viernes, 30 de diciembre de 2011

El olvido de Josu Uribe

No hace tanto el Getafe era un equipo modestísimo. Cierto que la localidad madrileña ha experimentado un crecimiento agigantado y que llegó a postularse como Capital de la Comunidad Autónoma de Madrid pero su equipo de fútbol era uno más acostumbrado a pelear por mantenerse en Segunda que a lo vivido en los últimos años. De hecho, hasta en dos oportunidades padeció el descenso a Segunda B y fue salvado en los despachos por los impagos ajenos. Su mayor mérito era haber sido 11ª en Segunda, en sus apenas cinco presencias en la categoría de plata.

Sorprendentemente, en la campaña 2003-04 el Getafe cuajó una increíble temporada. Con una plantilla de currantes bregados en el fútbol, ex primeras como Belenguer, Quique Medina, Tena, Vivar Dorado, Uranga o el idolo Craioveanu. Con un juego efectivo, llegando en plena forma a final de temporada, en la que el equipo no perdió en los últimos 14 partidos, el equipo coronó el ascenso con los ya famosos cuatro goles de Pachón en Tenerife. Un ascenso inesperado y muy meritorio.

Desde entonces, el equipo ha vivido una franca progresión. Regado con bastante dinero público, tanto por el Ayuntamiento del Municipio que ha colaborado de manera activa y ha sufragado la mayor parte de las obras como por Telemadrid, el ruinoso canal autonómico. Esto ha permitido que por el Coliseum hayan pasado internacionales de la talla de Soldado, Albiol, De la Red, Guiza o Pernía, u otros como Gavilán, Pedro León, Granero o Parejo que se fichase a internacionales argentinos como Abbondanzieri o Ustari, que el equipo alcanzase dos finales de Copa, unos cuartos de final en la UEFA, por el banquillo nombres como los de Quique Sanchez Flores, Schuster o Michael Laudrup...

Pero antes de ellos, el artífice del ascenso fue Josu Uribe. Entrenador joven, forjado en Segunda B que el año anterior había cuajado un buen año con Las Palmas. Fue el técnico que llevó al ascenso del Getafe y tuvo su gran cuota de mérito, sin embargo, no se le ofreció la posibilidad de continuar en 1ª. Desde entonces, todos sus nuevos proyectos han terminado sin éxito. Cesado en Elche, Hércules y Alavés, tuvo incluso que aceptar volver a la Segunda B con el Ribadesella, antes de descender con el Eibar y probar suerte en la Cultural Leonesa. 4 equipos de Segunda y 2 de Segunda B desde aquel ascenso. Esta temporada, aceptó una oferta para embarcarse en la Liga griega, dirigiendo al Pansearrikos, pero decidió renunciar en noviembre al no estar garantizado su salario. Seguramente pronto volverá a sentarse en algún banquillo español, esta semana sonaba para el Xerez, pero sorprende el olvido y la falta de fortuna que ahora padece el entrenador que llevó al Geta a primera...

miércoles, 28 de diciembre de 2011

El quiste de Gibraltar

Aunque ya no ha sido necesario recurrir a representaciones patrioticas, ni decretar bloqueos, en España el conflicto gibraltareño perdura. No al nivel del franquismo, cuando se rompió toda relación, pero sigue siendo un tema espinoso que de vez en cuando levanta titulares. Pese a los teóricos avances en los últimos años, acuerdos en el uso del aeropuerto, pensiones y desarrollo de la zona, con propuestas de co-soberanía, visita del Ministro de Asuntos Exteriores español o incluso la mención directa del Príncipe Felipe al Príncipe Carlos para avanzar en el conflicto, la situación continua estancada y nada apunta que cambie próximamente. 

Esta cerrazón se ha trasladado al ámbito deportivo. España se niega en rotundo a permitir cualquier participación bajo bandera Gibraltareña. Los "llanitos" son una población que no alcanza los 30.000 habitantes, con lo que su potencial deportivo es francamente limitado. Aún así, ha mostrado interés en lucir su propia bandera en competiciones deportivas internacionales... pero siempre se ha encontrado con la oposición española, incluso bajo amenaza de retirarse.

