sábado, 7 de mayo de 2011

El escándalo Blanc

Malos tiempos para el banquillo de la Selección Francesa. Por fin, los bleus lograron deshacerse de Raymond Domenech tras unos largos seis años al frente del combinado. Y el elegido para sustituirle fue el ex jugador Laurent Blanc. Magnifico central que brilló en Marsella, Barcelona, Manchester e Inter de Milán entre otros y campeón del Mundo y de la Eurocopa con la propia Selección francesa. Muchos aseguran que esa Selección jugaba sola, y unida a un indudable conjunto de figuras como Zidane, Pires, Djorkaeff o Henry, la voz cantante la llevaban Blanc y Deschamps. Dos hombres que ya han iniciado con éxito su carrera como técnicos.

Blanc recogió el testigo de Domenech y aceptó el puesto de Seleccionador francés tras tres magnificos años al frente del Girondins de Burdeos, que logró incluso romper la hegemonía del Olympique de Lyon. Su tarea no era sencilla. Francia arrastraba una Selección veterana, con mucho menos talento y tras un desastroso último Mundial en el que los jugadores llegaron a sublevarse y se negaron a entrenar. En sus primeros pasos, la cosa progresaba. Blanc trata de afianzar su estilo y generar un conjunto apropiado para la próxima Eurocopa. En la fase de clasificación lideran su grupo con 4 victorias en 5 partidos.

Pero la calma y serenidad que parecía aportar Blanc frente a Domenech ha saltado por los aires al filtrarse unas palabras que expresó en una reunión técnica:

Actualmente, los grandes jugadores y potentes son los negros. Es así. Dios sabe que en los centros de formación, en las escuelas de fútbol, hay muchos negros. Creo que hay que buscar otros criterios, modificados con nuestra propia cultura"

Otro de los miembros presente en la reunión François Blanquart ha sido suspendido de su puesto. Blanc tendrá que hacer frente a dos comisiones, una de la Federación Francesa y otra del Ministerio de Deportes, que investigarán el asunto por el contenido racista de sus palabras. El todavía seleccionador ha negado las acusaciones y ha expresado que no podían considerarse racistas cuando a su vez elogiaba el estilo de jugadores de origen árabe como Benzema o Nasri. Algunas voces como la de el ex jugador y compañero de selección, Thuram, negro y el jugador con más internacionalidades con Francia, ya han pedido su dimisión. Otros consideran una exageración toda la polvareda levantada. Y a algunos todavía nos viene a la mente como atacó la prensa francesa y el propio Henry a Luis Aragonés tras la arenga a Reyes con el ya mítico; "Soy mejor que usted. Negro de mierda. Soy mejor que usted"...

2 comentarios:

Sébastien J. dijo...

Hay que leer un libro que se llama "Eloge de la passe: changer le sport pour changer le monde" ("Elogio del pase : cambiar el deporte para cambiar el mundo". Es un libro francés (para los que conocen el francés) en el que el ex-entrenador del Instituto Nacional de Futbol (cantera famosa que ha visto pasar Henry, Anelka, Christanval, Ben Arfa) cuenta su tristeza de ver el estado actual del futbol francés y sobre todo la situacion de la Federacion Francés de Futbol.
André Merelle (su nombre) dice que desde muchos años hay jovenes de Paris en su cantera, que son numerosos que vienen de familias africanas, arabes, portugueses, del Caribe etc. Jamas fue algo negativo para el. Solo pedia ayuda para luchar contra los agentes y las personas "parasitas" que vienen para dirigir la vida del joven. Jamas la Federacion ha hecho cosas para imponer su autoridad.
En los años 2000 estaban los agentes que casi controlaban el Instituto Nacional. A eso hay que añadir individualismo, dinero y comportamientos incompatibles con la vida de un grupo.
La unica cosa que decian los miembros de la Federacion al señor André Mérelle fueron cosas a proposito del origen de los futbolistas. Mérelle denuncia un racismo de la vida de todos los dias en la direccion del futbol francés como si el color de la piel fuera el problema del futbol francés.

Mérelle fue botado del Instituto Nacional. Pero todo el mundo (el poder mediatico) presenta la nueva direccion como la del cambio, la que sostiene a Laurent Blanc etc. Finalmente, nada cambia.

Gontxo dijo...

Pufff... estos malos son inherentes al fútbol actual y de díficil arreglo. El poder de los representantes es mayusculo. son los principales responsables de la situación de quiebra que vive el fútbol. Al menos en España. Comisiones, subidas de salario, perrerias, compadreo con entrenadores para que jueguen los suyos... Y si a eso lo sumas que ya desde edad más temprana se rodea a los chavales de uno, y le juran practicamente una lealtad absoluta para alcanzar a ser profesional... mal asunto.

El jaleo de la Federación, en España se explicó malamente y sin mucho dato. La prensa de aquí es bastante nacionalista y ya sabes que con Francia a nivel deportivo las cosas no son muy fluidas. Se atizaron palos pero sin mucho conocimiento.

Gracias de nuevo por arrojar algo de luz.