jueves, 28 de abril de 2011

Uzbekistán, poder absoluto y fútbol

HISTORIAS DEL ESTE
Karimov, presidente de Uzbeskitán con Leo Messi
La República asiática de Uzbekistán proclamó su independencia en 1991 tras el colapso de la URSS. El hombre fuerte en el territorio, Islam Karimov que ocupaba el cargo de Presidente del Partido Comunista en la región asumió la Presidencia del nuevo Estado independiente, y pese a enmascarar su elección en diversos referendums y reformas constitucionales se mantiene en el puesto con firmeza y liderando una de las más duras dictaduras que existen en el mundo, donde la prohibición de partidos políticos de oposición y ausencia de derechos humanos son la tónica habitual y donde las desapariciones de ciudadanos y las torturas están a la orden del día. Sin embargo, su continuo combate al islamismo y su colaboración aliada durante la guerra contra el vecino Afganistán le granjearon cierta permisividad occidental sobre todo por parte de Estados Unidos.

El caso es que la familia Karimov (destacando la figura de su hija Gulnara, actual embajadora en España) domina absolutamente toda Uzbekistan. Ocupando el mando político, han decidido extender su poder para el enriquecimiento personal. Primero radicando un holding empresarial en Suiza. Bajo el nombre de Zeromax, se esconde un conglomerado de empresas que operan en sectores como la minería, el transporte, la siderurgia o el petróleo y que tienen todas las herramientas del Estado a su disposición. Y por supuesto, y para engancharse con Occidente, se decidió a establecer su propia ramificación futbolística. El PFC Bunyodkor, fundado en 2005 y que en apenas un lustro se ha convertido en el gran dominador de fútbol uzbeco y en un destino de nombres ilustres atraídos por importantes sumas económicas.

El Bunyodkor ha servido para tejer redes de negocios en otros países. El caso más famoso fue la predilección que alcanzó Joan Laporta durante su presidencia del Barça con el país asiático. Pese a que seguía siendo injustificable el lucir Unicef y hacer acuerdos con la dictadura uzbeca, Laporta siguió firme en su vinculación con el régimen de Karimov. Era recibido como un Jefe de Estado e incluso logró que en Uzbekistán se ofrecieran cursos para aprender catalán. El Barcelona acudió para ingresar dinero por jugar unas cuantas pachangas amistosas. Etoo, Messi, Iniesta, Cesc, Puyol, Cristiano Ronaldo, los mejores jugadores del mundo aceptaron acudir (por supuesto remunerados) a lucir sus botas y prestar su imagen a diversos actos ante el delirio de los aficionados.

Pero eso no era suficiente. Aunque Uzbeskitán es un destino poco atractivo, que encima participa en el continente asiático y no en el europeo, el Bunyodkor está consiguiendo captar a entrenadores y jugadores de renombre. El brasileño Luiz Felipe Scolari, ex seleccionador de Portugal o Brasil se convirtió en el entrenador mejor pagado del mundo cuando aceptó dirigir al conjunto uzbeco. Solo aguantó un año pero en el cargo le sustituyó su compatriota Zico, otro grande, al menos en su etapa como jugador. Y para saltar al campo, también están intentando reclutar a figuras. En el verano de 2008 se llegó a rumorear que sería el destino de Samuel Etoo con una ficha millonaria, pero el camerunés no accedió y permaneció en el Barcelona. Al que si lograron convencer fue al Balón de Oro de 1999, Rivaldo que militó tres años en el país hasta abandonarlo este verano para regresar a Brasil. 