Lo curioso es que la Federación Gibraltareña de Fútbol data de 1895, anterior incluso a la propia española, que se constituyó en 1913. Aunque toda la actividad gibraltareña se ha dedicado a gestionar una Liga amateur, con apenas 5 equipos y con unas limitaciones evidentes. Nunca ha proporcionado un futbolista destacado, aunque sí ha actuado como Selección con carácter amistoso tiempo atrás, llegando incluso a enfrentarse a equipos grandes como el Sevilla o el mismísimo Real Madrid y conformándose con torneos no oficiales.
Pero desde 1997 quiso subir un escalón más. Pidió su ingreso en la UEFA y el poder tomar parte en competiciones oficiales. Rápidamente, España se movilizó en contra, mientras se valoraba la solicitud, algo que tardó varios años en resolverse. En primer lugar, porque el organismo europeo cambió su normativa añadiendo la conocida "cláusula ONU", en la que los nuevos ingresos de Federaciones, debían corresponderse con que a su vez, fueran miembros de Naciones Unidas (salvo que contaran con autorización expresa del Estado al que pertenecían). Gibraltar alegaba, que la normativa no podría solicitarsele con carácter retroactivo ya que formuló la solicitud cuatro años antes. Así fue, como en 2006, el Tribunal de Arbitraje Deportivo, falló en favor de Gibraltar y autorizó conceder la membresía provisional al Peñón, a falta de la ratificación por el resto de Federaciones.

En enero de 2007 se celebró en Dusseldorf el Congreso que sometió a votación el ingreso de Gibraltar, y de las 52 Federaciones Europeas, solo las 4 británicas (Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte) votaron a favor del ingreso. Las otras 48, se pusieron de parte española y votaron en contra. Gibraltar, de momento, seguía como Selección no oficial, sin poder tomar parte en encuentros internacionales. Pese al disgusto gibraltareño, que avivó aún más el sentimiento antiespañol, sus dirigentes aseguran no haberse rendido. Este año, tras derrotar a uno de sus ejemplos, las Islas Feroe, territorio que pertenece a Dinamarca, pero que compite a nivel internacional con Selección propia, aseguró que volvería a comenzar los tramites para obtener su ingreso en la UEFA.

lunes, 26 de diciembre de 2011

La Selección Española frente al Peñón de Gibraltar

El 8 de junio de 1969 el gobierno de Franco decidió echar el cierre a la Verja que unía Gibraltar con España y decretar el corte de cualquier tipo de comunicación, comercio e intercambio con el territorio bajo dominio británico desde 1713. Se clausuraba de la manera más dura un largo periodo de negociaciones, que se iniciaron tras la II Guerra Mundial, en que las Naciones Unidas decretaron el territorio como pendiente de descolonización, el ministro de Asuntos Exteriores español, Fernando María Castiella realizó la única petición de devolución formal hasta ahora y los gibraltareños expresaron en referendum con una insultante mayoría del 99% su rechazo a integrarse en España y continuar bajo soberanía inglesa en 1967... Franco, ante el estancamiento, tomó una solución arriesgada y con un alto coste para la comarca. Decretó el cierre de la Verja que ejercía de aduana. Se estima que unos 5000 españoles que trabajaban en suelo gibraltareño perdieron sus empleos, muchas familias quedaron separadas, y ambas zonas padecieron una profunda crisis económica.

Como compensación e intento de no dejar de espaldas a la región gaditana, se impulsaron una serie instalaciones, entre ellas, la construcción de un moderno campo de fútbol, con pista de atletismo, capaz de albergar grandes encuentros internacionales, pese a que el equipo local, la Balompedica Linense, jamas ha superado la Segunda B desde su inauguración. Se levantó en tiempo record, tanto que en octubre sería se partido inaugural.

Para conferir de mayor hito patriótico en plena afrenta por el conflicto gibraltareño, sería la Selección Española la que hiciese los honores, en un partido oficial, de calificación al Mundial de México 1970 frente a Finlandia. Pese a que el partido carecía de interés deportivo, ya que ninguno de los dos combinados tenía ya aspiraciones de clasificarse. Es por ello, que el partido hubo de revestirse de otros tintes. Y no bastaba que fuera la despedida internacional de Gento o el debut de Ladizslao Kubala como Seleccionador español.

En junio, una derrota en Helsinki supuso un mazazo inesperado que dejó a la Selección Española sin posibilidad de clasificarse para México (nación que tampoco mantenía relaciones con la España franquista, por cierto), así que, el objetivo propagandistico de la cita se destinó al reciente conflicto diplomatico con Reino Unido y la reivindicación de soberanía sobre el Peñón. Pancartas alusivas, un lleno absoluto, miles de banderas españolas, y un palco, en el que pese a no estar presente el Generalisimo, si que acudieron dos ministros como representación gubernamental, junto a otros jerifaltes deportivos y locales.

