jueves, 30 de diciembre de 2010

El fútbol, cada vez más presente en el mensaje político y electoral

Hace ya un tiempo, la FIFA y las respectivas Federaciones Nacionales se metieron de lleno en prohibir que se exhibieran mensajes políticos y religiosos en los terrenos de juego. Los futbolistas debían ser sancionados y no debían permitirse. Pero la utilización del fútbol, cada vez está calando más como una adecuada sintonía para poder enviar mensajes institucionales o de marketing político. Cada vez son más los partidos que se animan a introducir guiños al deporte rey en sus spots o declaraciones. El más reciente, la contundente y sencilla última campaña contra la violencia de género cuyo lema es "Saca tarjeta roja al maltratador".



Otra campaña institucional, está de la Comunidad de Madrid para fomentar el uso del Metro, tuvo que ser retirado en 2007. En él se mostraba a los seguidores del Real Madrid como tranquilos, amables, organizados, lectores, buena gente que acudía a ver a su equipo en Metro, mientras los del Atlético, iban estresados, en coche, sin el cinturón puesto, fumando, hablando por teléfono...



Alejándonos de la publicidad institucional, hay que darse una vuelta por los spots electorales. Ciertamente, España no ha sido un país que haya logrado realizar grandes vídeos. Todavía se sigue hablando del Doberman que utilizó el Psoe en 1996 como nuestro más grande logro a la Comunicación Política. Pero bueno, el giro hacia el fútbol ha dado algunas bocanadas de aire fresco en el mundo de los spots electorales y son varios partidos los que se han lanzado a utilizarlos. Uno de ellos, la candidatura abertzale "Iniciativa Internacionalista" que logró superar las cribas de la Ley de Partidos y presentarse a las Elecciones Europeas de 2009 empleó este video electoral comparandose con Diego Armando Maradona y su espectacular gol a Inglaterra. Se dicen cosas como "candidatura cósmica" y "la mejor jugada de todos los tiempos".



Para esas mismas elecciones Europeas, fue UPyD, el partido de Rosa Diez, el que también tiró de fútbol para denunciar las derivas nacionalistas en el ámbito lingüistico. En un partido de la Selección Española representado con un Subbuteo, se dicen cosas como "la lleva un jugador bilbaíno pero no hay ningún otro vasco desmarcado, así que pierde la pelota" "El catalán del entrenador no está homologado, así que los jugadores valencianos no entienden nada" "El portero gallego grita pero el defensa extremeño no le entiende" "vaya empanada lingüistica de los jugadores".



Más recientemente, fue Ciutadans el que también mencionaba el fútbol en su spot para las elecciones de noviembre de este año. "Denunciando el pensamiento único que se proyectaba desde los gobiernos que quiere que se deje de seguir a la Selección Española o de gustar los Toros".



Todo apunta a que estos guiños hacia el fútbol irán a más en el futuro, y es que, como insistimos siempre, el fútbol dejó de ser un deporte hace tiempo. Aunque no sea en vídeos electorales, el mensaje sigue calando.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

El Terek Grozni y el espiritu checheno

Seguimos rondando aspectos relacionados con el fútbol ruso tras su nombramiento como organizador del Mundial 2018. Tras ver las conexiones con el asesinato del refugiado politico Litvinenko y los disturbios raciales que se desarrollaron durante varios días por la muerte de un hincha del Spartak de Moscu, hoy nos vamos a aproximar a la figura del Terek Grozni, el mejor equipo de la región de Chechenia, que curiosamente, ayer mismo, anunciaba la contratación de Victor Muñoz como entrenador.

El conjunto fue fundado bajo el nombre de Dinamo en 1946 pero fue variando de nombres hasta que en 1958 y como refleja su escudo asumió el nombre de Terek. En la década de los 90, irremediablemente se vio implicado en los conflictos regionales que surgieron tras el desmembramiento de la URSS y los intentos de Chechenia de secesionarse de Rusia, algo que no aceptó Moscú, aunque existió una independencia de facto no reconocida. Desde entonces, dos sangrientas guerras, miles de desplazados, atentados terroristas con un alto número de victimas y un odio y desconfianza inerte entre varias comunidades en una situación enquistada y que sigue siendo una incomoda piedra en el zapato de la poderosa Rusia.