De momento el Bunyodkor domina con firmeza el fútbol nacional y ya el año pasado alcanzó las semifinales de la Champions asiática. La Selección también ha mostrado una mejoría y no sería descabellado verles alcanzar la presencia en un Mundial a corto plazo. Mientras tanto Karimov y su familia prosiguen enriqueciéndose y no parece que se presagie ningún movimiento que haga peligrar su poder absoluto en la República de Uzbekistan. 

viernes, 22 de abril de 2011

Oleg Blokhin, el ucraniano temible

HISTORIAS DEL ESTE

Su nombre aparece entre esos tantos grandes jugadores de los que se ha oído hablar, pero no hemos podido disfrutar. Oleg Blokhin, "la flecha ucraniana", miembro de un Dinamo de Kiev que dominaría en la Liga soviética en ocho ocasiones y Blokhin, sin ser delantero, sería el máximo goleador en cinco de ellos. También triunfaría en Europa proclamandose campeón de la Recopa y de la Supercopa de Europa de 1975. Ese año, le llegaría el reconocimiento internacional al recibir el Balón de Oro. Segundo jugador soviético en alcanzarlo tras Lev Yashin. Con la Selección tomó parte en los mundiales de España y México, donde dos arbitrajes bastante polémicos terminaron apartando a la Selección soviética del camino hacia el título. También formó parte de la de la URSS que se negó a jugar el encuentro clasificatorio para el Mundial de 1974 en Santiago de Chile, a los pocos días del Golpe de Estado Pinochet y con un estadio que se utilizaba para albergar presos políticos.

El nombre de Blokhin ya sonaba en toda Europa, aunque el hermetismo de la URSS no le permitió dar el salto a las poderosas ligas occidentales. Solo, muy al final de su carrera pudo probar fortuna en dos conjuntos extranjeros y de países poco competitivos a nivel futbolistico, el Vorwaerts Steyr de Austria y el Aris Limasoll de Chipre.

Tras retirarse en 1990, inició inmediatamente su carrera de entrenador, que en dos décadas ya le ha llevado a entrenar en Rusia, Grecia y Ucrania. Entre 2003 y 2007 dirigió a la Selección de su país, realizando un gran mundial de 2006 en el que fueron apeados por Italia, en cuartos de final, que posteriormente sería la Campeona. Pero Blokhin ya se había curtido más fama de duro fuera de los terrenos de juego.

Comprometido con la URSS como futbolista, fue elegido diputado en 2002, por el ex comunista Partido Social Democrata Unido de Ucrania. Además, en febrero de 2006, siendo miembro del Parlamento y seleccionador nacional no se mordió la lengua a la hora de exponer su visión sobre la liga ucraniana, en la que la presencia de jugadores africanos había crecido en número:

¿Vamos a aprender de un Andriy Shevchenko o de un Oleg Blokhin, y no de un Zumba-Bumba que bajó de un árbol, le dieron dos bananas y ahora juega en la Liga de Ucrania?.

Tras dejar el cargo en 2007, entrenar al FC Moscu donde también salió enemistado con la prensa y ejercer de director deportivo del Chornorets Odessa, inició una campaña para evitar el nombramiento de Marcelo Lippi como Seleccionador del país. No podía ser un extranjero. Y su influencia ha tenido éxito, hoy mismo se anunciaba que Blokhin vuelve a tomar las riendas del combinado ucraniano con la Eurocopa en la que ejercerán de organizadores en el horizonte. 

miércoles, 20 de abril de 2011

"¡No me toquen mi himno!"



Ayer se hizo público. El himno español sonará en Mestalla en la Final de Copa a 120 decibelios... Un sonido que comparan con el que ejerce el motor de un avión en pleno vuelo y que supera ampliamente la linea del dañino para el ser humano... la noticia se recrea:
"A partir de los 55, los expertos consideran que se entra en niveles molestos para el oído humano. El nivel que se espera alcanzar mañana en Mestalla está 10 decibelios por encima de lo que normalmente se alcanza como máximo en un concierto de rock. Pasada la frontera de los 120 decibelios se penetra en cifras de alto riesgo para la salud. 
A pesar de la preocupación por los pitos al himno, desde la Federación se precisa que no se espera que se repita la situación de hace dos temporadas, aunque sí se teme que la respuesta de los seguidores del Real Madrid sea pitar a los del Barcelona para recriminarles. Pese a ello, prima la teoría de que los madridistas responderán entonando el himno."
Todo el temor viene cuando en ese mismo estadio, en la Final de Copa de 2009 que enfrentó a Barcelona y Athletic de Bilbao provocó una sonora pitada que encima resultó más ridícula cuando fue intentada enmascarar por Televisión Española, algo que le costó el puesto al director de deportes.

