jueves, 26 de mayo de 2011

El zar de Chechenia es un forofo

HISTORIAS DEL ESTE

Hace ya un tiempo hablamos aquí del Terek Grozny, el equipo de la capital de Chechenia, territorio de dominio ruso y que ha protagonizado ya dos cruentas guerras por la independencia sin conseguirla. El equipo de fútbol servía para acercarse a la figura de los Kadyrov, la familia dominadora y que ocupa la presidencia de la región. Los "zares" de la región en tiempos pasados fueron pioneros en alentar la secesión del territorio, sin embargo, en el año 2000 con el comienzo de la segunda guerra civil en Chechenia, cambió de punto de vista y se hicieron unos firmes defensores de la soberanía rusa. Curiosidades del destino, un desfile en el campo de fútbol acabó costándole la vida en un atentado a Akhmad Kadyrov que ocupaba el cargo de Primer Ministro.

Para sucederle, recién cumplidos los 30 años le tocó a Ramzam Kadyrov, intimo colaborador de Vladimir Putin. Y que extendió el poder y logró pacificar por la fuerza la región. Su gobierno está acusado de torturas, asesinatos, violaciones de derechos humanos y cualquier acto con tal de mantener el mando. Las sospechas de sus crímenes alcanzan incluso acciones lejos de la región que dirige.

Pero Ramzam Kadyrov tiene otras distracciones. Su hobby, su verdadera pasión es la de presidir el equipo de fútbol de la región. El zar de Chechenia es un autentico forofo del fútbol. Y de hecho, muchos politologos le acusan de utilizar este deporte para sugerir y mostrar una apariencia de normalidad en un territorio con todavía muchas heridas abiertas y muchas cortinas cerradas que no dejan ver lo que realmente se cuece.

El Terek vive su mejor época, milita en la cada vez más prestigiosa Premier Rusa, se alzó con el título de Copa en 2004 participando en la Copa de la UEFA. Desde hace unos años, el equipo vuelve a jugar en su territorio, algo que fue prohibido por los riesgos de seguridad evidentes y que hizo que el equipo checheno debiera jugar como local en Moscu. Incluso Kadyrov, extendiendo la chequera está consiguiendo convencer a viejas glorias para que se embarquen a dirigir su equipo. El último, como entrenador, el holandés Ruud Gullit.

Kadyrov en la presentación de Gullit
Por si esto fuera poco, Kadyrov ha seguido aumentando su pasión futbolistica otorgándose caprichos, que sinceramente, sí ofrecen una imagen casi idílica de Grozny. Como el que sucedió el pasado mes de marzo cuando un combinado de jugadores chechenos, en el que se alineó el propio Presidente Kadyrov, junto a Gullit o Lotthar Matthaus se enfrentó a una Selección de veteranos de Brasil (que lució el uniforme oficial) de campeones de los mundiales de 1994 y 2002. Con ella se alinearon nombres como Cafu, Raí y otros rostros muy conocidos. Además, el partido vino precedido de un concierto y Kadyrov repartiendo dinero a sus ciudadanos cuando entraba al estadio. Todo con el fondo de la reinauguración del estadio de Grozny, que incluso Kadyrov, sin éxito, quería que fuese una de las sedes para el Mundial de 2018 que tendrá a Rusia como anfitrión.

La polémica que rodeó el partido se agravó cuando comenzó a especularse sobre las cantidades percibidas por los jugadores para prestarse a este bolo. Matthaus negó haber recibido dinero y quiso separar fútbol de política, mientras que Raí lamentó publicamente que se les prometió cobrar "diez días antes del encuentro y a la hora de viajar todavía no hemos recibido nada". Cafu dijo que "ellos venían a inaugurar un estadio y punto, ¿que más da que el presidente del país juegue con nosotros? Nosotros no entramos a valorar si es un dictador o una buena persona". Por cierto, los brasileños ganaron 6-4...

Ahora, durante este mes de mayo, nuevo recital y de nuevo Kadyrov luciendo botas de fútbol. De nuevo, con la excusa de lucir el nuevo estadio de Grozny, el Zar de Chechenia recolectó otra vieja hornada de leyendas del fútbol. Nombres como los de Ayala, Baresi, Fowler, Figo, Dida, Zamorano, McMamanan y sobretodo, Diego Armando Maradona se prestaron a compartir césped con el Primer Ministro checheno. Y encima, esta vez saboreó la victoria al derrotarlos por 5-2. La afluencia al estadio masiva, tanto que se estima que 100.000 personas lo rodearon en los aledaños al no poder acceder. Los que sí pudieron disfrutarlo no dudaron en acudir con distintivos en honor a su líder. Y al acto encima se sumaron actuaciones y danzas típicas.


No hay comentarios: