domingo, 20 de febrero de 2011

El Perú-Austria de los Juegos Olímpicos de Berlín´36

No es uno de los episodios más famosos de la historia del fútbol, aunque sí es motivo de orgullo y cuestión nacional para un país muy poco agraciado en el deporte: La victoria de Perú sobre Austria por 4-2 en los Juegos Olímpicos de Berlín y que resultó anulada por los organizadores. En el país sudamericano se recuerda esa Selección como uno de los mejores conjuntos que ha dispuesto en su historia y esta descalificación en los despachos reportó más grandeza y elevó a la categoría de mito a sus integrantes.

Los famosos Juegos Olímpicos de Berlin, considerados en muchos lados como la primera gran instrumentalización del deporte como propaganda con fines políticos ya venían precedidos de la polémica. Amenazas de plante, discusiones sobre un posible boicot, otros Juegos populares de ideología socialista como alternativa... y, de manera inevitable, pasaron a la historia por varios sucesos, y uno fue el enfrentamiento en fútbol entre la Austria, de entre otros, Mathias Sindelar y Perú. 

Eran los Cuartos de Final en una eliminatoria que se presuponía bonita. Austria había sido semifinalista en el anterior mundial y jugaba con cierto carácter local en Alemania. Perú presentaba una de sus mejores equipos... Y el encuentro no defraudó. Austria tomó ventaja con dos tantos y posteriormente Perú los empató en la segunda parte. Fue necesaria la prórroga, donde los jugadores sudamericanos se mostraron más fuertes. Anotaron dos tantos más y  las crónicas hablan de que hubo incluso otros tres goles que fueron anulados. Los aficionados peruanos estallaron de jubilo. Según cuentan, ya habían superado el graderío y se habían instalado en las pistas de atletismo para animar a su Selección de manera mucho más cercana. Y cuando el encuentro acabó saltaron al campo a abrazar a sus héroes que habían logrado el pase a Semifinales. La excitación fue común también en Lima, donde se habían congregado en varias plazas para poder seguir el encuentro. Toda esa alegría no duraría mucho. 

Los austriacos reclamaron la repetición del encuentro, alegando que se sintieron intimidados por este "desembarco" de hinchas peruanos en las proximidades del campo. La FIFA y el comité organizador accedieron a la reclamación austriaca y fijaron la repetición del partido sin aficionados en la cancha, sin que nadie de Perú pudiese representar a su país y presentar las alegaciones pertinentes ya que según se justificó no pudieron acudir a la reunión por estar el tráfico bloqueado por un desfile militar. Cuando la decisión se hizo publica, toda la alegría peruana se tornó en indignación. El consulado alemán en Lima fue asaltado, las banderas olímpicas retiradas y el Presidente Benavides tomó la decisión de retirar por completo a todos los deportistas peruanos presentes en los Juegos. Colombia se solidarizó y también hizo regresar a los suyos. Argentina, Chile, Uruguay y México protestaron y manifestaron su apoyo a Perú aunque no se retiraron de las competiciones.

Los deportistas peruanos, tras pasar unos días en París con todos los gastos pagados por el Gobierno, regresaron en barco y fueron aclamados a su llegada por una multitud que les recibió en el puerto de Callao y los desplazó en volandas al Centro de la ciudad, vitoreandoles como auténticos héroes. La prensa ya había tomado la descalificación como una afrenta nacional, y el éxtasis fue tan en aumento que en muchos lugares se les consideraba que esa victoria les convertía en los Campeones y medalla de Oro de los Juegos Olímpicos, agravando aún más la decisión que había tomado la FIFA.