Ahora... volviendo al lugar del delito, regresa la polémica y los intentos de rentabilizar el asunto:

Un movimiento del "madridismo" pide que se acuda al partido con banderas de España para silenciar los pitos que ejercerán los aficionados cules. Por otro lado, el portavoz de Solidaritat Catalana per la  Independencia, el partido de Joan Laporta, en Valencia ha amenazado con querellarse si el himno se emite al volumen anunciado por la RFEF...

Y es que, los informes de la OMS establecen que los 50 decibelios son la linea que rebasa el confort acústico y que superar los 65 resulta perjudicial para la salud.... En el momento en que se emita durante la Final, se habla de que rondará el doble...

SARKOZY Y LA MARSELLESA
En Francia, Nicolás Sarkozy también se tomó con firmeza el asunto de los silbidos al himno nacional. Ante los pitos y abucheos con los que se encontró el himno francés pretendió establecer una normativa que hiciese que se anulasen los partidos en los que no se respetase La Marsellesa. El detonante fue un encuentro amistoso contra Túnez celebrado en París, donde el publico recibió con pitos en la propia capital gala el himno. Por supuesto, no ha sucedido nada. Francia no se ha retirado ni existen normativas que consigan hacer al público callarse, suene lo que suene...

lunes, 18 de abril de 2011

El Hungaria como vía de escape hacia el mundo libre

HISTORIAS DEL ESTE

Desertores y traidores ha habido siempre a lo largo de toda la Historia. Los hubo por dinero desde Efialtes en la batalla de las Termopilas, a Benedict Arnold en la guerra de la independencia américana... incluso Jesucristo vio como uno de sus apostoles le vendía. De traidores no se libraron ni Julio Cesar ni Viriato. Otros hombres que hicieron historia, desde Marx o Lenin tuvieron que probar las mieles del exilio. Muchos desertores se negaron a seguir las directrices e imposiciones. Unos porque veían peligrar su vida, otros por escapar en acorde a su pensamiento. Pero ¿que mejor excusa para atravesar las fronteras al mundo libre de Occidente que bajo el amparo de un inocente club de fútbol?

Así fue como un pequeño conjunto de jugadores del otro lado del telón de acero (en su mayoría hungaros, pero también había checoslovacos, yugoslavos...) que pretendían dar el salto a Occidente aprovecharon para escapar del dominio soviético. Quizá su historia sería más anónima si no contase con la presencia de Ladislao Kubala entre sus filas, posteriormente heroe dle Barcelona y considerado uno de los grandes futbolistas de todos los tiempos. Él sería, junto a su cuñado, Fernando Daucik, que ejercía de entrenador y también labró una extensa y prestigiosa carrera de técnico, los rostros más conocidos que capitanearon este equipo hacia Occidente, no sin superar diversos obstaculos y prohibiciones. Quizá, si hubieran sido todos jugadores anónimos, surgirían películas y documentales que realzasen su figura y que subrayasen cuál fue la primera vez que bajo el camuflaje deportivo, unos cuántos jugadores aprovecharon para establecer una nueva vida y escapar del control comunista.

Noticia de Septiembre de
 1950 que narra el destino
 de algunos miembros del
 Hungaria
El caso es que el Hungaria aprovechó una amplía gira durante el verano de 1950 que le llevó por diversos países europeos para que sus jugadores tuviesen la excusa perfecta para abandonar sus países. El equipo pasó por varios países, desde Italia a Portugal pero donde finalmente echaría raices sería en España. Varios amistosos por la geografía española, desde Mallorca a Barcelona bastaron para que llovieran ofertas por esos jugadores llegados del Este. Kubala, evidentemente era el más destacado y encontraría destino en el mismisimo FC Barcelona donde levantaría todos los títulos posibles con la excepción de la Copa de Europa. Además, impuso como condición que Daucik fuera contratado de entrenador, y la directiva blaugrana aceptó. El resto de jugadores, bastante más desconocidos probaron suerte en variados clubes españoles con diversa fortuna, pero al menos, el objetivo del Hungaria había funcionado y nadie de los que inició la gira regresó a sus países. 

viernes, 15 de abril de 2011

Yashin y Streltsov, el ejemplo y el rebelde de la URSS

HISTORIAS DEL ESTE
Yashin y Streltsov antes de un partido
En la Unión Soviética nada sucedía sin estar planificado y sin que un comisario político levantase acta del suceso para informar a su superior jerárquico. Nada, ni siquiera el fútbol. El deporte también podía contribuir a la Lucha de Clases y acelerar la flecha de la historia. Pero por contra, cualquier vestigio que rompiera la doctrina asentada se percibía como un peligro que debía ser reparado a fin de evitar la contaminación de las mentes socialistas. Y así es como posiblemente los dos mejores jugadores de la historia del fútbol soviético han quedado separados a ojos del Politburó. Mientras Yashin recibía la "Orden de Lenin" y la medalla del "Héroe del trabajo socialista" reservadas a aquellos que llevasen a cabo importantes labores para el Estado y la Sociedad soviética, Streltsov tuvo que interrumpir su carrera y pasar cinco años en un gulag acusado sospechosamente de violación.

LA ARAÑA NEGRA
Lev Yashin apodado como La Araña Negra por su costumbre de vestir siempre de ese color, está considerado como el mejor portero de la historia del fútbol. Pionero a la hora de usar guantes, único guardameta en recibir el Balón de Oro, participante en 4 mundiales... y una larga colección de éxitos que le confirieron una fama imperecedera. Su prestigio eran tal, que según cuentan, cuando alguien osaba batirle acudía a disculparse. Yashin estuvo en activo 22 años, entre muchos títulos rusos sería el capitán del conjunto soviético que se proclamaría medalla de Oro en los JJOO del 56 y de la Eurocopa del 60. A nivel de clubes siempre militó en el Dinamo de Moscú. De hecho, en algunas ocasiones lucía la D incluso cuando jugaba con la Selección. Se retiró a los 42 años y la FIFA organizó un partido de homenaje entre la Selección Rusa y un combinado del resto del mundo para rendirle tributo. Su compromiso y fidelidad a la URSS y a la ideología socialista quedaban fuera de toda duda, desde el terreno de juego como desde sus apariciones externas.

Rublos conmemorativos de los dos jugadores
EL PELÉ RUSO
Si Yashin era una leyenda, no lo era menos Eduard Streltsov, al que llegaron a apodar como el Pelé ruso por su capacidad para el regate, el dribling y las jugadas que maravillaban (En Rusia el taconazo se conocía como el pase de Streltsov). Debutó con 16 años en las filas del Torpedo de Moscú e inmediatamente fue convocado por la Selección soviética con la que se estrenaría haciendo un Hat trick. Y con ella sería Campeón en los Juegos Olímpicos de 1956. Pero mientras su fama como futbolista crecía a pasos agigantados, su figura se rodeaba de aspectos incómodos para un régimen cuasiparanoico como el soviético. Su moderno y atípico peinado en los 50 era percibido como una llamada a la rebeldía y a unos aires libertarios que no casaban con los que se propugnaban desde Moscú. Además llegaban rumores de llevar una animosa vida nocturna, con predilección por el derroche, el lujo, el alcohol y las mujeres. Y eso, en una persona que empezaba a generan tanta afición en el pueblo no terminaba de convencer en el Politburó.

Para enderezarle se planteó la opción de cambiarle de equipo, circunstancia sencilla ya que con adscribirlo al Ejercito podría pasar a ser jugador del CSKA o ser reclutado por el Ministerio de Interior y defender la camiseta del Dinamo. Pero en una situación que provocaría aún más rechazo, Streltsov se negó y permaneció fiel al Torpedo, incluso el propio Yashin trató de convencerle pero no hubo forma.

Para acabar de "condenar" su carrera ya de por si bastante mal vista, en una de sus aventuras nocturnas mantuvo relaciones sexuales con una joven, hija de la única miembro del Politburó Yekaterina Furtseva. Ante la negativa a contraer matrimonio con ella e incluso proferir insultos y menospreciar en público a tan distinguida autoridad comunista, Streltsov se iba ganando enemigos poderosos. Finalmente en 1958 ocurrió lo terrible. Tras otra fiesta nocturna, una joven denunció a Streltsov y dos compañeros de Selección de haberla violado. 

Tras un duro interrogatorio, y sin aportar con rigor mayores pruebas, Streltsov acabó reconociendo la autoría. Al futbolista le costó el divorcio, una larga campaña de desprestigio y, aunque quiso evitarlo fue apartado de la Selección nacional. Se le condenó a 12 años de trabajos y la prohibición de representar a la URSS de por vida, pese a que hubo importantes manifestaciones a su favor, sobretodo de trabajadores de la industria automovilistica, con la que se vinculaba al Torpedo de Moscú. 

Fue liberado a los 5 años y se incorporó a trabajar en la industria mientras volvía a jugar al fútbol de manera no profesional. Pero en los partidos de exhibición se congregaba muchisima gente para verle, y si no era alineado, el estadio jaleaba su nombre y se producían serios disturbios. Con la llegada de Breznev al frente de la URSS, se decidió derogar las prohibiciones deportivas que había sobre el jugador. Se le permitiría regresar al profesionalismo, por supuesto a las filas del Torpedo de Moscú tras 7 años alejado de los terrenos de juego. Y un año más tarde, pese a su peor forma física tras ese periodo de inactividad cumpliendo condena, volvió a ganarse las llamadas de la Selección soviética.

En 2001, 11 años después de haber fallecido (curiosamente Yashin también murió en 1990), se inició una Comisión Parlamentaria en la Duma rusa para esclarecer su culpabilidad y en caso de ser inocente, limpiar su nombre. Además el Banco Central Ruso acuñó unas monedas en las que aparecían los grandes deportistas rusos y Yashin y Streltsov tenían sus propios rublos. Además, el Torpedo de Moscú bautizó con su nombre su estadio, estatua de bronce incluida. Dos futbolistas inmensos.

domingo, 10 de abril de 2011

El fútbol que inició la URSS

HISTORIAS DEL ESTE


Es imposible comprender el fútbol ruso y soviético sin remitirnos a sus orígenes. El deporte ya era famoso, pero no fue hasta los años 30 donde pudo organizarse con éxito un campeonato. Una década en la que Rusia y varías Repúblicas vecinas consolidaban el primer Estado Socialista del mundo, y lo gobernaba con firmeza Josef Stalin. Una de las razones por las que el dictador había ascendido y era escuchado por Lenin era por sus estudios y amplios conocimientos sobre las nacionalidades, un lastre para el proletariado que debía unirse como clase y superar las diferencias que creaban los países. Es por ello, que al fútbol se le intentó borrar cualquier adscripción de tintes nacionales. Había que evitar que se reprodujeran enfrentamientos que simbolizasen una resistencia frente al dominio de Moscú.

Los equipos debían ceñirse a su contenido de clase. Podían representar y vincularse a algún sector trabajador, a un sindicato, o a alguna organización del Estado, pero todas contribuyendo a extender la Revolución por el vasto territorio soviético. La Liga concentraba representantes de toda la URSS (Un total de 15 Repúblicas) y fue variando de fechas y del número de equipos (desde 10 a 26). 

Estas escuadras recibirían adscripciones variadas. Algunos se identificaban claramente con su sector (El Lokomotiv con el ferrocarril, el Torpedo con los automoviles...). Otros rendían honor a personajes históricos acordes con la nueva doctrina. El Spartak recibe su nombre del mítico "Espartaco" que lideró una revuelta de esclavos durante el Imperio Romano en una historia llevada al cine, televisión y libros y que es una de las primeras revueltas sociales en la historia. O el actual Shakhtar Donestk fundado con el nombre de Stajanovets, en honor al minero Stajanov cuya voluntad sirvió de ejemplo de compromiso y trabajo e incluso recibió honores como los del Héroe del Trabajo Socialista. Por último había casos más específicos. El CSKA cuyas siglas en ruso significaban Club Deportivo Central del Ejército y que mostraba evidencias de cuál era su filiación. También surgió el Dinamo, que bautizó a un montón de entidades deportivas, término que respondía a "movimiento" en Grecia.

