sábado, 7 de agosto de 2010

El saludo nazi de la Selección Inglesa en Berlin en 1938



El encuentro que se disputó un 14 de mayo de 1938 en Berlín está considerado como el acto más vergonzoso de la historia de la Selección Inglesa. Dos meses antes la Alemania de Hitler había anexionado Austria, las persecuciones a judíos y otras minorías étnicas eran notorias, España se hallaba en plena Guerra Civil y el mundo parecía caminar irremediablemente hacia el conflicto armado. Entre los virajes previos a la guerra, Gran Bretaña estuvo intentando mantener una postura de acercamiento y apaciguamiento hacia Alemania. Por lo tanto, y pese a protestas y muestras de disconformidad en su país, la Selección inglesa se desplazó a Berlín a disputar un encuentro frente al combinado alemán (se devolvía la visita ya que varios años antes, Alemania disputó varios encuentros en suelo ingles y escocés). Por consejo del embajador británico en Berlín, sir Neville Henderson, se indicó a los jugadores sobre la conveniencia de realizar el saludo nazi en el momento de interpretarse el himno alemán ante un estadio que superaba los 100.000 asistentes.

Pese a que Inglaterra cumplió las expectativas y goleó por 6-3 a los alemanes, el gesto de sumisión y beneplácito a Hitler y su régimen quedó marcado eternamente. Y es que apenas un año después, el conflicto pasó del campo de juego al campo de batalla.

Mas información:

4 comentarios:

Iñigo dijo...

Muy interesante, no conocía la historia, hoy en día es muy impactante esa imagen. Con la II Guerra Mundial hemos tirado a lo fácil, el malo era Hitler y 4 más, pero la complicidad con él (por ideología, por negocio o por miedo, que de todo hubo) fue tan generalizada como la resistencia que hubo.

Un saludo!

Gontxo dijo...

Hombre, si se ha hablado mucho de los intentos de Inglaterra durante mucho tiempo de no ir a la guerra. De mantener relaciones cordiales con Italia, intentar disuadir a Alemania por medio del dialogo, sin recurrir a la fuerza, en parte también porque el poder militar nazi era francamente superior.

Y estos gestos, o cuando fue Alemania la que jugó en Londres respondían a esos intentos de cohabitación, con ideologias marcadamente diferentes pero que existían en Europa.

Por supuesto que luego se ha tirado a la simplificación. Como cuando, descubres que lo de que Hitler se negó a darle la mano a Jesse Owens es mentira y cosas así. Hitler era malo, mucho, pero que tampoco hace falta inventarse cosas para agrandar la leyenda. Y que, se le dejó hacer y pasaron cosas como está de hacer el saludo nazi en Berlin en 1936 (con España un mes antes de empezar la Guerra Civil) pues también.

Ala, como digo ahi, en muchos lados lo ponen como el momento más sucio y vergonzoso de la Selección británica.

Alfredo J. Liebana Rado dijo...

Estoy de acuerdo con lo del vergonzoso saludo inglés a Hitler, pero para entender estas cosas hay que analizar el contexto político de la época.

En los planes de Hitler jamás se contempló una guerra contra los británicos, pues les consideraba un pueblo emparentado con el alemán (lo cual no dejaba de ser cierto). En aquella época, el primer ministro británico era Neville Charberlain, siendo el eje de su política, como bien dices, contemporizar lo necesario para evitar la guerra. Hay que recordar también que en el Reino Unido había mucho pangermanismo (entre ellos, el mismísimo Eduardo VIII) y que Hitler, mal que nos pese, fue un dirigente elegido de forma democrática.

Pero el del bigotillo incumplió el acuerdo con Chamberlain de no invadir Polonia, lo que provocó la dimisión de éste, y la llegada al poder de Winston Churchill, que tenía calado al nazi desde el principio. Eduardo VIII había abdicado en el competente Jorge VI (aprovecho para recomendar la magnífica película "El discurso del rey"), y la suerte quedó echada. Hitler no renunció a la posibilidad de llegar a un armisticio, pero por fortuna, los ingleses se mantuvieron fuertes y, junto con los americanos, nos salvaron el culo.

Anónimo dijo...


Muy buen articulo. Tambien a ver si limpiais los comentarios de basura. No dejeis que gentuza miserable entre aqui a trolear.