Sobre el campo no hubo color, y España aplastó por 6-0 a Finlandia. Y el ABC, en la crónica del celebre Gilera, que apenas cinco años antes, narraba la victoria de España sobre el comunismo de la URSS en la Eurocopa de 1964, esta vez se destinaba a alabar el esfuerzo del equipo español, que cuando atacó con el Peñón a la vista, cuajó su mejor juego, "parecía que el objetivo fuera Gibraltar y no la meta finlandesa" también reparaba en la presencia de trabajadores "que mostraban su identificación con la política del gobierno y su gratitud por el esfuerzo en el campo de Gibraltar", así como detenerse en quién estaba presente en el palco, o en la exaltación que supuso cuando sonó el himno español ante 22.000 gargantas entregadas...

martes, 20 de diciembre de 2011

Equipos con nombres de ríos


Cada pueblo viene influenciado por su geografía, y con ello su configuración social y económica. Algunos incluso aseguran que estos condicionantes influyen a nivel personal. Hay naciones que perdieron su acceso al mar, otras se han configurado como una Isla o un conjunto de estas, unas mirando hacia el exterior, otras hacia sí mismas sin querer relacionarse. Hay ciudades que rinden culto a montañas como guaridas de Dioses a dignificar o de demonios temibles a respetar. Es por ello, que toda esta influencia simbólica de la geografía acaba trasládandose a otros factores. Y hoy abordaremos ese caso, el de los ríos como icono representativo de los equipos de fútbol.

El caso más afamado corresponde, sin duda, al del River Plate. De Buenos Aires, está considerado como uno de los más grandes a nivel mundial por volumen de títulos y de seguidores. Pero, además cuenta con representación en muchos y variados países, Uruguay, Ecuador, Paraguay, Brasil, Ecuador, Bolivia, Puerto Rico, Colombia e incluso en una de las Antillas Holandesas, Aruba. El origen del nombre tiene algo de legendario. Por supuesto, haciendo referencia al Río de la Plata, uno de los más anchos del mundo y que sirve como frontera entre Argentina y Uruguay. El nombre, al parecer, fue escogido, al ser visto en un contenedor en el puerto marítimo que tenía el nombre de River Plate, puesto que pertenecía a una compañia británica. Posteriormente, a imagen y semejanza, el equipo se ha ido extendiendo y surgiendo imitaciones y vinculos en todo Sudámerica que permiten esta gran cantidad de conjuntos que comparten nombre y en muchos casos, escudos.

Otro conjunto con solerá y de los que concentra mayor número de aficionados en España es el Betis. El equipo sevillano, a diferencia de su rival en la localidad que tomó simplemente el nombre de la ciudad, optó por el nombre con el que los romanos denominaron al rio Guadalquivir. Al final, el término se extendió para referirse a la región andaluza entera o a las cordilleras montañosas de la zona como béticas. Por cierto, en 1940 un grupo de estudiantes sevillanos fundó el Cd Betis, en Valladolid. Practicamente toda su vida militando en categoría regional, pero surgido a imitación del andaluz.

También ha tomado el nombre de un río, el portugués, Río Ave. De la ciudad portuaria de Vila do Conde, rozando los 80.000 habitantes próxima a Oporto y con salida al Océano Atlántico, siempre ha tenido gran influencia esa ubicación y ha recogido ese simbolismo en el escudo de la ciudad. Es por ello, que el equipo de fútbol tomó el nombre del río que atraviesa la ciudad. El conjunto milita en la 1ª división, pero no tiene grandes logros y siempre se ha tratado de un ascensor del fútbol portugués. Como curiosidad, fue el primer equipo profesional en el que Mourinho jugó al fútbol, y de la ciudad y formado en sus categorías inferiores es el hoy madridista, Coentrao.