Las denominaciones no solo se circunscribieron a la Unión Soviética. Dinamos surgieron en infinidad de ciudades (Rusia, Ucrania, Georgia, Rumania, Bielorrusia, Croacia, la RDA, Albania....) todas bajo la órbita comunista. Aunque como curiosidad hubo también Dinamos en África, en Inglaterra o incluso en EEUU, aunque este último fueron posteriores al derrumbe de la URSS. Ese colapso del sistema provocó que algunos quisieran borrar su pasado. El Dinamo de Zagreb, tras lograr Croacia la independencia de Yugoslavia, cambió su nombre a Croacia de Zagreb. Fue una recomendación hecha por el propio Presidente del Gobierno, que veía una manera de simbolizar al mundo el nuevo Estado liberado de la influencia soviética. Aunque, la nueva denominación no cuajó y apenas duró unos años para recuperar el antiguo nombre de Dinamo.
Escudos de Spartak, CSKA, Dinamo y Torpedo
Tras esa conformación de infinidad de equipos, tratando de evitar esa vinculación regional, el deporte fue un buen método para mostrar otro campo de competición contra el Capitalismo y donde encontrar grandes héroes y ejemplos para la sociedad. También el conformar escuadras poderosas que plantarán cara a otros rivales europeos fue una constante. La URSS introdujo una peculiaridad para poder reforzar al CSKA y "acelerar" fichajes de jugadores destacados. Como cada equipo representaba un sector o un soviet concreto, simplemente con llamar a filas a un futbolista (seguía siendo un ciudadano al servicio del Estado) pasaría a poder jugar para el CSKA. O si le reclamaba para otra función. Esto provocó trasvases polémicos que reforzaron la autoridad de los equipos de Moscú. Tras la muerte de Stalin y un proceso de menor represión interna, hubo menos rigidez en el fútbol. La Selección soviética era un éxito a nivel internacional, y en el ámbito de clubes fue habiendo mayor variedad. El dominio moscovita que mostraban CSKA, Dinamo y Spartak se partió y llegaron a verse campeones de otras regiones. Georgia, Ucrania, Bielorrusia... incluso Armenia consiguieron que algún equipo de su tierra se impusiera sobre sus rivales soviéticos.

El derrumbe de la URSS ha provocado que el fútbol ruso adquiera extraños tintes. Por supuesto los equipos no pueden borrar su historia, pero ya no son vinculados a sectores, y muchos han caído en manos de millonarios que los emplean como una extensión de su prestigio social. Antes, la presencia de extranjeros occidentales era la excepción, ahora Rusia es una liga a la que cada vez acuden más figuras y con un importante auge económico. Y todo esto con el Mundial de 2018 en preparación...

viernes, 1 de abril de 2011

BIBLIOTECA: Historia del fútbol, del juego al deporte

"Historia del fútbol, del juego al deporte" escrito por el profesor de historia francés Alfred Wahl y editado en España por Claves, es un pequeño libro de apenas 125 páginas que recoge la evolución del fútbol, sus orígenes, el como surgió como un entretenimiento difuso, sin unas reglas claras y con partidos que podían causar hasta muertos en el terreno de juego con tal de evitar que la pelota traspasase la zona a defender. Hasta su posterior evolución, desarrollo, separación con el rugby, su expansión por el mundo, el como van surgiendo instituciones y federaciones que prentenden homologar unas reglas comunes... Una lectura rápida, entretenido y que recoge fotografías, cuadros, imágenes con varios siglos de anterioridad y que muestran el como ha ido mutando este deporte hasta convertirse en el fútbol moderno de hoy en día.