Como decía, el equipo de fútbol se vio implicado de lleno en el conflicto. La Federación Rusa prohibió celebrar encuentros oficiales en la región por el alto nivel de peligrosidad en 1994. El equipo, ejerció de ascensor y fue rebotando por varias categorías y de 1995 hasta 2001 estuvo un largo paréntesis sin competir con sus homólogos rusos. Y como en tantos otros lugares, el control del fútbol en la región fue concebido como una cosa de vital importancia para los gobernantes. En 2001 el equipo decidió regresar a la competición mayor rusa y en 2006 añadió el nombre de su ciudad y capital chechena Grozni, al del equipo. 
El palco del Terek Grozni con Kadyrov en el centro,
 presidente de Chechenia y del Terek Grozni

LOS KADYROV...
Chechenia no puede explicarse sin su nombre. Los Kadyrov. Pero es difícil explicar la evolución de esta  familia que nuevamente vuelve a mostrar los estrechos lazos entre fútbol, política y sentimientos nacionales. Ajmat Kadyrov se aupó como líder secesionista checheno tras la desintegración de la URSS y fue uno de los grandes lideres rebeldes durante la primera guerra. Pero misteriosamente cambió sus puntos de vista ideológicos y desde el año 2000 se hizo prorruso, asumió la jefatura de la región favoreciendo los intereses de su antiguo enemigo y en 2003, cuando entró en vigor un nuevo marco constitucional que reconocía a Chechenia como una República Federal dentro de Rusia fue elegido como Presidente en unas elecciones con bastantes signos de irregularidades. Sin embargo, un año después, los rebeldes chechenos no perdonaron esa traición y ese cambio de bando y fue asesinado en un atentado... curiosamente en el estadio de Grozni, cuando se celebraba un desfile militar. Junto a él murieron otras 5 personas y hubo 56 heridos por una mina terrestre colocada bajo su ubicación en el graderio.

En el cargo le sucedió su hijo, con un breve paréntesis de Gobierno del prorruso Aljanov hasta que el pequeño Kadyrov cumpliese los 30 años que figuran en la Constitución de la región como requisito para acceder a la Presidencia. En 2007, recién estrenada la treintena, ascendió al cargo Ramzan Kadyrov, que entre otros altos cargos fue Primer Ministro checheno y recibió galardones y reconocimientos por parte de Moscú (Héroe de la Federación Rusa). Sin embargo, su régimen está acusado de flagrantes violaciones de derechos humanos, de manejarse en una política totalitaria y de disponer de un ejercito privado encargado de actuar como policía política y de brazo de control de la población. Putin parece estar en plena sintonía con el joven presidente. Y voces que se dedicaron a denunciarle y documentar sus abusos como la de la periodista Anna Politovskaya, fue tiroteada en un ascensor. 

El día que volvía el fútbol oficial a Grozni
... Y, POR SUPUESTO, EL FÚTBOL
Pero, aparte de esas ocupaciones políticas y militares, Kadyrov ha de hacer frente a otra distracción... La de presidente del Terek Grozni. El equipo, que en su día era un símbolo de resistencia y de competencia frente a su enemigo Rusia, ahora, se convertía, también bajo las largas manos de la familia Kadyrov en otra herramienta del régimen. Siendo honestos, con él al frente, se han producido los mejores momentos de la historia del pequeño equipo checheno. Además de alcanzar la Premier Rusa, el equipo logró proclamarse Campeón de Copa en el año 2004 (único título que adorna su palmares), frente a los grandes y poderosos equipos moscovitas. Esto le valió a su vez el derecho de participar en la Copa de la UEFA al año siguiente, logrando eliminar al Lech Poznan polaco y cayendo en 2ª ronda frente al Basilea suizo. Tras otro paso por 2ª, recuperó la máxima categoría en 2008 y en ella permanece, aunque alejado de esa progresión que han experimentado, sobre todo Zenit y CSKA. Los avances de apaciguamiento en la zona han permitido, también en 2008 que el Terek Grozni pudiera volver a disputar sus encuentros en su estadio (donde fue asesinado Kadyrov padre), y aunque las medidas de control son elevadisimas y la mayoría de banderas chechenas (muchas con el rostro de Kadyrov en ellas) mayoría, también se asoman las de Rusia. Además, como en el resto de la competición liguera ex sovietica, empiezan a  asomarse figuras extranjeras. El año pasado, el rumano "La cobra" Ilie descolgó las botas y se embarcó en la aventura chechena. Ahora llega Victor Muñoz...

lunes, 20 de diciembre de 2010

La carrera de Joan Laporta


Hacia tiempo que no veíamos en España una relación tan estrecha fútbol y política como la que encarna la figura de Joan Laporta, aunque hay que reconocer que esa unión no se ha producido de manera conjunta. El ex Presidente del Barcelona, a los pocos meses de abandonar el cargo en el club tras siete años, se presentó al frente de su propio partido, Solitaritat Catalana por la Independencia, y obtuvo 4 escaños en el Parlamento de Cataluña. Ahora no descarta nuevos objetivos, desde la alcaldía de Barcelona a esperar un parlamento más polarizado en el que hagan falta futuras alianzas para gobernar y poder entrar en el Govern catalán y extenderse, ahora, a la Comunidad Valenciana.

TRAYECTORIA ANTERIOR AL BARÇA, POLÍTICA Y FUTBOLÍSTICA

Joan Laporta era un abogado de cierto prestigio, que desde joven comenzaba a exhibir sus planteamientos políticos y sus aficiones al fútbol. En los 90 ya estuvo vinculado al Partit per la Independencia, escisión de ERC liderada por la diputada Pilar Rahola, pero este experimento no tuvo éxito y se disolvió tras unos pésimos resultados electorales. En 1998, probó en sus primeras elecciones a la Presidencia del FC Barcelona, integrado en la candidatura de Ángel Fernández. Pese a no alcanzar el éxito y Josep Lluis Nuñez revalidar su mandato, Laporta fue uno de los creadores e ideólogos de “Elefant Blau”, plataforma opositora que consiguió llevar a cabo una moción de censura contra el ex mandatario culé, que pese a no salir victoriosa culminó con una convocatoria de elecciones anticipadas. Johan Cruyff apoyó públicamente la moción de censura y ya quedó palpable su afinidad con Laporta, su abogado personal. Relación que se ha mantenido hasta día de hoy, siendo considerado uno de los gurús ideológicos del Presidente. En las elecciones de 2000, Laporta y su Elefant pidieron el voto para el candidato Lluis Bassat, pero el triunfo iría a parar al sucesor nuñista Joan Gaspart.

Desde ese año 2000, Laporta se desmarcó de Bassat y comenzó a preparar su futura candidatura. Se rodeó de un grupo de empresarios de un perfil más joven y con un carácter ideológico nacionalista. En él, su mano derecha y responsable del área deportiva sería Sandro Rosell. Solo hubo que esperar y el desgaste de Gaspart fue evidente y su gestión en el fútbol inadmisible por lo que dimitió y convocó elecciones anticipadas en 2003.

Johan Cruyff apoyó publicamente a Elefant Blau en 1998
PRESIDENTE DEL BARÇA

En las elecciones de 2003, en las que hubo hasta 6 candidatos y todas las miradas apuntando hacia Lluis Bassat como claro favorito, Laporta logró destronarle y alcanzar la Presidencia del Barcelona. Con una campaña inteligente, representando la juventud en toda la candidatura (todas personas entre 35 y 45 años frente al resto de candidatos que superaban los 60), la modernidad (se les denominó “generación powerpoint”), exhibían sus profundos conocimientos de inglés, plantearon una campaña electoral vistosa y con forma de candidatura grupal (a los debates deportivos acudía Rosell, a los económicos Soriano…) y guardándose algunas bombas, como el fichaje de David Beckham que finalmente se llevó el Real Madrid. Laporta dio las vueltas a las encuestas y se hizo con el triunfo que daba acceso a la Presidencia del  "mes que un club" Barcelona.

Pese a no obtener triunfos destacados en ese primer año y peligrar en el cargo el entrenador Frank Rijkaard, una segunda vuelta espectacular en la que el Barcelona encadenó 17 partidos sin perder y alcanzó el segundo puesto recuperó la ilusión del barcelonismo. Además, fueron celebres y serios sus intentos de erradicar los grupos violentos, en especial los Boixos Noix por los que recibió diversas amenazas de muerte. A nivel directivo, comenzaron las disensiones internas que pueden apreciarse perfectamente en el documental “Barça Confidencial”.

El segundo año, comenzaron los éxitos deportivos en el fútbol. El Barça recuperó la liga tras seis años en blanco, aunque los escándalos en la directiva y en el organigrama del club fueron constantes. Tanto en el nombramiento de Valero Rivera como director general de las secciones profesionales, como al descubrirse la ideología política de su cuñado y nombrado directivo del Barça, Alejandro Echevarría, presidente de la Fundación Francisco Franco. Al finalizar esa campaña, el vicepresidente Rosell y otros cuatro directivos presentaron su dimisión de la junta. Estas renuncias acarrearon polémica, y tras un dictamen judicial, acabaron provocando que hubieran de convocarse elecciones un año antes de lo previsto, en 2006. Estas coincidieron con otro año arrollador del Barcelona en lo futbolístico, capaz de conseguir Liga y Champions League. En esos comicios nadie osó plantar cara a Laporta y no hizo falta celebrarlas al ser candidato único.

Pero las cosas se torcieron en el segundo mandato. Pese al enorme gesto de brindar la camiseta a Unicef, y no solo no recibir dinero, sino contribuir con 1,5 millones de euros anuales a la fundación de Naciones Unidas para la Infancia, las peleas internas en el vestuario y la incapacidad de Rijkaard para reconducirlo dilapidaron el crédito del Campeón de Europa. A principio de temporada soñaba con alcanzar 7 títulos (los 6 oficiales y la Copa Cataluña) pero el batacazo fue mayúsculo. Derrotado en la Supercopa de Europa frente al Sevilla y en el Mundialito frente al Internacional de Porto Alegre, fue eliminado en la Champions por el Liverpool, en Semifinales de Copa del Rey tras perder en Getafe por 4-0 y desperdició su ventaja en Liga para ser superado por el Real Madrid en las últimas jornadas. Pese al amplio número de refuerzos (Henry, Touré, Abidal, Gabi Milito) el equipo no reflotó en lo deportivo. Los aficionados incluso pidieron su dimisión tras ser derrotados por el Real Madrid en el Camp Nou. El hastío llegó a tanto que se logró reunir las firmas suficientes para celebrar una moción de censura. El escándalo en lo deportivo no era el único. Muchas voces exigían saber la vinculación que existía entre Laporta y el Presidente-Tirano de Uzbekistan, Islom Karimov.

Laporta con el Presidente uzbeko Karimov
La directiva de Laporta logró retrasar la celebración de la moción de censura donde se examinría su confianza hasta el verano de 2008, y pese a triunfar el sí, no alcanzó el 66,6% por ciento necesario para provocar la caída de Laporta. Pese a que el presidente continuó en el cargo, tres de los cinco vicepresidentes dimitieron y les acompañaron otros cinco directivos. La junta quedaba sin el número de miembros necesarios y costaba encontrar gente dispuesta a asumir el cargo. 

Así se comenzaba la preparación de la campaña 2008-09. Rescindió tras cinco años el contrato de Rijkaard y apostó por Pep Guardiola, al que habían dado entrada en el club pese a que en el pasado apoyó la candidatura de Bassat. Se anunció el fin de la etapa de Ronaldinho, Deco y Etoo (aunque el camerunés, finalmente no saldría y se convertiría en pieza fundamental del equipo). Y la apuesta resultó un autentico éxito. Tras perder en Soria y empatar en casa frente al Racing, el Barcelona se convirtió en un equipo imbatible. Apostó por la cantera, ganó la Liga de manera aplastante, coronada con un 2-6 en el Santiago Bernabeu, la Copa y alcanzó su tercera Champions League al vencer por 2-0 al entonces campeón Manchester United. Los éxitos prosiguieron el año siguiente, pese a quedarse con la miel en los labios de repetir Champions en el Bernabeu. Sin embargo, ante la inminencia del fin de su mandato, improrrogable tras dos mandatos prosiguieron apareciendo escándalos extradeportivos.

