domingo, 27 de noviembre de 2011

La Striscioni del Madrid-Atleti

Striscioni es un término italiano que se usa para referirse a las pancartas, banderas, señales que se exhiben en los estadios con el objeto de mofarse del equipo contrario, de un jugador en particular, o en ocasiones fijando incluso sus miras en jugadores y directivas propias.

Los tifosi se han mostrado mucho más ingeniosos que en ningún otro país, y el talento ha dado lugar a algunas pancartas ciertamente graciosas. El éxito y la repercusión también han sido altos, llegando incluso a organizarse un trofeo que recogía las mejores de la temporada. 

"Julieta es una zorra y Romeo un gran cornudo" es la más célebre exhibida por los aficionados del Napoles en un partido contra el Verona. Anteriormente, los aficionados del Verona, lucieron en San Paolo "Vesubio, haznos soñar". "El hombre desciende de Gattuso" "700 mujeres para Cassano y el cerebro todavía Virgen"... Y así un sinfin de historias que incluso han originado ser recopiladas en libro.

En España, no estamos tan acostumbrados a seguir estas pancartas. No ha abundado tanto ingenio politicamente incorrecto. Pero ayer, hay que reconocer a los UltrasSur que su pancarta "Se busca rival digno para derby decente" merecería aparecer destacada. 

Más información:
Julieta es una zorra y otras banderolas "Futbolnoesfutbol"

sábado, 26 de noviembre de 2011

La superación de Klasnic

Uno no puede mirar la tabla de goleadores de la Premier League y sacar una sonrisa. Entre las primeras posiciones, rodeado de nombres como los de Van Persie, Aguero, Rooney o Dzecko, igualado con Balotelli, Adebayor, Van der Vart o Lampard, aparece la figura del croata Ivan Klasnic, que pese a jugar en un Bolton que se haya en puestos de descenso, dará guerra toda la temporada, como acostumbra.

Klasnic es un jugador reconocido. Nacido en Alemania, de padres croatas, pronto comenzó a destacar como goleador. Primero en el modesto, Saint Pauli, desde donde daría el salto a Werder Bremen, donde permanecería entre 2001 y 2008, conquistando la Bundesliga en el año 2004 y la Copa Alemana en 2006. Su nombre comenzó a crecer con más fuerza. Alemania llegó a tentarle de que optase por jugar con ellos, pero Klasnic, como había hecho en categorías inferiores, prefirió la opción de Croacia. Su debut a nivel internacional, por cierto, sería contra su país de nacimiento en un Alemania 2-1 Croacia en febrero de 2004. 

Desde entonces no abandonaría las convocatorias croatas, estando presente tanto en la Euro de 2004 como en el Mundial de 2006. Pero su vida cambió, cuando en enero de 2007 se le diagnosticó una insuficiencia renal. Tuvo que recibir un trasplante de urgencia, donado por su propia madre, pero su cuerpo lo rechazó. Se sometió a una segunda operación, esta vez, con un órgano donado por su padre, y a la segunda sí resultó exitosa. Algunos médicos le aseguraron que volvería a jugar al fútbol. Otros decían que era imposible y alertaban del riesgo de realizar un esfuerzo físico como el deporte profesional. Klasnic, de momento, tuvo que paralizar su carrera. No pudo entrenar, y se llegó a temer que no pudiera volver a competir.

Pero el croata no arrojó la toalla. Tardó seis meses en volver a saltar a un entrenamiento, y no apareció en un encuentro hasta pasados diez, pero Klasnic sabía que con esfuerzo y dedicación volvería a jugar al máximo nivel. Aún así, tenía cuentas pendientes, cargó contra el médico del Werder Bremen, que no detectó la enfermedad hasta que ya era imprescindible el trasplante, y aseguró que no renovaría con los alemanes, cuando concluyese su contrato en junio de 2008. Croacia le guardó el puesto que merecía, pese a ese prolongado parón y estuvo presente en la Eurocopa de 2008. Donde anotó dos tantos. Apenas año y tres meses después de someterse a una doble operación de trasplante de riñón, Klasnic hacía leyenda al participar y anotar en la Eurocopa. Eso sí, Turquía les frenó en cuartos de final.

Tras romper con el Werder Bremen, y sonar para varios equipos, que todavía dudaban sobre la idoneidad y rendimiento de un goleador contrastado, pero con una importante carga médica, Klasnic se comprometió con el Nantes de la Liga francesa, y tras solo una temporada, dio el salto a la Premier enrolándose en el Bolton, donde ya lleva tres años a un gran nivel. Efectivamente podía volver a jugar al fútbol, y seguir anotando goles. Y muy posiblemente, este verano, le veremos con la camiseta croata en la Eurocopa de 2012. 

jueves, 24 de noviembre de 2011

Los Gudjohnsen; padre e hijo jugando a la vez a nivel internacional


Hay muchos casos de entrenadores que han utilizado a sus hijos, con las consiguientes suspicacias sobre si ha influido este hecho. En los últimos tiempos, vimos como Johan Cruyff era acusado de enchufar a su hijo Jordi y a su yerno Angoy en todo un Fc Barcelona, en el Getafe, la propia afición y el presidente criticaban la utilización de Adrián González por parte de su padre, Michel, debate que no ocultaron ni disimularon en la prensa. Pepe Moré hizo debutar a su hijo Xavi en Valladolid, mientras que Diego Castro nunca quiso jugar a las ordenes de su padre, Fernando Castro Santos para despejar dudas. En el ámbito internacional esta circunstancia se ha repetido bastante. En el Mundial de 2006 vimos la variedad que puede producirse esta situación. El seleccionador croata Kranjcar convocó a su hijo, Niko, una de las promesas europeas, sin generarse controversias, pero el serbio, Ilija Petkovic hizo lo propio con su hijo Dusan. Enseguida la prensa cargó contra él y finalmente, Dusan, decidió renunciar por voluntad propia al no soportar la presión y las críticas constantes. Finalmente, su padre, tras el Mundial fue destituido. El cargo también le costó a Richard Paez al frente de Venezuela. Pese a su brillante trabajo al frente de la vinotinto entre 2001 y 2007, la inclusión de su hijo Ricardo Paez en el equipo, le granjeó criticas constantes, y Paez, harto, presentó su dimisión. Desde entonces, su hijo tampoco ha vuelto a a lucir la camiseta venezolana. Otros ejemplos serían el de Cesare Maldini, padre del futbolista del Milán, Paolo, al que convocó en su etapa de Seleccionador italiano.

Pero si hay un caso único en el ámbito de Selecciones absolutas es el que sucedió en Islandia. Arnor Gudjohnsen, mítico delantero que llegó a ser máximo goleador de la liga belga y que destacó en el Anderlecht con el que obtuvo varios títulos, llegaría a coincidir con su hijo Eldur en un partido de la Selección Islandesa. Sucedió en abril de 1996 y es un caso único en la historia del fútbol. Arnor, que contaba con 34 años sería sustituido por su hijo, Eldur de 17 en un amistoso ante Estonia. Posteriormente, labraría una brillante carrera que le ha convertido en el mejor futbolista islandés de la historia, superando a su progenitor. Convertido en el máximo goleador de la Selección islandesa, Gudhjonsen hijo ha pasado ya por varios campeonatos como los de Holanda, Inglaterra, España, Francia o Grecia y ha militando en conjuntos poderosos como Chelsea o Barcelona donde ha sumado varios títulos. Pero el realizar su debut a nivel internacional absoluto, dando el relevo a su propio padre es una circunstancia única e histórica.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Las Elecciones Generales de 1986 en pleno Mundial: Butragueño, PSOE y el voto por correo

Este domingo celebra España su undécima convocatoria de Elecciones Generales desde la restauración de la democracia en 1977. Pese a algunos chascarrillos futboleros de los candidatos y comparaciones absurdas, el fútbol permanece en un profundo segundo plano. No fue así en 1986. La convocatoria electoral se fechó el 22 de junio, coincidiendo con la disputa del Mundial de fútbol que se celebraba en México.

Efectivamente, era imposible que el fútbol no estuviera presente durante la campaña. Los partidos aprovecharon para emitir calendarios del Mundial y pedir el voto. Tras la victoria 1-5 sobre la Dinamarca de Laudrup en octavos de final y el Buitre volando sobre Quéretano anotando cuatro goles, el cántico habitual en la calle era el de "Oa, oa, oa, Butragueño a la Moncloa". También se vio uno de esos escándalos que ponen en el disparadero a la TVE y que, curiosamente, favorecen al partido que se haya en el Gobierno, cuando, en el resumen de ese partido se subtituló al protagonista de la hazaña como PSOE... en el único telediario que se emitía en televisión en aquel tiempo. Se culpó al encargado de introducir los rótulos que pulsó la tecla, cuando esta se correspondía con la noticia siguiente.


La marcha de la Selección insufló la moral suficiente. Como en cada campeonato, hasta que en 2008 rompimos nuestra historial natural, nos sentíamos favoritos, y como en cada campeonato, nuestro techo máximo eran los cuartos de final. El caso, es que nuestra ronda, coincidió con la cita electoral. Los jugadores, deberían ejercer su voto por correo, ya que no estarían en España en la fecha señalada. El Ministerio de Interior desplazó a un funcionario para informar y facilitar el voto a la expedición. Las malas lenguas cuentan que al entrevistarse con el núcleo de jugadores del equipo, Butragueño, Camacho, Julio Alberto, todos simpatizantes de una ideología conservadora, en vez de la del partido que detentaba el Gobierno, el funcionario fue desapareciendo, y con él, las opciones de votar los futbolistas. Miguel Muñoz, sin ser tan malpensado, imaginó que fueron errores sin intención, pero confirmó que no pudieron votar. El enviado especial del ABC, por contra, no dudó por el motivo de no poder votar: "La Selección no pudo votar por ser de derechas".

PD También genera bastante gracia, ver como siempre a algún político se le señala como "cenizo" o gafe, cuando acude a algún encuentro.


domingo, 13 de noviembre de 2011

Los espartanos en el fútbol

Es innegable que Esparta es una de esas polis griega que más afición despierta. Su organización, su capacidad guerrera, su forma de educar a sus habitantes desde niños, sometiéndoles a examenes médicos para observar si eran aptos, o sino abandonarlos. Una formación dura, ferrea y disciplinada para obtener unos valerosos e implacables guerreros en el campo de batalla. Esa fascinación ha existido siempre, pero desde la película 300 y videojuegos como el God of War, atravesamos una restauración de la moda espartana, sus frases, sus hazañas... En el fútbol esto no es nuevo. Incluso en el siglo XIX, algunos equipos, a imagen y semejanza de su valor, su entereza, su firmeza, su capacidad decidieron tomar el nombre de Esparta. Daba igual que no fueran griegos, su simbolismo ya es universal. 

Antes de nada, hay que hacer hincapié y saber distinguir entre los equipos, en su mayoría de la antigua Unión Soviética y los países bajo su órbita que tomaron el nombre de Spartak, referido al esclavo Espartaco, que lideró una de las primeras revueltas de esclavos, datadas, en pleno Imperio Romano. El Sparta, en honor de la mítica Polis griega, fue el nombre que tomó el primer equipo que se fundó en Holanda, el Sparta de Rotterdam en 1888. Tomó sus colores tras enfrentarse al Sunderland, aunque en su escudo no incorporó ninguna referencia de los clásicos símbolos griegos. Ha sido campeón de la Liga de los Paises Bajos en 6 ocasiones y en tres de la Copa. Había militado siempre en la primera categoría holandesa, hasta que perdió la misma, por vez primera en 2002. Y lleva sin participar en competiciones europeas desde el año 1985. Evidentemente, venido a menos, superado incluso en su propia ciudad por el Feyernoord, es el decano de los holandeses y se fundó luciendo el mítico nombre de Sparta.

De la República Checa, emerge el Sparta de Praga. Otro equipo que supera ampliamente el centenario, al ser fundado en 1893. Se trata del equipo más exitoso del país, tanto desde la separación como República Checa, como en su etapa de Checoslovaquia. Campeón de la antigua Champions de Europa Central, la Copa Mitropa, en tres ocasiones, 34 Ligas y 17 torneos de Copa, le convierten en otro club con un extenso palmarés. En los años 70 atravesó una pequeña crisis que le conllevó un descenso a Segunda División, aunque ahora, parece recuperado con fuerza. Eso sí, su potencial en el país, no se ha traducido en importantes apariciones europeas. Además, coincide con un interesante etapa de jugadores nacionales, que prefieren probar fortuna en las ligas occidentales más poderosas (casos de Cech, Rosicky... trayectoria que se inició con el subcampeonato en la Eurocopa del 96). Tampoco en su escudo, se hacen referencias griegas. Y eso, que si es un escudo cargado de simbolismo, ya que el azul hace referencia a Europa, y el rojo y el de amarilla el de la ciudad.

Mucho más modestos, pero a su vez más identificativos son el resto de Spartans que abundan por el Continente Europeo perdurando en equipos de fútbol. Todos recogen la simbología habitual del casco, en sus escudos. El The Spartans Fc, equipos escocés fundando en 1951, de Edimburgo, incluso representó al guerrero con espada y escudo. El Bltyh Spartans, es otro centenario, fundado en 1899, natural de Blyth, Inglaterra y sin apariciones en divisiones superiores, pero con alguna hazaña destacada en la FA Cup. El nombre de Esparta, alcanzó hasta el lejano Puerto Rico, con el Spartans Fútbol Club. Más cercano, y con mejor trayectoria es el Hamrun Spartans, de Malta. Campeón de su torneo domestico en 11 ocasiones, lo que le ha permitido participar en competiciones europeas en bastantes ocasiones. Por último, alcanzando la gloria que ansiaba Leonidas, hay que dar la vuelta al mundo, para viajar hasta Australia, de donde es el Blacktown Spartans, equipo de segunda división.  

viernes, 11 de noviembre de 2011

Guus Hiddink, el maestro

Guus Hiddink está considerado uno de los mejores entrenadores del Mundo. Además de que le avala una brillante trayectoria en la que ha dirigido entre otros a PSV, Real Madrid, Chelsea o Fenerbahce, equipos top de sus respectivos países y en su palmarés figuran 1 Champions League, 1 Copa Intercontinental, 5 Ligas holandesas y 5 torneos de Copa entre los Paises Bajos e Inglaterra, su faceta se ha visto acompañada, además, como un experto en sacar el máximo de Selecciones nacionales. Semifinalista con Holanda en 1998 y con Corea del Sur en 2002 en los Mundiales, misma ronda con Rusia en la Eurocopa de 2008, clasificación y plantarse en octavos con una débil Australia en 2006... ahora centra sus esfuerzos en Turquía. Pero, su carrera, y su vida en general, ya recogen un halo carismático que le engrandece.

Nació en Varsseveld, a unos 100 kiometros de Amsterdam, en una localidad holandesa de unos 6000 habitantes, cercana a Arhem y próxima a Alemania. En esta región fue famosa la ofensiva aliada durante la II Guerra Mundial conocida como Operación Market Garden. Se trataba de controlar los puentes holandeses para aislar los contingentes nazis. Por aquel entonces, Gert Hiddink, era un rostro que disfrutaba jugando al fútbol, Limpio de sangre judía y sin inquietudes políticas, fue designado por los alemanes para distribuir los cupones de alimentos en la poblacion de Varsseveld. Desde su puesto, fue testigo de las barbaries cometidas, y aprovechó su situación para manipular censos para conseguir más comida, ayudar judíos, hacerles llegar sustento e incluso llegó a ocultar a tres de estos en su propia casa para evitar que cayeran en manos nazis en plena "solución definitiva". Su osadía, fue aún más lejos, le llevó a ayudar a dos pilotos aliados derribados, a los que fue a buscar en bicicleta antes de que fueran detectados por los alemanes y utilizó sus influencias para devolverles a zona segura. El propio Eisenhower agradeció tales actos que hubieran conllevado una muerte segura. Uno de los puentes próximos a su domicilio se bautizó como Hiddinkbrug en su honor.
Tercero de sus seis hijos, nació en 1946, Guus Hiddink. Ya con la guerra finalizada, y con su padre pudiendo retornar a su labor deportiva, primero como futbolista, más tarde como árbitro. Guus se educó en ese ambiente, orgulloso del compromiso de su padre y apasionado por el fútbol. Como jugador no destacó en exceso. Un centrocampista vulgar que llegó a militar en el PSV Eindhoven dos campañas pero que siempre se movió en equipos menores, no fue internacional e incluso llegó a aventurarse en la liga norteamericana, mostrando un incipiente consquilleo de entrometerse en causas futbolísticas poco habituales. Pero pronto supo que su carrera como jugador era limitada, pero a su vez tenía gran capacidad como técnico.

Nada más colgar las botas se convirtió en entrenador de su equipo, el De Graafschap y tras apenas dos años, daría el salto al PSV Eindhoven al que haría Campeón de Europa en 1988 y conseguiría 3 Ligas holandesas de manera consecutiva. Además, mostró su buen ojo, firmando a un desconocido Romario, posteriormente nombrado mejor futbolista del mundo. Tras un paso por el Fenerbahce turco, en 1991 aceptó una oferta del Valencia.

Muy recordado fue su acto en un Valencia-Albacete en febrero de 1992 al ordenar que o se retiraba una pancarta con una esvástica que había en el fondo de aficionados manchegos o se negaría a disputar el encuentro. La simbología, habitual en muchos estadios europeos por aquel entonces, y ante una estéril Ley del Deporte que amenazaba con sanciones que no llegaban a plantearse, se encontró con la firmeza del preparador holandés, educado en un ambiente comprometido hacia esta ideología que logró retirada de la pancarta. "La verdad es que tengo problemas con esto. Veo estas cosas, como el banderín del domingo, y siento algo especial. No participé en la guerra, pero rechazo todo aquello. En mi familia hay una historia fuerte...” “Cada hombre tiene que pensar en todo esto y adoptar una actitud. Es malo permanecer pasivos. Actualmente son grupos pequeños, y realmente no creo que pase nada. Pero, como persona, quiero tomar partido y lo rechazo" fueron sus manifestaciones tras conocerse su orden a los delegados de su campo. Esta acción, propició que en España se abriese de nuevo el debate y muchos equipos tuviesen que actuar más diligentemente contra estos símbolos.

Abandonó Mestalla en 1994 y fue nombrado Seleccionador Holandés alcanzando las semifinales en el Mundial de Francia 98 donde fue eliminado por Brasil en la tanda de penaltys. Campeón de la Intercontinental con el Real Madrid y tras un corto paso por el Betis, comenzó apuestas increíbles que le granjearon elogios y simpatías. Se comprometió para dirigir a Corea del Sur en su Mundial en una apuesta que sonaba a excentrica. Pero los coreanos fueron campeones de su grupo derrotando a Portugal y Polonia, en octavos vencerían a Italia y en cuartos de final a España, cayendo en semifinales frente a Alemania por un gol a cero. Hiddink se convirtió en un héroe nacional. Recibió la ciudadanía honorífica junto a otros reconocimientos privados (vuelos gratis de por vida en Korean Airlines, se bautizó con su nombre el estadio de Gwangju donde se clasificaron para semifinales...). Su figura fue la de un autentico ídolo entre los orientales. Participó en un multitudinario desfile, se creó el "Guuseum" en Holanda, donde se recogían anécdotas y objetos personales, y su casa se convirtió en lugar de peregrinaje para turistas coreanos. ¡Con inscripciones en coreano para facilitar la visita!

Aclamado, no pudieron convencerle para que continuase al frente de los asiáticos. Decidió retornar a Holanda a dirigir al PSV entre 2002 y 2006, conquistando otros tres campeonatos de los Paises Bajos que le convirtieron en el técnico holandés más laureado, además de alcanzar unas semifinales de Champions, un hito que se resistía al equipo de Eindhoven desde hacía más de una década. Curiosamente, sus ansías de probar desafíos, le llevaron aún más lejos. Se convirtió en el Seleccionador de Australia, compaginando su cargo con el de entrenador del PSV. Y Australia, tras derrotar a Uruguay en el repechaje, ¡volvía a un Mundial 32 años después! De nuevo convertido en ídolo de masas con pancartas en Sydney como "No Guus, no Glory" o "In Guus we trust"... Y en el Mundial, pese a ser una de las cenicientas lejos de desentonar, venciendo a Japón y empatando con Croacia, Australia avanzó a octavos de final, siendo derrotada por la campeona Italia, con un penalty que se cometió fuera del área. De nuevo Hiddink, agrandaba su leyenda.

Esta vez, lejos de apuestas arriesgadas y compatibilidades complicadas, Rusia se lanzó en su contratación. Abramovich y el resto de jerifaltes futbolísticos rusos querían relanzar una alicaída Selección, y se lanzaron a por el seleccionador que más había brillado en los últimos años. Rusia, bajo su dirección, alcanzaría las semifinales de la Eurocopa de 2008, su mejor torneo desde que desapareció la URSS, y nombres como los Arshavin, Zhirkov, Akinfeev, recuperarían una estela de jugadores rusos que se había perdido en Europa en la última década. Por el camino, además, eliminó a su Holanda natal. Aseguró que no le importaría que le considerasen un traidor a su país, pero que trabajaría por la victoria rusa. Los holandeses, se quitaron el sombrero ante su planteamiento y su victoria. 
Su relación con Abramovich, dueño del Chelsea y uno de los mandamases de la Federación, le permitió compaginar su cargo de Seleccionador ruso con el de entrenador del Chelsea. El propietario le insistió tras la marcha de Scolari y finalmente, Hiddink accedió en febrero de 2009. Pese a solo perder un encuentro, no logró alcanzar al Manchester United en la Premier. En la Champions, soñó con el título, pero cuando acariciaba la final, un gol de Iniesta en el tiempo añadido les apartó del sueño y aunque saborearía un trofeo con el triunfo en la FA Cup, parecía escaso rédito. Volvió a concentrarse en potenciar a Rusia, pero una sorprendente derrota ante Eslovenia en la repesca la dejaría fuera del Mundial 2010 y Guus, decidió cerrar su etapa en el Este. Un batacazo inesperado en una trayectoria impoluta a nivel de Selecciones y que dejaba a Hiddink sin acudir al Mundial de Sudáfrica tras haber estado presente en los tres últimos con tres combinados diferentes.