No podía faltar el Volga. El río más largo y caudaloso de Europa con una superficie que supera los 3700 kilómetros y que atraviesa hasta 12 regiones de Rusia. Una de ellas, se denomina como Distrito Federal del Volga, y de su capital, Nizhi Nóvgorod, es el equipo Fc Volga. Se trata de la 5ª ciudad más grande de Rusia, que en época soviética se conocía como Gorki. Pese a ser de una localidad importante, el equipo no es de los más poderosos de una Premier League rusa que cotiza al alza, y de momento no ha logrado ni grandes éxitos deportivos ni atraer figuras destacadas. Eso sí, como entrenador, está otro conocido de España, Dimitri Cherysev, mítico delantero de la hornada de jugadores rusos del Sporting de Gijón de finales de los 90. Por cierto, su hijo Dennis, es una de las mayores promesas de la cantera del Real Madrid.

Otra ciudad portuaria que también ha destacado esta cualidad en su iconografía es la bretona Lorient. Toda la región se ve bastante influenciada por el paso del río Loira, y esta ciudad en particular se ha vinculado claramente con el mar. Durante la II Guerra Mundial, de hecho, fue la base más importante de los submarinos U-Boot alemanes. Como equipo, no ha abandonado su condición de modesto en Francia, aunque en 2002 se alzó con el título de Copa. En el escudo incluso, se acompaña de un pez rodeando la fecha de fundación del club.

Por España y con otro equipo que también recogió su apodo del River Plate es el caso del Sestao. De la localidad vizcaína del mismo nombre, llegó a alcanzar en varias ocasiones la Segunda División española, y ha sido club por donde han pasado varios jugadores que luego engrosarían el Athletic de Bilbao. En 1996 tuvo que ser refundado por sus graves problemas económicos y adquirió el nombre de Sestao River, nombre que anteriormente era un apodo extendido. Al parecer esa denominación empezó en los años cincuenta, cuando el equipo argentino realizó una gira por Europa, y el conjunto, cuya localidad la atraviesa la gran ría de Bilbao, recibió ese apelativo.

Otro representante español sería el Caudal de Mieres, en Asturias, con 92 años a sus espaldas. Se trata de un club modesto, que llegó a militar en 2ª división en la década de los 50 en 7 ocasiones, y que ahora se ha convertido en un clásico de la Tercera asturiana con algunas apariciones fugaces en 2ªB, donde se encuentra este mismo año. De hecho, se trata del club español que más veces se ha proclamado campeón de Tercera División, la primera categoría que agrupa el fútbol por autonomías. El río Caudal, que atraviesa la localidad, da nombre al equipo de fútbol. Otro ejemplo de la tercera asturiana es el Nalón de Olloniego.

Regresando a Montevideo, destaca el caso del Danubio. Fundado en sus orígenes como equipo amateur, en 1932, ante la explosión del fútbol en Uruguay. Creado por un grupo de amigos, uno de ellos de origen búlgaro, y aconsejado por su madre, se propuso el de Danubio, uno de los ríos más importantes de Europa, pese a no tener ningún vinculo con Uruguay. Con el tiempo, el equipo se hizo profesional y llegó a proclamarse campeón de su país en tres ocasiones. 

martes, 13 de diciembre de 2011

La sombra sobre Arconada y sus medias blancas



Luis Miguel Arconada ha sido uno de los mejores porteros españoles de la historia. Desarrolló toda su carrera profesional en la Real Sociedad con la que ganó dos campeonatos de Liga. Fue también el portero titular de la Selección Española entre 1977 y 1985 alcanzando 68 internacionalidades. Ganador de tres trofeos zamora se popularizó la frase "No pasa nada, tenemos a Arconada" coreada por los aficionados de la Real. Una trayectoria intachable en quince años de profesional. 

Pero sobre Arconada se ciñó siempre una sombra de duda, motivada por sus orígenes vascos, en una España que todavía transitaba en un profundo cambio político, con gobiernos frágiles, un terrorismo poderoso y un repiqueteo de sables constante. Era fácil poner bajo sospecha a un guardameta vasco. Sobretodo, cuando optó, con consentimiento de los distintos seleccionadores y de la propia Federación, alterar el uniforme nacional. En vez de lucir las medias habituales de la Selección, se decantó por las habituales que empleaba en la Real Sociedad. De color blanco, sin referencia ninguna a España, pese a que si lucía el resto del uniforme con las respectivas señas identitarias.