Desde publicarse más negocios con el Presidente de Uzbekistan (una comisión en la venta del Mallorca que le reportaría el 7% de la operación (4,2 millones de euros, en la que incluso llegó a redactarse el borrador del acuerdo), cobros por diversas actividades en el país, etc…), declaraciones cargadas de polémica (desde los insultos al Presidente de Extremadura, como tildar de “caverna mediática” a la prensa), así como escándalos como las sospechas de espionaje hacia miembros de su directiva y sus intenciones de concurrir a las futuras elecciones postLaporta. Finalmente su cargo concluía en verano de 2010 y Laporta preparaba su retorno a la política.
SOLIDARITAT POR LA INDEPENDENCIA

Pese a que se puso en tela de juicio su gestión económica durante los 7 años que estuvo al frente del Barcelona, con una famosa “due diligence” que ponía en tela de juicio los datos presentados y revelaba un importante déficit, y recibió demandas, admitidas en las que se le acusaba a Laporta de haberse apropiado de hasta 3 millones de euros que no le correspondían por sus negocios en Uzbekistan. Eso no le detuvo. Laporta se centró en su retorno a la política con la vista en las elecciones al Parlament catalán de noviembre. 

Pese a vincularse a diferentes siglas desde hacia tiempo, Laporta decidió liderar su propia formación, Solidaritat Catalana por la Independencia y encabezarla en la circunscripción de Barcelona. Su principal propuesta, y prácticamente la única era la de presentar un proyecto de segregación de Cataluña de España y convertirlo en el cuarto Estado más desarrollado de Europa. El partido rehuía de otros debates sobre izquierdas o derechas u otras consultas. Todo su programa quedaba cimentado bajo esta premisa. Y su notoriedad caló. Más de 100.000 votos lograron que sus siglas alcanzasen los 4 diputados y que Laporta esté presente en el Parlamento. Ahora ya empieza a fijar nuevos objetivos. Y es que la carrera política de Laporta, de apenas 48 años, todavía parece tener un amplio recorrido.  

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Disturbios raciales en Rusia tras la muerte de un hincha del Spartak del Moscú

Manifestación frente al Kremlim con fotografías del fallecido. Foto: Elmundo.es
De nuevo, no nos alejamos del país que organizará el Mundial en 2018. Normalmente se tiende a simplificar pero resulta incorrecto decir que la I Guerra Mundial se originó por el asesinato del Archiduque Francisco Fernando de Austria. Es simplemente el "casus belli" que supone la explosión de una situación que lleva un tiempo calentándose y preparándose. Así que decir que la muerte de Yegor Sviridov es la culpable del odio entre rusos y caucásicos en Rusia se antoja una barbaridad. Pero es evidente que su muerte, el 6 de diciembre, ha sido el desencadenante de una semana de manifestaciones, protestas y conflictos que, de momento, no cesan.

Todo se remonta al 6 de diciembre, cuando en una parada de autobuses una pelea entre hinchas del Spartak de Moscu y un grupo de caucásicos musulmanes culminó con la muerte de un aficionado con heridas de bala. El autor del disparo, Aslán Cherkesov fue arrestado y reconoció su autoría aunque asegura haberlo hecho en defensa propia. 

Desde ese día se han producido marchas de protesta para depositar flores y rendir homenaje en el lugar del fallecimiento, así como manifestaciones frente al Kremlim para exigir castigo a los autores de la matanza, que se han extendido más allá de Moscú. La mayor parte de estas protestas han terminado en enfrentamientos incontrolados que ya han que han supuesto la muerte de otro ciudadano centroasiatico linchado en plena calle y un innumerable de detenidos y heridos en enfrentamientos contra la policía. La actuación de esta, también está quedando en entredicho. Ya que se la acusa de pasividad y de inhibirse a diferencia de cuando carga contra la oposición política.