Los motivos de la polémica decisión de la FIFA de repetir el encuentro no han sido esclarecidos totalmente. Como en el caso de Jesse Owens, al que Hitler nunca se negó a darle la mano, pero la mentalidad colectiva ha acabado asentando esa versión de la historia, durante mucho tiempo se ha pretendido ver la decisión del Führer, austriaco de nacimiento, que ante la imposibilidad de digerir una derrota de su país natal ante unos futbolistas de una raza inferior tomase la médida de deshacer el triunfo peruano... Aunque los Juegos estaban mediatizados, influidos y celebrados bajo la organización nazi, nunca se ha sabido si Hitler instó a la FIFA a ordenar repetir el encuentro. Además, años después se dio a conocer esa ausencia de dirigentes peruanos en la reunión que debía resolver las protestas austriacas por la entrada de aficionados en el terreno de juego. Y  en esto también hay diferentes apuntes, que culpan de negligentes a los representantes peruanos por no acudir al acto. Otros, responsabilizando a la FIFA, aseguran que la reunión fue variando de horario y sede para dificultar la presencia de los defensores sudamericanos... El caso es que Perú ganó sobre el terreno de juego y su descalificación y posterior retirada quedó para la historia del fútbol, engrandeció a la Selección blanquiroja y sembró (más) dudas con respecto a la imparcialidad de los organizadores..

Fotografías del Diario El Comercio (Perú) extraídas de "La victoria perdida" (El inquisidor perpetuo)

8 comentarios:

Mister Quely dijo...

Muy bueno ese apunte sobre la leyenda urbana de que Hitler se negó a estrechar la mano de Jesse Owens. De hecho el mismo atleta lo desmintió, si mal no recuerdo, a Miguel Vidal en una entrevista para Última Hora. Y creo que fue la última que concedió antes de morir.

Gontxo dijo...

Es que a mi me chocó mucho cuando me enteré. Es una cosa tan asentada, repetida y cacareada que te choca. Y luego cuando lees un poco, ves que hasta el propio Owens decía que de eso no hubo nada, que se dijo para desprestigiar a Hitler. En uno de los libros que recomendé, el primero "Sport y autoritarimos", trata también con mucha profundidad el tema del boicot por parte de otros países y como los américanos y en particular los atletas negros, tenían muy claro y decidido acudir a los Juegos, como sucedió.

Y, sinceramente sobre el partido, me imagino, y más con tres goles anulados en la prorroga, que los arbitros tirarían más para Austria, como en todas las competiciones que, normalmente, se favorece al de casa.

Luego, la reclamación en la FIFA y demás, ciertamente apesta un poco, y no estaba ya Platini presidiendo que de esto sabemos bien... pero de hay a que Hitler a decir que tenía que pasar Austria me cuesta más creermelo.

Igual que tampoco se comenta mucho, pero la concesión de celebrar los Juegos se le dio a la República de Weimar, y posteriormente, cuando Hitler accedió a la jefatura del Estado se lo encontró y lo aprovechó. Pero no llevaba 10 añós con la idea de celebrar los Juegos y exhibir el poderio germano. Se lo encontró así y vio la oportunidad.

Mister Quely dijo...

Habría también que tener en cuenta que Hitler fue "insumiso" del ejército austríaco y se alistó en el alemán porque consideraba que su patria era Alemania, así que eso de favorecer a Austria no creo que tenga mucho sentido, aunque no sé...
Podrías hacer algún artículo sobre el Mundial de Italia del 34 y cómo la polémica actuación del árbitro supuso que España (republicana por entonces) cayera ante Italia, que se proclamó campeona. En la Historia del Real Mallorca de Maura se hablaba sobre ello.

Gontxo dijo...

Sí... pretendía hacer un repaso a cada mundial, porque en todos hay cosillas muy destacadas... lo que pasa es que funcionó un poco a impulsos. Esta semana quería aprovechar lo de Berlusconi y su 25 aniversario al frente del Milán por ejemplo. Pero todo llegará. Y por supuesto ese Mundial de Italia.

Mister Quely dijo...

Haciendo fútbol-política-ficción, si España hubiera ganado el Mundial de Italia hubiera estado gracioso ese palmarés de la Selección Española en la Wikipedia: tricolor en un mundial, águila en una eurocopa, escudo monárquico en mundial y eurocopa... pero bueno, no está mal como está.

Pumarino dijo...

"... en Lima, donde se habían instalado televisores en varias plazas para poder seguir el encuentro". ¿TV vía satélite en 1936? Quizás hayan sido radios, porque la TV no llegó al Perú hasta los años 60.

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Tienes razón. No se de dónde lo saque, pero es imposible. Lo rectifico cuando llegue a casa. Gracias.

javier dijo...

una versión literaria: http://lapizymartillo.blogspot.com/2008/08/once-pares-de-botas-contra-hitler-la.html

y capítulos siguientes...