Una concatenación de errores en el Mundial de España prendieron fuego a la leyenda. Se habló de una clara muestra de antiespañolismo, de fallar aposta con tal de perjudicar al país en su propio evento, de que Arconada actuaba así obedeciendo a presiones de ETA, que no debía representar a la Selección... y el colofón sería cuando con esas medias, cometió la tremenda pifia en la final de la Eurocopa del 84 ante un disparo sencillo de Platini que tras ser detenido con facilidad se le escurrió de los brazos y se introdujo en la portería. De nuevo los mismos comentarios y una prolongada sombra de duda y de haber actuado a propósito, pese a la innegable y brillante clasificación con grandes actuaciones, Arconada arrastra una sombra de duda, que muchos ven más cómoda para justificar sus fallos.

Lo mismo se les aplicó a los catalanes Xavi y Puyol, tensando una fotografía. Y Xavi llegó a explotar en varias ocasiones por la gente que dudaba de su compromiso con "La Roja". Dudas artificiales y forzadas que no se corresponden con jugadores que superan el centenar de partidos internacionales.

Por cierto, que Arconada, sí que lució en ocasiones, las medias oficiales de la Selección Española sin problemas. Y también se sintió molesto cada vez que dudaron de su profesionalidad y se especuló sobre sus sentimientos, ideología o incluso sobre posibles presiones y amenazas de ETA.

jueves, 8 de diciembre de 2011

¿Fútbol podrido?

Seis goles en treinta minutos, en un partido de fútbol profesional, de la competición más exigente del mundo, jugando once contra once y lejos de tu casa, suena muy extraño. Si a eso, le añadimos una sonrisa complice con un pulgar levantado, eleva el porcentaje de sospecha. La UEFA no va a remover el asunto. Desde luego suena mal, y es algo que quedará grabado en el cajón de las dudas y de las sospechas. El Ajax deberá conformarse con la Europa League y el Lyon esperará rival en octavos.

Son ya tantos los cumulos de casos sospechosos que empiezan a causar hartazgo y amenazan con llevarse por delante el fútbol. Para evitar estas goleadas escandolasas y prevenir pactos y acuerdos, se unificaron los horarios de las últimas jornadas. Pero, sobre la marcha, puede comprobarse que bastan una treintena de minutos para modificar la balanza. El omnipresente juez Garzón también quiso adentrarse en este mundo, y halló indicios de sospecha de una compra por parte de la mafia rusa de la eliminatoria de semifinales Zenit de San Petersburgo-Bayern Munich de copa de la UEFA de 2007 para favorecer al conjunto ruso. La mítica goleada de España sobre Malta en la que debía vencer por 11 goles para clasificarse a la Eurocopa son puestas en entredicho. Las escuchas sobre Levante dejándose perder en San Mames o las escuchas a los propietarios de Málaga y Hércules amañando partidos para conseguir el ascenso a Primera. Por supuesto RFEF y CSD no quisieron meterse en el charco. Y todo esto, sin nombrar aún las apuestas en resultados que también han escamado... ¿Se pudre el fútbol? 

martes, 6 de diciembre de 2011

Legendario Kanu

Hace poco tratábas el caso del croata Klasnic, que tras superar un doble transplate de riñón, había conseguido recuperar el máximo nivel y ahora goleaba en la Premier. También un problema médico, en este caso, una válvula aórtica, truncó la carrera de un futbolista que apuntaba a leyenda.

Kanu, nació en una selvática ciudad nigeriana, con un físico imponente de 197 centímetros, y pronto, como tantos niños africanos, comenzó a dar patadas a un balón con el sueño de escapar de la pobreza y ser contratado en Europa. Tras ir progresando, y alcanzar el Iwuanyanvu Nationale, uno de los clubes más poderosos del país, y en el que han militado practicamente la totalidad de jugadores nigerianos destacados, llamó la atención de la poderosa red de ojeadores del Ajax, que llegó a desembolsar una importante cantidad económica por él.

Llegó a Amsterdam en 1993 con apenas 16 años y pronto haría su debut a máximo nivel. Y encima, con ese equipo, joven, cargado de talento, buenos jugadores y con un fútbol vistoso bajo la dirección de Louis Van Gaal conseguiría proclamarse campeón de Europa en 1995. Kanu, con apenas 18 años, disputaría esa final, junto a nombres como los de Overmars, Litmanen, Kluivert, los hermanos De Boer, Van der Sar, Davids, su compatriota Finidi o un veterano Rijkaard. Kanu entraría al campo en la segunda parte por Seedorf. Enfrente, el Milán de Capello cargado también de nombres míticos como esa defensa Panucci, Maldini, Costacurta y Baresi, con Albertini, Donadoni y Desailly en el medio y con hombres de ataque como Boban, Massaro o Simone. Kanu empezaba a hacerse un nombre en el fútbol, y el Ajax, equipo exportador de sus figuras acabaría aceptando una oferta del Inter de Milan.