Desde 2010 prueba suerte en Turquía, una Selección irregular, capaz de grandes gestas y con un espiritu competitivo mayúsculo, pero también frágil e inconstante, y adaptándose a los flujos migratorios entre está y Alemania, que ya han provocado varias polémicas de pasaportes y elecciones por parte de diversos futbolistas. De momento, de nuevo Guus tendrá que acudir a una repesca, ante Croacia, para certificar su presencia en la Eurocopa de 2012. Ciertamente, Guus Hiddink merece acudir y proseguir una brillante carrera.

Más información:

jueves, 10 de noviembre de 2011

Las dudas existenciales portuguesas


2004: Portugal se viste de gala para acoger su primer gran evento deportivo: La Eurocopa de Naciones. La sede fue decidida en 1999. Anteriormente los portugueses ofrecieron a los españoles realizar una candidatura ibérica conjunta, pero España lo rechazó y optó por presentarse en solitario. Finalmente sería Portugal la designada ante la sorpresa y decepción de los españoles que daban por seguro su triunfo. Portugal se preparó a conciencia, se remodelaron estadios, se levantaron otros nuevos, algunos con categoría 5 estrellas, se mejoró la red de transportes... algo que no ha evitado, sin embargo,que Portugal tuviera que solicitar la ayuda europea y ser intervenida hace apenas unos meses.

En el ámbito deportivo, Portugal, una Selección que nunca se había visto entre las grandes (con la excepción de las Semifinales del Mundial de 1966), parecía crecer a ritmos agigantados y se la tenía en cuenta. En su Eurocopa realizó un juego brillante y todo parecía destinado a proclamarse campeona de un gran torneo por vez primera en su historia y en Lisboa... pero apareció el inesperado milagro griego, que les arrebató la gloria.

Pero al menos, la Selección en la que figuraban veteranos como Figo, Rui Costa, Pauleta, gente curtida como Carvalho, Andrade, Miguel, Nuno Valente e irrumpían figuras como Deco o sobretodo Cristiano Ronaldo parecía disponer de buenas mimbres. Así fue como alcanzó las Semifinales dos años después en el Mundial de 2006 en Alemania, derrotada por la más veterana Francia de Zidane, Ribery y compañia que daba sus últimos coletazos.

A partir de ahí, Portugal atraviesa un peligroso vacío, repleto de dudas que no se corresponde con su teórico nivel. Scolari abandonó el banquillo, Figo y Pauleta, dos símbolos, ya no regresarían a la Selección. Y, pese a disponer de un tremendo Cristiano Ronaldo, la Selección camina dando tumbos y sin visos de recuperación.
Queiroz clasificó al equipo a la Eurocopa de 2008 y sobretodo al Mundial de 2010 con muchisimos apuros. Se inició además una etapa de "nacionalizaciones" no recibidas con agrado por todo los portugueses, contrarios a recurrir a estas artimañas para nutrirse de las ex colonias. Los más evidentes los nombres como Deco, Pepe o Liedson, nacidos todos ellos en Brasil y que fueron asimilados rápidamente para vestir los colores portugueses. El último resultó el más dañino a la vista, ya que ante la incapacidad de encontrar un delantero solvente, Liedson, delantero del Sporting de Lisboa hizo su debut internacional a los 32 años. No puede haber quejas sobre su rendimiento, marcando en su debut que sirvió para rescatar un importantisimo punto en Copenague ante Dinamarca, y otro para derrotar a Hungría. Sus goles contribuyeron para clasificarse y Queiroz siguió confiando en él para el Mundial, donde también marcó ante Corea del Norte. Sus registros son 4 tantos en apenas una docena partidos. Pero para el orgullo portugués, tener que recurrir a una nacionalización de un jugador que superaba los 32 años, con escasa perspectiva de futuro (de hecho, al año siguiente regresó a la liga brasileña), dejaba la imagen nacional muy tocada. Recientemente, se especula, con que el ofrecimiento de jugar con Portugal, también se le hizo a Hulk, delantero brasileño del Oporto.

Cerrada la etapa Queiroz, con muchas más sombras que luces, se inició la de Paulo Bento, aunque Mourinho estuvo sobrevolando e incluso solicitó al Real Madrid ejercer de Seleccionador en un par de encuentros, a modo de "salvador nacional". Con Paulo Bento, Portugal sigue generando dudas, en todas las línas desde la portería al delantero. Cristiano Ronaldo no luce como en el Real Madrid, su compañero de equipo Carvalho, peleado con el seleccionador ha renunciado a seguir vistiendo la camiseta portuguesa, lo mismo ha hecho Bosingwa que se despachó a gusto esta misma semana. A gente que se le auguraba un gran futuro como Moutinho se ha estancado y, Portugal tendrá que afrontar una dura repesca ante Bosnia si quiere estar presente en la próxima Eurocopa. Si no el mazazo sería mayúsculo y las dudas existenciales seguirán perdurando y podrían agravarse en profunda depresión.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Montenegro, el bebé nació sabiendo andar

Montenegro es el bebé que nació sabiendo andar. Al menos en esto del fútbol. El país apenas cuenta con cinco años de vida tras proclamar su independencia en 2006 de la disgregada República Federal de Serbia y Montenegro. Sus deportistas siguieron actuando junto a los serbios hasta el Mundial de Alemania, pero la Federación ya trabajaba en crear  una Selección propia a la mayor brevedad. De hecho, al proyecto se unieron los rostros más conocidos del fútbol montenegrino y que en su día actuaron y se mostraban orgullosos de su origen yugoslavo en plenos bombardeos sobre el país durante la guerra de Kosovo en 1999. Hoy, el ex milanista, Dejan Savicevic preside, desde su creación, la Federación de Fútbol Montenegro, Pedja Mijatovic, que desde que abandonó el fútbol se le ha visto como representante de jugadores, director deportivo, comentarista... sonó para ser nombrado ministro de deportes... Buenas referencias como jugadores, en un país, que como todo los Balcánicos muestra una competitividad máxima en deportes colectivos.

