jueves, 21 de julio de 2011

¿Que fue de los porteros iberoamericanos que venían a Europa?

¿Escasean los porteros latinoamericanos? Si uno repasa la actual nómina de guardametas de la Copa América, se encuentra, con que apenas hay ninguno que se encuentre en clubes poderosos. La excepción de Julio Cesar, que vio como el mundo le aupaba a la competencia de mejor portero del mundo cuando brillaba con el Inter, a sembrar infinitas dudas tras un fallo contra Holanda en Cuartos de Final del pasado Mundial y en la Copa de Europa de este año sería la pequeña excepción, y con una imagen remitente. Es cierto que siempre se les ha considerado con una dosis de imprevisión mayor que en Europa. Más dados a actitudes poco serenas de los porteros del Viejo Continente, pero más seguros con los pies o en los manos a manos... quizá sean simples esteorotipos... el caso es que...


...Porteros argentinos que durante muchos años triunfaron en la Liga española, o al menos, veíamos a Bizarri en las filas del Real Madrid, Bonano en el Barça, Burgos o Leo Franco en el Calderón, Roa en el Mallorca proclamarse Zamora, Ojeda, Cavallero, Abbondanzieri... aunque luego generasen dudas al frente de su Selección ya no aparecen. La portería del organizador Argentina, la ocupaba Sergio Romero, que pese a mostrar buen nivel permanece en una poco seguida liga holandesa con el Az Alkmaar, y cuyas aspiraciones a nivel Continental son bastante reducidas. Su suplente Mariano Andujar, lleva tres años en un modesto italiano, el Catania. Mientras que el que completaba el trío era Carrizo. En su día joven promesa, que pasó por España en las filas del Zaragoza, con más pena que gloria y acabó como suplente de Roberto, y ahora acaba de descender con el River Plate, con el que lloraba amargamente antes incluso de acabar el partido que certificaba el batacazo de los "millonarios".

Y esto con Argentina, la escuadra que se prevía más poderosa. Uruguay la primera finalista, cuenta con otro nombre que había llamado poco la atención. Fernando Muslera, nacido en Buenos Aires y convertido en el hombre que amargó a su país de nacimiento. Cierto que lleva unos años en el Calcio enrolado en un Lazio  venido a menos y que ya se ha anunciado su contratación por el Galatasaray turco para la próxima temporada. Pero si profundizamos un poco más, vemos a porteros que en España bordean el umbral de la Segunda división.


LOS "SEGUNDAS"
Sorprende el caso de Justo Villar (Paraguay). La verdad es que no se hizo demasiado caso a una Selección que se clasificó para el pasado Mundial por la vía rápida. El Valladolid, que contaba con la irrupción de Asenjo como la mayor promesa bajo los palos española decidió hacerse con un guardameta que fue nombrado a final de 2009 como el 10ª mejor portero del mundo. Pero su estancia en Pucela resultó infructuosa. Suplencias, irregulares actuaciones, descenso de categoría y este año probando las mieles de Segunda sin conseguir el ascenso. Villar, otro de los héroes de la Copa América volverá a la liga argentina en las filas del Estudiantes de la Plata.

Claudio Bravo (Chile) es otro ejemplo de haber saboreado la división de plata española, y en ocasiones incluso tener que ser suplente en ella. Llegó a la Real Sociedad allá por 2006 y dispuesto a competir con el portero de la casa Asier Riesgo... pero la final tras unos años de gestiones peligrosas dio con sus bruces en Segunda y no le fue fácil regresar a 1ª. Pero Bravo se mantuvo al frente de la portería de Anoeta, tanto en las etapas en menor categoría como en el regreso a 1ª.

Y una de las revelaciones del torneo, Venezuela, también observa como su guardameta suplente es un muchacho de la categoría inferior de la liga española, de un Murcia que este año incluso militaba en Segunda B. Dani Hernández, que lleva mucho tiempo en España es el suplente de Renny Vega, actual titular de la Vinotinto.

EXOTISMO BAJO PALOS
Y sorprende la escasez de porteros en ligas de primer nivel en el resto de competidores. Carlos Arias el defensor del arco boliviano juega en la liga israelí, los porteros de Colombia, Ecuador y Costa Rica juegan en sus ligas domesticas, al igual que los suplentes de Julio Cesar en Brasil, pese a que en su día sonaron nombres como los de Renan o Alves. Hombre, el portero peruano Raúl Fernandez rompería la regla y en diciembre firmó por el Niza en la liga Francesa que perdió la categoría, pero es que el guardameta fue devuelto para jugar en su país. ¿Y de Méjico? Vale que tiene que presentar una Selección mermada por una serie de limitaciones... pero la otrora gran promesa mundial Francisco Guillermo Ochoa, este año ha dado el salto al modesto equipo corso del Ajaccio.

Es probable que en época de crisis, invertir una plaza de extracomunitario en un portero suena a osadía, pero sorprende la cada vez menor presencia de arqueros que cruzan el charco y triunfan en Europa. Y los presentes en la Copa América lo evidencian.

No hay comentarios: