verdad.