Proclamada su independencia y constituidas su Federación y Ligas propias, no tuvo problemas en ser aceptada por los organismos UEFA y FIFA, aunque, ya celebrado el sorteo no pudo disputar la clasificación de la Eurocopa de 2008. Comenzó su sendero con partidos amistosos, el primero una victoria ante Hungria en Podgorica. Se confió en un técnico local, Filipovic, que conjuntó un equipo completamente nuevo y le echó a dar sus primeros pasos. A partir de 2008, con vistas a la clasificación para el Mundial de Sudáfrica, Montenegro comenzó su senda oficial, pero no pudo hacer gala de su categoría. Pese a tener jugadores de renombre, Jovetic, Vucinic, Vukcevic, el equipo desentonó. No pudo hacer sombra en la fase de clasificación, quedando 5ª de grupo.

Savicevic pensó en dotarse de un hombre con más experiencia, el croata Zlatko Kranjcar, todo un trotamundos de los banquillos, que llevó a Croacia al Mundial de 2006 y combinó una buena generación de jugadores (su propio hijo, Modric, Corluka, el "brasileño" Eduardo). Su comienzo en la fase de clasificación fue fulgurante. 10 puntos de 12, un empate en Wembley frente a Inglaterra y segunda de grupo aventajando a Suiza, Gales y Bulgaria. Pese a la indudable brillantez de los resultados, la sintonía con la Federación no era la adecuada. La Selección cuajó una meritoria segunda plaza, pero finalmente se pactó su marcha en septiembre.

Se le entregó la batuta de mando a otro ex jugador ilustre, Branco Brnovic, ex Espanyol en su época de futbolista y que ejercía como segundo de Kranjcar. Ha dirigido dos partidos, el empate frente a Inglaterra y una derrota en Basilea que no les privó de la segunda posición. Ahora llega su prueba de fuego. La repesca ante la República Checa. Montenegro es la más joven de Selecciones Europeas, apenas cinco años la contemplan, pero en su primera oportunidad, quiere estar presente en la Eurocopa. 

martes, 8 de noviembre de 2011

La mano santa de Giovanni Trapattoni

Con 72 años emerge la figura del seleccionador irlandés... Giovanni Trapattoni. Todo un veterano en el mundo del fútbol desde que debutará hace ya más de cincuenta años como futbolista en el Milán. Buen defensa central, internacional italiano presente en el Mundial de Chile, campeón de Europa con el Milán en dos ocasiones y un convencido en la fe católica...

Después empezaría una brillantisima carrera como técnico. Siempre influenciado por su condición de central en su época de futbolista, Trap, trasladó esa fortaleza defensiva a sus equipos. Y con éxito. Sería el primer hombre en proclamarse campeón de la Champions como jugador y después como entrenador. Ha saboreado triunfos ligueros en cuatro países diferentes (Italia, Alemania, Portugal, Austria) demostrando que su método es trasladable y no se limitaba al catenaccio italiano. Y, junto al alemán Udo Lattek, el único entrenador en haber levantado los tres grandes títulos continentanles, Champions, UEFA y Recopa. 

En todo este tiempo, también hizo campeón al Inter, al Bayern Munich, al Benfica para poseer uno de los curriculums más plagados de Títulos de los entrenadores del Viejo Continente.... Tras triunfar en la Bundesliga con el Bayern Munich, regresó a Italia donde metió a la Fiorentina en Champions. Era el año 2000 y fue el momento de que le ofrecieran uno de sus sueños, poder dirigir a la Selección italiana. Y, pese a que eran conocidas sus firmes convicciones religiosas, Trapattoni hizo un fichaje inesperado. Antes de empezar cada encuentro del Mundial de Corea y Japón, regaba el banquillo con agua bendita. Pese a todo, bajo su mando, Italia cuajó uno de sus peores lustros. Cayó en octavos frente a la anfitriona Corea, y fue eliminada en primera ronda de la Eurocopa 2004 en un grupo teóricamente sencillo con Dinamarca, Suecia y Bulgaria. 

Fracaso rotundo al frente de la azzurra, decidió alejarse de su país. Consiguió que el Benfica ganase la liga portuguesa en 2005 tras 11 años de sequía, después pasó por el Stuttgart y firmó por el nuevo rico europeo, el Red Bull Salzsburgo, para hacerlo campeón. Su palmares recogía trofeos separados con 30 años de diferencia, desde su primera (de siete) Serie A con la Juventus en 1977 a la Bundesliga austriaca  en 2007.
Quizá cansado, quizá para despojarse del mal sabor de boca de su etapa como Seleccionador, aceptó una propuesta al frente de un nuevo combinado, Irlanda. Trappatoni, que había conocido las ligas italiana, alemana, austriaca o portuguesa, aceptaba embarcarse, sin saber inglés, en la bien católica Irlanda en 2008. Se trataba del tercer entrenador extranjero de la historia de la República, y los dos anteriores fueron de la cercana Gran Bretaña. 