jueves, 9 de diciembre de 2010

La conexión futbolística del caso Litvinenko

Es otro de los asuntos que no han escapado a la red Wikileaks. La muerte del ex espía ruso y refugiado político en Londres, Aleksandr Litvinenko en noviembre de 2006, tras una lenta agonía, causada por una sustancia radiactiva, el polonio-210. Se trata de un suceso todavía sin aclarar, en que se desvelan tramas dignas de novela, que enlazan altos cargos políticos, aspirantes, sucesiones y disputas electorales, pasando por supuesto por servicios secretos, adinerados oligarcas, el crimen organizado, terrorismo y dejando sus pinceladas incluso por el fútbol. Los papeles de wikileaks demuestran que EEUU tampoco tenía claro quién estaba detrás, y cuantro años después todavía no hay una explicación clarificadora.

Aunque muchos nombres apunten al entonces Presidente y ahora Primer Ministro, Vladimir Putin, hay salpicaduras a aspectos relacionados con el fútbol. Desde el principio se puso atención a la cercanía de las fechas con el 1 de noviembre, en las que se disputó un Arsenal-CSKA de Moscu de Champions League. El amplio desplazamiento de rusos, puso en alerta a los servicios secretos británicos de que entre los aficionados hubieran podido viajar, agentes de inteligencia para perpetrar el asesinato. Y, al producirse el envenenamiento con polonio-210, que tiene unos efectos que tardan en hacerse visibles pero de una fiabilidad arrolladora,  hubieran podido regresar en su fecha prevista sin llamar la atención en los controles aeroportuarios. La teoría, digna de novela de espionaje, ganó adeptos cuando la policía inglesa examinó lugares con restos de Polonio, y efectivamente el campo del Arsenal poseía rastros de la sustancia.

Otro apuntes se dirigían al afamado Roman Abramovich, propietario del Chelsea desde el año 2003 y que también mantuvo porcentajes accionariales en el CSKA de Moscu, además de haber iniciado carrera política, siendo el representante en el Parlamento ruso de la región de Chukotka. Su nombre, aparecía junto al de otros políticos de tendencia liberal en la batalla por la sucesión que sobrevenía al finalizar el mandato de Putin y no poder optar a una tercera legislatura, entre los que destacaba principalmente, Boris Berezovsky, antiguo socio en varias de sus empresas, aunque posteriormente distanciados, y también residente en Londres desde hacía algunos años. El asesinato de Litvinenko, responsabilizando desde Occidente al Presidente, le dejaría en una posición complicada (en esa época no se descartaba un cambio en la normativa y que Putin decidiese aferrarse al cargo). Diferentes líneas de investigación descartaban completamente los nombres de Abramovich, Berezovsky y demás, ya que no tendrían acceso a la sustancia para preparar el envenenamiento y además, al tratarse de gente asentada en Londres, deberían abandonar el país inglés a poco que sus nombres hubieran estado implicados en la trama.

A día de hoy, cuatro años después, todavía no se ha resuelto el caso. El principal sospechoso Andrey Lugovoy, un empresario ruso con aspiraciones políticas en 2006 que reconocía haberse reunido con Litvinenko el 1 de noviembre (y haber asistido también al Arsenal-CSKA), se encuentra en Rusia y la petición de extradición a Gran Bretaña fue denegada. La investigación rusa señalaba a Berezovsky como causante de las muertes de Litvinenko y la periodista Anna Politovskaya en un intento de desestabilizar el país y desacreditar a Putin. El país, que por cierto, organizará el Mundial de fútbol en 2018.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

BIBLIOTECA: La aznaridad



El libro de este mes es "La aznaridad" de Manuel Vázquez Montalbán editado por Arena Abierta en 2003, al poco de fallecer el autor precisamente. Aunque se trata de un libro que repasa los, hasta ese momento, siete años de gobierno de José María Aznar, hay un episodio que lo dedica plenamente al fútbol. A las aficiones, vivencias e incluso el nacionalfutbolismo como llega a denominar el autor, los acercamientos de ex Presidente a este aspecto.

COMPRA ONLINE
Si estáis interesados en adquirirlo os dejo el enlace para poder comprarlo a través de Casadellibro.com. La Aznaridad (Vazquez Montalban)