lunes, 3 de octubre de 2011

El choque entre las Alemanias en el Mundial 1974

HISTORIAS DEL ESTE/ ALEMANIA
Nunca se había disputado un partido semejante en la historia de los Campeonatos del Mundo. Alemania, dividida en dos repúblicas desde el final de la II Guerra Mundial que se daban la espalda y trataban de disimular su incomoda separación, asistía a como en su propia casa, en el Mundial de 1974, sobre el suelo de Hamburgo, estaban obligadas a verse las caras en un partido de fútbol.

Las medidas de seguridad resultaron excepcionales, los servicios de espionaje de cada Alemania se multiplicaban, máxime cuando pocos meses antes se había sabido que uno de los más estrechos colaboradores del canciller federal Willy Brandt, Gunter Guillaume, era en realidad un capitán comunista al servicio de la RDA.

Pero el duelo futbolístico era inevitable. Encuadrados en el grupo A junto a Chile y Australia, el morbo estaba servido. Además era el tercer partido del grupo, y todavía estaba en juego el pase a la siguiente ronda. Supuestamente y más jugando en casa, la Alemania Federal partía como favorita, pero sus "compatriotas" dieron la sorpresa. En un partido igualado, mediada la segunda parte, contragolpe de los orientales, balón largo a Sparwasser que realiza un control orientado entre la defensa, se interna en el área y saca un disparo que batía al guardameta Maier. Era el 1-0 que resultó definitivo. El mayor hito en el mundo balompedico de la RDA, derrotar en pleno Hamburgo a su vecino occidental.

Su figura quedaría para la historia. La Selección Oriental se imponía en su grupo y avanzaba a la segunda fase en la que resultaría eliminada. Como segundo, avanzaba la Alemania Federal, que con nombres como Beckenbauer, Hoeness, Muller, Vogts o el maoísta Breitner, sería quién acabaría conquistando el título mundial frente a la Naranja Mecánica de Johan Cruyff.

Pero la gente no recibió esta victoria con alborozo. La población de la República Democrática Alemana ya daba muestras de su hartazgo y axfisia en el régimen comunista. Ya se había visto una clara muestra en 1971, cuando en el Gran Premio de Motociclismo de Alemania Oriental, se produjo la victoria del alemán del oeste, Dieter Braun. La organización decidió no poner el himno del ganador como se acostumbra en cada prueba, y entonces, fueron los aficionados los que decidieron entonar el Deutschlandlied. En 1973, ante el temor de que esto pudiera repetirse solo se permitió participar a pilotos del bloque comunista.

Esta situación es la que se encontró Sparwasser. Convertido en un icono político por la RDA, utilizado como ejemplo de la superioridad oriental sobre el vecino capitalista... su vida cambió para siempre. Más aún, cuando pese a recibir una oferta para dar el salto al Bayern de Munich prefirió rechazarla y permanecer con su familia. Eso sí, más tarde, en 1988, sí aprovechó una exhibicción de veteranos para cruzar el muro e instalarse en la Alemania Federal. La RDA colapsaría poco después y se lograría la ansiada reunificación, Sparwasser, por cierto, se convertiría en el presidente de la asociación de futbolistas alemanes.

5 comentarios:

Álvaro Lamela (xeneizes) dijo...

Siempre me han quedado las dudas de si la RFA se dejó ganar, a las 19.30h, hora del partido, Yugoslavia ya era líder del otro grupo y perdiendo este partido se iban al mismo grupo de clasificación, evitando a Brasil.

Gontxo dijo...

Que el cruce era mucho más sencillo habiendo quedado segundos es evidente, pero yo creo que lo vemos con la óptica actual donde hay mucho más marrullerismo, cuentas, dejarse perder, etc...

Álvaro Lamela (xeneizes) dijo...

No lo sabemos, pero 8 años después amañaría con Austria un partido de fase de grupos de un Mundial, que al menos sirvió para que se unificaran los horarios de la última jornada.

Gontxo dijo...

Y está el caso del sospechosos Perú-Argentina... no sé. Son cosas que nunca se saben.

Futbol con patillas dijo...

Pero el caso del Alemania-Austria es diferente, Austria pasaba igual y Alemania lo necesitaba para pasar. Por otro lado hay que tener en cuenta la carga política y emotiva de un partido como este, que creo que hace muy dificil el dejarse perder:

Cuenta de twitter: https://twitter.com/futbolpatillero