Un país donde el fútbol compite con el rugby, y donde apenas cuenta con 3 participaciones en Fases Finales de un Mundial, la última en 2002, se entregaba a un entrenador del Continente para recuperar el orgullo perdido. El italiano, tenía ante sí un reto importante, clasificar al equipo para el Mundial de 2010. Y fiel a su estilo, ordenada atrás, una escuadra firme en defensa, Irlanda mejoró hasta el punto de no perder un solo partido... quedó segunda de grupo, solo superada por "su" Italia, con la que empató los dos encuentros.  Ahora debería jugar la repesca ante una favorita Francia... La victoria francesa en Dublín parecía enterrar las opciones mundialistas, pero de nuevo, Trap, sorprendió con su "ataque implacable y su defensa de hierro" e Irlanda se adelantó en Saint Denis, igualando la eliminatoria y disponiendo de claras ocasiones para certificar el pase. En la prórroga, un control con la mano reconocido por el propio Henry, sirvió para dejar en bandeja el empate a Gallas, y permitir que Francia, acudiese a Sudáfrica. De nada sirvieron las protestas irlandesas que rozaron la hazaña. Trapattoni criticó a la FIFA "que se llena la boca hablado de juego limpio pero luego no hace nada". Aún así, su brillante etapa como Seleccionador le valió la continuidad y el reconocimiento y cariño de los irlandeses, que simpatizaban con sus convicciones y reconocían sus progresos deportivos. Por eso, hasta fue celebrado, cuando El Vaticano le ofreció dirigir en un encuentro amistoso, un combinado que representaba a la Santa Sede, a modo de Selección contra un conjunto de aficionados italianos. Trapattoni aceptó encantado, en otro de sus pequeños sueños.

Su contrato renovado hasta 2012, pese a que han surgido rumores sobre una frágil salud y su avanzada edad, pero Trap, se negaba a dejarlo. Y volvió a dar sus frutos. Esta vez fue Rusia la que les ha privado del primer puesto en su grupo de clasificación, pero de nuevo, Irlanda fue segunda. Otra vez toca enfrentarse a la repesca para poder alcanzar su segunda Eurocopa. Enfrente, la revelación y supuesta perita en dulce, Estonia. Trapattoni ya ha conseguido ser un ídolo en Irlanda, pero hace falta esta clasificación para agigantar su leyenda y mostrar, porque superada la setentena se niega a jubilarse. Todavía tiene cosas que decir y que aportar en el fútbol. 

domingo, 6 de noviembre de 2011

¡Ánimo Gennaro! ¡Ánimo Antonio!

Sinceramente, creo que es la lectura más apetecible que he recomendado en La Biblioteca. "Los Bad Boys del fútbol". Esos jugadores que como el mismo libro dice: 
"son camorristas, provocadores, bebedores, ligones, fanfarrones, violentos, paranoicos, geniales, inestables, egocéntricos, excentricos... Y todos se alzan sobre el pelotón, todos se distinguen del rebaño de futbolistas bienpensantes. Son -o creen ser- superiores. (...) El "bad boy" asume sus faltas, sus excesos. Actos de contricción ninguno. No piden perdón por aquello que ellos se atreven a hacer y los demás no. Nunca. Jamás. (...) Mimados, adulados, todo les está permitido hasta el suicidio final. No respetan más autoridad que la del talento bruto."
Son esos jugadores que los buenos aficionados, idolatramos, defendemos, disculpamos, justificamos cuando son de nuestro equipo. Son esos que odiamos, pitamos, insultamos, detestamos cuando se enfrentan a nosotros. Y ante eso, se crecen, y disfrutan y saborean ese odio... Son esos futbolistas que no dejan indiferentes absolutamente a nadie. Que desearas todo el mal posible cuando te enfrentes a ello, pero que querrías tener en tu equipo siempre.

En el fútbol actual podríamos hacer una lista no muy amplía de Bad Boys. Son un grupo selecto, al cuál no es sencillo acceder. No basta un mal día, es toda una trayectoria, una forma de ser única... pues hoy, dos de los Bad Boys más celebres tienen que aparcar, esperemos que momentaneamente, sus carreras. Los italianos Gattuso y Cassano, ambos jugadores del Milán.

Gattuso, que llegó a ser internacional sub 17 en el rugby, pasó por el Glasgow Rangers y aprendió la dureza y la pasión del fútbol escocés. Regresó a Italia convertido en uno de esos jugadores que arrastran al equipo y a la hinchada. Que se lo echan a la espalda. Que no da un balón por perdido. Que siempre protestará al arbitro, se encarará con quién haga falta, ejecutará una mirada intimidatoria en cualquier partido, ante cualquier rival... También sensacional haciendo declaraciones "Mi dopaje es la pimienta y el sudor", "¿Te preguntarás que hago aquí? Yo trabajo para que tu te luzcas" le dijo a Ronaldinho, "... No se amedrenta ante nadie. Le vimos sacudir en plena Champions a Joe Jordan, segundo entrenador del Totemham... otro Bad Boy en su etapa de jugador...

Mientras Gattuso es un bregador, un peleón, un centrocampista destructor, Cassano es otra modalidad. El talento, la suficiencia, la facilidad para hacer maravillas con un balón unidas a una mala cabeza que estropean la que podría ser una trayectoria mayúscula. Nombrado mejor futbolista joven del Calcio con 19 años, calidad a raudales que le hicieron dar el salto a la Roma desde el Bari... Pero su nombre dio origen al término "cassanatas", donde se incluían todas sus hazañas, salidas de tono, actos reprochables... desde ser cazado conduciendo ebrio, o sin casco en una motocicleta, sus peleas con compañeros y entrenadores, su falta de rigor y preparación... Capello fue el que más cerca estuvo de domarle pero el "pibe de Bari" resultaba incontrolable, su etapa en el Real Madrid resultó decepcionante para uno de los mayores talentos que ha dado Italia en los últimos años. Regresó  a su país, la Sampdoria le abrió la puerta y él aseguró cerrar una etapa y centrarse en el fútbol. Perdió peso, hizo un gran juego, aunque siguió haciendo sus "cassanatas" como marcharse de un partido en el minuto 38 en el que no le pitaron una falta o mandando a la mierda a su presidente por pedirle que acudiera a una recogida de premios... Pero el jugador, seguía mostrando su capacidad, y el Milán le concedió la vuelta a un grande, y también volvería a abrirsele sus convocatorias con la Selección, con la que ha tenido una relación intermitente por sus excentricidades, expulsiones, peleas con seleccionadores...  Su forma de ser.