Era 1996. Y agrandaría más su nombre y su leyenda. Capitán de Nigeria, una de las selecciones que más pujanza y buena imagen estaba alcanzando, conseguirían la medalla de Oro en los Juegos Olimpicos de Atlanta. Era el primer gran éxito africano, y el nombre de Kanu cada vez cogía más fuerza y lo situaban entre los mejores del mundo.

Por eso, Moratti que no reparó en gastos año tras año, luchando por saborear un Scudetto que no conseguía desde 1989, se lanzó a su contratación. Y a la de Ronaldo, Vieri, Hernan Crespo, Zamorano, Jugovic, Blanc... y por el banquillo también se intentó de todo, desde su último ganador Trapattoni, a Bagnolli, Ottavio Bianchi, Simoni o Lippi, o apuestas extranjeras como Roy Hogdson, Héctor Cúper o Micea Lucescu. Pero el caso es que Kanu no pudo mostrar todo su potencial en Italia. Una válvula aórtica, afectaba a su corazón y debía someterse a una operación a corazón abierto en Cleveland. Estaba en peligro su vida, y los pronósticos hablaban por supuesto, que el mejor futbolista africano de 1996 debería retirarse irremediablemente.

Pero no lo hizo. Se operó y siguió un importante programa de entrenamiento que le permitió regresar a los terrenos de juego unos 5 meses más tarde. En ese momento, la nómina de delanteros del Inter era elevadisima, y Arsene Wenger le captó para su Arsenal, en una apuesta arriesgada tras su operación. Pero Kanu no defraudó. Un lustro en Londres, con dos Premiers en su haber, más de 30 goles y el cariño de la afición gunner. 

Con 31 años, su contrato no fue renovado y pasó dos campañas al West Bronwich Albion. Y después, Harry Redknapp lo reclutaría para el Porstmouth, un equipo pequeño que experimentó un importante crecimiento tras ser comprado por un grupo de adinerados jeques. Kanu, volvió a brillar y pese a su edad resultó un fichaje acertado y fundamental. Más, cuando el equipo conquistó la Copa al vencer por 1-0, gol suyo, en la final ante el Cardiff City. Posteriormente, los problemas económicos, enviaron al Porstmouth a segunda. Pero Kanu, decidió permanecer y continua apurando allí sus últimos goles.

Con la Selección, estuvo presente en tres mundiales, se quedó en 98 internacionalidades y formó parte de esas míticas Águilas Verdes que practicaron un juego eléctrico varios años, a las que siempre se les acompañó las dudas sobre su edad, y en la que algunos situaban que Kanu dispondría de 8 años más...

La historia de un campeón de Europa con 18 años y que superó una operación de corazón para regresar a lo más alto. Y, como sucede con tantos futbolistas nacidos en la pobreza y que han padecido penurias, destinando gran parte de su fortuna a obras sociales en su país, embajador de UNICEF y creando una Fundación para ayudar a niños con problemas cardíacos.

jueves, 1 de diciembre de 2011

BIBLIOTECA: El fútbol tiene música


José Antonio Martín "Petón" es un rostro conocido. Su cara más pública es la de comentarista, ya que ha pasado por Radio Marca, SER y ahora, en la Cope. Estuvo comentando la Premier League en TVE y también es un habitual de las tertulias nocturnas de los canales de la TDT. Pero su vinculación con el fútbol es mucho mayor, accionista de la Sd Huesca de Segunda División y consejero delegado del grupo Bahía una agencia de representación de futbolistas con una nómina en la que se incluyen gente como Fernando Torres, Javi Martinez, Lafita, Jesús Navas.

Pero "Petón" además saca tiempo para escribir (y no solo con temática futbolera) y por ello, que en mayo de 2011 y editado por Córner publicó "El fútbol tiene música", un compendio de "historias sagradas del fútbol que deberían guardar en un altar los mejores aficionados". Muy similar a las que contaba en la radio, pero ahora llevadas a texto y donde narra desde la tormentosa vida de George Best, al accidente del Torino...