Practicamente a la vez, dos de los más carismáticos Bad Boys de la actualidad, y para más inri compañeros de equipo y de selección deben hacer un alto en sus caminos. Gattuso con una parálisis del nervio óptico del ojo izquierdo que le dificulta la visión. Cassano, operado por un ictus isquémico derivado de una enfermedad cardiaca. Fuerza les sobra a ambos, mucho ánimo y que todo les salga bien. Jugadores así son necesarios. Volved pronto. 

jueves, 3 de noviembre de 2011

Los vikingos en el fútbol

Se trata de uno de los pueblos más comentados y afamados, pero a su vez rodeados de una aureola de misterio y desconocimiento más profunda. Temidos en toda Europa, donde dominaron la navegación y asaltaron ciudades por todo el Continente, fueron los primeros en colonizar Groenlandia e incluso algunos especulan que fueron los pioneros en alcanzar territorio americano 500 años antes de que lo hiciera la expedición de Cristobal Colón. Ese poderio guerrero y aventurero ha permitido crear un aire legendario que algunos equipos, sobretodo en Escandinavia, región de origen de los vikingos, se ha perpetuado en el fútbol.

VIKING FK (Noruega)

El Viking noruego, club centenario de la ciudad de Stavanger, ha sido uno de los principales dominadores del fútbol de su país, sobretodo en la etapa posterior a la II Guerra Mundial. Cuenta con 8 títulos ligueros y 5 de Copa, y entre sus grandes logros a nivel europeo destaca la eliminación del Chelsea en la Copa de la UEFA del año 2002-03. Su estadio, inaugurado en 2004 también se denomina Viking estadio. Sin embargo, en su escudo, no recoge ningun simbolismo de este pueblo.

IK FREJ (Suecia)

De Suecia, el heredero vikingo más destacado se trata de un modesto, el  IK Frej,   de la pequeña localidad sueca de Taby, que no alcanza los 60.000 habitantes y en su estadio, la capacidad apenas llega a los 3000 espectadores. Nunca ha llegado a alcanzar la máxima categoría de fútbol del país, siempre compitiendo en escalones menores. En su escudo, aparece representado un guerrero vikingo, con barba y su casco con cuernos más representativo.
LYNGBY (Dinamarca)

El Lyngby danés es otro ejemplo que decidió dotarse de la figura de los vikingos. El equipo de la ciudad del mismo nombre incorporó a su escudo la figura de uno de estos guerreros. Ha sido uno de los animadores del campeonato local, aunque bastante a la sombra del Copenaghe. En su palmares figuran dos títulos de Liga y tres de Copa. En él han militado algunos jugadores destacados como el sueco Allback o los daneses Niclas Jensen o Henrik Larsen.
VIIKINGIT (Finlandia)

Otro modesto serie el finés Viikingit, cuyo nombre y escudo recogen las reminiscencias vikingas.Creado en 1965 tuvo que ser refundado en 1998. Desde entonces apenas ha alcanzado una participación en la Premier League de Finlandia en 2007, y el resto de años ha militado en categorías inferiores. Es del distrito portuario de Vuosaari, en Helsinki. Un barrio que alcanza los 40.000 habitantes. 
VIKINGUR (Islandia)
Y, muchas veces olvidada por su alejamiento del Continente Europeo, pero Islandia también forma parte de los países escandinavos y ha recogido, por supuesto, su herencia vikinga. Así se muestra en el caso del Vikingur, equipo que supera los 100 años de historia ya que fue fue fundado en 1908. Es de Reijkavik y cuenta en su vitrinas con 5 campeonatos islandeses y una Copa del país. Fue el equipo que formó a Arnor Gudjhonsen, entre sus jugadores más destacados. 
VIKINGUR (Islas Feroe)
Las Islas Feroe son un conjunto de Islas situadas entre Europa y Reino Unido que gozan de un régimen de autonomía bastante amplio dentro del Reino de Dinamarca. En materia futbolistica, está adscrita a la FIFA y cuenta con Selección y campeonatos propios. Y en ese torneo es donde juega el Vikingur, surgido en 2008 de la fusión de otros dos conjuntos, decidió tomar su nombre y emplear en su escudo la figura de un guerrero vikingo. Ganó la Copa de las Islas Feroe en 2009 y participó en la Europa League donde fue eliminado por el Besiktas turco.

martes, 1 de noviembre de 2011

BIBLIOTECA: 366 historias del fútbol mundial que deberías saber

El director del diario AS, Alfredo Relaño no requiere presentación (De hecho, segunda aparición en La Biblioteca, tras "Futbolcedario"). Amante del periodismo, el fútbol y la historia no es la primera vez que nos deleita con alguna publicación en la que rememora anécdotas y episodios del fútbol. En las navidades de 2010, editado por Martínez Roca, apareció este libro, en el que narra un episodio, anécdota para disfrutar cada día del año. Relaño atraviesa varias épocas, jugadores emblemáticos, selecciones de leyenda con episodios más llanos y menos conocidos.

COMPRA ONLINE:
Si estáis interesados en el libro os dejo el enlace para adquirirlo a través de la librería online de la Casa del Libro: 366 historias del fútbol mundial que deberías saber (Alfredo Relaño)